AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



¡Socorro, mi smartphone tiene un virus!

Cómo podemos protegernos
20.12.2012 Madrid. Emelia Viaña. El artículo en Expansión
Puede que usted no se haya dado cuenta y que piense que es ajeno a este problema creciente, pero los datos demuestran que cada vez es más probable que sufra el ataque de un virus informático en su móvil o tableta. Es la nueva modalidad del cibercrimen, que tiene un coste mundial de 85.000 millones de euros y lo sufren más de millón y medio de personas cada día.
Todos los dispositivos conectados a Internet son susceptibles de sufrir estos ataques, pero el cibercrimen se centraba básicamente en los ordenadores. Con el uso masivo de otros dispositivos, nadie se libra de las consecuencias de la agresión de un virus. El 21% de la población ha sido víctima en redes sociales o en dispositivos móviles, según un estudio de Norton. Además, casi un tercio de los usuarios de móviles han recibido algún mensaje de texto de alguien que no conocía pidiéndole que accediera a un determinado enlace o marcase un número desconocido para escuchar un mensaje.
Éstas y otras prácticas son más o menos comunes, de ahí que los expertos aconsejen a los usuarios a que permanezcan alerta cuando usen sus smartphones y tablets. Valentín Martín Manzanero, profesor de seguridad en sistemas operativos y de análisis de vulnerabilidades de la Universidad Internacional de La Rioja, alerta de que, por ejemplo, «con 25 dólares puedes subir a Google Play una app sin aprobación previa».
El coste tan bajo de este tipo de aplicaciones es uno de los argumentos a favor del cibercrimen. El valor de lo que pueden conseguir instalando una aplicación que contiene un virus es mayor. Según este experto, el aumento del malware en los dispositivos Android (sistema operativo que tiene un 75% de cuota de mercado) durante el segundo cuatrimestre de este año, se ha triplicado con respecto al periodo anterior. «Las apps se retiran con denuncias posteriores a su subida. Cualquier aplicación, incluso las que contienen algún tipo de malware, sólo son eliminadas cuando se han recibido quejas de los consumidores estafados, lo que hace que el virus pueda haber afectado ya a miles de dispositivos».
Pero, ¿cuál es más vulnerable? «Android es, en principio, una plataforma más atractiva porque tiene más usuarios. Además, Apple tiene una pega para los delincuentes. Sólo puedes instalar en tu dispositivo una app que esté en su AppStore. Éstas están controladas y tienen que cumplir unas medidas de seguridad para estar en esta plataforma. Android está más abierto y puedes instalarte una aplicación que no esté en su tienda original», señala Luis Corrons, director técnico de PandaLabs. Para Salvador Tapia, director general de Norton, «la ciberdelincuencia tiene tres ventajas con respecto a otros delitos: no hay una legislación unificada en todo el mundo, lo que en España es delito, no lo es en otros países; los delincuentes no tienen que estar presentes cuando comenten la ilegalidad; y los consumidores no piensan que merezca la pena denunciar y la mayoría de las veces no reconocen el delito».
Quizá sea éste el peor de estos problemas. Los virus, por lo general troyanos, se instalan en los dispositivos y el usuario no lo sabe, pero el delincuente actúa desde él. ¿Qué podemos hacer para protegernos? En el Máster en Seguridad Informática de la Universidad Internacional de La Rioja recomiendan: no guardar las contraseñas; utilizar software de fuentes fiables; usar un antivirus (ya hay varios para este tipo de dispositivos); tener un sistema de localización del dispositivo (hay antivirus que ya lo incorporan); cifrar la información que contiene nuestro dispositivo; y actualizar el sistema siempre que éste nos lo pida.
Algunos ejemplos que podrían ocurrirle
WHATSAPP: Mantener una conversación con alguien desde un sitio público con WiFi puede no ser tan privada como creemos. Basta con que alguien que esté en el mismo lugar se descargue Whatsapp Sniffer, y podrá leerla.
CÓDIGOS QR: Con una aplicación accedemos a la información que contienen. Ya ha habido casos de códigos QR que redirigían a una web que parecía la del banco del usuario y en la que éste introducía sus claves. En realidad, estaba era de un ‘hacker’, denuncia Salvador Tapia de Norton.
‘APPS’ FALSAS: ¿Denunciaría si se descargara por menos de un euro una aplicación, que en realidad no es lo que dice ser? Muchas aplicaciones son falsas y los delincuentes recaudan mucho dinero con miles de descargas en pocas horas.
CONTRASEÑAS: Los expertos recomiendan proteger con contraseñas el móvil, pero no sólo éste, sino también la información que contiene. Tener claves de acceso a documentos o fotografías complica las cosas a los delincuentes.
DISPOSITIVOS DE EMPRESA: Cuando el móvil o la tableta que nos roban es de la empresa, la cosa se complica. Los ciberdelincuentes pueden acceder a todo la información sensible de la compañía, pero incluso a la que nosotros no tenemos en nuestro dispositivo.
SMS CON ENLACES WEB: Es una de las formas más comunes con la que engañan los ciberdelincuentes a los consumidores. Accediendo al enlace que un desconocido nos manda en un sms nos instalan un virus en nuestro teléfono.


  Imprimir Imprimir

Deje un comentario

Debe identificarse para enviar un comentario.