AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 16 de abril de 2010

750 jefes de equipo de inspección de Hacienda han enviado una carta a Elena Salgado rechazando que se les reduzca el sueldo si no recaudan más

viernes, 16 de abril de 2010

14 de abril de 2010 El Confidencial Digital
Los inspectores de Hacienda han enviado, el pasado 16 de marzo, una carta a la ministra de Economía, Elena Salgado. En ella, los funcionarios declaran su malestar por la medida que entró en vigor el pasado 1 de enero y que contempla un aumento de los objetivos recaudatorios de más del 15%. Hasta el momento, no han obtenido respuesta.
Este escrito incluye la firma de 750 jefes de equipo de inspección. La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) explica a El Confidencial Digital que, además, durante el mes de marzo han recurrido judicialmente los criterios fijados por la Agencia.
Las reivindicaciones de este colectivo no son nuevas. Se remontan al pasado mes de febrero. Entonces, la IHE destacó que “el incremento de objetivos es inasumible y absolutamente incompatible con un trabajo de calidad”. En cuanto al ciudadano el sindicato de inspectores señalaba que esta medida supone una “mayor presión sobre el contribuyente inspeccionado”. Los funcionarios destacaban que con estos cambios se les obliga a realizar un trabajo precipitado y de escasa profundidad.
Los inspectores resaltaron que supeditar un 20% su sueldo a la consecución de esos objetivos creará presión en su trabajo. A esta queja añadían que desde el Ministerio se les presionó para que el profesional de la inspección actúe de manera precipitada para cerrar los expedientes tratando de obtener la mayor deuda posible. En estos momentos sus peticiones siguen maniéndose.
La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda está constituida por 1.400 inspectores. La IHE agrupa a tres asociaciones: APIFE (Asociación Profesional de Inspectores de Finanzas del Estado), APIHA( Asociación Profesional de Inspectores de Hacienda de Aduanas) y al Sindicato de Inspectores de Hacienda constituido en 2004.

El Congreso estudiará elevar un 2% la cuota de plazas públicas para discapacitados

viernes, 16 de abril de 2010

Propuesta de CIU
15-04-2010 , Expansión.com/Servimedia
El Congreso de los Diputados ha resuelto estudiar la proposición de ley del Grupo Catalán-CiU para elevar del 5 al 7% la reserva para personas con discapacidad en el acceso al empleo público. La propuesta significa modificar la vigente Ley del Estatuto del Empelado Público para establecer la reserva a favor de personas con discapacidad en un 7%, creando una subcuota específica del 2% para personas con discapacidad intelectual.
El cambio normativo supondría extender esta obligación a todas las Administraciones Públicas (estatal, autonómica y local), al considerarse el Estatuto del Empleado Público, una legislación básica vinculante para todos los estamentos públicos.
Desde 2009, el Gobierno central, a través de la oferta de empleo público anual, ya realizaba esta reserva del 7%, pero con la reforma legal, una vez aprobada, abarcaría, así, a todas las Administraciones Públicas.
CiU apostó el martes por reformar el artículo 59 de la Ley 7/2007 del Estatuto Básico del Empleado Público, que establece que «en las ofertas de empleo público se reservará un cupo no inferior al 5% de las vacantes para ser cubiertas entre personas con discapacidad». La ampliación del 2% que propone CiU estaría destinada a las personas con discapacidad intelectual, «severamente excluidas del mercado laboral», según apunta el Grupo Catalán en su iniciativa.
Además, la proposición de ley incorpora otros avances como es que, en todas las convocatorias, las plazas reservadas para trabajadores con discapacidad se tienen que realizar en turnos independientes. El Comité Español de Representes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha valorado de forma positiva este acuerdo.
Por otra parte, CiU plantea otras medidas legislativas que considera de interés para estimular el acceso al empleo público de las personas con discapacidad, homogeneizándolo en todas las administraciones. Entre estas medidas figura la realización de pruebas independientes, como indica ya el decreto que regula el acceso al empleo público y la provisión de puestos de trabajo de las personas con discapacidad. Igualmente, sugiere que la convocatoria de turnos independientes sea siempre obligatoria, en lugar de facultativa, como establece dicho decreto.
La iniciativa aboga también por que se dé preferencia y mayor cupo de reserva a las vacantes en cuerpos, escalas o categorías cuyos integrantes normalmente desempeñen actividades compatibles en mayor medida con la posible concurrencia de una discapacidad. Además, CiU propone que si las plazas reservadas y cubiertas por las personas con discapacidad no alcanzaran el cuatro por ciento del total de las convocadas, las no cubiertas se acumulen al cupo del siete por ciento de la oferta siguiente, con un límite máximo del 15%.

Recordando una noticia de octubre del año pasado

viernes, 16 de abril de 2010

Jueves, 22 de octubre de 2009 – El Confidencial Digital

El trasfondo del sorprendente ataque de Solchaga a Zapatero: el ex ministro había solicitado ser consejero de Telefónica o Endesa pero el presidente no lo ha aceptado

Las duras críticas de Carlos Solchaga al presidente del Ejecutivo y a su modo de manejar el Gobierno sorprendieron a destacados dirigentes del PSOE, pero no tanto en Moncloa. El entorno cercano de Rodríguez Zapatero conoce el motivo del enfado del ex ministro: no ha atendido sus peticiones.
La andanada de Solchaga llamó mucho la atención a varios notables del PSOE, porque estaban al tanto de la buena relación que, desde hace tiempo, existía entre el político navarro y el presidente. Una sintonía forjada antes incluso de que el actual inquilino de La Moncloa llegara a la secretaría general del partido.
De ahí que hayan asistido atónitos a la cascada de reproches del ex ministro de Felipe González en la entrevista publicada por la revista Vanity Fair. En ella acusa al jefe del Ejecutivo de vivir en un “mundo presidencialista”, de concentrar la actuación política en su persona, de tratar “como secretarios” a los ministros, de minusvalorar el papel del Gobierno y la Administración, de utilizar “ciertos toques populistas”, de gobernar “sólo para que le quieran”.
Según datos recabados por El Confidencial Digital en ambientes del Gobierno, el origen último de esa ofensiva se debe a su frustración por no haber visto cumplidas sus expectativas personales. Las fuentes consultadas explican que Carlos Solchaga esperaba del Gobierno socialista “un puesto bien remunerado”, como consejero de alguna de las grandes compañías del país.
Pero no se trataba, advierten, de un deseo genérico. Él pensaba en dos empresas fundamentalmente. Su primer deseo era acceder a uno de los puestos de relieve en Telefónica. Como segunda opción, manejaba formar parte del consejo de la eléctrica Endesa.
El entorno del presidente lo tiene muy claro. Al no haber visto satisfechas sus aspiraciones, en la entrevista Solchaga dio rienda suelta al resentimiento acumulado.