AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



La reducción del desempleo debe ser un objetivo prioritario del próximo Gobierno

La reducción del desempleo debe ser un objetivo prioritario del próximo Gobierno

El objetivo debe ser continuar creando empleo cada vez de mayor calidad

27 de Octubre 2016    cámara.es

Según las previsiones de la Cámara de España, la tasa de paro se mantendrá por debajo del 18,5% al finalizar 2017

Madrid, 27/10/2016. La Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística confirma el cambio estructural en el funcionamiento del mercado laboral español, cuyas tasas de creación de empleo transcurren en paralelo al crecimiento de la actividad.

El mantenimiento de un ritmo sostenido de crecimiento económico desde el pasado ejercicio se está trasladando de modo eficaz al mercado de trabajo, como lo muestra el aumento del número de ocupados en 478.800 trabajadores durante el último año, lo que supone una variación anual del 2,65%. Este crecimiento es ligeramente superior al alcanzado en el trimestre previo (2,4%). Por su parte, el desempleo ha descendido en 530.000 personas durante los últimos 12 meses, situando la tasa de paro a finales del tercer trimestre en el 18,9%.

A corto plazo, la economía española probablemente mantendrá su inercia productiva, sobre la base del vigor de la demanda interna y con un activo sector exterior. Además, la previsible conformación inminente de nuevo Gobierno contribuirá positivamente a disipar las incertidumbres que han estado presentes durante el conjunto del año.

Previsiones de la Cámara de España

De hecho, las previsiones de la Cámara de Comercio de España vaticinan un crecimiento del 3,2% para el conjunto del año 2016, mostrando una leve desaceleración en 2017. No obstante, el año próximo el PIB todavía se mostrará muy dinámico, con un avance que podría situarse en el entorno del 2,6%. En este contexto, el empleo se incrementará un 2,8% en el conjunto de 2016 respecto al ejercicio precedente, aminorándose esta tasa hasta el 2% en 2017. Con ello, según el pronóstico de la Cámara de Comercio de España, la tasa de desempleo se situaría por debajo del 19% ya al cierre de 2016 y se mantendrá por debajo del 18,5% al finalizar 2017.

No obstante, la economía española también debe asumir determinados retos apremiantes, con probable influencia sobre la marcha del mercado de trabajo a corto plazo. En particular, el contexto exterior muestra síntomas de atonía, con un comercio internacional moderado y un encarecimiento del petróleo y ciertas materias primas que podría intensificarse en el futuro próximo. Al tiempo, a nivel interno, la política fiscal debe abordar de modo inaplazable el necesario cumplimiento de los compromisos adoptados en materia presupuestaria con nuestros socios comunitarios.

De cualquier modo, la reducción del desempleo debe ocupar un lugar destacado entre las prioridades del próximo Ejecutivo. No en vano, nuestra tasa de paro duplica al promedio de la zona euro y sigue siendo, tras Grecia, la más elevada de la Unión Europea.

Por ello, el diálogo constructivo entre las fuerzas políticas debe reforzar el actual marco laboral, capaz de seguir creando empleo, cada vez de mayor calidad, de modo eficiente. En particular, en aspectos como la reducción de los costes asociados a la contratación laboral, como la rebaja en las cotizaciones sociales satisfechas por las empresas, entre las más elevadas del entorno comunitario, o en la simplificación de los trámites precisos para la contratación de trabajadores. Sin olvidar la reforma de las políticas activas de empleo, entre otras medidas de urgente atención.

Todo ello, en el marco de un modelo productivo más innovador, más internacionalizado, más digitalizado, con más empresas y, en definitiva, con más y mejor empleo.

Principales datos

Los rasgos más destacables de la evolución de la EPA del tercer trimestre se concretan en una evolución de los asalariados con contrato por tiempo indefinido, que aumentaron en 213.100 personas a lo largo de los últimos 12 meses, con un crecimiento anual del 1,9%.

Por su parte, los asalariados con contratos temporales también experimentaron un sensible aumento del 6,2% anual, lo que supone cerca de 243.000 trabajadores adicionales en el último año.

El número de trabajadores por cuenta propia se incrementó en 22.500 personas desde el tercer trimestre de 2015, un 0,7% más.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados