AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 26 de mayo de 2010

Los notarios rechazan el recorte de los aranceles

Miércoles, 26 de mayo de 2010

Los notarios rechazan el recorte de los aranceles
25/05/2010 C. García – La Voz de Asturias
El Real Decreto de medidas de recorte de gasto aprobado por el Gobierno para atajar el déficit público introduce una rebaja arancelaria del 5% para los documentos de cuantía de notarios y registradores. El Ejecutivo atribuye esta decisión al “carácter de funcionarios públicos de notarios y registradores de la propiedad y mercantiles”, según se establece en el texto del Real Decreto que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).
La medida ha caído como un jarro de agua fría en Asturias. El Decano del Colegio de Notarios, José Luis Fernández Lozano, echa por tierra los argumentos del Gobierno central. Primero, porque es un colectivo que “no recibe su retribución del Estado, con lo que no incide en el déficit” y segundo, explica, porque la “afectación para el ciudadano será mínima, de un 0,01% sobre lo que pagaba hasta ahora”. Por ello, Lozano entiende que se trata de una medida “hecha de cara a la galería, para ganar votos” y que “lo único que hace es perjudicar aún más a un sector que ya ha visto reducidos sus ingresos en un 40% debido a la crisis”. “Nos llueve sobre mojado”, puntualiza el decano.
En Asturias, hay 350 notarios y el temor de Lozano es que, al “tratarse de un momento económico muy difícil”, el recorte traiga consigo “despidos” lo que, insiste, “iría en contra de uno de los objetivos del Gobierno central de fomentar el empleo”.
Así las cosas, recuerda que ya en 2008 se planteó un recorte del 20% que quedó en el aire tras una huelga de los notarios. Nada que ver con esta decisión que “nos ha cogido por sorpresa ya que no sabíamos nada con lo que no podemos hacer nada”.

CajaMurcia, CajaGranada, Sa Nostra y Caixa Penedés negocian una ‘fusión fría’

Miércoles, 26 de mayo de 2010

Mantienen conversaciones, según fuentes del sector
CajaMurcia, CajaGranada, Sa Nostra y Caixa Penedés, las cuatro cajas descolgadas de las conversaciones de Caja Cantabria, Cajastur y Caja Extremadura -que junto a CAM acordaron integrarse mediante una ”fusión fría”- están manteniendo conversaciones para intentar llegar a un acuerdo en torno a la constitución de un nuevo Sistema Integrado de Protección (SIP) o ‘fusión fría’.
Ep – Sevilla / Granada – 25/05/2010
Fuentes del sector indicaron a Europa Press que estas cuatro cajas “tienen un tamaño muy dimensionado, son muy parecidas entre sí y tienen arraigo regional”.
La unión de estas cuatro entidades podría convertirlas en la cuarta o quinta entidad por volumen de negocio, con más de 100.000 millones de euros, o la sexta o séptima entidad por volumen de activos, con unos 80.000 millones. Además concentrarían su actividad en la zona de Levante y Madrid, según las fuentes consultadas.
Desde CajaGranada no quisieron confirmar esta posibilidad y se limitaron a apuntar a Europa Press que la caja granadina mantiene conversaciones con otras entidades con el fin de “lograr la mejor alianza estratégica posible”.
Asimismo, apuntaron las “limitaciones” y condiciones que la caja granadina mantiene a la hora de afrontar conversaciones con otras cajas, como es “el mantenimiento de la marca, la absoluta lealtad con el territorio y el respeto a la plantilla”. CajaGranada destacó el “rigor y la seriedad” de su actuación en estas conversaciones.
Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria se integrarán en una ”fusión fría” para reforzar la solvencia y patrimonio de cada una de ellas, según informaron ayer lunes las entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta fusión dará lugar al tercer grupo financiero de cajas de España y el quinto grupo del sector financiero español, con un volumen de activos superior a 135.000 millones de euros, un volumen de negocio de unos 177.000 millones de euros, y un ratio de solvencia del 12,1%.

Cajastur precisará de ayudas de hasta 1.600 millones para rescatar a la CAM

Miércoles, 26 de mayo de 2010

J. Alfonso / C. Larrakoetxea / F. Llera 25/05/2010 El Economista
El Grupo Cajastur vuelve a ponerse la camiseta de socorrista y sale al rescate de otra entidad amenazada por el Banco de España: la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Aunque eso sí, con el oxígeno que le pueden aportar los 1.600 millones de euros de límite máximo que puede solicitar al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) para liderar una fusión fría con la alicantina y en la que también participarán Caja Extremadura y Caja Cantabria.
Para engrasar la operación, la entidad ha empezado a hacer números. Saben que puede pedir hasta 1.600 millones de euros atendiendo al límite del 2% de los activos poderados por riesgo y lo más probable es que agoten ese saldo que se pone a su disposición. Desde una de las cajas reconocen que “es una oportunidad que pensamos aprovechar”.
Tercera caja española
En cualquier caso, y tras varias semanas de incertidumbre sobre la pareja que CAM iba a elegir para no quedarse fuera del baile de fusiones, el grupo Cajastur, junto con la entidad extremeña y la cántabra, han sido quienes se han atrevido a dar el paso. Pero eso sí, un paso de gigante a través del que darán lugar a la tercera caja española, con 135.000 millones de euros en activos, tan sólo por detrás La Caixa y Caja Madrid.
La magnitud de la operación es tal que la nueva entidad contará con unos recursos propios de 9.000 millones de euros y se colocará como la segunda caja española por solvencia con unos ratios de 12,1 % de solvencia conjunta, del 9,4% de Tier1 y del 7,6% de core capital.
La fórmula elegida por las cuatro entidades es la del Sistema Institucional de Protección (SIP) a través del que cada una de las cajas conservará su marca en el territorio en el que operan y por la que crearán una nueva sociedad que estará participada al 40% por Cajastur, al mismo porcentaje por CAM, con el 11% estará Caja Extremadura y con el 9% Cantabria.
Según explicaron fuentes conocedoras de los detalles del acuerdo, en una segunda fase se estudiará si las comunidades en las que se solapen oficinas se adoptará la enseña de la caja originaria de la comunidad. Sin embargo, CCM mantendrá su operativa como banco dentro de la nueva estructura en la que también se integrará una vez que la asamblea de la manchega de luz verde a la operación.
Aunque aún no se ha elegido emplazamiento concreto, la nueva entidad tendrá su domicilio en Madrid.

Las Bolsas y el euro caen a mínimos por las dudas sobre la crisis

Miércoles, 26 de mayo de 2010

La crisis fiscal en Europa
El Ibex cae un 3,05% y marca su nivel más bajo del año, aunque logra mantener por poco los 9.000 puntos.- La prima de riesgo de España se acerca a sus máximos
́lvaro Romero – Madrid – 25/05/2010 El País

Observar hoy las pantallas de los principales mercados -Bolsas, euro y deuda soberana- provocaba cierta congoja ante el resultado uniforme que arrojaban los gráficos: mucho rojo, fuertes descensos y quebradas en caída libre marcando nuevos mínimos. Este escenario, resultado de una conjunción de malas noticias a la que hoy se ha sumado el conflicto entre las dos Coreas y los problemas en el sector financiero español, solo permite llegar a una conclusión: que el pánico y los nervios ante todo lo que huela a euro y déficit ahuyenta a los inversores. En los parqués, la incertidumbre se ha traducido en una fuerte caída del sector financiero y la vuelta de los principales índices a los niveles más bajos del año; en las divisas, en un acelerón en la tendencia bajista de la moneda única al mismo tiempo que en los mercados secundarios de deuda, la prima de riesgo de España se acercaba a sus máximos de principios de mes.
En la Bolsa española, el Ibex 35 ha acabado la sesión con un descenso del 3,05%, lo que le ha llevado a su nivel más bajo al cierre en lo que llevamos de año y de los últimos doce meses con 9.004 puntos. Aunque podía haber sido peor, ya que a media jornada ha llegado a caer más de un 5% marcando un mínimo intradía en 8.818 enteros. Con todos sus valores en rojo, las cotizadas que más han caído han sido las financieras, sobre todo el banco Popular, que se ha situado al frente de las pérdidas con un recorte del 5,34%. El BBVA se ha dejado un 4,48% y otro 3,93% ha bajado el Santander, cuyo peso conjunto en el selectivo supera el 30%. Otros valores importantes del índice como Telefónica, Iberdrola y Repsol han registrado caídas de entre el 2 y el 3,5%. En lo que va de año, el Ibex ha perdido casi un cuarto de su valor.
En el resto de Europa y con Wall Street por debajo del nivel psicológico de los 10.000 puntos por primera vez desde principios de febrero, las principales Bolsas han caído, en el caso del Dax alemán, hasta los mínimos de principios de marzo. No obstante, Londres, París y Milán han regresado a los niveles que tenían en otoño, por lo que respecta al FTSE 100 londinense, o el pasado verano para los parqués de Francia e Italia. Al cierre, Francfort ha cedido un 2,34%, Londres un 2,54%, París un 2,90% y Milán un 3,40%. En todos ellos, al igual que en España, el sector más castigado ha sido el financiero.
Las razones que exponen los analistas para explicar este nuevo correctivo no varía mucho de las que están detrás de los descensos de las últimas semanas y que, por orden cronológico se pueden resumir en: la crisis fiscal que se ha contagiado por Europa tras el desbordamiento de los problemas de deuda en Grecia, la falta de consolidación fiscal, las dudas sobre la capacidad de los Estados de poner en marcha sus recortes, el riesgo de que se extienda a otras economías, la falta de coordinación y, finalmente, la posibilidad de que los reclamados planes de ajustes lasten la recuperación económica. “Estamos en una fase de plena incertidumbre”, ha señalado desde Inversis su director general, Juan Luis García Alejo.
Clima de pesimismo
Noticias como la crisis entre las dos Coreas o la intervención de Cajasur son “elementos que ayudan a reforzar el clima de pesimismo”, ha añadido García Alejo al tiempo que ha comentado que la aparición de la entidad cordobesa en los artículos de la prensa internacional “es una causa, no un efecto” de la crisis y que debido al escenario de dudas y aversión al riesgo existente cualquier detalle cobra interés. “Cuando el mercado se pone a apretar, lo hace de forma muy dura”, ha explicado en relación a la volatilidad e hipersensibilidad que están mostrando los inversores y que convierten cualquier signo de un futuro empeoramiento de la situación en fuertes descensos. Y viceversa.
Pero hoy ha tocado caer y deshacer posiciones, sobre todo en la banca. En el análisis que hacen los expertos sobre este extremo también se incluye la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) retire hasta 26.500 millones de euros de liquidez del mercado durante la semana para evitar un repunte de la inflación tras la compra de bonos y las propuestas que anunciará mañana la UE para reforzar la regulación del sector. Unas medidas que a buen seguro llevarán acarreadas la necesidad de aportar más reservas a las entidades financieras.
Ante este panorama de incertidumbre y con los inversores tratando de cubrirse ante un eventual empeoramiento de la situación, la salida de papel del mercado ha llevado al euro a marcar un nuevo mínimo intradía de los últimos cuatro años en 1,21 dólares. No obstante, luego ha moderado el recorte y, a media tarde, se estabiliza sobre los 1,22 unidades del billete verde. También se ha reavivado la presión sobre la deuda española, que ha acaparado la atención fuera de nuestras fronteras por los problemas en la reestructuración del sistema financiero y la intervención de Cajasur. La salida de los bonos españoles a diez años y el aumento de la demanda de los alemanes, muy codiciados en estos momentos de volatilidad por su condición de valor refugio, han motivado un repunte de la prima de riesgo de España hasta los 155 puntos, cerca del máximo de principios de mes (164).
Antes de la apertura en Europa, las Bolsas de Asia han registrado fuertes caídas que han llegado a superar el 3% en el caso de Hong Kong, Tokio y Bangkok, mientras que los parqués de Seúl y Singapur se han quedado cerca de esa cifra.