AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos



Se presenta en Barcelona, en la sede de Foment del Treball Nacional, el estudio “Propuestas para la reforma de los impuestos sobre el Patrimonio y sobre Sucesiones y Donaciones en España

La Fundación Impuestos y Competitividad pide eliminar el Impuesto sobre el Patrimonio y armonizar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Se presenta en Barcelona, en la sede de Foment del Treball Nacional, el estudio “Propuestas para la reforma de los impuestos sobre el Patrimonio y sobre Sucesiones y Donaciones en España

foment.com

•En caso de mantenerlo, reclama que el tipo marginal no supere el 1,5% y subir el mínimo exento, a cambio de reducir y eliminar incentivos fiscales.
•Propone mantener el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones asegurando una tributación muy reducida para las transmisiones entre miembros de la familia nuclear y, en los demás casos, una tarifa con tipos proporcionales aplicables por grupos de parentesco, en todo caso, inferiores al 15%.
•Hace hincapié en la necesidad de armonizar ambos tributos en todas las regiones, mediante normativa estatal de obligada aplicación, manteniendo en ambos impuestos una banda de tipos impositivos que otorgue margen de acción política a las Comunidades Autónomas. De ser posible esa armonización debería extenderse a País Vasco y Navarra.
•Estima que los incentivos fiscales a favor de la empresa familiar deben mantenerse, significando su positiva influencia en el crecimiento económico y la creación de empleo

Barcelona, 23 de Mayo de 2016

La Fundación Impuestos y Competitividad, que agrupa a ocho grandes bufetes de abogados que operan en el país, reclama eliminar el Impuesto sobre el Patrimonio (IP) en España, en línea con la propuesta que realizó en 2014 el Comité de Expertos para la reforma fiscal. Además, aboga para que ningún impuesto similar ocupe el vacío de esta figura tributaria.

La Fundación ha planteado hoy estas modificaciones en la presentación en Barcelona  de su estudio “Propuestas para la reforma de los impuestos sobre el Patrimonio y sobre Sucesiones y Donaciones en España”.

La sesión de presentación ha tenido lugar en la sede de Foment del Treball,  abriendo el acto el Vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, junto con  el Presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, y Luis Briones como Presidente de la Fundación. El acto ha sido clausurado por el Ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro.

Dicho estudio ha sido dirigido y coordinado por Luis Briones y Antonio Zurera, socios de Baker & McKenzie, y en el que han participado profesionales de todas las firmas que integran el patronato de la Fundación. También han colaborado Juan José Rubio – catedrático de Hacienda Pública y Sistema Fiscal de la Universidad de Castilla La Mancha – ; Enrique Giménez- Reyna Rodríguez – Inspector de  Hacienda del Estado en excedencia – ; Javier Perez Fadón – subdirector general de Impuestos Patrimoniales, Tasas y Precios Públicos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas -; Fernando Prats Máñez y Francisco Pozuelo, directores generales de Tributos de las CCAA de Madrid y Aragón, respectivamente.

Han realizado la presentación del Informe el Presidente de la Fundación y Javier Ragué, socio de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira  y colaborador en materia de empresa familiar; valorándose posteriormente desde una perspectiva empresarial por Valentí Pich y finalizando con un coloquio moderado por Salvador Guillermo, éstos dos últimos como Presidente y Secretario de la Comisión de Economía y Fiscalidad de Foment del Treball Nacional, respectivamente.
En el informe, la Fundación Impuestos y Competitividad concluye que en caso de mantener el IP se debería bajar el tipo marginal y asegurar que no supere el 1,5%, a cambio de reducir las exenciones e incentivos fiscales, “salvo aquellos cuya eliminación pudiera tener una repercusión negativa significativa sobre el crecimiento y el empleo como, por ejemplo, los concedidos a las empresas familiares”. En este sentido, recomienda fijar para todo el Estado una horquilla de tipos marginales mínimos y máximos dentro de los cuales podrían elegir libremente las Comunidades Autónomas.

El tipo máximo debería revisarse de forma anual teniendo en cuenta indicadores como el tipo de interés de los Bonos del Estado español a un año. El objetivo es que el impuesto nunca supere la rentabilidad potencial de los propios bienes.

En la misma línea, aboga por que se establezca un mínimo exento más elevado que el actual que sea obligatorio para todas las CCAA, así como por mantener el límite conjunto de cuotas del IRPF y el IP para que la carga fiscal personal a soportar por un contribuyente no pueda ser superior a un porcentaje de la renta obtenida por el mismo en el ejercicio.

La Fundación también pide en su estudio que se revisen las múltiples obligaciones actuales de suministrar información a las administraciones públicas sobre el patrimonio personal para unificar su contenido y forma de presentación, evitando las duplicidades e ineficacias de la situación actual y asegurando la prevalencia de los principios de proporcionalidad y no discriminación que no siempre se respetan en el complejo ordenamiento español.Por otra parte, cree necesario objetivar los métodos de valoración para evitar la inseguridad jurídica y la inequidad que supone valorar de forma distinta activos similares y para facilitar el cumplimiento y la gestión del impuesto.

Revisión del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones
La Fundación insta a que se regulen mediante normativa estatal de obligada aplicación algunos aspectos estructurales del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD). En concreto, también es partidaria de elevar los mínimos exentos a cambio de suprimir o reducir beneficios fiscales y exenciones, “salvo aquellos cuya reducción o eliminación pudiera tener un efecto negativo sobre el crecimiento y la creación de empleo como, por ejemplo, los concedidos a la empresa familiar”.

Además, propone la sustitución de la tarifa progresiva del ISD por tipos proporcionales aplicables a cada grupo de parentesco, reduciendo éstos a tres: la familia nuclear (cónyuge, ascendientes y descendientes), familiares hasta el cuarto grado y el resto.

Por último, en su estudio también aboga por establecer un nivel mínimo de gravamen aplicable en todas las CCAA, con tipos fijos muy reducidos sobre las transmisiones entre miembros de la familia nuclear e inferiores al 15% en los demás casos. En ese contexto, las regiones podrían aumentar el tipo de gravamen hasta un máximo que no debería superar el 5% en relación con la familia nuclear ni el tipo aplicable a las ganancias patrimoniales en el IRPF en el caso de las adquisiciones no familiares.

Incentivos a favor de la empresa familiar
Pese a mantener una postura general de revisión y reducción de los incentivos y bonificaciones existentes en estos dos impuestos, en línea con la propuesta de simplificación y acercamiento del régimen existente en las distintas Comunidades Autónomas, considera sin embargo deseable el mantenimiento de los incentivos fiscales para la empresa familiar, e incluso incorpora propuestas a favor de una interpretación extensiva del régimen en vigor. Subsanando posibles ineficiencias del mismo. Se trata en definitiva de fortalecer la actividad empresarial española, favoreciendo la subsistencia y transmisión de las empresas entre generaciones.
Sobre la Fundación Impuestos y Competitividad
La Fundación Impuestos y Competitividad nació en septiembre de 2011  del acuerdo entre 8 de los principales expertos en el asesoramiento fiscal con proyección internacional establecidos en Españaqueintegran su patronato: Baker & McKenzie; Cuatrecasas, Gonçalves Pereira; Deloitte Abogados; EY Abogados; Garrigues; KPMG Abogados; PwCTax& Legal Services y Uría Menéndez.

Se trata de una entidad sin ánimo de lucro cuyo objeto es la investigación, el conocimiento, la divulgación y la opinión independiente sobre los desarrollos normativos internacionales en materia de tributación y fiscalidad y sobre las experiencias de aplicación de los mismos;  con la intención de identificar aquéllos que sean más idóneos y contribuir, si no existieran en nuestro país o en la Unión Europea, a su incorporación al ordenamiento y la práctica española y comunitaria en beneficio de la competitividad de la economía nacional y de la Unión Europea.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados