AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos


Asociación

QUIENES SOMOS

La Asociación Independiente de Registradores tiene como fin la mejora del ejercicio de la función registral concebida como servicio público ejercido por funcionarios profesionales, de elevada competencia técnica, independientes y responsables.

Pretendemos reforzar las líneas definitorias de la función e influir en la corporación para que se profundice en la profesionalización del Registrador y la búsqueda de la excelencia en el ejercicio profesional.

Todo ello para conseguir el reconocimiento del Registrador de la Propiedad y Mercantil como piedra angular y esencial de la seguridad jurídica extrajudicial.

Son también fines de la Asociación la defensa de los asociados en su actuación profesional y en general de sus intereses y derechos profesionales. Así como prestarles auxilio para un mejor desenvolvimiento de su quehacer profesional.

Dado el carácter de empresarios que tienen los Registradores de la Propiedad y Mercantiles, es también fin de la Asociación el intervenir en la representación y defensa de los intereses empresariales de sus asociados.

RASGOS DEFINITORIOS

La Asociación nace con objeto de atender al cumplimiento de ciertos fines y la satisfacción de determinadas necesidades profesionales que consideramos no quedan hoy debidamente cubiertas.

No surge frente a nada, ni frente al Colegio ni frente a otras Asociaciones.

Tampoco pretende ser un instrumento de oposición o de poder alternativo frente a éstos u otros órganos de representación profesional sin perjuicio de que pueda llegar a ser un vehículo de colaboración con ellos.

Respondiendo a dicha filosofía, destacamos siguientes directrices definitorias del carácter de la asociación:

– Transparencia y libertad.

Asociación transparente, en sus ideas, objetivos, etc. Abierta a todos sin excepción.
No es un club cerrado. Antes al contrario, es perfectamente compatible la pertenencia a esta Asociación con la pertenencia a otras.
Por esa razón se mantendrán relaciones con las demás Asociaciones de Registradores.
Creemos que es buena la pluralidad, sin olvidar que en los temas vertebrales la unión hace la fuerza.

– Profesionalidad

Persiguiendo dotar de mayor profesionalidad a la corporación. Queremos trasladar la visión de los problemas desde el ejercicio diario en nuestro Registro.

– Institucionalmente neutral

Esta Asociación se mantendrá al margen de las contiendas electorales en el seno del Colegio de Registradores. No obsta ello, claro es, a la libérrima actuación de todos y cada uno de sus miembros.

No es contraria ni favorable a la Junta de Gobierno del Colegio sino independiente de ésta, pretendiendo ser un complemento a la actuación del Colegio en defensa de los intereses de los asociados y de la función registral.

OBJETIVOS

1) Ayuda al compañero.

Nos proponemos colaborar con el compañero cuando este lo necesite, o crea que lo necesita, y desde el Colegio, por unas u otras razones, no se le brinde la ayuda que precisa.
La Asociación pretende igualmente servir de apoyo profesional al asociado -tanto en tareas de calificación como en otros aspectos relacionados con el ejercicio de la profesión- siendo un instrumento de materialización del compañerismo y de transmisión de información, experiencia y conocimientos profesionales.

2) Fomento de la participación y comunicación.

La Asociación, como instrumento de comunicación “transversal u horizontal” de los Registradores, permite superar los esquemas colegiales y que se oiga nuestra voz con independencia de cual sea la postura concreta de nuestro decano autonómico.

Como instrumento de participación distinto de los previstos en los Estatutos, la Asociación pretende ser un cauce para hacer llegar a las instancias colegiales – y no colegiales cuando sea oportuno – el sentimiento y las ideas de los Registradores más dinámicos y comprometidos con la función.

En suma, pretendemos dotar de ideas e iniciativas al propio Colectivo – y al Colegio del que todos formamos parte -, a la manera de un “think tank”.