AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 11 de abril de 2010

El Tribunal Superior de Madrid ordena el cese del titular del Registro Mercantil de Santiago

domingo, 11 de abril de 2010

A. Mahía La Voz de Galicia: 10/4/2010
El titular del Registro Mercantil de Santiago tendrá que abandonar su puesto, y para ocupar su lugar se deberá convocar una plaza para su sustitución. Así lo ordena una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que entiende que «debe declararse nula la resolución que se refiere a la provisión de la plaza por tratarse de un acto viciado de nulidad de pleno derecho».
El fallo sostiene que el decreto que motivo la segregación del Juzgado de lo Mercantil de Santiago del de A Coruña «no reunía los requisitos exigidos para sacar a concurso ordinario la plaza» de la capital de Galicia.
Este asunto judicial comenzó en marzo del 2007, cuando fue creado oficialmente el Registro Mercantil de Santiago, segregándolo del de A Coruña. Desde entonces se produjeron decenas de movimientos procesales.
Detrás de todos ellos estuvo y está María Jesús Torres Cortel, titular del Registro Mercantil de A Coruña, que califico el proceso de «cacicada» y considera que la decisión «fue un capricho personal del ministro Juan Fernando López Aguilar, que lo aprobó en un Consejo de Ministros sin los informes preceptivos».
Una vez resuelto por la Dirección General de Registros y Notariado el concurso para ocupar la plaza de Santiago, el 31 de enero del 2008, la Xunta hizo el nombramiento de Santiago Blasco para el puesto, pero María Jesús Torres impugnó el nombramiento ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Afirmó entonces que el nuevo registrador, que dejó la plaza que tenía en Arzúa, «está por el puesto 900 del escalafón, y yo le dije si no le extrañaba eso cuando una plaza como la de Santiago, como mucho, no llegaría al seiscientos». María Jesús Torres se pregunta además por qué no van a tener registro otras ciudades gallegas, como por ejemplo Vigo, «allí tendría más razón, porque reúne al 80% de la población de la provincia», asegura.