AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



Érase una vez un Príncipe de Marbella que nunca lo fue

La Diputación de la Grandeza de España lo califica de ‘fraude de ley inadmisible’

Érase una vez un Príncipe de Marbella que nunca lo fue

Antonio Pleguezuelos Velasco reivindica su condición de grande de España

27 de Julio de 2018 –   by  hola.com

Mientras los príncipes y reyes europeos están de vacaciones o, como el caso de Felipe VI, cuenta los días para estarlo, hay uno que reivindica su título y lo hace desde Marbella. Antonio Pleguezuelos Velasco está en boca de todos ya que, según él, es el “príncipe de Marbella”, un título que según la Diputación de la Grandeza de España es falso.

 

Fue la edición de Sevilla de ABC el que adelantó que un vecino de esta localidad de la provincia de Málaga se “ha adjudicado el título de príncipe de Marbella y muestra evidencias en sus canales de comunicación sobre la oficialidad de esta curiosa corte”. Al parecer Antonio Pleguezuelos se presenta como ese título en actos de la glamurosa vida social de Marbella y también cuenta con una corte entre las que están, según el citado medio, lady Pilar Martínez, presidenta del grupo Mujeres Poderosas de Marbella y a Natasha Romanov, que asegura ser descendiente de la última dinastía de zares de Rusia y es conocida en España por su aparición en un «reality» de televisión llamado Mujeres Ricas.

La noticia sobre “el falso príncipe” o el “príncipe freak”, tal y como le ha bautizado el medio que destapó su caso, ha saltado rápidamente al ámbito nacional y ha llevado a la Diputación de la Grandeza de España, creada en 1815 para agrupar organismo que agrupa a los Grandes de España y a quienes ostentan títulos del Reino, a emitir un comunicado al que ha tenido acceso HOLA.com en que asegura que “el uso del supuesto título constituye un fraude de ley inadmisible”.

Con el fin de probar su condición de grande de España, Antonio Pleguezuelos ha compartido en sus redes sociales un documento publicado en el Boletín Oficial del Estado con fecha del 30 de diciembre de 2016 (un documento que actualmente no está disponible para consultar vía online) en el que el notario Juan Luis Gómez Olivares de Marbella anuncia en acta notarial la declaración del polémico título. “Hago saber: Que don Antonio Pleguezuelos Velasco ostenta el título principesco de Príncipe de Marbella como una dignidad principesca del Reino de España, con carácter vitalicio, y ha cumplido con la obligación fiscal referente sobre ese título principesco”.

Sin embargo, la Diputación de la Grandeza de España advierte que ese no es el procedimiento legal. “Aunque se alega que dicho título ha sido reconocido por un notario de Marbella, hay que decir que los notarios no tienen atribuida competencia alguna en materia de títulos nobiliarios, habiendo aquel invadido competencias reservadas constitucionalmente a S.M. el Rey”.

En el comunicado, se califica de “sorprendente” que el BOE haya publicado la mencionada ilegalidad; como asimismo que se haya admitido en la oficina tributaria el pago de los derechos fiscales de un título inexistente. “La consecuencia es que el procedimiento seguido por el notario ha de calificarse de fraudulento, al haberse prescindido total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido para el otorgamiento o reconocimiento de títulos nobiliarios. Por tanto, Antonio Pleguezuelo Velasco no ostenta el título de príncipe de Marbella, sin que el pago de los derechos fiscales, que dice haber cumplimentado, subsane el defecto fundamental de la ilegalidad de todo lo actuado”.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados