AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 5 de septiembre de 2009

El precio de la vivienda caerá entre el 7 y el 10% este año

Sábado, 5 de septiembre de 2009

faro-de-finisterre.jpg

María Benito – 04/09/2009 – Cotizalia
Los precios de la vivienda en nuestro país siguen cayendo, aunque cada vez menos. Tras varios meses comprobando que los datos facilitados por diferentes portales inmobiliarios e instituciones constatan esta afirmación, la pregunta que surge es cuánto más van a depreciarse los inmuebles.

Los expertos coinciden en que aún deben bajar más. La consultora Aguirre Newman aseguró recientemente que aún hay margen para los descensos. “Todavía no se ha acabado el ajuste”, aseguran desde la consultora, por lo que los precios de la primera vivienda aún deberían bajar entre un 8% y un 12%, y entre un 10% y un 15% en el caso de la segunda residencia.

Esta semana hemos conocido los datos de Fotocasa, según los cuales el precio de la vivienda de segunda mano se situó en junio en 2.386 euros por metro cuadrado, lo que supone un descenso de casi el 11% interanual. En cuanto a la evolución mensual, los precios de los inmuebles en agosto cayeron un 0,3%, con lo que acumula veinte meses consecutivos de retrocesos.

Desde abril de 2007, cuando el metro cuadrado alcanzó su valor máximo, los precios han caído un 19,2%, es decir, 556 euros por metro cuadrado. Desde Fotocasa creen que hasta finales de este año “se mantendrá la estabilización de los precios y a lo largo del año 2010 el sector empezará a reactivarse”.

Por su parte, el ͍ndice del Mercado Inmobiliario de Pisos.com se situó en 97,48 puntos en agosto y el precio medio de la vivienda descendió un 0,06% hasta los 2.474 euros. Su director general, Miguel ́ngel Alemany, cree que “el mercado de la vivienda sigue matizando sus precios, pero los porcentajes son cada vez menos llamativos”. Manuel Gandarias, el director del Gabinete de Estudios asegura que “de aquí a finales de año las buenas oportunidades inmobiliarias seguirán aumentando”, ya que “todavía queda margen para el ajuste del precio”. Y adelanta que esperan que el descenso no supere el 10% para el conjunto de 2009 y para el año que viene “se prevé cierta estabilización”.

Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista.com considera que, aunque los precios están a niveles de 2005, todavía continuará el ajuste “hasta el nivel en que un comprador acuda a un banco o una caja con la operación y consiga financiación”. Desde este portal inmobiliario señalan que la caída de precios debe ser “severa y rápida”.

Por su parte, Juanra Doral, director general de Facilisimo.com, afirma: “Analizando cómo evolucionan los precios y las circunstancias actuales, podemos prever un descenso anualizado en 2009 de en torno al 7% y algo menor para el año que viene. En 2010 creemos que la caída de los precios estará entre el 0 y el 4%, dependiendo del comportamiento del euríbor y la apertura crediticia de los bancos”.

Todos los expertos afirman que la vivienda no ha tocado fondo y creen que cuánto antes lo haga, mejor para el sector. Como ya publicó Cotizalia, el hecho de que todavía no haya terminado el ajuste se debe a varias razones, entre las que destaca que aunque los precios se han reducido, siguen siendo elevados y que la tasa de desempleo en nuestro país seguirá subiendo en los próximos meses, por lo que cada vez un mayor número de potenciales compradores se quedarán fuera del mercado. También influyen factores psicológicos y el hecho de que todavía sigue aumentando el stock de viviendas sin vender.

El techo de gasto salta por los aires y el Gobierno espera un déficit del 12%

Sábado, 5 de septiembre de 2009

Hernando F. Calleja – El Economista 4/09/2009
El techo de gasto aprobado en el Congreso el 8 de julio, por 182.493 millones de euros, tendrá una vida efímera, porque será desbordado con amplitud por los compromisos contraídos por el Gobierno para 2010. No será la única cifra que haya que olvidar, porque también la previsión de déficit público del 9,6% del PIB este año está caducada. Los papeles del Ministerio de Economía sobre los Presupuestos Generales del Estado, a los que ha tenido acceso elEconomista, colocan el descuadre de las cuentas de este año en el 12% del PIB.
El Gobierno fijó un techo de gasto para 2009 de 157.604 millones de euros. La desviación reconocida por el Gobierno a mediados de año ya alcanzaba los 34.000 millones de euros para colocarse por encima de los 192.000 millones.
Sin embargo, ante el aumento del gasto del 24,5%, la necesidad de financiación ha sido hasta finales del mes de julio, en términos de déficit de caja, de 50.946 millones de euros (con un aumento sobre el mismo periodo de 2008 del 382,8 %) y si se toma la medida de la necesidad o capacidad de endeudamiento, la cantidad se eleva a 61.529 millones de euros, lo que representa un aumento respecto al mismo periodo del año anterior del 800%.
El Gobierno es consciente de que el gasto real de este año se va a situar entre 218.000 millones y 238.000 millones, lo que supondría un incremento del gasto superior al 35%.

La UE ataca a la banca: “han sobrevivido gracias a los contribuyentes”

Sábado, 5 de septiembre de 2009

Efe – El Economista
4/09/2009
Siete ministros de Economía y Finanzas de la UE, entre ellos la española Elena Salgado, anunciaron hoy en un artículo en el diario sueco Dagens Nyheter que pedirán reglas más estrictas para las bonificaciones a directivos bancarios como respuesta a la crisis financiera internacional.
La iniciativa, que será presentada en la reunión de ministros de Economía del Grupo de los Veinte (G20, países desarrollados y emergentes) que se inaugura hoy en Londres, defiende la prohibición de bonificaciones garantizadas por más de un año, que éstas se paguen durante un tiempo limitado y que reflejen las prestaciones “reales” del banco y del individuo.
El artículo acusa a los bancos, “algunos de los que han sobrevivido gracias a los contribuyentes”, de hacer como que la crisis sólo fue un pequeño revés y pretender regresar al modelo anterior de hacer negocios.
“Este no es sólo un comportamiento peligroso y cínico, sino también un golpe en la cara a todas las personas que se quedan sin empleo. Debemos asegurarnos de que los bancos nunca más puedan poner en riesgo todo el sistema financiero y queremos conseguir una política estricta para las bonificaciones”, señala el artículo.
Cada país deberá asegurarse de que sus bancos sigan las reglas, y éstos a su vez deberán ser “abiertos” y publicar información detallada sobre su política de bonificaciones.
El objetivo es que estas medidas sean consensuadas en la reunión del G20 en Pittsburgh (EEUU) los próximos días 24 y 25.
“El comportamiento de los bancos es un golpe a la cara a los desempleados”, como se titula el artículo, está firmado por los ministros de Economía y Finanzas de Suecia, Anders Borg; los Países Bajos, Wouter Bos; Luxemburgo, Jean-Claude Juncker; Francia, Christine Lagarde; España, Elena Salgado; Alemania, Peer Steinbrͼck, e Italia, Giulio Tremonti.
El artículo recuerda que en la reunión de jefes de Gobierno y de Estado del G20 del pasado abril ya se “esbozaron” reglas para afrontar las causas subyacentes de la crisis, reclamando más apertura y regulaciones y un comportamiento más responsable.
“Nuestro deber es que esas decisiones se implementen completamente y hacer todo lo que esté en nuestro poder para impedir comportamientos peligrosos y acabar con la irresponsabilidad destructiva de ciertos actores”, señalan los ministros, que invitan al resto de países del G20 a unirse a su propuesta.
Los ministros de Economía de estos países creen que la crisis es resultado de “instrumentos financieros demasiado complicados, falta de capacidad para medir los riesgos de modo razonable, regulaciones insuficientes para ciertos actores y productos, así como avaricia insaciable de algunos actores que continuamente querían más”.
La crisis ha provocado el mayor apoyo estatal al sector financiero de la historia y una colaboración entre países de un modo que “rara vez” se había visto antes, lo que la diferencia de la de la década de 1930.
Aunque la crisis no ha finalizado, la evolución económica y las estadísticas indican que “hemos dejado atrás lo peor”, según el artículo.

La crisis dispara el alquiler de habitaciones

Sábado, 5 de septiembre de 2009

Arrendamientos
La oferta en España crece un 99% por la falta de poder adquisitivo y el precio medio es de 252 euros.
Luzmelia Torres – Negocios.com
En época de crisis, donde el poder adquisitivo de los ciudadanos es menor, la vivienda sigue siendo el principal problema. El incremento del desempleo y unos tipos de interés alto y sueldos recortados en este último año han provocado que se dispare la oferta de alquiler de habitaciones en pisos compartidos.
“Hemos notado una fuerte oferta por parte de propietarios de pisos que se han quedado sin trabajo y que buscan ingresos con el alquiler de una habitación en su propia vivienda”, afirman fuentes de Arrenta, asociación para el fomento del alquiler y acceso a la vivienda. Esta opción de alojamiento, más económica, se ha llegado a incrementar según un estudio de Arrenta un 99% en España en este mes de agosto y en las principales capitales como Madrid, un 96% y en Barcelona, un 150%.
Las mismas fuentes apuntan que el precio medio de una habitación alquilada en un piso compartido en España durante el mes de agosto fue de 252 euros y las personas más interesadas son estudiantes, inmigrantes, jóvenes con primer empleo, mileuristas y separados o divorciados. Los propietarios de las viviendas, por otra parte, suelen ser solteros, parejas menores de cuarenta años sin hijos o pensionistas.

Según el consejero delegado de la compañía Alquiler Seguro, Gustavo Rossi, “hemos notado un aumento de solicitudes que buscan alquilar una habitación en pisos compartidos, pero la oferta para este tipo de producto viene por parte de propietarios que alojan un huésped en una habitación de su casa para sufragar gastos y no tanto por propietarios que tienen un piso vacío y en vez de alquilar todo el inmueble a un solo inquilino lo hacen por habitaciones, porque esta fórmula no es rentable y el riesgo es mayor. Además el tipo de legislación para el alquiler de un piso o de una habitación es distinto y en este último caso hay que ir al código civil, por lo que no aconsejamos el alquiler de un piso por habitaciones si el propietario no vive en el inmueble”.
Un piso: 793 euros de media
A pesar de que el precio de alquiler de una vivienda en España ha bajado un 10,8% en agosto con respecto a septiembre de 2008 hasta situarse en 793 euros frente a los 889 euros en septiembre del año pasado, según Arrenta los precios por habitaciones no son tan bajos, sobre todo en Madrid, Barcelona, País Vasco y Baleares, que tienen los precios más caros.
Madrid es la plaza más cara de España, ya que el alquiler de una habitación de un piso compartido ronda los 374 euros. Le sigue Barcelona, con 370 euros, País Vasco, con 343 euros y Baleares, con 306 euros. Por contra las ciudades más baratas para alquilar un habitación en un piso compartido son: Orense (150 euros), Zamora (153 euros), Lugo y Huelva (161 euros), según Arrenta. Por otro lado, León y Madrid han registrado la mayor bajada del precio de alquiler de una vivienda en España en este último año, hasta agosto. En León la diferencia de alquilar un inmueble con respecto a una habitación en un piso compartido en Madrid (370 euros) es de cerca de 100 euros, porque el alquiler de una vivienda en León ha bajado un 24,4% en un año, hasta los 465 euros de precio medio.
En Madrid las rentas han caído un 22,4% hasta situarse en un precio medio de alquiler de una vivienda de 1.225 euros, tres veces más que el precio medio de alquiler de una habitación en un piso compartido en Madrid, según el último estudio de Arrenta.

Mucho empleo, pero poco productivo

Sábado, 5 de septiembre de 2009

El ‘plan Zapatero’ ha colocado a 410.000 personas por cortos periodos de tiempo – Los ayuntamientos han financiado más de 30.000 obras, algunas de poca utilidad
Luis Doncel- Madrid – 30/08/2009 El País
Los curris, esos minúsculos seres que aparecían en los Fraggle Rock, la serie de televisión que atrapó a los niños en los ochenta, trabajaban sin descanso para levantar unas construcciones que no servían para nada. Una especie de Sísifo en versión catódica e industrial. Las calles de todos los municipios españoles se han llenado estos meses de carteles que avisan al ciudadano de que está ante una obra financiada por el Fondo de Inversión Local para el Empleo. Y junto a obras necesarias -escuelas o aceras que si no fuera por el maná llegado del Gobierno central no se habrían podido hacer por falta de dinero-, otras no tienen mucha más utilidad que aquellas que ocupaban a los laboriosos curris
Los contratos duran una media de tres meses, según los cálculos de AFI
El FMI señala que el plan no aumentará el potencial de crecimiento español
Los más de 30.000 proyectos del fondo -conocido simplemente como Plan Zapatero- han traído un chaparrón de dinero a los ayuntamientos: 8.000 millones de euros, cifra que duplica la inversión de todos los municipios de España al año. Y han permitido el nada desdeñable logro de ocupar a más de 410.000 personas y hacer que el desempleo lleve tres meses de caídas en un momento en el que el paro se ha convertido en un drama nacional.
El plan nació como una medida urgente para contener la sangría del desempleo y su éxito en ese aspecto es innegable. Los peros vienen al analizar el tipo de contratos -de muy corta duración y en proyectos con poco valor añadido- y la premura con que se puso en marcha, que obligó a los ayuntamientos a planear inversiones con poco más de un mes de plazo. Es lo que ha llevado a algunos municipios a ejecutar obras de dudosa utilidad. Como el de Requena (Valencia), que ha invertido una tercera parte de los 3,6 millones que recibió en la reforma de la plaza del Portal. El ayuntamiento compró unas farolas que no gustaron al concejal. Las farolas duermen ahora en un almacén a la espera de encontrar un lugar donde ser colocadas.La escasa productividad de los proyectos es lo que lleva al economista para España del Fondo Monetario Internacional, Bob Traa, a decir que esta iniciativa “no aumenta el potencial de crecimiento de España”. Sin embargo, Traa, en declaraciones a este periódico, no se muestra muy crítico con este aspecto. “El Gobierno diseñó el programa como un remedio temporal para frenar el desempleo. Hay que analizarlo así, no como una medida estructural”. “Sus beneficios serán temporales. Sin embargo, la deuda de 8.000 millones sí que será permanente”, concluye el responsable de un organismo poco amigo de alegrías presupuestarias. El profesor del IESE Xavier Vives opina que en una recesión como la actual tiene sentido tomar medidas de estímulo, pero que el Plan Zapatero presenta dos problemas. “Que este gasto no es sostenible y que la rapidez en la ejecución haga que sea improductivo. Pasará tiempo hasta qué sepamos qué proporción del gasto ha sido superfluo”.
El presidente José Luis Rodríguez Zapatero presentó el pasado 27 de noviembre su llave maestra para luchar contra un desempleo que duplica al de los vecinos europeos: el fondo milmillonario debía licitarse en proyectos pequeños -de menos de cinco millones de euros, intensivos en mano de obra- y que tenían que estar terminado a lo largo del primer trimestre de 2010.
Zapatero estimó entonces en 300.000 los puestos que se crearían. Nueve meses después, el consabido optimismo del presidente se ha quedado corto. “El fondo supera ya en un 47% sus previsiones con más de 410.000 empleos generados. Además, ha mejorado la infraestructura y servicios más próximos al ciudadano”, proclaman ufanos en el Ministerio de Política Territorial. La rapidez y eficacia con la que se gestionó fue tal que catapultó a la ministra responsable, Elena Salgado, hasta la vicepresidencia económica. Pero al analizar las cifras aparece alguna arista. No se trata únicamente de que los empleos de nueva creación se queden en menos de 175.000, es decir, un 42% del total, lo que de cierta manera contradice la promesa de Zapatero de que el fondo financiaría la contratación de desempleados.
Uno de los puntos oscuros es la duración de los contratos. En el ministerio todavía no disponen de información sobre cuánto tiempo ha empleado cada ayuntamiento a cada trabajador. Pero José Antonio Herce, socio y director de economía de Analistas Financieros Internacionales, calcula que el tiempo medio de contratación rondará los tres meses. “Con el presupuesto del fondo se pueden crear 150.000 empleos de base anual. Las obras que se están haciendo tienen muy poca incidencia en la competitividad de las ciudades. Ha mejorado los datos de empleo en mayo, junio y julio, pero pronto volverá a repuntar”, señala Herce. Y de esto último no hay duda, porque hasta el Gobierno admite que la situación empeorará en los próximos meses. La perspectiva del paro en torno al 20% ha llegado para quedarse.
Unos ayuntamientos con el agua al cuello, a los que la crisis inmobiliaria dejó sin los suculentos ingresos de las tramitaciones urbanísticas, vieron en el fondo una ayuda providencial. Hasta tal punto que el presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), el socialista Pedro Castro, proclamó el día que se anunció que los Reyes Magos acababan de llegar.
Núria Bosch, catedrática de Hacienda Pública de Barcelona, defiende el plan porque ha permitido a los ayuntamientos ejecutar mucha obra que tenían en cartera y que no podrían haber efectuado de otra manera. Pero añade que sólo sirve como un bálsamo temporal para aliviar su delicada situación económica. “Lo que necesitamos es una reforma a fondo de la financiación municipal”, afirma. Además, Bosch apunta que las obras en las que se han embarcado gracias al enjuague del dinero del Gobierno central pueden complicar aún más la situación de algunos ayuntamientos a medio plazo. “Si asumen ahora nuevas dotaciones que tendrán que mantener, generarán más gasto en el futuro”, concluye.
Tras los 8.000 millones de 2009, llegará el nuevo fondo de 5.000 millones anunciado por Zapatero para el próximo año. Pero este dinero sí estará ligado al tan cacareado cambio de modelo económico. Teóricamente deberá destinarse a asuntos relacionados con el acceso a nuevas tecnologías, el fomento de la actividad económica (ahorro energético, protección del medio ambiente…) o la protección social. El presidente de la FEMP asegura que este fondo se convertirá en un “puente”, para que cuando finalicen los proyectos de 2009 se puedan iniciar los de 2010. Pero las voces críticas se preguntan por qué el primer fondo no se dirigió a la nueva economía, en lugar de financiar lo de siempre. Es decir, ladrillo y más ladrillo. Xavier Vives lo resume así: “Este gasto puede funcionar como un fuego que calienta mientras no se apaga, pero que se consume al acabarse el combustible”.