AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



Los tratados de libre comercio deben ser herramientas de progreso, democráticos y transparentes

Los tratados de libre comercio deben ser herramientas de progreso, democráticos y transparentes
UGT | viernes, 26 de agosto de 2016 ugt.es

La Unión General de Trabajadores entiende que los tratados de comercio son un instrumento para el desarrollo económico, la creación de empleo y un factor clave para el fomento los derechos laborales, la consolidación de la democracia y el progreso de la sociedad en su conjunto, con el fin de contribuir a una globalización justa. Por ello, el sindicato rechaza las actuales formulaciones del TTIP y el CETA, negociados de manera opaca y que empeoran los derechos laborales y las condiciones de trabajo, el medioambiente, la protección social y los servicios públicos fundamentales.

La Unión General de Trabajadores rechaza la forma y el método de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (el conocido como TTIP), así como algunos elementos que se han incorporado en los textos resultantes de esas negociaciones.

Sólo la democrática transparencia que permita valorar el proceso, mantener informados a agentes sociales y sociedad para que también puedan ejercer la representación de sus legítimos intereses serán garantía de un tratado justo y que, efectivamente, sirva para el progreso económico y social de una importante zona comercial del mundo.

Acuerdos como el CETA (ya cerrado) o el TTIP (aún en negociación) NO son meros acuerdos comerciales y además no son acuerdos inocuos para el empleo, el medio ambiente, la seguridad alimentaria o la supervivencia de las Pymes en el UE, además de poner en jaque la democracia y la soberanía de los Estados.

Por ello, UGT rechaza las actuales formulaciones dadas al TTIP y al CETA, negociados de manera opaca y que atacan al empleo, a los derechos laborales y las condiciones de trabajo, el medioambiente, la protección social y los servicios públicos de los países afectado; exige el respeto a los estándares medioambientales, laborales, de protección al consumidor y de salud pública, entre otros, establecidos en Tratados y Acuerdos europeos e internacionales; y defiende la inclusión de mecanismos de acuerdo con sindicatos que puedan garantizar el cumplimiento de las normas laborales o convenios colectivos de los trabajadores afectados por cuestiones de movilidad forzosa.

Además, reclama la promoción de la eliminación de los mecanismos de resolución de conflictos y de los tribunales de arbitraje; la definición, de manera clara y precisa, de los servicios públicos afectados en cada acuerdo, así como las excepciones a la adhesión a los principios de acceso al mercado y una restricción horizontal en el marco de un enfoque de listas positivas; y la garantía de que los tratados internacionales de comercio incluyan una cláusula de salvaguarda vinculada al respeto, aplicación y cumplimiento de los Convenios y Acuerdos de la OIT como base mínima de derecho laboral.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados