AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



El notario cordobés Carlos Alburquerque reconoce que se apropió de casi 373.500 euros de sus clientes

El notario cordobés Carlos Alburquerque reconoce que se apropió de casi 373.500 euros de sus clientes

Admite que el dinero no se destinó para el fin con que se entregó, pero tampoco hubo alzamiento
@abccordobaCórdoba- 29/05/2018 abc.es

El notario Carlos Alburquerque, ya jubilado, acusado de un delito continuado de apropiación indebida, tras supuestamente apropiarse de 373.484 euros de unas 126 operaciones con clientes entre 2005 y 2015, reconoció ayer los hechos ante los jueces de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba.

Durante el juicio, que continúa en los próximos días, el procesado se declaró «responsable del delito de apropiación indebida» tras recibir distintas cantidades que «no fueron objeto de alza», pero no fueron destinadas al fin para el que fueron entregadas, según su relato antes del interrogatorio.

Tras advertir de «las dificultades económicas» en la notaría, el acusado subrayó que «siempre» ha intentado remediar el problema y ha intentado reparar el daño, pero no le ha sido posible por completo. Además, dijo que fue «consciente» cuando apareció el problema en la gestión, si bien no supo parar a tiempo, según su declaración.
En cualquier caso, aclaró que «no existía voluntad expresa de apropiación», ni dar instrucciones a empleados a tal efecto, a lo que agregó que «nunca» ha querido engañar a los clientes, parte de ellos con los que ha mantenido amistad, y que «nunca» se han inflado precios. Igualmente, resaltó que su esposa no ha tenido «nada que ver» en los hechos y que su participación en la notaría ha sido «nominal» y de «relaciones públicas», a la vez que remarcó que su «firme voluntad es devolver todas las cantidades» a los clientes afectados.

Firmar lo que le decía su marido

Por su parte, la mujer del notario explicó que «jamás» ha tenido acceso a las cuentas de la notaría, que «nunca» quería saber nada del dinero y que todo lo que le ponían delante lo firmaba cuando se lo decía su marido. También, expuso que no tiene estudios financieros y que «siempre» ha confiado en su marido.

En concreto, el procesado se enfrenta a penas de 4 años de prisión, multa de 30.000 euros y el pago de una indemnización por la cantidad de la que presuntamente se apropió, según la calificación de la Fiscalía.

En dicho escrito se apunta que el acusado en 2005 y de forma habitual entre 2009 y 2015, cuando se jubiló, recibió de distintos particulares y sociedades, «confiados en su credibilidad profesional», diversas cantidades de dinero como provisión de fondos, por cheque bancario o transferencia, para que llevase a cabo escrituras, liquidaciones de impuestos, actas o inscripciones en el Registro de la Propiedad.

Sin embargo, supuestamente «se apropió de las cantidades con ánimo de enriquecimiento ilícito, sin llegar a ejecutar efectivamente bien todos, bien parte de los trabajos encomendados», según el Ministerio Público.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados