AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 15 de septiembre de 2008

Corredor insiste en que es «un buen momento» para comprar una vivienda

lunes, 15 de septiembre de 2008

Agencias. El Economista 15/09/2008

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor ha reiterado hoy que «este es un buen momento para alguien que quiera comprarse una vivienda para vivir en ella o una familia que quiera cambiarse de casa. Además aseguró que el Gobierno «está estudiando la posibilidad de eliminar el requisito de que una vivienda tenga que estar en el mercado durante un año sin venderse para poder pasar a tener un precio protegido concertado».
En una entrevista en Telemadrid, Corredor admitió que «nos estamos planteando suprimir este requisito» que introdujo la antigua titular de la cartera de Vivienda, Carme Chacón, «y que las viviendas terminadas puedan pasar a este sistema» de precio concertado.
Reducción de precios
«Con esto se les exige un esfuerzo de reducción de precios considerable a los promotores», que pasarían a obtener mayores posibilidades de vender las viviendas y de «lograr liquidez». Esta propuesta, que es un reclamo de los promotores, está enfocada a ayudar a «las rentas medias» que tienen «unos 3.000 euros de ingresos al mes» y que no pueden optar a otro tipo de viviendas protegidas.
Por otra parte, Corredor reiteró que «este es un buen momento para alguien que quiera comprarse una vivienda para vivir en ella o una familia que quiera cambiarse de casa». En su opinión, el frenazo del sector permite a estas familias poder «encontrar con toda serenidad la vivienda que se adapte a sus características, a sus necesidades o a sus preferencias».
La ministra comparó la situación actual con la que existía antes en el sector, en la que «si no comprabas la casa hoy, mañana, o no estaba, o valía más». «Esto es un estrés para las familias que no se podía mantener», añadió Corredor.
Mala ingeniería financiera
Corredor aseguró además que el nivel de solvencia y de regulación del sistema financiero español hace impensable que sufra una crisis semejante a la que atraviesa la banca norteamericana, cuyo último episodio es la quiebra de Lehman Brothers.

Corredor señaló que esta última bancarrota es «un eslabón más de una cadena que viene desde el año pasado», y que es consecuencia de «la mala ingeniería financiera que se puso en marcha con las hipotecas de alto riesgo», conocidas popularmente como «hipotecas basura».

Aseguró que España cuenta con un sistema financiero «con unas regulaciones estrictas que dan un margen de seguridad suficientemente grande como para que podamos estar tranquilos desde el punto de vista de la solvencia de nuestras entidades financieras».

Algo distinto, argumentó, es que la banca norteamericana tenga serios problemas para conseguir liquidez, por la desconfianza que reina en los mercados internacionales, y que el hundimiento de una entidad de la envergadura de Lehman Brothers pueda tener repercusiones a nivel internacional. Pero insistió en que «la garantía del Estado español sigue siendo suficientemente solvente».

El BCE inyecta 30.000 millones de euros a los bancos en plena jornada de caída libre de las bolsas europeas

lunes, 15 de septiembre de 2008

El BCE inyecta 30.000 millones de euros a los bancos en plena jornada de caída libre de las bolsas europeas
Toma la iniciativa tras «observa muy de cerca las condiciones en el mercado de dinero del euro» y contribuir a su funcionamiento ordenado tras la quiebra de Lehman Brothers y la adquisición de Merril Lynch por Bank of America
Agencias – 15/09/2008 Público.es
El Banco Central Europeo (BCE) ha inyectado 30.000 millones de euros a un tipo marginal del 4,30% y un tipo medio del 4,39% en una operación preventiva de ajuste realizada después de que el organismo anunciara que «vigila de cerca» las condiciones del mercado monetario de la zona euro. La decisión se toma tras el anuncio de Lehman Brothers de que se acoge a la bancarrota y la compra por parte de Bank of America, el segundo banco estadounidense por recursos, de la entidad financiera Merrill Lynch por 44.000 millones de dólares (30.500 millones de euros).
La consecuencia más inmediata de la quiebra es la caída generalizada de los mercados europeos. La Bolsa española aumentaba a mediodía la caída de primera hora y el Ibex-35 se dejaba el 3,54.A las 12.00 horas, el principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, perdía 406 puntos y se situaba en las 11.005 unidades. En algún momento de la sesión llegaba a caer hasta los 10.986 puntos.
Las bolsas europeas reaccionaban también con fuertes pérdidas a la quiebra del banco estadounidense, con las entidades financieras experimentando caídas que, en algunos casos, como el Halifax Bank of Scotland, que cotiza en la Bolsa de Londres, alcanzaban el 16 p%. El Eurostoxx 50, que agrupa a los principales valores de la zona del euro, se dejaba el 3,38%.
Pedidos por valor de 90.270 millones de euros
Las 51 entidades comerciales que participaron en la operación, que solicitaron 90.270 millones de euros, deberán reintegrar mañana el importe adjudicado.
El Banco Central Europeo ha subrayado que «vigila de cerca» las condiciones del mercado monetario en la zona euro. En este sentido, el instituto que dirige Jean Claude Trichet indica que está dispuesto a «contribuir» a ordenar las condiciones del mercado monetario de la zona euro.
El Eurosistema puede realizar operaciones de ajuste mediante operaciones temporales de mercado abierto. Las operaciones de ajuste tienen por objeto regular la situación de liquidez del mercado y controlar los tipos de interés, en particular para suavizar los efectos que en dichos tipos causan las fluctuaciones inesperadas de liquidez.
Dada la posibilidad de que haya que adoptar rápidamente medidas en caso de que el mercado evolucione de forma imprevista, es convenente mantener un alto grado de flexibilidad, absorbiendo o inyectando liquidez.
Por su parte, el Banco de Inglaterra ha informado de que vigilará cuidadosamente las condiciones de la libra esterlina en los mercados y llevará a cabo «las acciones apropiadas» si es necesario estabilizar sus mercados de influencia.

La convulsión de los bancos en EE UU provoca fuertes caídas en las Bolsas

lunes, 15 de septiembre de 2008

Las malas noticias sobre el sector financiero en EE UU están metiendo miedo a las Bolsas europeas que han estrenado la semana con pronunciados recortes. El Ibex cae más de un 3% con los bancos sufriendo una auténtica sangría.

CincoDías.com / Madrid (15-09-2008)

Los números rojos han vuelto a los parqués tras las ganancias del pasado viernes y lo han hecho con fuerza. Las dificultades por las que atraviesan los bancos de inversión en EE UU están penalizando a los mercados. Hoy le ha tocado el turno a Merrill Lynch que va a ser rescatado por Bank of America.
Esta noticia unida a la quiebra de Lehman Brothers está teniendo un reflejo en las Bolsas europeas que han inaugurado la semana con fuertes descensos. El selectivo Ibex cae más de un 3%. Sin referencias desde los mercados asiáticos, Fráncfort pierde un 2,7% y Londres, un 2,16%.
«La caída de Lehman hará que desaparezca esa sensación de seguridad, ganada recientemente, de que el Gobierno americano no dejaría caer ningún banco y pondrá al mercado ante lo que es la situación real: se salvan los intereses de los ciudadanos, no las entidades. Esto castigará severamente a las financieras de nuevo», explican los analistas de Bankinter en su informe diario.
Con estas previsiones, el sector bancario es el que se lleva la peor parte en una sesión de auténticos números rojos. BBVA pierde un 3,87% al tiempo que las acciones de Santander recortan un 3,44%. Sabadell, por su parte, encaja un descenso del 3,8%y Popular cede un 3,7%.
Las constructoras tampoco levantan cabeza y caen a las peores posiciones del día. ACS y OHL pierden más de un 3% al tiempo que las acciones de Sacyr Vallehermoso cede un 3,10%. No hay ningún valor del selectivo Ibex en positivo. Unión Fenosa es el menos bajista, con un descenso del 0,46%.
Fuera de Ibex destaca el comportamiento de Colonial. La inmobiliaria ha llegado a un acuerdo para la renegociación de la deuda y ha anunciado desinversiones en FCC y SFL y la venta de su filial Riofisa.
El euro sube hoy y se cambia a 1,435 dólares, frente a 1,417 dólares que marcó el viernes. En el mercado de materias primas, el crudo cae hasta los 94,25 dólares por barril.

Bank of America compra Merrill Lynch y Lehman suspende pagos

lunes, 15 de septiembre de 2008

15/09/2008, por Gemma Martínez. Nueva York. Expansión.com
Fin de semana histórico para Wall Street, con la desaparición de dos bancos de inversión: Lehman Brothers y Merrill Lynch. La venta de Lehman Brothers ha fracasado, después de que los dos candidatos interesados se retiraran de la puja, forzando a la entidad a presentar la suspensión de pagos. Bank of America ha sorprendido con una reacción inmediata: la compra de Merrill, valorada en 50.000 millones de dólares, que pagará con un canje de acciones equivalente a 1,8 veces el valor en libros de los títulos de Merrill.
Limpieza en Wall Street. Catorce meses después de que estallara la crisis del crédito por el derrumbe de las hipotecas de alto riesgo (subprime), el sector financiero estadounidense continúa reconfigurándose, con un tamaño cada vez más reducido. Ayer el tercer y el cuarto banco de inversión, Merrill Lynch y Lehman Brothers, respectivamente, vivieron sus últimas horas como entidades independientes. Lehman fue el primero en caer, después de que tanto la Reserva Federal estadounidense como el Departamento del Tesoro se negaran a financiar su rescate con fondos públicos.
Esta decisión de las dos instituciones provocó que el domingo por la mañana Barclays y Bank of America, los dos bancos que habían demostrado intereses por la adquisición, se retirarán del proceso sin llegar a presentar una oferta formal. Así, Lehman, que ha visto como su cotización ha caído más de un 70% en la última semana y que ha perdido la confianza de los inversores, anunció hace unos minutos que suspenderá pagos. La medida sólo afectará a la matriz. Las partes de la compañía que estaban en venta (la gestora de fondos o los activos inmobiliarios) han quedado fuera del expediente de la suspensión y continuarán intentando traspasarse a un tercero. Será la suspensión más grave desde que el fondo Drexel Burnham Lambert hiciera lo mismo en 1990. El banco dirigido por Richard Fuld ha contratado los servicios de un bufete especializado en suspensiones de pagos, Weil, Gotshal & Manges.
Merrill Lynch, por su parte, se vio obligado ayer aceptar una oferta de compra lanzada a última hora por Bank of America, el primer banco de EEUU por capitalización y el segundo por activos por detrás de Citi que horas antes había renunciado a comprar Lehman. John Thain, primer ejecutivo de Merrill, rechazó un acercamiento de Bank of America en verano, pero ahora ha tenido que cambiar de planes para evitar sufrir por miedo al posible contagio provocado por la casi segura desaparición de Lehman. La compra de Merrill está valorada en 50.000 millones de dólares, que se pagarán a través de un intercambio de acciones.
Bank of America entregará 0,85 acciones a los antiguos accionistas de Merrill por cada acción que posean de su firma. Este precio equivale a 1,8 veces el valor en libros de las acciones de la entidad adquirida, según ha afirmado hace escasos minutos el banco en un comunicado. La compra, aprobada ayer por el consejo de administración de Bank of America, debe ser ratificada por la junta de accionistas. Tres vocales del consejo de Merrill se incorporarán al de su nuevo dueño, sin que hasta el momento haya trascendido la identidad de los vocales ni si uno de ellos será John Thain, el máximó ejecutivo de Merril.
La operación, que se materializará en el primer trimestre de 2009, permite al banco dirigido por Kenneth Lewis hacerse con la mayor red de brokers de Estados Unidos, con 16.000 intermediarios financieros. Lewis aseguró que «comprar Merrill es una gran oportunidad para nuestros accionistas. Crearemos más valor para ellos debido a las sinergias que esperamos alcanzar en nuestro negocio». Thain, por su parte, proclamó que la suma de las dos entidadades liderará «el sector financiero en todo el mundo».
Fondo de emergencia
Mientras se materializa la suspensión de pagos, diez grandes bancos del país, presionados por la Reserva Federal y el Tesoro (que deseaban que el sector privado fuera el responsable del rescate o de la liquidación de Lehman), se comprometieron ayer a crear un fondo de emergencia. Este instrumento financiero contará con un presupuesto que oscilará entre 70.000 millones de dólares y 100.000 millones, que serán aportados por entidades como Citigroup, Bank of America, JPMorgan, Credit Suisse y, Deutsche Bank, entre otros. El fondo de emergencia podrá ser utilizado por sus creadores para cubrirse de los posibles riesgos que les ocasione la liquidación de Lehman Brothers.
La Fed también reaccionó con urgencia después del fracaso de las negociaciones y decretó una serie de medidas extraordinarias para facilitar las condiciones de acceso de los bancos a la ventana de descuento. La Fed aceptará como garantía de los préstamos instrumentos colaterales que hasta ahora no se permitían.
Además, de este fondo de emergencia, los bancos pueden intentar adquirir los activos de Lehman, de forma urgente, incluso sin esperar a que se inicie el proceso de suspensión de pagos.
La liquidación ordenada de Lehman era una de las opciones que barajaban la Fed y el secretario del Tesoro, Henry Paulson, aunque era la que menos gustaba. Las autoridades regulatorias y los bancos, reunidos desde el viernes hasta ayer en la sede de la Reserva Federal de Nueva York, intentaron pactar un acuerdo en otro sentido: salvar a Lehman Brothers a través de su división en dos partes. Una primera agruparía los activos de más calidad -como la gestión de fondos- que podían haber sido adquiridos por Barclays o Bank of America, íntegramente o a través de un consorcio de varias entidades.
Los bienes de peor calidad, como los activos inmobiliarios devaluados, serían asumidos por un grupo de diez a quince bancos -entre ellos los participantes en la reunión de la Fed-, que intentarían vender estos bienes asumiendo las posibles pérdidas. Esta parte del negocio estaría valorada entre 50.000 y 80.000 millones de dólares. La solución planteada era similar a la que se realizó para salvar al hedge fund Long-Term Capital Management, aunque en este caso la aportación de capital de los bancos parece descartada en favor de la asunción de activos. En cualquier caso, este escenario se desechó rápidamente después de que tanto Barclays como Bank of America decidieran retirarse del proceso.
Castigo al ejecutivo más senior
El final de Lehman Brothers, fundada hace 158 años, es un duro castigo para Richard Fuld, su consejero delegado, el más veterano de Wall Street, después de que el presidente de Bear Stearns (James Cayne) abandonara la firma al ser comprada por JPMorgan. Fuld, que se ha caído este año de la lista de los 1.125 hombres más ricos del mundo de la revista Forbes, ha intentado hasta la extenuidad acabar como Cayne y se ha negado en varias ocasiones a vender su firma íntegramente, hasta que la desconfianza de los inversores ha sido asfixiante y le ha forzado a cambiar de opinión. Las distintas iniciativas que Fulds anunció tras presentar las pérdidas más altas de su historia fueran acogidas con una indiferencia y una frialdad absoluta.
Los inversores ya anticipaban desde hace semanas el fracaso de Fuld y la posibilidad de que Lehman Brothers podía terminar en suspensión de pagos o protagonizando un rescate similar al de Bear Stearns. Este último se produjo de forma mucho más precipitada y veloz que en el caso de Lehman, que tiene otra ventaja adicional a su favor. El cuarto banco de inversion de Estados Unidos puede resolver sus problemas de liquidez recurriendo a la ventanilla de descuento de la Reserva Federal, una medida que en el momento del colapso de Bear Stearns estaba reservada en exclusiva a los bancos comerciales.
Así, la acción de Lehman cerró el viernes a 3,65 dólares, después de caer un 13,51%. Este precio, sin embargo, representó una mejoría ligera sobre el mínimo del día (3,17 dólares), que se produjo después de que trascendiera que Bank of America y Barclays estaban estudiando presentar una oferta por Lehman Brothers.
En lo que va de año, los títulos de la entidad dirigida por Fuld han retrocedido un 94%. El 2 de enero, el primer día de cotización, la acción cerró a 62,19 dólares. Este precio sólo se ha superado una vez desde entonces, el 1 de febrero, cuando la acción de Lehman alcanzó los 66 dólares.
Con la anticipación de la posibilidad del rescate, los inversores respaldan así las tesis del Departamento del Tesoro y de la Reserva Federal estadounidense, que se niegan a aportar fondos públicos para salvar a Lehman Brothers, apoyándose también en el factor tiempo. Los problemas de liquidez del banco dirigido por Fuld se han conocido mucho antes que los de Bear Stearns. Además, el Gobierno de George W. Bush, a escasos meses de dejar la Casa Blanca, no quiere convertirse en una tabla de salvavidas, después de haber intervenido la semana pasada a Freddie Mac y Fannie Mae, las dos mayores hipotecarias del país. Las entidades ya están gestionadas por la Administración, que también entrará en el capital, con una participación máxima del 80% y una inyección de 140.000 millones de euros. El próximo Gobierno que salga elegido de las elecciones del 4 de noviembre será el responsable de decidir si las dos entidades vuelven al sector privado o se mantienen en el ámbito público.
Otra entidad financiera, la aseguradora AIG, también anunciará hoy distintas medidas para aumentar su liquidez y lograr más capital.

El Congreso acuerda convocar a varios expertos para estudiar mejoras en la política de vivienda

lunes, 15 de septiembre de 2008

14/09/2008 Madrid. Europa Press. Finanzas.com
La Comisión de Vivienda del Congreso de los Diputados ha acordado abrir una ronda de comparecencias de expertos de distintos ámbitos para analizar la situación del sector residencial y buscar las políticas «más adecuadas» para facilitar el acceso a la vivienda. Los especialistas empezarán a desfilar por la Cámara Baja a finales de este mes y está previsto que las comparecencias se extiendan hasta final de año.
Según explicó a Europa Press el presidente de la Comisión de Vivienda, el diputado de CiU Pere Macías, a lo largo de este trimestre tendrán lugar tres reuniones con expertos en distintos aspectos de este área, con el objetivo de que aporten a los diputados una visión global de este asunto ante el inicio de los trabajos para la elaboración del nuevo Plan Vivienda 2012. Tras escuchar a los comparecientes, la comisión decidirá si eleva un informe al Pleno de la Cámara.
Las comparecencias se organizarán en tres sesiones que, a falta de casar la agenda de los asistentes, empezarían a partir del 25 de septiembre. En la primera de ellas, se convocará a una serie de expertos técnicos, entre los que estaría el presidente de la Asociación Hipotecaria Española, José Fariña, o el economista Javier de Marcos.
A la segunda, asistirán lo que Macías calificó como ‘espectadores’ del sector, desde el decano de los Registradores de la Propiedad de España, Fernando Méndez, a la presidenta de la Confederación Española de Consumidores y Usuarios, María Rodríguez Sánchez.
Por último, en la tercera sesión participarán los «actores» destacados de la actividad del sector residencial como representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), de la Asociación de Empresas Gestoras de Cooperativas y Proyectos Inmobiliarios (GECOPI) y de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE).

Se cita por error al anterior Decano de los Registradores, Don Fernando P. Méndez cuyos méritos y capacidad son de sobra conocidos. El actual Decano nacional es Don Eugenio Rodríguez Cepeda.

En la página web de la Asociación Hipotecaria Española sigue figurando como Presidente de la Junta Directiva don Gregorio Mayayo.

Todas las claves de la crisis financiera internacional. La caída de los ´ninjas´

lunes, 15 de septiembre de 2008

El desplome del precio de la vivienda en EE UU provocó el derrumbe de un castillo de naipes financieros cuyo efecto real aún se desconoce

Hace un año que estalló la «crisis ninja». El profesor Leopoldo Abadía, docente jubilado del IESE, triunfa en internet con un extenso artículo titulado así y donde analiza el origen y las consecuencias que ha tenido para la economía mundial la construcción de un entramado de productos financieros sustentados en hipotecas concedidas a estadounidenses sin empleo fijo ni propiedades, los llamados «ninjas». En esta tercera y última entrega del amplio extracto del artículo del profesor Abadía se detallan los efectos que la crisis está teniendo en la economía real.
Oviedo/ Leopoldo Abadía. Toda la arquitectura financiera construida sobre los frágiles pilares de unas hipotecas concedidas a ciudadanos estadounidenses sin empleo fijo y sin propiedades (los llamados «ninjas») se transformó en un peligroso virus que infectó los balances de los principales bancos mundiales. El estallido de la crisis de las llamadas «hipotecas basura», del que ahora se cumple un año justo, ha dejado tocado al sistema financiero internacional, sembrando la desconfianza entre las distintas entidades, pues aún no se conoce hasta qué punto pueden estar afectadas por los efectos de los productos financieros construidos sobre las hipotecas concedidas a los «ninjas». En esta tercera y última entrega del amplio extracto del artículo del profesor Abadía, se detalla cómo estalló la crisis, cómo se trasladó a la economía real y se hacen algunas consideraciones sobre la irresponsabilidad demostrada por las autoridades financieras. Así ve el profesor Abadía la detonación de la bomba financiera construida sobre los pobres «ninjas», cuya onda expansiva aún estamos sufriendo.

A principios de 2007, los precios de las viviendas norteamericanas se desplomaron.

Muchos de los «ninjas» (personas sin ingresos ni trabajo fijo a las que se habían concedido las «hipotecas basura») se dieron cuenta de que estaban pagando por su casa más de lo que ahora valía y decidieron (o no pudieron) seguir pagando sus hipotecas.

Automáticamente, nadie quiso comprar MBS, CDO, CDS, Synthetic CDO (los productos financieros basados en esas hipotecas) y los que ya los tenían no pudieron venderlos.

Todo el montaje se fue hundiendo y un día el director de la oficina de San Quirico llamó a un vecino para decirle que aquel dinero se había esfumado, o, en el mejor de los casos, había perdido un 60 por ciento de su valor.

Comentario: vete ahora a explicar al vecino de San Quirico lo de los «ninjas», el Bank de Illinois y el Chicago Trust Corporation.

No se le puede explicar por varias razones: la más importante, porque nadie sabe dónde está ese dinero.

Y al decir nadie, quiero decir nadie. Pero las cosas van más allá.

Porque nadie -ni ellos- sabe la porquería que tienen los bancos en los paquetes de hipotecas que compraron y, como nadie lo sabe, los bancos empiezan a no fiarse unos de otros.

Como no se fían, cuando necesitan dinero y van al mercado interbancario, que es donde los bancos se prestan dinero unos a otros, o no se lo prestan o se lo prestan caro.

Por tanto, los bancos ahora no tienen dinero.

Consecuencias:

I. No dan créditos

II. No dan hipotecas, con lo que las Colonial, Habitat, etcétera lo empiezan a pasar mal, muy mal. Y los accionistas que compraron acciones de esas empresas ven que las cotizaciones de esas sociedades van cayendo vertiginosamente.

III. El euribor a doce meses, que es el índice de referencia de las hipotecas, ha ido subiendo, lo que hace que el español medio, que tiene su hipoteca, empieza a sudar para pagar las cuotas mensuales.

IV. Como los bancos no tienen dinero, venden sus participaciones en empresas, venden sus edificios, hacen campañas para que metamos dinero, ofreciéndonos mejores condiciones.

V. Como la gente empieza a sentirse apretada por el pago de la hipoteca, va menos a El Corte Inglés.

VI. Como El Corte Inglés lo nota, compra menos al fabricante de calcetines de Mataró, que tampoco sabía que existían los «ninjas».

VII. El fabricante de calcetines piensa que, como vende menos calcetines, le empieza a sobrar personal y despide a unos cuantos.

VIII. Y esto se refleja en el índice de paro, fundamentalmente en Mataró, donde la gente empieza a comprar menos en las tiendas.

Ahora viene otra pregunta: « ¿Hasta cuándo va a durar esto?».

Pues muy buena pregunta, también. Muy difícil de contestar, por varias razones:

– Porque se sigue sin conocer la dimensión del problema (las cifras varían de 100.000 a 500.000 millones de dólares).

– Porque no se sabe quiénes son los afectados. No se sabe si mi banco, el de toda la vida, banco serio y con tradición en la zona, tiene mucha porquería en el activo. Lo malo es que mi banco tampoco lo sabe. – El 8 de abril pasado, el Fondo Monetario Internacional anima a los bancos a desvelar los préstamos de dudosa claridad relacionados con la crisis; a aceptar que han perdido el dinero, y a captar capital para sanear sus balances. – El 19 de febrero de este año, Fitch rebajó el rating (la calificación del riesgo de impagos) de Caixa Laietana de A- a BBB+, debido a «la creciente exposición al sector inmobiliario en los últimos tres años». Un día antes había rebajado el rating de Caixa Galicia, de A+ a A, con argumentos similares. – El 21 de marzo de este año el Banco de España ha sugerido a las cajas de ahorros que intenten reducir su exposición al mercado inmobiliario. – El 30 de abril del presente Moody´s, que es otra agencia de rating, ha bajado el rating a varias cajas españolas y les ha dicho a otras que está revisando su calificación. – La CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros) ha dicho que lo de Moody´s le parece una exageración. Cuando en América las hipotecas no pagadas por los «ninjas» se vayan ejecutando, o sea, los bancos puedan vender las casas hipotecadas por el precio que sea, algo valdrán los MBS, CDO, CDS y hasta los Synthetic (todos ellos son complejos productos financieros creados en torno a las hipotecas de alto riesgo).

Mientras tanto, nadie se fía de nadie. Alguien ha calificado este asunto como «la gran estafa».
Otros han dicho que el Crack del 29, comparado con esto, es un juego de niñas en el patio de recreo de un convento de monjas. Bastantes, quizá muchos, se han enriquecido con los bonus que han ido cobrando. Ahora, se quedarán sin empleo, pero tendrán el bonus guardado en algún lugar, quizás en un armario blindado, que es posible que sea donde esté más seguro y protegido de otras innovaciones financieras que se le pueden ocurrir a alguien.

Ayer oí que, para el futuro, lo mejor será pagarles el bonus a los inventores de los instrumentos estructurados (MBS, CDO, etcétera) con instrumentos estructurados que ellos mismos hayan inventado.

Me pareció muy buena idea. El FMI anima a los bancos a vincular la remuneración de los directivos a objetivos a largo plazo.

O sea, usted ha inventado una cosa buenísima, increíble. Usted cobrará un incentivo dentro de 10 años, cuando se demuestre que es verdad, que los que se lo creyeron han ganado dinero, que aquello que usted ha inventado es fenomenal.

Quizá 10 años son muchos. Pongamos 5.

Las autoridades financieras tienen una gran responsabilidad sobre lo que ha ocurrido. Las normas de Basilea, teóricamente diseñadas para controlar el sistema, han estimulado la titulización hasta extremos capaces de oscurecer y complicar enormemente los mercados a los que se pretendía proteger. Los consejos de administración de las entidades financieras involucradas en este gran fiasco tienen una gran responsabilidad, porque no se han enterado de nada. Algunas agencias de rating han sido incompetentes o no independientes respecto a sus clientes, locual es muy serio. Moody´s ha puesto en marcha una investigación interna sobre un informe que, por un error informático, asignó incorrectamente el grado de máxima solvencia financiera (AAA) a productos complejos de deuda europea. Lo peor es que, cuando se dieron cuenta del error, no bajaron el rating de esos productos.

-Fin de la historia (por ahora): los principales bancos centrales (el Banco Central Europeo, la Reserva Federal Norteamericana) han ido inyectando liquidez monetaria para que los bancos puedan tener dinero. Hay expertos que dicen que sí que hay dinero, pero que lo que no hay es confianza. O sea, que la crisis de liquidez es una auténtica crisis de no fiarse del prójimo.
– Mientras tanto, los fondos soberanos, o sea, los fondos de inversión creados por estados con recursos procedentes del superávit en sus cuentas (procedentes principalmente del petróleo y del gas), como los fondos de los Emiratos Arabes, países asiáticos, Rusia, etcétera, están comprando participaciones importantes en bancos americanos para sacarles del atasco en que se han metido.

Trompulga y Chichapié

lunes, 15 de septiembre de 2008

José A Infante Burgos. El Día. Tenerife. 14 septiembre 2008
Fannie Mae y Freddie Mac

Parece cachondeo, pero son dos enormes entidades bancarias norteamericanas, especializadas en el mercado hipotecario, y que actualmente se encuentran en el ojo del huracán financiero del planeta entero. Nos afectan más de lo que nos creemos. Están en el origen y a los pies de los caballos de la crisis de confianza. Situados en la cabeza financiera, que es la más peligrosa, dañina y persistente de la mordida al consumo. Dos piezas sueltas en el motor de la economía global. El eje de la especulación desbocada, de los dientes de sierra y de la desconfianza en la máquina de la economía global. Un verdadero problemón.
El sistema financiero americano es diferente al nuestro, al igual que lo son los bares, los restaurantes, las ventas y hasta los panes. Es distinto. Hacen como si la hipoteca de su piso se la hubiera concedido CajaCanarias y ésta hubiera vendido su derecho a «X» y este a «Y» incluso al 50%. Dos gigantes, como la Coca Cola y la Pepsi Cola o el McDonald’s y el Burguer King, pero de los dineros, con casas y pisos en garantía y cuyas acciones han caído desde principios de año más de la mitad de su valor en la bolsa de New York. Fannie Mae es la abreviación de la Federal National Mortgage Association; y Freddie Mac es la abreviación de la Federal Home Loan Mortgage Corporation. Ambas son compañías cuya propiedad -por mandato del Congreso de EE.UU.- está en manos de accionistas y que tienen como fin proporcionar cobertura directa al mercado de la vivienda. Digamos que son empresas privadas, con orígenes de iniciativa pública y, de alguna manera, «protegidas» por el Gobierno americano. No pueden quebrar, porque, si no, se va al garete literalmente todo el tinglado. No prestan directamente a los compradores de vivienda, sino que compran las hipotecas aprobadas por las entidades que conceden inicialmente el dinero, y luego las venden a inversionistas. Ellas garantizan o son dueñas de cerca de la mitad del mercado hipotecario de EE.UU., que en total asciende a 12 billones de dólares. Imagínense ustedes, nada menos que la mitad. Si se derrumbaran, se agravaría la situación del sistema financiero estadounidense y, como fichas de dominó, otras entidades financieras podrían sufrir mayores pérdidas. También se dificultaría la concesión de hipotecas nuevas y éstas serían más costosas.
Casi todos los prestamistas hipotecarios de EE.UU., desde enormes instituciones financieras como Citigroup hasta bancos pequeños, locales, dependen de Fannie Mae y Freddie Mac. Los prestamistas se dirigen a Freddie Mac y Fannie Mae para obtener los fondos que necesitan y atender la demanda de hipotecas inmobiliarias. Mediante esta vinculación de los prestamistas hipotecarios con los inversores, las dos caras de la misma moneda mantienen disponible el suministro de dinero a un costo más bajo.
Fannie Mae y Freddie Mac han sufrido enormes pérdidas (11.000 millones de dólares en los últimos 3 trimestres) debido a que el mercado de la vivienda en EE.UU. ha experimentado un fuerte aumento de la morosidad en los pagos, por lo que se han incrementado los embargos. Para cubrir estas pérdidas, las dos empresas han estado recaudando fondos, pero los inversionistas temen no ser capaces de conseguir la cantidad de dinero suficiente como para cubrir sus pasivos. Si los propietarios de las viviendas no pagan sus préstamos hipotecarios, ellas deben responder, y esa posibilidad puede darse en más cuantía que la asumible. Esto mismo ha sido traspasado a Europa.
Y lógicamente el Gobierno de los Estados Unidos, cual Séptimo de Caballería, ha decidido intervenir. Invertirá un montón de millones (más o menos, la fortuna acumulada de Bill Gates) para evitar la quiebra de sus dos mayores entidades hipotecarias («Es la mejor manera de proteger nuestros mercados y a los contribuyentes»). El Estado asumirá el control de ambas entidades a través de la Agencia Federal Financiera de Casas (FHFA, en inglés) e inyectará un capital de 100.000 millones de dólares en cada una, es decir, hasta unos 140.000 millones de euros, descontando su deuda. El secretario del tesoro de EE.UU., Henry Paulson, dijo que la tarea principal del gobierno es respaldar a Fannie Mae y Freddie Mac -que es mucho decir- y que ambas empresas mantendrían su actual estructura. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, se sumó a las voces de apoyo con que fue recibida la iniciativa. «Apoyo firmemente la decisión del director de la FHFA, James Lockhart, de colocar Fannie Mae y Freddie Mac bajo tutela, así como las medidas adoptadas por el secretario del Tesoro para garantizar su solvencia financiera», declaró mediante un comunicado.
Y el resto de mandatarios económicos mundiales, empezando por nuestro amigo Jean Claude Trichett, no se cansa de aplaudir. Oé, oé, oé. Haciendo la ola europeos, chinos, japoneses, emergentes, rusos? De otra manera, podía haber supuesto el bombazo «descalabrante». Cada uno de nosotros también podríamos empezar a aplaudir. Es una buena noticia. La cuestión es que no va a ser suficiente. Sale agua por todas partes pero, bueno, no la voy a encharcar al final. Ya se ha apuntalado un dique.

Crisis. ¿Qué crisis?

lunes, 15 de septiembre de 2008

Costa TropicaI Información: Ovidio 12 de septiembre de 2008
El mayor incremento de la tasa de paro desde el año 1.996, se produce al final de un mes de Agosto, mes en el que según la historia estadística siempre se producía disminución en la lista de desempleados. Esto es la consecuencia, pero antes de la consecuencia está la historia que la produce.
El crack de la economía del país, del estado español, o de la «república de los socialistas», según prefieran denominarlo, al margen de cuestiones relacionadas con el petróleo (que para el gobierno es una buena excusa cuando sube, aunque se olvidan de el cuando baja), con las hipotecas «basura» en los Estados Unidos de América, con el cambio climático, con la gripe asiática, con los matrimonios homosexuales, con el bigote de Aznar, o con cualquier otra de las innumerables «razones» con las que los gobernantes socialistas suelen aderezar sus justificaciones para dejar claro que son otras las causas de la «desaceleración» de la economía y que en ningún caso errores en las previsiones del gobierno y de su ministro estrella el Sr. Solbes, (menos mal que no se dedicó a ser el hombre del tiempo); en realidad y para cualquier persona con sentido común y con los pies en el suelo el crack económico y mayor productor de desempleados viene como consecuencia del desplome del sector de la construcción.
Desplome que se inicia, por el acoso y derribo que este sector sufre desde que en determinados casos de corrupción urbanística (deleznables y perseguibles hasta sus últimas consecuencias, como los de Fuengirola y sobre todo el más mediático de Marbella) son utilizados por los gobiernos socialistas, central y autonómico, para mediante una feroz campaña orquestada de desprestigio del sector, con claros intereses electoralistas, transmitiendo a la ciudadanía una imagen de corrupción generalizada, con la consiguiente generación de inseguridad jurídica, que inmediatamente cala en los potenciales demandantes de vivienda y especialmente en el mercado extranjero, cliente potencial principal de las segundas residencias en el litoral español, islas incluidas, transmitiéndoles desde los medios controlados por el PSOE el riesgo de comprar en España, único país del mundo democrático y civilizado, donde ni una licencia de obras concedida, ni una escritura de compra-venta ante notario, garantizan que una vivienda sea legal, hacen caer la demanda de compra de viviendas de tal manera, que se produce un efecto dominó, que afecta por supuesto a los bancos que financiaban las promociones urbanísticas y a los promotores, pero directamente también a los notarios, a los registradores, a los arquitectos, a los aparejadores, a los albañiles, a los peones, a los carpinteros, a los fontaneros, a los pintores, a las fabricas de ladrillos, a las de cemento, a las de solerías y azulejos, a las de tuberías, a las de material eléctrico, a las de pintura, etc, etc. y de forma indirecta afecta prácticamente a todo el sector productivo de la sociedad, puesto que sin empleo, la gente no sólo no compra casas, tampoco coches, ni ropa, ni vacaciones, ni sale a comer fuera de casa, ni hace regalos, ni, ni, ni…, en definitiva perturba las economías de todos los sectores y capas de la sociedad excepto a uno, a un privilegiado sector que no sólo no disminuye con la recesión económica, sino que aumenta progresivamente con ella, el sector de los socialistas fidelizados.
Fidelizados, en la multitud de cargos públicos crecientes a través de las también crecientes estructuras administrativas del estado y de las autonomías, con ministerios de nueva creación (por ejemplo el ministerio para la igualdad de los socialistas), de nuevas consejerías, direcciones generales, y un sin fin de cargos inútiles para la sociedad en general, pero muy útiles para los socialistas en particular, a los cuales si les preguntas que opinan de la crisis, te contestan como Zapatero y Solbes, ¿Qué crisis?.

¿Crisis?, sí, sí la hay

lunes, 15 de septiembre de 2008

14 Septiembre, 2008.Alberto Peláez. Milenio.com
Mira que se veía venir. Mira que todos nos lo decían. Pero nada. Hay que vivir la vida que son dos días. Y entonces la burbuja sigue creciendo y creciendo. Y cuanto más crece el estruendo va a ser mayor. La onda expansiva se ha convertido en fatal. Así ha sido. Mientras en España nos gastábamos lo que no teníamos y más, entre cervezas y manzanillas, hipotecas y gasolinas, la crisis económica ha estallado y de qué manera.
En toda la historia democrática española jamás un Agosto fue negativo en el empleo. El pasado mes del estío fue muy negativo.
Destruyó 103 mil puestos de trabajo. Pero es que ya, durante el primer semestre, casi medio millón de personas se quedaron en la calle. En estos momentos ya tenemos una tasa del desempleo del 12% y los analistas pronostican una año “horribilis”. Para finales del 2009 tendremos el récord del 16% de la población activa desempleada, la más alta de la Unión Europea.
El mercado inmobiliario se ha frenado en seco. Aquí ya no vende una casa ni “el tato”. Ni se vende ni se construye. No me extraña que las inmobiliarias miren a México como un socio potencial y seguro, por lo menos en cuanto a volumen de negocio. No era posible que los departamentos del centro de Madrid pudiesen costar tres millones de euros -dos millones 800 mil dólares-. El resultado ha sido que el 90% de los españoles estamos hipotecados y algunos hasta las cejas. Los precios han comenzado a bajar como si se desangraran. Aún así, nadie compra. Los bancos ya no prestan y, en todo caso, son muy pocos los que piden préstamos. El precio del dinero se ha disparado. Del 2% a más del 5. El doble.
El impacto en una economía media, con una hipoteca por ejemplo de mil euros, es ahora de mil quinientos. Eso trastoca cualquier economía familiar que hace no moverse de sus casas.
El consumo, por lo tanto, se ha enfriado de una manera apabullante. Todo, empezando por la gasolina, está tan caro que apenas si se mueve el dinero. Y si el dinero no se mueve la economía se enfría. El español lo tiene claro: primero se preserva la morada o, en palabras más eufónicas, se paga la hipoteca. Después vendrá el vestido y el calzado y los restaurantes y los viajes.
Todo eso ha disminuido de manera alarmante. Las tiendas de ropa no venden a pesar de tirar los precios. Y si no venden se quedan sin trabajo. Lo mismo ocurre con los meseros y los plomeros y los albañiles y los taxistas y las chicas de servicio. Las profesiones y los profesionales sobre los que impacta la crisis es inabarcable.
El Gobierno sigue culpando de esta depresión al petróleo. El oro negro ha bajado pero sus derivados no. No sólo la gasolina está por las nubes. También sus derivados y los derivados de los derivados empezando por la canasta básica. Lo peor está en que desconocemos el calado de la crisis. La desconocemos porque, por primera vez afecta a todo el Planeta en tiempo real y, por lo tanto también a la Unión Europea.
Antes, cada país tomaba sus propias decisiones en función de su problemática coyuntural. Ahora no. Ahora los 27 países de la Unión dependemos de las decisiones que adopte el Banco Central Europeo. Decisiones conjuntas que afectan a todas las naciones comunitarias. También es la primera vez que la crisis nos afecta a todos por igual con una moneda en común: el euro. Pintan mal las cosas. Pero saldremos. Es una cuestión de tiempo.
Pero este puede ser tan largo como la vivienda que no se termina de vender.

México. Proponen descentralizar registros públicos de la propiedad

lunes, 15 de septiembre de 2008

Organización Editorial Mexicana.13 de septiembre de 2008

Arturo Lino / El Sol de México. El Sol de Córdoba

Ciudad de México.- Los Registros Públicos de la Propiedad (RPP) deben dejar de ser la «caja chica» de algunos gobiernos estatales y ser órganos descentralizados para brindar un mejor servicio, y que les permita contar con recursos propios, ya que sólo 20 centavos de cada peso que ingresa a esas oficinas se quedan para su administración, por lo cual se quedan rezagados y son obsoletos, además generan altos grados de corrupción.

Al participar en el segundo día de trabajos del Foro Internacional de Modernización de Registros Públicos de la Propiedad, los representantes de la Asociación Nacional del Notariado Mexicano, Mario Rea Field, Arturo Sobrino Franco y Juan José Pastrana, expusieron su posición sobre la situación que prevalece en los RPP del país y coincidieron en señalar la urgente necesidad de agilizar la modernización de esas oficinas públicas, que no han evolucionado ni crecido al ritmo de las necesidades de la población en materia de registros de propiedades.

Juan José Pastrana propuso la descentralización de los RPP con una organización mixta, con la participación de los sectores público y privado, así como del Gobierno, lo que permitiría ventajas al contar con una junta de gobierno y un órgano de vigilancia, para que tenga personalidad jurídica y los ingresos que tengan se canalicen para sus mejoras continuas.

De esta manera, mencionó, las decisiones que se tomen no serán unilaterales y los recursos que capten se quedarían para su operación, además de que con los sistemas modernos se combatiría la corrupción.

Dijo que al tener un patrimonio propio, los RPP tendrían la capacidad de responder con mayor celeridad a los usuarios, al contar con sistemas regulados y ordenados. Con dichas medidas, los gobiernos de los estados tendrían regularizadas las propiedades, con lo que la captación de impuestos sería mayor en beneficio de la administración pública, al utilizar esos recursos en mejoras para la población.

La seguridad jurídica de las propiedades, así como la seguridad pública, son fundamentales, pero en el caso de la primera, como no se percibe, no interesa y sólo se ha empleado como plataforma para fines electorales. «Hasta ahora entendemos que la seguridad jurídica es sinónimo de paz social, y eso es lo que tenemos que decirle a los economistas que desde el punto de vista de modelos que no corresponden al nuestro, porque no brindan seguridad jurídica y eso es lo que hay que decirles, lo que brindamos y los notarios públicos».

Citó como ejemplo que las dos terceras partes de abogados en el mundo (un millón de profesionales) litigan en Estados Unidos, en donde se gastan 400 mil millones de dólares, 3.1 por ciento del PIB, en la industria del litigio, porque no hay figura que realice una aplicación preventiva del derecho.

En tanto que las autoridades catastrales de las entidades federativas no se han puesto de acuerdo con los RPP, por lo que hay «divorcio» que impide un sano desarrollo de la inscripción de datos en las respectivas oficinas.

Los bancos podrían exigir más bienes a unos 228.000 sevillanos con hipotecas

lunes, 15 de septiembre de 2008

La ley hipotecaria avala a las entidades para pedir garantías extras si el precio de la vivienda cae más de un 20% sobre lo tasado ”¢ Las entidades financieras sólo aplicarán la medida en «casos muy excepcionales»
14.09.2008 -Alejandro Martín. Diario de Sevilla
Las entidades financieras podrán exigir a las familias que hipotequen más bienes de su propiedad o reclamar la devolución inmediata del préstamo si el precio de sus viviendas cae más de un 20% sobre su tasación inicial, independientemente de que cumplan o no con el pago de sus cuotas. «Esta medida podría afectar sobre todo a los que hayan adquirido sus casas en los últimos cuatro años, en la cresta de la ola», advierten desde Ausbanc.

Por lo tanto, abarca especialmente a los compradores que hayan comprado viviendas en el pico alto de la burbuja inmobiliaria, que son las más expuestas a una mayor devaluación respecto al valor de la tasación sobre la que se concedió la hipoteca. En estos últimos cuatro años, en los que el préstamo medio no ha parado de crecer, se han formalizado más de 228.000 hipotecas en Sevilla, según el INE. Todas están afectadas en potencia por esta norma. Desde el sector financiero se asegura, sin embargo, que «no hay que temer una ejecución generalizada» de esta cláusula. «Sólo se daría en casos excepcionales», señalaron fuentes de las cajas de ahorro, que recalcaron que implica un alto coste para las entidades en trámites legales.

A pesar de esa excepcionalidad, este artículo, basado en el principio rebus sic stantibus heredado del Derecho Romano, está en vigor y no tiene visos de desaparecer. Al revés. La disposición se encuentra recogida en el tercer párrafo del artículo 5 de la Ley 2/1981 de Regulación del Mercado Hipotecario, y en el artículo 29 del Real Decreto 685/1982, que desarrolla esta ley, el cual introdujo el matiz de que el banco debe acreditar la pérdida de valor con una nueva tasación realizada a su instancia.

El Gobierno no lo derogó a pesar de las últimas reformas introducidas el año pasado. Es más, la Ley Hipotecaria aprobada en diciembre de 2007 modificó todo el artículo 5 salvo el párrafo que atañe a la exigencia de nuevas garantías. Y ahora el Ejecutivo está preparando otro Real Decreto que reproduce literalmente lo estipulado anteriormente sobre esta materia, cuyo borrador puede ser consultado en la web del Ministerio de Economía. Fuentes del Gobierno indicaron a este diario que la fase de audiencia pública concluyó el pasado 25 de abril. El Gobierno está estudiando actualmente las alegaciones presentadas, lo que podría llevar a modificar el borrador. «Una vez elaborado el nuevo texto se remitirá al Consejo de Estado y, en cuanto este organismo presente su informe, se elevará al Consejo de Ministros para su aprobación», indicaron las mismas fuentes.

Caja Madrid vende con descuentos del 30% los pisos que ha embargado

lunes, 15 de septiembre de 2008

Bolsa Cinco 12/09/2008

La división inmobiliaria de Caja Madrid, Cismisa, ha puesto a la venta con descuentos de hasta el 30% el paquete de pisos que la entidad financiera ha embargado y que se localizan en la Comunidad de Madrid, en total cerca de 70 viviendas que se venden bajo esta fórmula. La división inmobiliaria, que no se encarga de la financiación de la vivienda, sólo ofrece estos descuentos en esta categoría de vivienda usada.

Las prisas por vender llegan a todos, incluidas las entidades financieras, como es el caso de Cismisa, la sociedad de servicios inmobiliarios de Caja Madrid, que quiere colocar en el mercado los 69 inmuebles que procedentes de embargo tiene en la Comunidad de Madrid. Con el slogan Llama, haz tu oferta, la compañía ha puesto en el mercado un sistema que permite al particular realizar una oferta sobre uno de estos inmuebles.

El comercial que recibe al cliente le asesora en el momento de la visita del inmueble sobre cuál puede ser el descuento que se podría aplicarse a esa vivienda de segunda mano que procede de un embargo. Los descuentos que aplica Cismisa oscilan entre el 10 y el 30% y en algunos casos podrían ser superiores, pero no llegarían al 50%, según sus propias comunicaciones con los clientes que preguntan por esta oferta.

Los pisos de segunda mano han experimentado un fuerte descenso desde abril de 2007, desde esa fecha ha retrocedido paulatimamente hasta llegar el pasado mes de agosto a niveles que no se tocaban desde diciembre de 2005. La Comunidad de Madrid es, por detrás de El País Vasco, una donde el precio de la vivienda de segunda mano es más caro

El desplome de las operaciones es una de las claves que llevan a las firmas inmobiliarias a vender con fuertes descuentos para intentar captar la poca demanda de vivienda actual.De hecho las ventas de viviendas de segunda mano se han desplomado en la primera mitad del año un 38,18%. En total la compraventa de viviendas cayó un 27,62% en el primer semestre del año en relación con el mismo periodo de 2007, hasta situarse en un total de 317.262 transacciones, según los datos del Colegio de Registradores. Pero quien más lo sufre es la vivienda usada, de la que se cerraron 157.232 transacciones entre enero y junio, un 38,18% menos respecto a un año antes. La situación del mercado inmobiliario ha llevado al cierre en cadena de un gran número de establecimientos de redes de franquicias que no han podido soportar el parón del sector, el desplome en el número de venta de viviendas. Ha sido los casos de Tecnocasa que tuvo que cerrar más de un tercio de sus oficinas (368 sucursales) por la crisis.