AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 27 de septiembre de 2010

El Estado renuncia a 8.400 millones por no hacer los deberes inmobiliarios

Lunes, 27 de septiembre de 2010

25.09.2010 Rocío Ruiz -Expansión
Edificios centenarios, poco o nada actualizados y con miles de metros cuadrados infrautilizados. Así es gran parte del patrimonio inmobiliario que el Gobierno posee en Madrid, cuya gestión depende de Economía tras la creación este año de la Agencia patrimonial del Estado.

Una situación que se encuentra muy lejos de la estrategia que han puesto en marcha las grandes empresas españolas para rentabilizar con éxito sus inmuebles. Mientras el Gobierno anuncia nuevos impuestos para recuperar las arcas vacías del Estado, acumula un tesoro inmobiliario que ha renunciado a explotar y por el que podría ingresar hasta 8.400 millones de euros.
Tan sólo en Madrid, el Gobierno Central cuenta con 208 edificios, donde distribuye las oficinas dependientes de las carteras ministeriales. La mayoría de estos inmuebles (147) están en régimen de propiedad, y sólo un pequeño porcentaje (el 13,2%) son en alquiler. El Gobierno mantiene en su cartera 2,57 millones de metros cuadrados (equivalentes a 340 campos de fútbol) que, en algunos casos, ni siquiera están siendo utilizados.
Vacío
Éste es el caso de un palacete ubicado en Marqués de Salamanca, antigua sede del Ministerio de Exteriores y que, con un valor actual de 239 millones de euros, se encuentra vacío desde hace casi siete años, a la espera de una reforma que le permita ser habitable.
Según un informe elaborado por la consultora Aguirre Newman sobre el patrimonio inmobiliario del Estado, al que ha tenido acceso Expansión, la gestión de estos inmuebles, aún teniendo en cuenta la situación actual del mercado, liberaría ingresos superiores al último Plan E que puso en marcha el Gobierno de más de ocho mil millones de euros. Esta cantidad supera gran parte de los presupuestos ministeriales. La cartera de Economía, por ejemplo, cuenta con una partida de 2.816 millones de euros para 2010.
La venta de sus edificios en Madrid supondría sólo una pequeña parte del total con que cuenta la Dirección General del Patrimonio del Estado, que tiene censados más de 40.000 inmuebles en toda España. Otros Gobiernos europeos, como el francés y el británico, ya han incluido en sus respectivos planes de contención económica el reajuste de su patrimonio inmobiliario.Según Aguirre Newman, tras la venta, la Administración podría alquilar oficinas más modernas, con unas rentas mensuales de 20 euros por metro cuadrado, una cantidad que podría verse sensiblemente reducida, gracias al cierre de contratos de larga duración y su perfil de inquilino seguro.
La arquitectura de los actuales edificios de la Administración, algunos construidos hace más de cinco siglos, provoca que tengan muchos metros cuadrados sin aprovechar. Según el ratio de eficiencia utilizado por la consultora -que sitúa el espacio medio de metros cuadrados por empleado en 20, frente a más de los 35 actuales-, el Estado podría prescindir del 34% de la superficie de sus edificios. La Administración podría ahorrarse 775.000 metros cuadrados (una superficie equivalente a más de la mitad del parque de El Retiro) si llevase a cabo un proceso de optimización como el que están implantando las grandes empresas. Este espacio sobrante, que incluye edificios vacíos así como salas sin uso, podría generar fuertes ingresos, ya sea a través de su venta o alquiler.
Si el Gobierno optase por vender la superficie desocupada, obtendría unos 2.865 millones de euros. En esta cantidad, se incluirían los gastos de rehabilitación de los edificios singulares, para facilitar su venta, y la renta de ocupar nuevas oficinas. En el caso de alquilar el espacio desaprovechado, el Estado ingresaría 186 millones anuales y recuperaría la inversión en la rehabilitación de los inmuebles en 4,6 años.
Otra de las opciones para optimizar los 147 inmuebles que mantiene en propiedad es incluirlos en una sociedad Socimi (vehículo creado en plena crisis inmobiliaria para sacar a Bolsa carteras de activos en patrimonio). De esta forma, se obtendrían unos ingresos recurrentes y se daría impulso a estas sociedades, que no ha generado el interés esperado por el Gobierno para paliar la crisis inmobiliaria.
Casos de éxito
La venta de activos inmobiliarios no es una fórmula exclusiva de la industria privada. Muchos países europeos han llevado a cabo políticas de optimización de inmuebles.
– Francia: Mantiene, desde 2005, un proceso de desinversión de su patrimonio que ha generado 3.000 millones de euros.
– Reino Unido: Traspasó, a través de una concesión, 1,7 millones de metros cuadrados de activos, propiedad de la seguridad social, por 4.000 millones de libras. El Gobierno británico puede recuperar su propiedad en 30 años.
– Italia: Ha realizado un inventario de los inmuebles que no cumplen su función. Éstos podrán ser trasferidos a las regiones y venderlos para reducir su déficit.

Bernanke prepara el terreno para más medidas anti-deflación

Lunes, 27 de septiembre de 2010

Riesgo de caída de precios y de la debilidad económica

22.09.2010 F. R. Checa Expansión
La Reserva Federal ha mostrado su preocupación por el posible riesgo de deflación al reconocer que la inflación subyacente, aquella que descuenta los precios de la energía y de los alimentos, está en un nivel más bajo que el deseado. La institución monetaria ha vuelto a remarcar que está preparada para añadir más liquidez al sistema para apoyar la recuperación.

Los mercados reaccionan de momento con optimismo ante el mensaje de la Fed. El S&P 500 sube un 0,43%, hasta 1.147 puntos, el Dow Jones avanza un 0,72%, hasta 10.831 puntos; y el Nasdaq Composite sube un 0,38%, hasta 2.365 puntos.
En el comunicado posterior a la reunión celebrada esta tarde, el banco central ha puesto de manifiesto que está preparada para proveer de más instrumentos de expansión monetaria adicionales para apuntalar la recuperación económica en EEUU. El organismo ha advertido de que el ritmo de recuperación se ha reducido en los últimos meses, por lo que cree que el crecimiento será modesto en el corto plazo.
Uno de los aspectos que más preocupación ha despertado entre los oficiales de la Fed en este último encuentro es el estado de la inflación. En el texto, el banco central liderado por Ben Bernanke ha especificado sus temores sobre el bajo nivel en el que se encuentra la inflación subyacente. Para el banco central, se encuentra en “niveles algo inferiores” a los considerados como consistentes respecto a la estabilidad de los precios.
“El comité abierto de la Fed continuará revisando las previsiones económicas y el desarrollo de las condiciones financieras y está preparado para añadir nuevas medidas acomodaticias si la recuperación económica necesita apoyo y para devolver a la inflación a niveles consistentes con el mandato”, ha destacado la Fed en el comunicado.
Se mantiene la expresión “por mucho tiempo”
Por otro lado, el otro punto esperado en el texto posterior al encuentro de los oficiales de la Fed es el estado de los tipos. Como estaba previsto, la Fed ha vuelto a mantener el precio del dinero entre el 0% y el 0,25%, su nivel histórico más bajo y en el que llevan instalados desde diciembre de 2008. Y como ha venido haciendo desde entonces, ha acompañado a esta decisión la expresión de “por un periodo prolongado de tiempo”, algo que ha vuelto a provocar que no hubiera unanimidad en el seno de la Fed a la hora de la votación.
Una vez más, el presidente de la Fed de Kansas City, Thomas Hoenig, ha votado en contra del comunicado al mostrarse contrario una vez más de incluir en el texto la expresión “por un periodo prolongado de tiempo”, para no garantizar a los inversores que el dinero casi gratis vaya a continuar en este estado durante meses. Asimismo, el banquero cree que ya no es necesario que la Fed siga comprando bonos del Tesoro para mantener los tipos de interés.

Los inspectores dicen que subir el IRPF no es eficaz y que deberían gravarse las Sicavs

Lunes, 27 de septiembre de 2010

Estas sociedades tributan al 1% en su impuesto de sociedades
EP 24/09/2010 – ABC
El secretario general de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda, Francisco de la Torre, ha asegurado que la subida del IRPF para rentas superiores a los 120.000 euros «afectará a menos gente todavía de la que se ha hablado», unos 170.000 declarantes. En declaraciones a Onda Cero recogidas por Ep, De la Torre explicó que una persona que gana 120.000 euros anuales, 20.000 de ellos en intereses, no se verá afectada por el incremento del tramo más alto del IRPF (43%), ya que su base general es de 100.000 euros, porque los otros 20.000 euros proceden del ahorro y, por tanto, tributan al 21%. Por tanto, «de cara a la recaudación del Estado, el incremento es muy poco significativo», según el máximo representante de los inspectores de Hacienda, quien indicó también que a la gente que declara estos importes le afectó más la subida de la tributación del ahorro el año pasado, que pasó del 18% al 21%.
«Las Sicav tributan al 1% y es fácil ver casos en que nunca han repartido dividendos»
Por otro lado, De la Torre señala que el IRPF «es casi el único tributo que aporta progresividad al sistema». «Hace unos años, gente como el ministro de Industria, Miguel Sebastián, abogaba por un tipo único del IRPF. Ahora parece que estamos en una situación contraria. Se van a crear nuevos tipos para un número muy escaso de declarantes, con una declaración prevista, en principio poco significativa», añadió. En opinión de Francisco de la Torre, «si uno no quiere tocar a la clase media, es prácticamente imposible recaudar una cantidad significativa que ayude en estas magnitudes». Sin embargo, subrayó que las Sicav tributan al 1% y que «es bastante habitual encontrarse con casos en las que estas sociedades no han repartido nunca dividendos» entre los participantes porque éstos tributan al 21%.
«Este es un problema de falta de tributación, pero lo más grave es que se está utilizando una institución que debería ser colectiva para la gestión de un patrimonio puramente personal», añadió. A juicio de De la Torre, el grueso de la factura fiscal la va a pagar la clase media. «Eso es evidente. Casi no existe otra solución. Además, no tenemos capacidad para deslocalizarnos e irnos a un paraíso fiscal», sentenció.