AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



El FMI pone en marcha un debate sobre el futuro del sistema monetario internacional

     Sistema monetario internacional

     El FMI pone en marcha un debate sobre el futuro del sistema monetario internacional

     Boletín del FMI – imf.org

    17 de marzo de 2016
     Los profundos cambios estructurales plantean desafíos para la economía mundial
     En un estudio se examina si la red mundial de seguridad es adecuada, y cómo lograr que los flujos de capital sean más seguros
     El FMI colaborará con otras instituciones para identificar —y corregir— las deficiencias del sistema

     El FMI ha puesto en marcha un estudio para comprender los desafíos a los que se enfrenta el sistema monetario internacional, identificar las deficiencias del sistema y sentar las bases para llevar a cabo una reforma.

     El sistema monetario internacional es el marco que facilita el intercambio de bienes, servicios y capital entre los países y respalda un crecimiento económico sólido. Para ser eficaz, el sistema monetario internacional debe encontrar un equilibrio entre las necesidades de las distintas economías y el sistema en su conjunto, y mantener este equilibrio a lo largo del tiempo, a medida que cambian las relaciones económicas y financieras.

     En la siguiente entrevista, el Director del Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación del FMI, Siddharth Tiwari, se refiere al nuevo estudio, y a los principales desafíos a los que actualmente se enfrenta el sistema monetario internacional, y explica cómo ve el papel del FMI de cara al futuro.

     Boletín del FMI: ¿Por qué ha decidido el FMI emprender ahora esta labor?

     Tiwari: El FMI es la institución central del sistema monetario internacional; muchos consideran que es el guardián del sistema. El último examen periódico se llevó a cabo en 2011, y mucho ha sucedido en el FMI —y en el mundo— en los últimos años. En el FMI, se fortaleció la supervisión del sector financiero, se introdujo la decisión sobre la supervisión integrada, se amplió el análisis de los efectos de contagio, que se complementó con el análisis de las interconexiones, y reestructuramos nuestros instrumentos de crédito y centramos más la mira en los riesgos y vulnerabilidades.

     El FMI también incrementó su potencia de fuego financiera, hasta alrededor de USD 1 billón. Se aumentaron las cuotas, se pusieron en marcha los Nuevos Acuerdos para la Obtención de Préstamos, y se suscribieron acuerdos bilaterales de préstamo. Por lo tanto, ha llegado la hora de examinar nuevamente el sistema.

     Boletín del FMI: ¿Cuál es su diagnóstico del sistema monetario internacional al día de hoy? ¿Funciona?

     Tiwari: Se están produciendo una serie de cambios estructurales en la economía mundial, y la confluencia de estos cambios está provocando tensiones y riesgos. En primer lugar, aunque los desequilibrios de la cuenta corriente se han reducido en el período posterior a la crisis, este fenómeno refleja principalmente la compresión de la demanda en las economías avanzadas. Por lo tanto, el problema de los desequilibrios de la cuenta corriente sigue existiendo.

     En segundo lugar, el hecho de que una o dos monedas de reserva principales desempeñen un papel central implica que la evolución en una economía puede tener un impacto significativo en otras economías, restringiendo las opciones de política económica interna.

     En tercer lugar, a medida que las economías están más interconectadas, los episodios de volatilidad de los flujos de capital se convierten en un elemento permanente del panorama económico mundial.

     En cuarto lugar, si bien se ha avanzado mucho en el sector financiero —especialmente en el ámbito de las instituciones financieras y la transmisión del riesgo— las instituciones financieras no bancarias desempeñan ahora un papel importante, y es preciso tener esto en cuenta.

     Y por último, tres emisores de monedas de reserva —Estados Unidos, la zona del euro y Japón— deberán, a lo largo del tiempo, abandonar la política monetaria no convencional, lo que generará un período de volatilidad para los mercados emergentes. Por lo tanto, será necesario afianzar la red mundial de seguridad financiera.

     Boletín del FMI: ¿Qué nuevos desafíos vislumbra en el horizonte para el sistema monetario internacional?

     Tiwari: El principal desafío es elevar el crecimiento en las economías avanzadas en este período posterior a la crisis. Cuando nos encontrábamos en el epicentro de la crisis, los mercados emergentes lograron mantenerse en una posición sólida utilizando sus mecanismos de defensa, y se esperaba que en unos pocos años el “testigo”, por decirlo de algún modo, pasara de los mercados emergentes a las economías avanzadas. Pero ese traspaso no se está produciendo.

     Un tema conexo es garantizar que el sueño de la globalización se haga realidad, es decir, que los niveles de vida en los mercados emergentes y los países en desarrollo converjan, a lo largo del tiempo, con los de los países avanzados.

     Otro desafío es el reequilibramiento de China, que debe ocurrir. El crecimiento será menor, pero probablemente más seguro (aunque esto inevitablemente tendrá repercusiones en otras economías).

     Además, está la caída histórica de los precios de las materias primas que requerirá ajustes en los países productores de petróleo de Oriente Medio y otros países exportadores de materias primas, que deben encontrar un nuevo modelo económico.

     Por último, las condiciones monetarias varían entre las principales economías del mundo. Esta política monetaria asincrónica en Estados Unidos, Europa y Japón indica que la volatilidad persiste. En mi opinión, estos son los principales desafíos a los que nos enfrentaremos de aquí en adelante.

     Boletín del FMI: ¿Qué papel debería desempeñar el FMI en el sistema monetario internacional de cara al futuro?

     Tiwari: El FMI sigue siendo la institución central del sistema. Al llevar a cabo la supervisión de las economías de los países miembros, debemos garantizar que no surjan desequilibrios en las diferentes regiones del mundo, especialmente que no se acumulen desequilibrios financieros. También debemos garantizar que los mercados emergentes se integren en el sistema monetario internacional, para que puedan mejorar sus niveles de vida. El desarrollo y profundización de los mercados financieros será importante para muchos países miembros, sobre todo en períodos de mayor volatilidad en los mercados.

     Los mercados pueden ser implacables para los mercados emergentes en estos momentos. El proceso de convergencia implicará que durante cierto tiempo los mercados emergentes registrarán pequeños déficits en cuenta corriente y utilizarán las entradas de capital para financiar esos déficits. Por lo tanto, las entradas deben ser más estables durante un período más prolongado, y deberíamos estudiar cómo podemos lograr que sean más seguras. Parte de la solución radica en la política macroprudencial; y parte en encontrar un equilibrio entre la deuda y el capital.

     La contribución del FMI también incluirá el mantenimiento de una red mundial de seguridad financiera adecuada. Esta red de seguridad, o marco crediticio, debe responder a tres necesidades de la economía mundial: alentar la formulación de políticas más eficaces, financiar el ajuste a un ritmo razonable y proporcionar seguridad a otras partes que sin ser causantes de una situación puedan verse afectadas por ella. Otro nivel de la red de seguridad son los acuerdos de financiamiento regional, como la Iniciativa Chiang Mai; el FMI debe encontrar una manera de colaborar más estrechamente con estos acuerdos.

     Por lo tanto, si bien el FMI es la institución central del sistema monetario internacional, forma parte de un sistema más amplio que abarca los bancos centrales y otras instituciones normativas. Nuestro papel consiste en proporcionar análisis y facilitar un entendimiento común, pero la responsabilidad de llevar adelante la reforma recaerá en los países miembros.

     Boletín del FMI: ¿Cuáles son los pasos siguientes que dará el FMI en este ámbito?

     Tiwari: Acabamos de mantener un debate inicial en el Directorio Ejecutivo del FMI sobre el papel del FMI en el sistema monetario internacional. Se han identificado tres ámbitos de trabajo que ya se incluyeron en el programa de trabajo: cómo lograr que los flujos de capital sean más seguros, una red mundial de seguridad financiera reforzada y el papel del DEG.

     El primer ámbito de trabajo abarcará varias fases. La primera consistirá en evaluar los flujos de capital: su volatilidad y dirección. La segunda fase, que tendrá lugar a mediados de año, implicará evaluar las experiencias de los distintos países a la hora de hacer frente a los flujos de capital en el contexto de la perspectiva institucional del FMI. La tercera fase, que comenzará a finales de este año, examinará lo que hemos aprendido de las experiencias de los países y si es necesario reexaminar la perspectiva institucional.

     En el ámbito de la red mundial de seguridad financiera, se elaborará un documento de evaluación que se examinará en las próximas semanas, seguido de un informe sobre el tamaño del FMI. Ambos trabajos servirán de base para las deliberaciones posteriores con respecto a las cuotas. En este ámbito de trabajo, consideraremos si nuestra red de seguridad es adecuada para proteger a todos los países miembros durante períodos de crisis.

     Por último, con la inclusión del renminbi en la cesta del DEG, los países miembros nos están solicitando que examinemos el uso más amplio del DEG en el sistema monetario internacional, cosa que haremos en los próximos meses.

     Boletín del FMI: ¿Cuáles cree que serán las cuestiones más difíciles en términos de respaldo político y apoyo de los países?

     Tiwari: Llegar a un acuerdo entre todos los países sobre un marco para flujos de capitales más seguros será una de las cuestiones que requerirá mucho trabajo. Sin embargo, esto es esencial y está estrechamente ligado a una red mundial de seguridad financiera más sólida.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados