AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



La AIReF estima en unos 4.000 millones de euros el esfuerzo de consolidación fiscal necesario para reducir el déficit público al 3,6% del PIB en 2016

La AIReF estima en unos 4.000 millones de euros el esfuerzo de consolidación fiscal necesario para reducir el déficit público al 3,6% del PIB en 2016

25/04/2016 airef.es
•La Autoridad Fiscal cree que, para reforzar la credibilidad de su anuncio de acuerdo de no disponibilidad de créditos por 2.000 millones de euros, la Administración Central tiene que concretar y transparentar sus detalles
•La previsión de un déficit público del conjunto de las CCAA del 0,7% del PIB puede que no sea suficientemente ambiciosa para que este subsector logre los 2.000 millones de euros adicionales de consolidación que permitan alcanzar el 3,6% de déficit para 2016 de las AAPP, dada la evolución prevista de sus ingresos y la dinámica de sus gastos
•La AIReF avala el cuadro macroeconómico 2016-2019 que acompaña a las proyecciones fiscales. No obstante, la senda de consumo público proyectada a partir de 2017 parece demasiado restrictiva tratándose de un escenario sin cambios normativos respecto a las políticas vigentes en 2016. En este sentido, si decidiera mantenerse esta senda, se recomienda que se revise ligeramente a la baja el crecimiento del PIB 2018 y 2019

 

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) afirmó hoy que es necesario un esfuerzo adicional de consolidación fiscal de unos 4.000 millones de euros para alcanzar un déficit público del 3,6% de PIB en 2016, según la evaluación sobre el proyecto de Actualización del Programa de Estabilidad, que ha publicado hoy en la web. Tras analizar la información recibida en la última semana, la AIReF avala el cuadro económico 2016-2019 elaborado por el Gobierno. Considera igualmente que a partir de 2017 las proyecciones de ingresos fiscales son conservadoras, mientras que la senda de gasto público parece demasiado restrictiva tratándose de un escenario sin cambios normativos de política.

La AIReF debe informar del contenido del proyecto de Actualización del Programa de Estabilidad (APE) y decidir si avala sus previsiones macroeconómicas, en un plazo establecido legalmente en el 15 de abril. La semana pasada publicó una Nota Informativa en la que explicaba que carecía de información suficiente para realizar dichos Informes. Ahora, tras haber recibido nueva documentación, puede emitir este documento que refleja las principales conclusiones de los Informes, cuya publicación definitiva y completa se realizará una vez aprobada la APE por el Consejo de Ministros. El presidente de la AIReF ha enviado hoy cartas con estas conclusiones a los ministros de Hacienda y Administraciones Públicas y de Economía con la finalidad de facilitar la aplicación del principio de “cumplir o explicar”.

“La AIReF avala las previsiones macroeconómicas del proyecto de APE 2016-2019 sobre la base de los supuestos exógenos en los que se sustenta y de las sendas fiscales que lleva asociadas”, según recoge el documento publicado hoy.

“En concreto, el escenario macroeconómico y las previsiones de crecimiento para el año 2016 se consideran probables y parecen compatibles con la previsión de déficit contemplada en las proyecciones fiscales remitidas por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (MINHAP) a la AIReF”.

“La senda prevista de déficit recoge la propuesta anunciada por el Gobierno, según la cual el déficit público en 2016 se reducirá del 5% del PIB registrado en 2015 hasta el 3,6%, del PIB registrándose, por consiguiente, una desviación de ocho décimas del PIB respecto al objetivo de estabilidad acordado por España en 2013 con las autoridades europeas”, explica el organismo independiente.

En este sentido, agrega, “conviene recordar que el objetivo de estabilidad presupuestaria para el año 2016 es del 2,8% del PIB. Este objetivo ya fue valorado por la AIReF como de extraordinariamente exigente, al requerir una corrección del déficit de 2,2 puntos del PIB que no está avalada por los presupuestos aprobados ni por la información sobre medidas disponibles”.

A partir de 2017, y según se avanza en el horizonte del APE las proyecciones de ingresos fiscales incorporadas pueden considerarse conservadoras, mientras que la senda de gasto, en un escenario sin medidas adicionales, parece demasiado restrictiva. Aunque el escenario macroeconómico y fiscal contenido en  la APE es globalmente probable, conforme se avanza en el horizonte de proyección hacia 2019 se identifican, de forma creciente, ciertos riesgos asociados a inconsistencias detectadas entre el contexto macroeconómico y las proyecciones fiscales.

En primer lugar, según el informe, “existe un riesgo al alza en la evolución de las partidas de gasto. Ante la ausencia de medidas restrictivas a partir de 2017 y dada la evolución histórica y la histéresis presente en las principales partidas de gasto, se considera demasiado restrictiva y voluntarista la dinámica del gasto público presentada en la APE para el período 2017-2019”.

Además, “la materialización de esa senda restrictiva para los gastos implica, ceteris paribus, un coste a corto plazo en términos de menor crecimiento de la actividad productiva, presentándose por tanto un riesgo a la baja en el crecimiento del PIB”.

En segundo lugar, “existe un riesgo al alza en la previsión de los ingresos públicos. Dada la intensa recuperación cíclica de la actividad productiva y del mercado de trabajo el efecto sobre los ingresos tributarios contemplado en la APE puede considerarse conservador”.

Según este avance de los Informes, “para alcanzar el déficit público del 3,6% del PIB previsto en la APE en 2016, la AIReF estima que resultaría necesario un esfuerzo de consolidación presupuestaria de unos 4.000 millones de euros”.

“Las estimaciones de la AIReF sitúan el déficit de 2016, en ausencia de medidas adicionales a las contempladas en los presupuestos iniciales de las distintas Administraciones Públicas (AAPP), en el entorno del 4% del PIB. Dado que la proyección de ingresos fiscales contenida en el APE para 2016 se considera realista, y teniendo en cuenta la incertidumbre asociada a la estimación del impacto del ciclo en las cuentas públicas, resulta necesario un esfuerzo suplementario de consolidación del gasto de alrededor del 0,4 %del PIB en este año, unos 4.000 millones de euros, para alcanzar el déficit previsto en la APE del 3,6% del PIB”, según el informe.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados