AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 2 de septiembre de 2008

Financial Times dice que españa está condenada a una profunda recesión

martes, 2 de septiembre de 2008

01.09.08 Periodista digital
El prestigioso diario británico Financial Times no se deja engañar por el humo que intenta vender el Gobierno ZP y afirma en un artículo que España está condenada a una “profunda recesión”, debido fundamentalmente al déficit por cuenta corriente, que alcanza el 10 por ciento del PIB. Zapatero, en estado de trance y hundido en sus propias mentiras, sigue a la espera de la crisis le dé una tregua mientras FT advierte que “los cerdos (por España) están cayendo de nuevo a tierra”.
Los motivos que se alegan en este artículo para hacer esta afirmación son: el déficit por cuenta corriente, que alcanza un 10 por ciento del PIB, la imposibilidad de devaluar la divisa al pertenecer a la Eurozona y el endurecimiento de las normas crediticias por parte del BCE.
El diario británico hace un balance de las economías portuguesa, italiana, griega y española, a las que se refiere como “cerdos” (Pigs por sus siglas en inglés). Según el periódico, “es un apodo peyorativo, aunque refleja en gran medida la realidad” de estas economías.
“Hace ocho años, los cerdos llegaron realmente a volar. Sus economías se dispararon después de unirse a la Eurozona. (”¦) Ahora los cerdos están cayendo de nuevo a tierra”, dice el diario.
En este sentido, añade que el déficit por cuenta corriente afecta especialmente a España, Portugal y Grecia. Ante esta situación, Financial Times indica que las medidas más evidentes como la devaluación de la divisa o la recaudación de fondos del BCE parecen complicadas.
Así, apunta que financiar este déficit es cada vez más complicado en un momento de restricción crediticia, especialmente en el caso de España, donde sus bancos y cajas han usado garantías de baja calidad respaldadas por activos para recaudar fondos baratos de la autoridad monetaria europea.
Todo esto apunta a una profunda recesión. “El indicio más dramático de ello puede apreciarse en España, donde el índice de desempleo aumentó casi un punto porcentual en el segundo trimestre”, apunta el editorial británico.
Finalmente, señala que Reino Unido tuvo que hacer frente a una situación similar en la década de los 90, para lo que retiró la libra esterlina del mecanismo de tipo de cambio (MTC) de Europa y la devaluó. Pero eso no lo puede hacer ninguna de las cuatro economías analizadas, por lo que el diario británico asegura que la pertenencia de “los cerdos” al euro puede pasarles factura.

1 de septiembre, el día de las suspensiones de pagos

martes, 2 de septiembre de 2008

Eduardo Segovia – 01/09/2008 Cotizalia. El Confidencial

La vuelta de vacaciones que hoy sufren millones de españoles va a ser especialmente dura para los funcionarios judiciales. Según varias fuentes de toda solvencia, hoy se espera que se presente una auténtica avalancha de solicitudes de concurso de acreedores (la antigua suspensión de pagos) en los juzgados españoles por parte de numerosas empresas, en especial del sector inmobiliario pero no exclusivamente.

«La avalancha va a ser de órdago», afirma una de las fuentes consultadas, que añade que los principales bufetes de Madrid y Barcelona no han descansado en julio ni agosto preparando estos procesos. Un socio de uno de estos bufetes confirma esta información: «Hay muchas empresas pequeñas que han estado todo el verano intentando salvarse pero no lo han conseguido, así que no tienen más remedio que acogerse al concurso de acreedores».

Según las fuentes citadas, ninguna de las empresas que va a acudir hoy al juzgado es especialmente conocida. Por el contrario, se trata sobre todo de empresas pequeñas y medianas, muchas veces de ámbito regional, que han acabado por sucumbir a la crisis que ya sufre con todo su rigor nuestra economía, en especial el sector del ladrillo (el estallido de la burbuja inmobiliaria es el culpable de que nuestra situación sea más grave que la que sufre el resto de Europa por la crisis de crédito).

Aunque no sea hoy mismo, sí hay una gran inmobiliaria que podría presentar el concurso en los próximos días si no soluciona sus asfixiantes problemas financieros: Reyal Urbis, que debe renegociar dos créditos sindicados por valor de 3.000 millones después de anunciar el viernes unas tremendas pérdidas de 331 millones de euros en el primer semestre del año (10 veces más que en el mismo período de 2007). Estas pérdidas suponen el incumplimiento de las condiciones exigidas en estos préstamos y que, por tanto, los hacen exigibles inmediatamente por parte de sus acreedores.

En todo caso, con la avalancha prevista para hoy, seguirá creciendo la nómina de empresas que se declaran en suspensión de pagos, que era de 1.056 hasta junio, según el INE. La más importante de esta nómina es Martinsa-Fadesa, la mayor suspensión de pagos de la historia de España con una deuda real de unos 6.500 millones de euros. Precisamente, hoy es el día en que los administradores concursales de la compañía que presidía Fernando Martín empezarán a elaborar su informe sobre la viabilidad de la compañía o la necesidad de su liquidación.

Una lista que no para de crecer

También han tenido que recurrir al concurso inmobiliarias conocidas como Llanera, Lábaro, Cosmani, Promodico, Seop, Obradis, Expofinques, Urazca, Nuepro y un largo etcétera. Otras compañías con graves problemas de liquidez han conseguido salvarse de momento del concurso porque los bancos han preferido refinanciar sus enormes deudas antes que ponerse a la cola del juzgado: los casos más conocidos son los de Afirma (la antigua Astroc), Detinsa, Hábitat o Aisa, que se salvó por los pelos del concurso instado por sus acreedores. Finalmente, la protagonista del primer descalabro inmobiliario, Colonial, fue rescatada por La Caixa y Banco Popular antes de tener que acudir al juzgado.

El concurso de acreedores, a pesar de su enorme impacto negativo sobre la imagen de las empresas, no es necesariamente el fin del mundo. De hecho, es una solución que puede resultar mejor que la refinanciación en algunos casos (y es la única salida si la empresa no es viable) puesto que permite gestionar la compañía sin estar pendiente del próximo vencimiento de deuda, posibilita reestructurar el balance de forma realista y facilita llegar a acuerdos con los acreedores (las refinanciaciones requieren unanimidad y los concursos, mayoría simple).

La crisis inmobiliaria pone freno a la subida del precio del suelo agrícola

martes, 2 de septiembre de 2008

El aumento del valor del terreno de regadío se reduce a la mitad después de varios años de escalada continua
A. Teruel. Información.es
La crisis del mercado inmobiliario ha tenido también su repercusión en el sector agrario. El incremento en el precio del suelo rústico en la provincia, que en los últimos años había sido continuo, se redujo a la mitad en 2007, según datos hechos públicos recientemente por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino. Un frenazo que desde el sindicato La Unió achacan a un menor número de compras masivas de terrenos con fines especulativos, provocado por la nueva situación económica.
La última Encuesta de Precios de la Tierra elaborada por el Ministerio señala que el coste medio de las tierras de labor de regadío en la Comunidad Valenciana era en 2007 de 52.905 euros, 6.710 más que el año anterior. Sin embargo, este incremento es prácticamente el más bajo de los últimos siete ejercicios. Entre 2000 y 2006, el valor de este tipo de suelo se triplicó. Un aumento mucho mayor que el registrado en el conjunto de España, donde una hectárea cuesta en la actualidad como media 19.525 euros. También las tierras de secano tienen un precio mucho menor, con tan sólo 5.570 euros por hectárea en la Comunidad y 6.933 en España.
El secretario de La Unió en la provincia de Alicante, Juan Pastor, explica que la escalada en el precio de las tierras de regadío se ha debido al «crecimiento económico desmesurado» de los últimos años. Así, comenta que se han producido compras de «grandes fincas» con vistas a que fueran «incluidas en algún proyecto urbanístico» y obtener de esa forma un importante beneficio.
Otra intención, agrega, ha podido ser la de simplemente construir, tanto por parte de grandes como de pequeños propietarios. En este sentido, recuerda que en una parcela con una extensión superior a la de 1 hectárea «ya se puede edificar», por lo que han sido muchos los que han optado por comprar suelo rústico para hacerse su propia vivienda, no ya para comerciar con los terrenos.
Esta situación, apunta Pastor, contrasta con las dificultades económicas por las que pasan los agricultores debido al «bajo precio» de los productos. La falta de rentabilidad los ha abocado incluso a tener que participar en cierto modo del juego especulativo. Muchos, dice, se han visto obligados a «vender terrenos para poder mantener el resto de su explotación agrícola» o, simplemente, «para poder tener dinero», ya que su actividad agraria «sólo sirve para subsistir y a veces ni siquiera llega a cubrir las pérdidas».
En los últimos tiempos, sin embargo, «los precios se han parado bastante» y se detecta además un ritmo más bajo de compras masivas de suelo. Pastor estima que «no es rentable comprar para luego vender al mismo precio». De cualquier forma, recalca que, aunque el coste de los terrenos se mantenga o incluso baje, para un agricultor sigue siendo «difícil» adquirirlos, ya que «si no se tiene dinero, no se puede comprar nada».
Más ayudas al medio rural
Juan Pastor reitera que esta escalada de precios va en contra del propio sector agrario, y que situaciones como ésta deberían estar compensadas desde la administración con algún tipo de ayuda. El dirigiente sindical incide en la exigencia, expresada en diversas ocasiones por la organización, de que haya «subvenciones para el mantenimiento» del sector. Pastor recalca que «el que de verdad va a mantener el medio es el agricultor, o las empresas agroalimentarias fijadas en el terreno».