AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



Blanco se muestra “abierto a estudiar” que la entrega de la vivienda salde la hipoteca

Europa Press 1/12/2010 – El Economista
El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado en el Congreso que el Gobierno está dispuesto a estudiar nuevas medidas que propone CiU por los “problemas sociales” derivados de la crisis ante el aumento de los desahucios y las ejecuciones hipotecarias, entre las que destaca la posibilidad de que la entrega de la vivienda compense la deuda hipotecaria, eso sí, siempre bajo la necesidad “inaplazable” de reducir el déficit público.
Así lo ha asegurado en respuesta a una interpelación del portavoz de Vivienda de CiU, Pere Macías, quien le ha planteado que Fomento recabe la colaboración de las entidades financieras que participen en el Plan de Vivienda y Rehabilitación y siempre teniendo en cuenta la “buena fe” de los deudores.
Esta medida fue avalada en una proposición aprobada antes del verano por la Comisión de Vivienda del Congreso, con el voto en contra del PSOE.
Asimismo, la federación catalana pide que se favorezca la contratación de seguros de protección de pagos que permitan ampliar la capacidad de acceso a la vivienda a familias con pocos recursos ahorrados, así como mecanismos de mediación en los procesos de impago.
CiU, que someterá esta propuesta a votación en el Pleno del Congreso del próximo 14 de diciembre, también pide un nuevo sistema de ayudas públicas para la subsidiación de tipos de interés de préstamos hipotecarios, con fórmulas de retorno de las ayudas cuando se modere el sobreendeudamiento familiar, así como la creación de fondos autonómicos para atender impagos en los alquileres.
Al Gobierno no se le puede negar su sensibilidad
Blanco ha advertido de que, a este respecto, las comunidades autónomas “tienen mucho que decir”, porque tienen las competencias en esta materia transferidas. “Lo que no se puede hacer es, cada vez que hay un problema, mirar al Gobierno para tratar de imputarle la responsabilidad”, ha remarcado el ministro.
“A este Gobierno se le pueden criticar algunas cosas, pero no se le puede negar su sensibilidad con los problemas de las familias”, ha remarcado el ministro, quien ha recordado que el Gobierno ya ha aprobado medidas como la de la línea ICO para moratoria hipotecaria y el aumento del umbral de inembargabilidad de las hipotecas.
También recordó otras, como la renta básica de emancipación, reconocida como un derecho subjetivo para los 250.000 jóvenes que beneficia, así como equiparar la deducción fiscal a la compra de vivienda con la del alquiler.
La prioridad es la VPO
El ministro ha señalado que estos problemas derivan de la ‘burbuja inmobiliaria’ iniciada en 1997 y que provocó un aumento del 127% en los precios de la vivienda, que llevó a muchas familias a sobreendeudarse hasta el 50% de su renta disponible, elevando la tasa global hasta el 47% del PIB.
En este sentido, Blanco ha remarcado que la mejor medida que puede acometer el Gobierno es una “política ambiciosa” de vivienda protegida para el alquiler y compra, apostando por la rehabilitación como forma de crear empleo y “dar salida” a muchos trabajadores procedentes del sector de la construcción. “Cuando uno gobierna, tiene que priorizar”, ha incidido.
Además, ha recordado que el 40% del último Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación se destina al alquiler, incorporando colectivos “especialmente vulnerables”, como los realojados por chabolismo.
Dice que las ejecuciones son menos
El diputado catalán ha asegurado que el número de desahucios está superando todas las previsiones y en 2009, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se contabilizaron un total de 114.000 ejecuciones hipotecarias, el doble que el ejercicio precedente, y para 2010 la previsión apunta a los 118.000 procedimientos.
En el primer trimestre de 2010, las ejecuciones hipotecarias ya alcanzaron un total de 27.561, según los registros de los juzgados de Primera Instancia e Instrucción, lo que revela una “preocupante situación” para muchas familias ante la que el Gobierno “no puede permanecer impasible”.
Blanco ha matizado que estas cifras corresponden a procedimientos iniciados y no a ejecuciones efectivas, y ha recordado que la mayoría de estos procesos culminan en acuerdo de las partes, con lo que el número es menor, si bien siguen siendo “cifras importantes y a tener en cuenta”.


Deje un comentario