AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 20 de diciembre de 2012

La «dirección», sin nombre y apellidos conocidos, término empleado por el SSI cuando se pregunta quien es el responsable

jueves, 20 de diciembre de 2012

Visto en la Lista Libre

Buenas (o regulares, según se mire) tardes a todos.

Ya comenté el otro día en esta Lista Libre que, cuando se instaló en mi oficina el programa de gestión de los expedientes de nacionalidad, dicho programa desinstaló el Experior en el puesto de uno de mis empleados.

Por lo visto, había alguna incompatibilidad entre los programas de Experior y de Futureg: si se instalaba el de Futureg, no funcionaba el Experior. Después de dos días de trabajos infructuosos, se nos contestó por parte del servicio de soporte técnico que “no sabían a qué era debido” y que “nos buscáramos un informático en -nuestra ciudad- que nos pudiera ayudar” (sin comentarios).

Al haber un puesto vacío, ya que otra empleada se encuentra de baja por enfermedad, se pudo solucionar el problema de manera provisional, instalando en un puesto el programa de Futureg, y dejando en el otro el Experior. Pero es que, hoy mismo, a quien se le ha desinstalado Experior es a mí, en mi puesto.

Según se me ha informado, el programa de nacionalidad llevaba caído desde el viernes. A media mañana, los empleados sí podían entrar en Futureg, pero yo no. Experior, por su parte, llevaba toda la mañana funcionando perfectamente.

Al intentar entrar en Futureg, apareció un mensaje de error. Llamamos al servicio técnico, que nos informó de que “estaba restableciéndose el programa por partes, de forma que los empleados podían ya entrar, pero los registradores todavía no”. Nos dijo que comprobáramos más tarde si ya funcionaba.

Y, entonces, al volver a intentar entrar en Experior, el programa se había caído. No había forma de entrar.

Después de varios intentos de reinicio, volvemos a llamar al servicio de soporte técnico. Nos contestan que el programa funciona en otros puestos, sin tener en cuenta la “pequeña” cuestión de que el puesto desde donde se firman los asientos es el mío (yo, pese a mi condición de “dinosaurio”, llevo dos años y medio funcionando íntegramente con firma electrónica, salvo en lo relativo al Libro Diario).

Al final, la única solución para que pudiera instalarse y ponerse en funcionamiento el Experior ha sido desinstalar, de momento, el programa de nacionalidad (que, a las 2 de la tarde, seguía dando problemas). Mañana habrá que volver a probar a reinstalarlo, y ver si funcionan los dos o no (como sucede en el puesto de mi empleado, en el que, 3 semanas después, sigue sin funcionar).

En el servicio técnico siguen sin saber muy bien qué pasa, ni a qué se debe esto. Pero yo lo único que sé es que esto jamás se había producido hasta que se instaló el programa de Futureg”¦que, “casualmente”, el único programa que desinstala, y el único programa con el que presenta incompatibilidades es con el “Experior”. Raro, raro, raro”¦

Y una cosa tengo clara: yo no puedo paralizar el funcionamiento del Registro por la incompatibilidad entre dos programas. Los documentos tienen un plazo de calificación y despacho, y hoy han estado a punto de quedarse sin firmar en plazo una inscripción y una certificación. A día de hoy, tampoco puedo entrar en el programa de nacionalidad en otros puestos con mi llavero, no sé si será debido a fallos del programa o a qué, pero tampoco me parece solución, si quiero calificar y firmar expedientes de nacionalidad, la de tener que estar ocupando el puesto de un empleado (que durante ese tiempo, lo necesita para cumplir con su trabajo).

Lo dicho: no se nos puede acusar de no querer cumplir con la encomienda. Estamos poniendo toda nuestra voluntad y nuestro empeño en ese cumplimiento; de hecho, llevo calificados y despachados, a día de hoy, más de 120 expedientes. Pero no se nos puede mandar a luchar contra los elementos, entendiendo por “elementos” un programa que no funciona; que, cuando lo hace, va lentísimo; que se cuelga cada dos por tres; que está asistido por un servicio técnico que pone buena voluntad pero que, a todas luces, está desbordado y no conoce bien el programa”¦

Y, por supuesto, lo que creo que no se debe permitir es que dicha encomienda haga imposible el correcto funcionamiento del Registro y el despacho de los documentos dentro de plazo. No podemos estar cada cinco minutos colgados del teléfono porque el programa no funciona, ni podemos dejar de despachar y firmar documentos porque el dichoso programa de nacionalidad impide que funcione el de gestión del Registro. Al fin y al cabo, somos Registradores, no tramitadores de expedientes de nacionalidad. Y, si tengo que optar entre cumplir la encomienda y desempeñar la función de Registrador, tengo muy clara cuál es la decisión.

Por cierto, y como comentario final, quizá sería conveniente que, desde el Colegio o desde quien corresponda, se dejara bien clarito, a través de los medios de comunicación, que esta encomienda es GRATUITA. Vamos, que los Registradores no percibimos un euro por ella. Porque está circulando por ahí el bulo de que cobramos 50 euros por expediente tramitado, entre otros bulos variados.

Un saludo a todos.

Frases de Albert Einstein

jueves, 20 de diciembre de 2012

.

estupidez.jpg

.

diferencia-entre-estupidez-y-genialidad.jpg

.

.

Comisiones

jueves, 20 de diciembre de 2012

.

Un mercado transparente al servicio de los ciudadanos

jueves, 20 de diciembre de 2012

Luis Garicano 16 diciembre 2012 -El artículo en El País

El pasado 30 de noviembre, el día que se revalorizaban las pensiones, los españoles recibimos una sorpresa positiva: una tasa de inflación mucho menor de la esperada, que permitía reducir el déficit estructural del Gobierno. ¿Qué había sucedido? El Instituto Nacional de Estadística (INE), en su nota, lo explicaba: una fuerte caída del precio de los carburantes. Pero ¿por qué había descendido de forma tan conveniente el precio de la energía? En un post en NadaEsGratis, blog de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), Pol AntrÍ s, catedrático de Harvard, e Ignacio Conde-Ruiz, profesor de la Complutense, muestran que desde el 15 de octubre el precio de la gasolina eurosuper de 95 octanos bajó como media un 6,5% en la zona euro, mientras que la caída en España fue más del doble, el 13,5%. La gasolina diésel cayó el 8,1% en España, frente al 3,7% en la zona euro. ¿Por qué este excelente comportamiento si los precios de la materia prima son fijados en mercados internacionales y no hubo cambios en los impuestos?
La sospecha de que había gato encerrado se incrementa cuando vemos que la mejora de España empieza a evaporarse a la semana siguiente: la gasolina eurosuper subió un 0,3% en España, mientras que en Europa bajaba un 1,7%. ¿Pero cómo es posible que compañías privadas se pongan de acuerdo para bajar los márgenes a la vez y volverlos a subir? El ministro de Industria, José Manuel Soria, dio su respuesta en una entrevista en televisión: sin rubor, explicaba a su entrevistadora que había llamado a las compañías petroleras para que “arrimaran el hombro”, porque si no tenía listo un decreto que sería mucho peor para ellas. El mensaje que parece haber detrás, vista la evolución posterior, es: “Os dejamos en paz una vez pase el dato de inflación”. Es decir, los precios de la gasolina se fijan a golpe de telefonazo, a oscuras, sin un proceso público y sin información sobre lo que cada parte concede y exige.
Un segundo ejemplo de la ausencia de una mínima distancia entre poder político y grandes empresas se ha producido en la no-reforma del sector eléctrico. Como explicaba la agencia Bloomberg el 21 de agosto, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que bloqueó el intento inicial de la reforma eléctrica (consistente en parte en incrementar los impuestos a la energía fotovoltaica) propuesto por el ministro de Industria, había sido fundador de la consultora que asesoraba a las compañías eléctricas que perdían con aquella reforma inicial, consultora que es ahora propiedad en parte de su hermano y del hermano de su jefe de Gabinete. La reacción de las cotizaciones al anuncio de la reformada no-reforma el día del Consejo de Ministros, el 14 de septiembre (recordemos, se supone, que con la reforma se anuncian nuevos impuestos), fue una subida generalizada de las acciones, incluyendo alzas del 7% para Acciona.
Un último ejemplo de la falta de transparencia y su coste para los contribuyentes ha sucedido con el rescate del Banco de Valencia. Las apuestas de todos los que observaban el mercado era que la Comisión Europea bloquearía la ayuda (como así ha sido) y, dado el penoso estado de este banco, lo liquidaría, con sustancial ahorro para el contribuyente y con las pérdidas absorbidas ””como debe ser en cualquier mercado”” por los que imprudentemente invirtieron o prestaron a la fracasada entidad. El inversor se arriesga; por eso es inversor. Si no quiere riesgo puede poner el dinero en un depósito. Recordemos, esta entidad no es sistémica (es un 1% del sistema financiero) y su agujero es enorme. Pues bien, el Estado ha preferido vender el Banco de Valencia por 1 euro tras recapitalizarlo con 4.500 millones (que se suman a los 1.000 millones anteriores) y tras añadir un esquema de protección de activos que cubre el 72,5% de las pérdidas futuras en ciertas carteras del banco. Es decir, el Estado transfiere a fondo perdido una cuarta parte del valor de los activos del banco y además con un esquema de protección de activos sobre el resto. Las pérdidas estimadas por Oliver Wyman en el peor caso posible son 3.400 millones. La explicación de por qué se ha decidido no liquidar el banco y de cuáles eran las alternativas consideradas y cuánto costaban está aún por darse.
La fusión cuasi peronista entre lo público y lo privado está adquiriendo una velocidad preocupante
Esto son solo tres ejemplos de una tendencia peligrosa. Durante esta crisis, la fusión cuasi peronista entre lo público y lo privado, basada en las adjudicaciones y decisiones en habitaciones cerradas, sin transparencia, con actuación directa en la esfera económica del poder político, está adquiriendo una velocidad preocupante. Nos acercamos a velocidad creciente a la España de los cincuenta. Podríamos dar miles de ejemplos más, como el más reciente de Ana Pastor, ministra de Fomento, exigiendo a una compañía privada casi quebrada que vuele en ciertas rutas (¿se imaginan quién va a pagar la factura por los futuros vuelos subvencionados a La Habana?). El más notable ha sido el alucinante intento de suprimir, contra toda la práctica internacional, la independencia de los reguladores de todos los mercados (por suerte rechazado por Bruselas) para sustituirlos por un nuevo regulador único subordinado al Gobierno. A pesar del excelente papel de la Comisión Europea protegiendo a los ciudadanos españoles en este tema (como en el de las ayudas bancarias), la propuesta que aún maneja el Gobierno continúa en la dirección hacia un pasado que imaginábamos superado.
El coste de esta falta de transparencia es enorme, incluso para el Gobierno. Decisiones que seguramente sean correctas, a pesar de ser muy dolorosas, como la de las nuevas tasas en la Justicia ””mucho menores que en el resto de Europa””, que ayudarán a eliminar el atasco gigante que genera el gratis total y que tienen disposiciones para eliminar su impacto sobre la desigualdad, son recibidas con enorme desconfianza por los ciudadanos cuando estos temen que los Gobiernos actúan ayudando a los poderosos y a intereses inconfesables.
En vez de bajar el precio de la gasolina por unos días, lo correcto es que haya una investigación transparente de la competencia en el sector, por un regulador fuerte e independiente y con capacidad decisoria y sancionadora. El Estado tiene la obligación de dar explicaciones a los ciudadanos con transparencia y claridad, de decir qué ha hecho, con qué criterio. Y de evitar la apariencia, cuando no la realidad, de contubernio con las compañías reguladas. Los españoles ya tienen suficientes problemas encima. No les añadamos la sensación de que les están tomando el pelo. J
Luis Garicano es catedrático de Economía y Estrategia de la London School of Economics.

Una juez anula la comisión por descubierto de los bancos

jueves, 20 de diciembre de 2012

Dice que es abusivo. Advierte de que las entidades bancarias ya perciben intereses de demora de hasta el 29%
Ramón Ferrando. El artículo en Información de Alicante
La temida comisión de 35 euros que cobran algunas entidades bancarias cuando sus clientes se quedan en números rojos en la cuenta puede tener sus días contados. Una juez valenciana ha anulado esta comisión al entender que es un abuso de los bancos que ya cobran hasta un 29 por ciento de interés de demora por los saldos negativos. La entidad que ha perdido el caso alegó que el Banco de España admite el cobro simultáneo de la comisión por descubierto y de los intereses de demora, pero la magistrada sostiene que esa práctica apareció publicada en la Memoria del Servicio de Reclamaciones, que «no tiene en absoluto carácter vinculante».
La letrada que ha ganado el caso, Carmen Juan, alertó en el juicio de que el Banco de España considera una mala práctica bancaria el cobro de una comisión por un servicio no prestado y que en el caso de los descubiertos no está acreditado que se realicen gestiones. Es decir, que una persona de la entidad valore el riesgo de que el cliente se quede en números rojos.
El problema afecta sobre todo a aquellas personas que por un descuido se pueden quedar con un saldo negativo de un euro y a los que automáticamente la entidad bancaria les cobra una comisión de 35 euros.
El fallo indica que la comisión «supone un doble cobro generador de un enriquecimiento injusto». La magistrada añade que en el caso que ha analizado el banco no ha logrado acreditar «la realización de servicio adicional alguno inherente a la situación de descubierto. Lo cierto es que cuando las entidades financieras acceden a conceder a sus clientes un crédito de descubierto, les cobran importantes sumas de dinero como contraprestación. Incluso al 29 por ciento de interés. «Un tipo muy superior al de los créditos ordinarios», según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso Levante-EMV.
La juez advierte de que «desde un punto de vista de justicia material nos encontramos con una situación absolutamente irracional y abusiva pues aplicando a los saldos deudores el elevado interés del 29 por ciento resulta que la cantidad en concepto de intereses es muy inferior a la de las comisiones por descubierto». Una deuda de diez euros generaría un interés de 2,90 euros si no se paga en un año.
Muy por encima de la inflación
La magistrada incide en que este tipo de comisiones han llegado a subir un 125 % entre 2003 y 2008, «lo cual no se explica si lo comparamos con la tasa de inflación anual entre esos años».
La magistrada cierra la sentencia insistiendo en que la comisión «no responde a ningún servicio prestado, es abusiva y en realidad encubre unos intereses que rayan la usura por lo que deben dejarse sin efecto alguno». Además, la jueza concluye que es una «práctica bancaria abusiva». El banco puede recurrir el fallo ante la Audiencia de Valencia.
La Audiencia de Valencia anuló la cláusula de demora de una hipoteca
Los tribunales también se han pronunciado recientemente sobre los intereses que cobran las entidades por el impago de una hipoteca. Según publicó este diario el pasado día 9, la Audiencia de Valencia anuló la cláusula de un préstamo hipotecario que fijaba el interés de demora en un 18 por ciento, declarándola abusiva en una actuación de oficio. El auto señala que la cláusula viola Ley para la Defensa de Consumidores y Usuarios y la Ley del Crédito al Consumo, que impide reclamar una tasa anual superior a 2,5 veces el interés legal del dinero.
En mayo de 2006, cuando se formalizó este préstamo, el interés legal del dinero era del 4 %, y el interés máximo de demora publicado por el Ministerio de Economía de Hacienda era del 9,25 %, cantidades muy inferiores al 18 % que fijó este contrato. La pareja afectada suscribió un préstamo de 225.530 euros con la Unión de Créditos Inmobiliarios, y cuando no pudieron hacer frente a las cuotas, la entidad reclamó la ejecución de la hipoteca. Asimismo, Levante-EMV publicó el pasado 25 de noviembre que la Audiencia de Castelló declaró sin efecto los intereses de demora que una financiera pretendía cobrar a un cliente al considerar que son abusivos y rebajó los intereses que querían cobrarle del 30 % al 6 %.

Telefónica alcanza el millón de altas en Movistar Fusión

jueves, 20 de diciembre de 2012

19.12.2012 La noticia en Expansión.com
La oferta combinada de telefonía móvil con internet y telefonía fija y ADSL o fibra de Telefónica ha conseguido superar el millón de altas en los dos meses y medio que lleva operativa. Movistar Fusión se ha convertido en el producto de más rápida implantación en un número tan elevado de clientes de cuantos ha lanzado Telefónica en España, según afirma la compañía.
El lanzamiento de Movistar Fusión supuso una verdadera revolución en el mercado de las telecomunicaciones en España que ha venido seguida de multitud de ofertas combinadas de manos de sus principales competidores. Telefónica lanzó el pasado 1 de octubre la primera oferta integrada que aúna el fijo, el móvil, la banda ancha fija y móvil e incluso la televisión, en un solo producto y con una única factura y con cuota de línea incluida.
Según ha anotado la operadora, Fusión está obteniendo resultados muy positivos en satisfacción de clientes. A pesar de lo novedoso del producto y la variedad de opciones que ofrece, la ”˜nota”™ que consigue Movistar Fusión es de 8,6 sobre 10 según las mediciones periódicas de calidad.
Movistar Fusión ofrece sus servicios desde 49,90 euros al mes, que incluye línea fija, ADSL de 10 Mb, y la línea móvil para hablar y navegar, con 500 minutos de llamadas y 1 Gb de capacidad para la transmisión de los datos. También está disponible ”˜Movistar Fusión Fibra”™, con las mismas características que el anterior, pero con fibra en vez de ADSL desde 59,9 euros al mes. Las dos opciones finales, ”˜Movistar Fusión TV”™ y Movistar Fusión Fibra TV”™, incluyen Imagenio Familiar, a unos precios de 79,9 euros y 89,9 euros respectivamente.

Precisamente hoy, Telefónica ha remodelado su oferta de televisión Movistar Imagenio y ha rebajado, además, sus precios para hacerla «más atractiva» a los usuarios y compatible también con la oferta de Movistar Fusión.

De esta manera, Telefónica ofrecerá el nuevo Paquete Ocio de Imagenio a 12 euros al mes con contenidos orientados a los amantes del cine y de las series, además de acceso ilimitado a la Videoteca.
Asimismo, la compañía ha rebajado el precio del paquete Deportes de 22,90 euros a 20 euros. Esta opción incluye la Liga de Campeones, la Liga española, las mejores ligas internacionales y otros canales deportivos como Eurosport 1 y 2, Iberalia o Fútbol Replay.
Con todas estas novedades, Movistar Imagenio simplifica su cartera de servicios con Ocio, por 12 euros al mes, Deporte, por 20 euros, o una oferta más completa, Familiar, por 29,9 euros.

Los altos diferenciales pueden disparar al doble los intereses de las hipotecas en dos años

jueves, 20 de diciembre de 2012

Según avanzan analistas del sector
Elena Sanz 17/12/2012 El artículo en El Confidencial
La fuerte subida que han experimentado los diferenciales que los bancos aplican a las hipotecas puede traer algún susto en los próximos años.
“Los dos o tres próximos años serán relativamente estables respecto a los tipos de interés”, comenta José Luis Herrera, analista de CMC Markets. “Mientras no se produzca una recuperación económica o un crecimiento desmesurado, no se tocarán”.
Sin embargo, los bolsillos de quienes han comprado casa en el último año y medio o de quien está pensando en hacerlo a día de hoy, pueden encontrarse con una desagradable sorpresa en dos o tres años. «En dos años podemos encontrarnos con hipotecados que van a pasar de pagar intereses del 3% al 5% o el 6%”, comenta Juan Villén, responsable de hipotecas de idealista.com.
Como si de un sueño se tratase, las hipotecas a euríbor + 0,4% forman parte de un pasado no tan lejano, pero que posiblemente tardará muchos años en volver a repetirse. En apenas dos años, los diferenciales han registrado un incremento espectacular, situándose en la actualidad, de media, por encima del 2%, y subiendo.
Unos diferenciales que en los próximos dos años podrían dar más de un disgusto a cientos de hipotecados cuando comiencen a atisbarse los primeros síntomas de recuperación económica en Europa. “Cuando esto suceda y la inflación se dispare, el Banco Central Europeo (BCE) volverá a subir los tipos de interés. No pasaremos de golpe del 0,75% al 3%, pero no sería extraño que sucediera en un año”, explica Villén.
En su opinión, España, que ha perdido el control de su política monetaria, se enfrenta a un posible escenario en el que Alemania inicie su recuperación económica pero “a nosotros nos pille con el pie cambiado, empezando a salir de la crisis, con un crecimiento económico en torno al 2,5%, insuficiente todavía para general empleo”.
Cuando esto suceda, y teniendo en cuenta que la evolución del euríbor va de la mano de los tipos de interés en la zona euro -entre 25 y 5 puntos por encima o por debajo-, dentro de dos años, “nos enfrentaríamos a una subida generalizada de las cuotas hipotecarias, y seguramente se volvería a abrir la herida de la morosidad que tanto está costando sanar”, según Villén.
«Teniendo en cuenta que la presión fiscal y la contención salarial continuarán, la presión para poder pagar las hipotecas se incrementará, y esto se traducirá en un repunte de la morosidad. La gran incógnita es qué hará la banca entonces. Dependiendo de su situación financiera y de si las entidades están saneadas, en dos o tres años podríamos encontrarnos con una guerra de subrogaciones por los clientes que sí pueden seguir pagando sus hipotecas».
Los tipos fijos, de momento, no son una opción
Ante este panorama, ¿los tipos fijos son una opción? Por el momento, no. En la actualidad, apenas el 10% de las hipotecas que se firman lo hacen a tipo fijo.
“Por desgracia, el problema es que en España estos tipos están desorbitados por encima del 5%. Ahora, con el euríbor al 0,5% nadie tiene intención ni de contratar a tipo fijo ni de cambiar la hipoteca”. En Alemania o Francia, a 10 o 20 años se mueven entre 3,5% y el 4%.
Además, la oferta hipotecaria en este sentido brilla por su ausencia. Algunas entidades están ofreciendo hipotecas a tipo mixto. “Durante los tres o cinco primeros años se paga un fijo que suele situarse por encima del 5% y el resto del periodo el euríbor más un diferencial. El problema es que ese periodo inicial es demasiado corto, cubre al cliente sobre movimientos en los tipos de interés durante un periodo en el que realmente no lo necesita”.

Bankia, Catalunya Caixa y Novagalicia tendrán que devolver el 100% de lo invertido en preferentes si una sentencia judicial concluye que hubo malas prácticas en su comercialización

jueves, 20 de diciembre de 2012

La noticia en El Confidencial Digital
El Gobierno quiere cerrar ya el capítulo del escándalo de las preferentes, en el que se han visto atrapados miles de pequeños ahorradores. Obligará a los bancos nacionalizados a devolver el 100% de la inversión a los clientes afectados, si prueban que hubo malas prácticas en la comercialización de estos productos.
Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, la Comisión Europea está dispuesta a aceptar laudos arbitrales y sentencias judiciales, que demuestren que determinadas entidades financieras cometieron errores y malas prácticas en la comercialización de participaciones preferentes.
Y en el caso particular de los bancos nacionalizados, que acaban de recibir el dinero del rescate europeo, la solución que va a aplicar el Gobierno va a ser clara.
Las entidades tendrán que devolver a sus clientes el 100% de lo que invirtieron en estos productos si los clientes prueban, mediante sentencia judicial, que hubo malas prácticas con las preferentes.
De esta manera, los titulares de preferentes de los bancos con ayuda de la UE verán reducidas sus pérdidas al mínimo.
Tendrán que dar la cara
Además, tal y cómo se contó en estas páginas, el FROB ha ordenado a los bancos nacionalizados la creación de grupos de trabajo compuestos por expertos en la materia, que vayan dando soluciones caso a caso a los miles de ahorradores que se han visto atrapados en estos productos financieros de alto riesgo.
Se les exige, por tanto, que informen con detalle a los clientes, desde estos grupos, de las alternativas que tienen para recuperar, al menos, parte de su inversión; de las quitas impuestas por Bruselas a las preferentes, etc.”¦

Hortensias

jueves, 20 de diciembre de 2012

.

hortensias.jpg

.