AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 13 de septiembre de 2008

La Policía detiene a la cúpula de Riviera por estafar 70 millones a mil inversores

sábado, 13 de septiembre de 2008

Golpe al grupo inmobiliario
El presidente de la promotora y otras cinco personas fueron apresadas cuando iban a volar a Marruecos en un avión privado.
P. Cerrada / P. Guzmán. Información.es 12 septiembre 2008

La Policía Nacional detuvo en la noche del miércoles a la cúpula directiva del Grupo Riviera Invest cuando se disponía a subir en un avión privado alquilado para viajar a Marruecos. Las seis detenciones se realizaron bajo la acusación de estafar más de 70 millones de euros a cerca de un millar de inversores de Alicante, Murcia, Granada y Málaga. Entre los seis detenidos se encuentra el presidente de la empresa con sede social en Alicante, el conocido empresario francés Roch Claude Tabarot. Riviera Invest presentó suspensión de pagos a finales de julio.
Las detenciones fueron realizadas por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Comisaría General de la Policía Judicial y de la Comisaría de Alicante. La actuación policial fue dirigida desde Madrid por el magistrado Santiago Pedraz, titular del juzgado central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, quien además de las detenciones autorizó la inmovilización de todas las cuentas bancarias y el registro de las sedes de la promotora. Riviera garantizaba a los inversores una rentabilidad del 6% anual durante diez años por la gestión de estudios que compraban y se destinaban al alquiler para universitarios y para la tercera edad, pero en abril dejó de pagarles.
La Policía organizó un dispositivo ante la sospecha de que los directivos de la promotora pudieran viajar a Marruecos con la intención de eludir la acción de la Justicia. Con ese objetivo movilizó a una docena de agentes para capturar en la pista del aeropuerto a los directivos. Además del administrador único de Riviera, la Policía detuvo a un apoderado de la empresa, a otro directivo y a tres ex apoderados que causaron baja el pasado 28 de julio, coincidiendo con la suspensión de pagos de la mercantil. Entre los apresados figura una abogada que trabajaba en la compañía.
Los seis detenidos han pasado la noche en los calabozos de la Comisaría Centro de Alicante, donde está previsto que hoy comiencen a ser interrogados antes de pasar a disposición judicial como presuntos autores de los delitos de estafa y falsedad documental. El empresario Tabarot y la abogada detenida fueron trasladados en la mañana de ayer por la Policía a la sede de la empresa en la avenida de la Albufereta -en el inmueble que albergaba antes el Liceo Francés-, donde se realizó un largo registro.
Las diligencias policiales se iniciaron a raíz de la denuncia interpuesta en agosto en la Comisaría General de Policía Judicial por la Asociación de Afectados del Grupo Riviera contra la mercantil por un presunto delito de estafa. Tras las primeras investigaciones, la Policía derivó el caso a la Audiencia Nacional a principios de este mes.

Denuncia
La denuncia presentada por la Asociación de Afectados recoge la situación de los inversores de la residencia universitaria Ulyss de San Vicente del Raspeig y del complejo de lujo para la tercera edad Jardines del Edén, en torno a unos 700 en la provincia, afectados por el impago de sus rentas desde abril y en algunos casos por la no cancelación de hipotecas, y acusa a la empresa de «fraude masivo» por perjuicio patrimonial. El montante de la deuda, según las estimaciones del colectivo de acreedores, rondaría sólo en Alicante los 13 millones de euros. Asimismo, la denuncia expone que el grupo mercantil «exportó» a Murcia, Granada y Málaga el negocio de las residencias universitarias y para la tercera edad, que inició con un éxito inmediato en el año 2006 en Alicante. En estas tres provincias, recoge la demanda, los inmuebles se pusieron a la venta sobre plano y sin que se llegaran a construir los complejos.
Concretamente, en el caso de Murcia se pusieron a la venta un total de 2.016 estudios por un montante global de 91 millones de euros. Al efectuarse la compra sobre plano, precisa la denuncia, los inversores sólo pagaron el 50% de la inversión, 45,5 millones de euros. «Cuando los compradores comprueban que no se inician movimientos de tierra ni se empieza a construir piden explicaciones a la parte vendedora», relata la denuncia, que pone de manifiesto que «es entonces cuando se firma el contrato de resolución de compraventa», que la mercantil justificó en el retraso del proceso urbanístico «sin previsión cierta del plazo que deba transcurrir hasta que el mismo finalice y así poder obtener la licencia de edificación».
En la resolución del contrato se pactó la entrega de todas las cantidades entregadas mediante un pagaré. «Un pagaré sin fondos», que los inversores no pudieron llegar a reclamar al declararse seguidamente la empresa en suspensión de pagos, siempre según la denuncia interpuesta desde Alicante por los afectados, que en los casos de las provincias de Granada y Málaga no incluye referencias concretas sobre el número exacto de inmuebles vendidos.
En Alicante, Riviera vendió entre 2006 y 2008 un total de 1.088 estudios en la residencia universitaria Ulyss, de cinco fases, en San Vicente del Raspeig. La explotación se ha limitado a 501 estudios, ya que las fases IV y V no se llegaron a terminar, pese a que se vendieron en su totalidad. A estos más de mil inmuebles, en Alicante se suman los 88 del complejo para la tercera edad Jardines del Edén. En todos los casos, la mercantil asumía la gestión -alquiler- de los inmuebles y garantizaba a los inversores una rentabilidad anual, en cuotas mensuales, del 6% durante diez años.
La promotora del grupo, Riviera Coast Invest S. L., presentó un concurso de acreedores voluntario (antigua suspensión de pagos) el 21 de julio. Las alarmas se desataron entre los inversores, que en ese momento acumulaban ya cuatro meses sin cobrar la renta garantizada por la mercantil. El pasado día 1, otra sociedad del grupo, Riviera Coast Gestión, entró también en situación concursal a petición de los acreedores.