AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



España caerá 10 puestos en el ránking de la economía mundial en dos décadas

España caerá 10 puestos en el ránking de la economía mundial en dos décadas

06 de Febrero de 2018 / P. Rouzaut

elempresario.com

España vivirá un decrecimiento de la población de un 0,1%, mientras que otros países del globo incrementarán su población por encima del 2%.

España se encuentra en la actualidad en el puesto 16 de las economías mundiales según su PIB, de acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, el país caerá 10 puestos, hasta el 26, en el año 2050. Una caída que también vivirán territorios vecinos como Italia o Alemania.

Durante estas dos décadas, España vivirá un decrecimiento de la población de un 0,1%, mientras que otros países del globo incrementarán su población por encima del 2%, como Nigeria. Además, el aumento medio del PIB de España hasta 2050 se situará en torno al 1,5-1,4%. Una cifra muy inferior a la de otros territorios como China o India, que superarán el 4%.

La economía mundial podría duplicar su tamaño para el año 2050, suponiendo un crecimiento de políticas que lo fomenten y la retirada sostenida a largo plazo del proteccionismo. En este escenario, los mercados emergentes continuarán siendo el motor de crecimiento de la economía global. Ésta es una de las razones por las que España desciende en el orden internacional, por el rápido ascenso de otros territorios que se encuentran en vías de desarrollo.

Para 2050, las siete principales economías emergentes podrían aumentar su participación en el PIB mundial de alrededor del 35% a casi el 50%. Estos siete países son: China, India, Brasil, México, Rusia, Indonesia y Turquía.

China podría ser la economía más grande del mundo, representando alrededor del 20% del PIB mundial en 2050, con India en segundo lugar e Indonesia en cuarto lugar. De esta manera, arrebatarían el segundo puesto a Estados Unidos, que descendería hasta el tercero. Asimismo, otros mercados emergentes también ocuparán un lugar central, como es el caso de México que podría pesar más en el PIB mundial que Reino Unido y Alemania en 2050.

Por su parte, Vietnam, India y Bangladesh serán tres de las economías que crezcan más deprisa en este periodo. De hecho, para el año 2050, economías emergentes como México e Indonesia probablemente pesen más en el PIB mundial que Reino Unido y Francia, mientras que Pakistán y Egipto podrían superar a Italia y Canadá.

En esta línea, la participación de la Unión Europea en la economía mundial descendería notablemente. En la actualidad, la UE representa el 15% del PIB mundial, mientras que en dos décadas podría encontrarse por debajo del 10%. Es decir, la India pesaría más en el orden internacional que toda la UE. Sin embargo, los analistas de PwC destacan que el Brexit no impactará en el crecimiento ni de Europa ni de Reino Unido, quien tiene el potencial de superar la tasa media de la UE.

Europa perderá constantemente terreno en relación con los gigantes asiáticos y la participación de los Estados Unidos en el PIB mundial también disminuirá, posiblemente a alrededor del 12% para 2050. Así, seis de los siete más grandes de hoy podrían ser los mercados emergentes en 2050. Como se ve en la imagen, el crecimiento del PIB de los países emergentes será exponencial en comparación con los del G7.
Desde la actualidad hasta el año 2050, el crecimiento de los países emergentes continuará superando al de los desarrollados. De hecho, los primeros registrarán unas tasas de aumento de alrededor de un 3,5% entre 2018 y 2050, mientras que en el caso de los territorios del G7 obtendrán la tasa más lenta, alrededor de un 1,6% por año.

Así, las economías avanzadas de hoy continuarán teniendo ingresos promedio más altos, pero las economías emergentes harán un buen progreso para cerrar esta brecha en 2050. Ésto abrirá grandes oportunidades para los negocios y las inversiones a largo plazo en estos mercados. Pero requerirá paciencia para superar las tormentas que hemos visto recientemente en economías como, por ejemplo, Brasil, Nigeria y Turquía, las cuales todavía tienen un potencial económico considerable a largo plazo.

Desafíos para el desarrollo sostenible
Para alcanzar este potencial de crecimiento, los gobiernos de los mercados emergentes “deben implementar reformas estructurales para mejorar la estabilidad macroeconómica, diversificar sus economías y dejar de depender indebidamente de recursos naturales y desarrollar instituciones políticas y legales más efectivas”, remacha el informe.

Todo este crecimiento debe enmarcarse dentro de una inversión sostenida y efectiva en educación, infraestructura y tecnología. Las condiciones mundiales adversas y la caída del precio del petróleo en los últimos años muestran la importancia de diversificar para crecer a largo plazo.

Detrás de todo esto, está la necesidad de desarrollar unas instituciones políticas, económicas, legales y sociales para generar incentivos para la innovación y emprendimiento, creando economías seguras y fiables para hacer negocios.

De cara al futuro, la economía mundial se enfrenta a una serie de desafíos para el crecimiento económico próspero. Por ejemplo, el envejecimiento de la población y el cambio climático, dos problemas que requieren una política con visión de futuro y promover el desarrollo sostenible.

La caída del crecimiento del comercio mundial, el aumento de la desigualdad y el crecimiento de las incertidumbres mundiales están intensificando la necesidad de crear economías diversificadas que creen oportunidades para todos en una amplia variedad de industrias.


  Imprimir Imprimir

Deje un comentario