AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 17 de diciembre de 2012

A los acelerados

lunes, 17 de diciembre de 2012

.

control_de_velocidad_autovia_o_autopista.png

.

El PSOE pide la comparecencia de Gallardón en el Congreso para explicar la aplicación de las tasas y el Registro Civil

lunes, 17 de diciembre de 2012

En la Comisión de Justicia
El Grupo Parlamentario Socialista pedido la comparecencia del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, para que explique en el Congreso de los Diputados la aplicación de la nueva ley de tasas judiciales y la reforma del Registro Civil.
Madrid, 13 (Europa Press) 14/12/2012 La noticia en Iustel, Diario del Derecho
Los socialistas han registrado sendas peticiones de comparecencia para que el ministro informe en la Comisión de Justicia sobre la aplicación de la ley de tasas en la Administración de Justicia, que entró en vigor el pasado noviembre pero todavía no es efectiva por la falta de la orden del Ministerio de Hacienda que regule los formularios de autoliquidación.
El principal grupo de la oposición también quiere que Gallardón exponga en sede parlamentaria los «principios rectores de la reforma de los Registros que se encuentra en fase de anteproyecto».
El borrador del anteproyecto de Ley de Reforma Integral de los Registros, al que ha tenido acceso Europa Press, contempla dejar el Registro Civil en manos de los registradores de la Propiedad y Mercantiles, que sufragarán los costes derivados de la prestación de este servicio público, así como sus «honorarios», mediante la «aplicación de los correspondientes aranceles».
El Gobierno está estudiando cuánto y por qué trámites cobrarían los registradores de la propiedad y mercantiles una vez que se les ceda el Registro Civil, según fuentes del Ejecutivo.
Las mismas fuentes explican que quedarán fuera del cobro de aranceles los certificados de nacimiento y defunción, que suponen dos tercios de los trámites que actualmente realizan los Registros Civiles. La cifra anual de trámites asciende a 1,4 millones, de los que aproximadamente dos tercios corresponden a certificados de defunción y nacimiento –450.000 cada uno–.

Las tasas judiciales se aplicarán a partir del próximo lunes

lunes, 17 de diciembre de 2012

15.12.12 – Europa Press | Madrid – La noticia en elideal.es
Hoy se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la orden ministerial que regula el procedimiento de liquidación y cobro
La nueva ley contempla incrementos de entre 50 y 750 euros en las tasas
Los ciudadanos deberán pagar por primera vez en el orden Social y afrontar un coste de hasta 1.200 euros si recurren ante el Tribunal Supremo en la vía Civil y Contencioso-Administrativa
La nueva ley de tasas judiciales comenzará a aplicarse a partir del próximo lunes, tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la orden ministerial que regula el procedimiento de liquidación y cobro. La orden recoge los dos modelos para la autoliquidación y la solicitud de devolución por solución extrajudicial de tasas judiciales. No obstante, también contempla varios supuestos relativos a la devolución de pagos y a la presentación de modelos que entrarán en vigor más tarde, a partir del 1 de abril de 2013
La nueva ley contempla incrementos de entre 50 y 750 euros en las tasas y los ciudadanos deberán pagar por primera vez en el orden Social y afrontar un coste de hasta 1.200 euros si quieren recurrir ante el Tribunal Supremo en la vía Civil y Contencioso-Administrativa.
La norma, tramitada con el carácter de urgencia ante las Cortes Generales, salió adelante la jornada de la huelga general con los votos en solitario del PP en el Senado. El PSOE, que ya ha anunciado un recurso ante el Tribunal Constitucional, también ha registrado diversas proposiciones no de ley para excluir a diversos colectivos del pago de tasas además de asegurar que en la calle estarán «con los ciudadanos en cualquier iniciativa» que emprendan.
«El derecho a la tutela judicial efectiva no debe ser confundido con el derecho a la justicia gratuita», señala el préambulo de la norma, ante el amplio rechazo que ha recogido por parte de los grupos de la oposición y del conjunto de operadores jurídicos, que consideran que la subida generalizada de las tasas dificulta el acceso a los tribunales y tendrá un efecto disuasorio.
Así, las subidas más destacadas que introduce la nueva ley se producen en los casos de apelación del ámbito Civil y Contencioso-Administrativo, que se incrementan en 500 euros, y en la casación de esos mismos órdenes, que pasan de 600 a 1.200 euros. En fase de apelación se deberá pagar 800 euros en ambos órdenes.
El orden Social contempla un coste de 500 euros en suplicación y de 750 en casación ante el Supremo. El Congreso modificó levemente el proyecto original al eximir a los trabajadores del pago del 60 por ciento de la tasa prevista en los recursos de suplicación y casación en lo Social. Además, se liberó del pago de la tasa a los procedimientos verbales o monitorios cuando la cuantía de la reclamación sea inferior a 2.000 euros.
Un procedimiento abreviado costará 200 euros y uno ordinario llegará a 350 euros en lo Contencioso. En el orden jurisdiccional Civil, la tasa es de 150 euros para un procedimiento verbal y cambiario, 300 euros para un proceso ordinario, 100 euros en un monitorio europeo y una demanda incidental en el proceso concursal, y 200 euros en un concurso necesario.
Exenciones
Las tasas alcanzan ahora no sólo a las personas jurídicas, sino también a las personas físicas. Están exentos del pago quienes acrediten insuficiencia de recursos para litigar y sean beneficiarios de la Justicia Gratuita, al igual que el Ministerio Fiscal, las Administraciones Públicas, las Cortes Generales y las Asambleas Legislativas de las comunidades autónomas.
El nuevo marco de la tasa parte, por un lado, de que su gestión económica corresponde al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Por otro, tiene en cuenta la puesta en marcha de la Oficina Judicial y las competencias del secretario judicial, que «comprobará en cada caso si efectivamente se ha producido el pago de la tasa, previéndose para el caso de que no se haya efectuado que no dé curso a la actuación procesal que se solicite», según la ley, recogida por Europa Press.
Rechazo de jueces
La medida ha contado con el rechazo de un amplio sector judicial. En este sentido, asociaciones de abogados, jueces, fiscales y representantes de la ciudadanía han exigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se siente a negociar con ellos para conversar de «poder a poder», es decir, desde «el poder ejecutivo al poder judicial» debido al «fracaso» de las negociaciones con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.
No obstante, Rajoy ya ha manifestado su apoyo y el de su Gobierno a Gallardón en las medidas que está llevando a cabo. «Ha hecho un esfuerzo para hablar, desde luego cuenta con el respaldo del Gobierno y de su presidente», ha señalado el jefe del Ejecutivo en referencia al titular de Justicia, añadiendo que la decisión sobre las tasas es «sensata y equilibrada».
Según Rajoy, los usuarios españoles de la Justicia van a pagar el 10 por ciento de lo que cuenta esta, mientras que el 90 por ciento restante lo van a pagar los contribuyentes «sean o no usuarios del servicio de la Justicia».

Las reformas imposibles del ministro Ruiz Gallardón

lunes, 17 de diciembre de 2012

Viernes, 14 diciembre 2012 El artículo en eldiadigital.es
Opinión | Alfonso ́lvarez Suárez. Magistrado Juzgado lo Penal Número 1 de Cuenca y Presidente Sección Territorial CLM Foro Judicial Independiente

Nuestro particular aprendiz de brujo, el simpar ministro Ruiz Gallardón, está superando todas las expectativas creadas sobre su figura, vista su calamitosa gestión en el Ayuntamiento de Madrid, expectativas que en el caso del Ministerio de Justicia nunca suelen muy altas precisamente, atendiendo a la inutilidad y falta de eficacia de sus ilustres antecesores. Pues bien, este ministro ha conseguido lo imposible, nada más y nada menos que poner de acuerdo a las 4 asociaciones de Jueces existentes, a las 3 de fiscales, ahora también a 2 de las de Secretarios Judiciales y también al Consejo General de la Abogacía en un clamor que está empezando a tomar cariz de tsunami: Ministro, te estás cargando la Justicia.
Más allá de sesudos comentarios doctrinales que al posible lector de este artículo poco le van a importar y que son más propios de una revista especializada, desgranemos directamente los propósitos de Gallardón; para empezar, su reforma de la LOPJ le va a permitir poner de patitas en la calle a los 1.000 jueces sustitutos que, número arriba número abajo, ponen hoy sentencias en España, trabajo que deberá ser asumido por nosotros los titulares, que simplemente ya no damos más. En este punto hay que recordar que la media de jueces en nuestro país es la mitad que la media de la Unión Europea y los asuntos a resolver son el doble, por ejemplo, que en Francia o en Inglaterra. Vamos, que si no podíamos antes con el atasco, menos vamos a poder ahora. ¿Qué significa todo esto? Ná, una tontería: que a partir de enero a un Juez le pueden dar la orden de llevar su Juzgado y el de al lado, con lo cual prepárese y ármese de valor si su asunto está en uno de los dos Juzgados, los dos se van a ralentizar sí o sí; ah, y no se queje del Juez, que no tiene la culpa de nada. Se lo van a imponer.
¿Y que me dicen de la reforma de los Registros Civiles y de la falta de inversión en ellos? Solución Gallardón: se los doy a los Notarios y Registradores y les quito trabajo a los juzgados. ¿Traducción? Que a partir de ahora lo que era gratis en el juzgado pasará a cobrarse; por una partida de nacimiento, un arancel; por casarse, otro. Vayan aflojando la cartera para retratarse delante del Sr. Registrador. Por no hablar de las famosísimas tasas, cuya exposición por mi parte dilataría este artículo hasta la página final de este periódico y que simplemente voy a resumir en un aforismo jurídico, que perdonen no vaya en latín: “como voy a pagar a menos jueces, tienen que entrar menos asuntos, pongo tasas, las cobro y encima me evito pleitos”.
Denunciemos más despropósitos, y para pasar al siguiente tengo que describirles el iter de un juez hasta llegar a su Juzgado, al menos hasta ahora: sacas tu carrera, estudias la oposición -mucho, la verdad-, apruebas, te mandan a la Escuela Judicial sita en Barcelona, luego estás 9 meses con un compañero veterano aprendiendo el oficio día a día y al final de todo esto, concursas, juras tu cargo y empiezas a trabajar. Todo esto hasta ahora porque, como el Ministro no se quiere gastar un duro en Justicia, con una mano echa a los jueces sustitutos, que cobran como el titular al que sustituyen, y con la otra obliga con su reforma a los jueces en prácticas -los adjuntos del veterano, vaya- a ejercer en solitario como titulares, eso sí, sin hacerles jurar el cargo como titulares, pagándoles como alumnos para ahorrarse la pasta. Tremendo. Y eso, mínimo cuatro meses y el máximo que le de la gana. Y va el cachondo del Ministro y todo esto lo llama “modernización”.

Váyanse preparando: la Justicia en España hace aguas. Años y años en los que no se ha invertido un duro nos han llevado hasta la actual situación. Y si el sistema más o menos se sostiene (alguien que lleve dos años esperando juicio se estará acordando ahora mismo de mi santa madre, y con razón) es por el trabajo responsable de los Jueces y Magistrados de este país y del resto de los trabajadores de los juzgados que se han dejado la piel en mantener este armatoste lo máximo posible hasta que ha estallado. Pues bien, el Ministro, en vez de reconocer ese ímprobo esfuerzo y de intentar solucionarlo, se dedica a dar una vuelta más de rosca a la profesión, no ampliando plantilla, reduciéndola en 1.000 jueces, quitando derechos conseguidos durante muchos años y limitando aún más el gasto. Así no se puede seguir. Para poner un ejemplo concreto, no es de recibo que, siendo el módulo de entrada normal de un Juzgado de Lo Social de 800 asuntos, estén entrando anualmente más de 1.600 (sin ir más lejos, el de Cuenca). El doble. Ese trabajo es inasumible y eso lleva a las maratonianas sesiones de juicios de nueve de la mañana a cuatro de la tarde y a los correspondientes retrasos. Por eso, pido a los posibles lectores de estas breves líneas que no nos juzguen tan severamente a los Jueces: ¿usted se dejaría operar a las tres de la tarde de cataratas por un señor que lleva operando desde la nueve de la mañana y que no ha descansado ni cinco minutos? Yo, francamente, ni de coña. Valoro mis dos ojos, aunque sea para ver a este Ministro cargando siempre las tintas contra los mismos.
Para finalizar, lo triste es que el Sr. Ruiz Gallardón, en vez de intentar poner remedio a todo esto, se niega a dialogar con las asociaciones judiciales y fiscales, limitándose a acudir a los medios de comunicación afines a soltar su perorata sobre los “privilegios de los jueces” o sobre que los que se opongan a sus deseos están anclados “en el Antiguo Régimen”, expresión ésta última que equívoca e impropia de un ciudadano culto e ilustrado como él. ¿”Antiguo Régimen”? ¿A qué se referiría? ¿Al Rey Sol? Porque si se refiere al régimen preconstitucional, tiene a un familiar tan cercano como su suegro para que le informe cumplidamente sobre aquello.

Así viven (y mueren) los percebeiros gallegos

lunes, 17 de diciembre de 2012

Indignación por la muerte de Mercedes Veiga
Aníbal Malvar 16/12/2012 El artículo en El Confidencial
La parroquia de Viladesuso, una aldea del sur pontevedrés, se llenó el viernes durante el funeral de Mercedes Veiga, la percebeira que se ahogó el miércoles mientras faenaba. Decenas de paraguas ennegrecían la fachada de la iglesia. Gente que no había podido entrar. También había bastantes periodistas. Los periódicos gallegos siempre prestan una atención ritual a las muertes en el mar. La muerte en el mar no es un accidente laboral más. Eso lo saben todos los pueblos pescadores. El océano, para ellos, es un modo de vida y al mismo tiempo un inmenso panteón.
Pero esta vez, además, no era solo una cosa entre un marinero y el mar. La política se ha metido de por medio. En el pueblo están bastante indignados. El helicóptero de salvamento tardó más de 40 minutos en llegar a la zona. La empresa no había establecido guardias presenciales en el aeropuerto de Peinador (Vigo). Es decir, el piloto tuvo que ser localizado, se tuvo que trasladar al aeropuerto y sobrevolar menos de 30 kilómetros de litoral. Los vecinos de Mercedes creen que si el piloto hubiera estado de guardia presencial en el aeropuerto y hubiera tardado diez minutos menos, ella seguiría hoy con vida.
¿Por qué el piloto no estaba en el aeropuerto? La Xunta admite que la empresa concesionaria del servicio, Inaer, lleva desde el 28 de noviembre de forma «transitoria» trabajando con un régimen de guardias localizadas debido a una «incidencia puntual» relativa al periodo de preparación del personal. Esas guardias, dice la Xunta, ,fueron dispuestas «en base a una resolución transitoria de incidencia puntual de la ejecución del contrato del servicio por parte de la empresa» y «ante una causa de fuerza mayor que impide» a la compañía «desarrollar el servicio en las condiciones habituales».
Ni en la iglesia ni en el cementerio hubo alboroto. Tampoco cuando la conselleira de Pesca de la Xunta, Rosa Quintana, acudió al tanatorio a dar el pésame al marido y a la hija de la fallecida. Indignación, sí. Pero una indignación muy resignada. Muy gallega. Muy mariñeira.
Sin saber nadar y sin anclajes
La zona en la que se ahogó Mercedes Veiga, de 58 años, es conocida como As Orelludas (las orejudas) por el relieve que hacen las rocas en el mapa. Ese día no había mar brava. Las olas alcanzaban un máximo de dos metros. En los días malos, como ayer, pueden superar los siete metros. “Hoy el mar aquí está increíble. Tenías que verlo”, le dice al periodista por teléfono el percebeiro Xabi Garrido, amigo de Veiga.
Xabi estaba con Mercedes Veiga arrancando percebe cuando el golpe de mar se la llevó. Doce percebeiros faenaban en las proximidades. Van solos, sin atar, y se colocan a una distancia de entre cinco y diez metros uno de otro. De esta forma, si una ola derriba y arrastra a uno, cosa bastante frecuente, los compañeros se encuentran a una distancia perfecta para arrojar la cuerda al hombre al agua.
Mercedes Veiga no tuvo esa suerte. Cuando los compañeros la vieron entre las olas, la resaca la había alejado demasiados metros. Le lanzaron la cuerda, pero no consiguieron alcanzarla. Nadie se lanzó al agua: “Era inútil”, cuenta Xabi. “Lo primero, porque casi ningún percebeiro sabe nadar. Deberían obligar a acudir a cursos para dar los carnés de percebeiro. Yo soy de los pocos que saben. Mercedes no sabía, creo. Yo pensé en saltar. Pero conocemos el mar. Era imposible alcanzarla. A Mercedes la ola la había alejado, pero el mar venía contra nosotros. Ni el mejor nadador del mundo hubiera conseguido llegar hasta ella. El mar te lleva donde quiere, no donde tú quieres. Ni el mismo Mark Spitz hubiera llegado”, alude al mítico nadador heptamedallista norteamericano.
El Confidencial se puso este sábado en contacto con la familia de la fallecida. No quieren hacer declaraciones. En la aldea de Viladesuso comentan que están sopesando demandar a la Consellería de Pesca o a la concesionaria de salvamento por negligencia o dejación de funciones. “Algo he oído”, señala Xabi. “Pero no lo sé cierto. Yo lo haría. Los demandaría. Si hubieran llegado diez minutos antes, seguramente habrían podido rescatarla”. ¿Cuánto tiempo tuvieron a la vista sus compañeros a Mercedes? “Yo no podría decírtelo. De verdad que no podría decírtelo. Lo siento. Algunos dicen que la vieron durante 30 minutos. Pero yo no soy capaz de calcularlo. De verdad que no soy capaz. Lo siento”, insiste.
El periodista se disculpa por la crueldad de la pregunta. Pero es necesaria. Si Mercedes estuvo a flote durante tanto tiempo, se habría salvado de haber cumplido el helicóptero los plazos de respuesta para estas emergencias: el contrato con Inaer, concesionaria privada del servicio de salvamento, establece un tiempo máximo de respuesta de 10 minutos los 365 días del año.
Trabajar hasta los 65
Mercedes tenía 58 años. Quizá una edad excesiva para realizar un trabajo que requiere enorme fuerza física y agilidad. Los percebeiros pescan en la roca, sometidos a los constantes golpes de las olas. “Es una locura que nos hagan trabajar hasta los 65 años”, denuncia Xabi. “A los de marina mercante los jubilan a los 55. Aquí hay compañeras que siguen en el mar con 63 años. No es justo eso”.
Al contrario de lo que ocurre en el norte (como se ve en el documental de David Beriain, arriba), los percebeiros del sur no se atan a las rocas. Sin embargo, hace pocos meses, el propio Xabi entregó a la Consellería de Pesca un plan de anclajes precisamente para la zona donde se ahogó Mercedes Veiga. “Ahora que hay un muerto aparecerá.