AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 19 de diciembre de 2012

Anonymous

miércoles, 19 de diciembre de 2012

.

anonymous.jpg

.

Alerta por el cibersabotaje

miércoles, 19 de diciembre de 2012

17 / 12 / 2012 Fernando Rueda – En la revista Tiempo
El CNI ha avisado al Gobierno del peligro de un ataque indiscriminado contra el metro, la red de trenes, los aeropuertos o las compañías de electricidad.
El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) lleva tiempo alertando del peligro de ataques informáticos contra industrias críticas españolas. Al igual que paralizaron el programa nuclear iraní, podrían dejarnos a nosotros sin electricidad o metro. El informe del Centro Criptológico Nacional (CCN), dependiente del CNI, Seguridad en sistemas Scada (Sistemas de Supervisión, Control y Adquisición de Datos) analiza este peligro. Traducido a un lenguaje sencillo, Scada es un sistema formado por equipos informáticos y programas que ayudan a controlar un proceso industrial sin la intervención de un ser humano. En ese informe, distribuido a las 1.000 principales empresas españolas susceptibles de recibir un ataque a esos sistemas, se especifica que hay unas infraestructuras críticas susceptibles de ser atacadas. Y se localizan en cuatro sectores: “Sistemas de transportes (metro, trenes, puertos o aeropuertos); sistemas industriales (químicas, refinerías, etc.); distribución y control de electricidad, agua y gas; y centrales generadoras de electricidad (térmicas, hidroeléctricas, nucleares, etcétera)”.
El organismo del espionaje encargado de la prevención y lucha contra los ataques a la seguridad informática española establece una lista de fuentes de amenaza o atacantes potenciales. Entre ellos citan a “hackers y delincuentes, malware de programación automática (virus, gusanos…), atacantes internos, personal descontento, personal realizando acciones no autorizadas, inteligencia corporativa, servicios de inteligencia extranjeros, crimen organizado, terroristas y manifestantes y activistas (medioambientales, políticos, proderechos de los animales…)”.
Esta amenaza contra las llamadas infraestructuras críticas, de la que el CNI lleva alertando en los dos últimos años, ha causado ya numerosos daños en diversas empresas a nivel mundial, según ha constatado la empresa de seguridad de redes Netasq. Esta empresa también lleva tiempo avisando de que el sistema de control industrial Scada ha resultado especialmente vulnerable a los ataques informáticos, con el peligro que supone para la vida diaria de millones de personas, que de la noche a la mañana podrían quedarse sin luz o encontrarse con explosiones en centrales nucleares.

La Caixa abandona las hipotecas a tipo variable para potenciar las de tipo fijo

miércoles, 19 de diciembre de 2012

La entidad cambia de estrategia para intentar reforzar sus márgenes de negocio
Las más de 6.500 oficinas de La Caixa ya no ofrecen hipotecas a tipo variable. La caja catalana, líder dentro del sector bancario español, ha implantado una nueva estrategia que pasa por potenciar los créditos a tipo fijo y tipo mixto.
Una práctica extendida por Europa
La comercialización no se resiente
Miguel M. Mendieta – Madrid – 14/12/2012 – La noticia en Cinco Días
Los tradicionales carteles de «Hipotecas a euríbor + x%» han desaparecido de las sucursales de La Caixa. Desde el verano, la entidad catalana ha dado un vuelco a su estrategia de comercialización de préstamos para compra de vivienda, potenciando los créditos a tipo fijo y desterrando los créditos a tipo variable.
La iniciativa es rompedora dentro del mercado hipotecario español, donde el 99,2% de operaciones que se cerraron en 2011 fueron a tipo variable, según datos de la Asociación Hipotecaria Española. Ahora habrá que ver si esta apuesta del líder del sector cala en el mercado y marca tendencia.
«Con esta medida queremos transmitir un mensaje de seguridad y tranquilidad a todos los clientes que contraten su hipoteca con La Caixa en las actuales circunstancias de incertidumbre», explican fuentes de la caja catalana.
Las dos modalidades que la entidad está potenciando son la hipoteca a tipo fijo, con un plazo de amortización de 10 años y las hipotecas mixtas a 25 años, en las que los 10 primeros años hay un tipo fijo y los 15 años restantes hay un tipo referenciado al euríbor.
En el primer caso, el tipo de interés fijo ofrecido está en la horquilla entre el 4% y el 7%, de acuerdo con fuentes del mercado. Desde la entidad explican que no se puede concretar el precio al que se ofrece el préstamo porque «depende de sus datos financieros y económicos».
El principal beneficio para las personas que suscriban un préstamo a tipo fijo es que se blindarán contra futuras subidas de los índices hipotecarios de referencia, como el euríbor. Aunque desde 2009 el precio oficial del dinero se mantiene en niveles muy bajos (entre el 0,5% actual y el 2%), en los años previos al estallido de la crisis vivió una escalada meteórica, pasando del 2% al 5% en tan solo tres ejercicios.
Estos incrementos provocaron serios problemas a muchos particulares que compraron su vivienda en los últimos años del boom inmobiliario, ya que vieron cómo se llegaba a duplicar la cuota mensual que tenían que pagar por su hipoteca. Sin embargo, el escenario actual apunta a un largo período de tipos de interés en mínimos. El BCE incluso abrió la puerta a su última reunión a un recorte desde el 0,75%.
«Con un tipo de interés fijo, el cliente tiene la ventaja de que sabe con exactitud cuánto tendrá que pagar por su préstamo todos y cada unos de los meses en que esté vigente, porque el cuadro de amortizaciones no variará bajo ninguna circunstancia», comentan desde una oficina.
La iniciativa del grupo presidido por Isidro Fainé no supone erradicar por completo la oferta a tipo variable. En caso de que un cliente solicite este producto, su comercialización «requerirá una autorización de nivel superior», explican fuentes oficiales La Caixa.
Además, también se mantendrá la referencia con el euríbor para la financiación de pisos pertenecientes a promociones que sean propiedad de Servihabitat, para los préstamos pactados con ciertos colectivos y para las refinanciaciones. Aunque los modelos estándar de hipoteca mixta diseñados por Caixabank señalan que los primeros 10 años el cliente pagaría un tipo de interés fijo, en varias sucursales consultadas muestran menos predisposición hacia esta solución y ofrecen hipotecas en las que tan solo se paga un interés fijo entre tres y cinco años.
Mejora de los márgenes de la entidad
Este cambio de estrategia presenta además un importante cambio en los márgenes de la entidad. Mientras el tipo de interés fijo esté por debajo del que resultaría de sumar el euríbor más el diferencial medio (que hoy por hoy es muy alto), La Caixa obtendrá mejorará sus márgenes. Tan solo en el caso en que el euríbor empiece a repuntar con fuerza, superando el 3%, la entidad financiera podría perder con este movimiento, puesto que el tipo variable de referencia.
Con actual nivel del euríbor -en el 0,588%, su mínimo histórico-, los bancos tienen problemas para conseguir buenos márgenes con las hipotecas. La fórmula más generalizada en la actualidad es fijar diferenciales muy altos (entre el 2,5% y el 3%) o aplicar cláusulas suelo.
Una práctica extendida por Europa
Aunque en España el tipo de interés fijo es, hoy por hoy, una rara avis dentro del mercado hipotecario, en otros países de nuestro entorno está mucho más generalizado. Así, en Francia cerca del 85% del total de préstamos para la compra de vivienda presenta un tipo fijado de antemano. En Bélgica, ese porcentaje también es muy alto: cerca del 80% del total.
En Alemania y Reino Unido la fórmula de financiación más extendida es el tipo mixto: entre uno y 10 años con un tipo de interés fijo, y el resto del préstamo a tipo variable. En el caso alemán, las hipotecas a tipo mixto alcanzan al 85% del total, y en el mercado británico, el 65%.
En España, predominaron los tipos de interés a tipo fijo hasta mediados de los años 90, pero poco a poco fueron ganando fuerza los tipos variables. La Asociación Hipotecaria Española (AHE) ya ha advertía hace 10 años del riesgo que suponía para muchas familias la adopción de tipos de interés referenciados al euríbor. «En los últimos 20 años hemos pasado de un 90% de préstamos a tipo fijo a alrededor de un 5%», explicaba en 2003 el presidente de la AHE, Gregorio Mayayo, en una entrevista con CincoDías.
Actualmente, todas las entidades tienen en su catálogo alguna hipoteca fijo, con tipos de interés que van del 5,85% (Bankinter) al 6,30% (Sabadell). Sin embargo, este tipo de productos apenas se promociona. Tan sólo en alguna entidad, como BBVA, empiezan a repuntar levemente.
La comercialización no se resiente
La contratación de nuevas hipotecas en La Caixa no se ha resentido por la puesta en práctica de la nueva política que potencia el tipo fijo, según explican fuentes oficiales de la entidad. El nivel de suscripción de nuevos préstamos para la compra de vivienda durante el tercer trimestre de 2012 se ha mantenido «en el mismo periodo del pasado ejercicio». Estos datos demuestran, según estas fuentes, «que la demanda de hipotecas es inelástica respecto al precio», si bien el mercado está acusando con fuerza la crisis.
En el caso más favorable para el cliente, cuando se trata de una persona con alto nivel de renta y muy vinculada a la entidad, podría conseguir un tipo fijo para los primeros años del 4%. En cambio, para perfiles de clientes en los que el banco asume más riesgos -aquellos que no tienen otros productos contratado previamente en La Caixa y quieran financiar la compra de un piso que no pertenece a la entidad- el interés puede llegar al 7%.

Pros y contras de la dación en pago en Estados Unidos

miércoles, 19 de diciembre de 2012

En Estados Unidos sólo un porcentaje bastante reducido de ciudadanos recurre a la dación en pago por el préstamo hipotecario
16 de diciembre 2012 La noticia en La Vanguardia
Ante el incremento del número de desahucios en España en los últimos tiempos, uno de los principales argumentos que esgrime el Gobierno para defender la ley Hipotecaria según la cual el prestatario debe pagar la deuda contraída con el banco incluso en caso de embargo y reventa de la propiedad es que, si se modificara, a largo plazo se quebrantaría la buena cultura de pago del país. Esta es una de las ideas que subyace a las medidas promovidas con el fin de paliar los efectos de la crisis inmobiliaria, como el decreto ley promulgado recientemente, según el cual se concede sólo una moratoria de dos años en los pagos a algunas familias que deben reunir unos requisitos muy específicos. Se considera que si se les condona la deuda muchos dejarán de pagar.
Pero, ¿realmente sería así? Si analizamos el caso de los Estados Unidos, donde es posible la dación en pago por el préstamo, comprobamos que sólo un porcentaje bastante reducido de ciudadanos recurre a esa opción, y ésta no parece haber cambiado significativamente la percepción del propietario de su responsabilidad económica. La dación es una medida a la que suele acudirse, con algunas salvedades, en casos de verdadera necesidad y en momentos históricos coyunturales.
Aunque las cifras oscilan según el estudio, en la actualidad se estima que alrededor de un tercio de los propietarios hipotecados en este país debe más de lo que su vivienda cuesta (aquí se dice informalmente que se encuentran underwater o upsidedown), de modo que abandonarla sería la decisión financiera más inteligente. Sin embargo, aproximadamente el 90% de ese colectivo decide seguir cumpliendo con sus pagos. El país ha sufrido la crisis económica más grave desde la Gran Depresión de los años treinta, y pese a ello la gran mayoría responde a sus deudas, y de modo puntual.
Ello se debe a que dejar de pagar acarrea numerosos costes, de diversa índole. Desde el punto de vista financiero, cuando alguien se desentiende de un préstamo hipotecario cae en picado su puntuación crediticia (credit score, una cifra calculada en base a la solvencia, constancia y antigͼedad en los pagos, entre otros criterios) y le queda una huella en su historial durante siete años, lo que en el futuro le dificultará alquilar una vivienda, adquirir un vehículo o conseguir una tarjeta de crédito. Además hay que tener en cuenta el coste monetario: el propietario a menudo ha invertido una cantidad de dinero superior a la de un alquiler (por los gastos de emisión de hipoteca, cuota mensual, comunidad, impuestos, posibles arreglos). Por otra parte, en la mayoría de estados el prestamista puede reclamar al propietario, si lo considera conveniente, la diferencia entre el importe a deber y la cantidad por la que se vende una vez embargado.
Cabe considerar asimismo otros factores disuasorios como las dificultades relacionadas con el traslado o los posibles problemas a la hora de solicitar empleo, ya que cada vez más empresas consultan la puntuación crediticia de los candidatos a un puesto laboral.
Pero lo que quizás juega un papel más importante es el coste moral de dejar de abonar lo que se debe, la responsabilidad que siente el propietario hacia la familia y hacia la comunidad.
Por este conjunto de razones, quien experimenta serias dificultades para cumplir con sus pagos no abandona inmediatamente su hogar, sino que por lo general trata de refinanciar su hipoteca primero (los tipos de interés se encuentran aproximadamente entre el 2.5% y el 4%) en parte mediante el programa de ayudas que ha aplicado el Gobierno de Obama a lo largo de los últimos cuatro años, Home Affordable Refinance Program, HARP, (si bien no han generado todos los resultados esperados, puesto que no siempre se cuenta con la colaboración de las entidades bancarias, a las que, como ya se sabe, con frecuencia les interesa más embargar que negociar); si ello no funciona trata de vender la propiedad, y solo si ninguno de esos pasos surte efecto la deja, he walks away, como se dice aquí.
En suma, en Estados Unidos, remitir una deuda ni es un proceso fácil ni desencadena un elevado número de impagos. Es un recurso que, aunque no está exento de controversia y tiene un impacto difícil de cuantificar, puede aliviar la situación de algunos propietarios y no parece haber impedido la recuperación del mercado inmobiliario del país. De hecho, a pesar del drama vivido tras el estallido de la burbuja especulativa, que tardará en solventarse del todo, el mercado de bienes raíces estadounidense está mostrando indicios de cierta recuperación, impulsado por algunas iniciativas gubernamentales anteriormente mencionadas y por ciertas estrategias de compraventa (como la venta rápida o short sale).
Los precios de los inmuebles han dejado de bajar, el porcentaje de propietarios cuya hipoteca es superior al valor de la propiedad ha descendido el primer trimestre de este año por debajo del 30%, y en los últimos meses se ha detectado un leve ascenso en las compras, lo cual tiene obviamente una repercusión positiva en la economía nacional

El banco malo destinará 500 millones a demoler inmuebles

miércoles, 19 de diciembre de 2012

No venderá un piso en Andalucía, Extremadura ni Castilla la Mancha en tres años
El banco malo destinará 500 millones a demoler inmuebles
Marcos Lamelas (Barcelona) 09/12/2012 El articulo en El Confidencial
El gestor de activos inmobiliarios Sareb, más conocido como banco malo, tendrá una rama atípica de negocio: la demolición. En los planes del Banco de España para el Sareb ya se prevén 500 millones para derribar inmuebles y estructuras, según han señalado fuentes financieras.
Estos 500 millones se gastarán durante los primeros diez años de vida del Sareb y suponen una irónica e inesperada consecuencia de los excesos inmobiliarios que se han producido en España durante los últimos años.
El banco malo recibirá de las entidades nacionalizadas mucho suelo, pero también promociones inacabas, caras de mantener y que a cada año que pasa se deterioran. Algunas, las mejor ubicadas, se finalizarán, pero aquellas que se encuentren en localizaciones poco céntricas, en pequeñas ciudades, zonas de segundas residencias o mal comunicadas sólo les espera la decadencia que reducirá su ya escaso valor.
Para esos casos de proyectos en fase de desarrollo la solución será la dinamita o la piqueta, con la esperanza de que ese suelo pueda ser aprovechado para otros usos más a largo plazo.
El banco malo es víctima de la situación de crisis inmobiliaria. En este momento, hay promotores que están contabilizando el suelo con valor negativo. Y en complejos que se hayan quedado a medias en zonas que no hayan cumplido las expectativas iniciales, la falta de alguna infraestructura planificada, por ejemplo, la situación será similar. Por eso los solares serán traspasados al Sareb con un descuento del 80%.
Zonas ilíquidas
El Sareb también está planificando las zonas para actuar en función de esta clasificación una vez que se ponga en marcha el nuevo organismo.
Así, por ejemplo, se considera que por el exceso de oferta que hay en Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura, el banco malo no venderá ni un solo piso en estas CCAA durante sus tres primeros años de actividad. En cambio, se priorizarán otras zonas donde se cree que después de seis años de crisis ya puede reactivarse la demanda, como las zonas urbanas de los entornos de Barcelona, Madrid y Bilbao, por ejemplo.
La intención del Banco de España es evitar vender a pérdidas, y eso que el Sareb ya habrá recibidos los pisos y la vivienda acabada con un descuento del 54%. Los bancos sanos que han sido calificados en el grupo cero en este momento están vendiendo sus pisos con pérdidas de entre el 25% y el 30%.
Problemas de constitución
La constitución del Sareb lleva retraso, en parte por la negativa del BBVA a participar en el capital. Por ello, el Gobierno está intentando hacer más atractiva la inversión ofreciendo incentivos.
Se da la paradoja de que el Gobierno obliga a los bancos sanos a entrar en el capital del Sareb cuando esta sociedad en buena parte será un instrumento que competirá contra estos mismos bancos y les obligará a vender más baratas las viviendas y el resto de activos que salgan al mercado.