AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 5 de junio de 2013

La Sareb pondrá a la venta más de 5.000 viviendas en el Salón Inmobiliario de Madrid

miércoles, 5 de junio de 2013

     Comienza a competir con los bancos
     Bankia y Catalunya Caixa cederán espacio en sus stands para venderlas
     Será la primera vez que mida sus fuerzas con las inmobiliarias bancarias
     Jose F. Leal | Madrid 29/05/2013 – El artículo en elmundo.es
     El ‘banco malo’, es decir, la sociedad de gestión de activos inmobiliarios de entidades financieras creada a finales de 2012, en la que participan el Estado y numerosas entidades financieras del país, quiere vender 45.000 viviendas en cinco años de las cerca de 80.000 que posee y ha elegido el Salón inmobiliario de Madrid (SIMA), que empieza mañana, para empezar a medir su potencial como nuevo jugador del sector inmobiliario. En él venderá al menos 5.000 viviendas.
     La mayoría de las viviendas de Sareb estarán accesibles en los stands de las dos principales entidades financieras nacionalizadas: Bankia y Catalunya Banc, pero otras cajas de ahorros participadas por el Frob, como NovaGaliciaBanco o Ceiss, que también han traspasado sus activos también ofrecerán sus viviendas a través de diversas comercializadoras.
     Será la primera vez que Sareb mida sus fuerzas con las filiales inmobiliarias de los bancos que no le traspasaron sus activos, como Santander, BBVA, La Caixa, Sabadell o Popular, que también estarán presentes en el Salón. Todas ellas, salvo BBVA, son, a su vez, sus accionistas.
     Concretamente, Bankia Hábitat utilizará la mitad de su espacio comercial para ofrecer 2.200 viviendas (de las 2.900 que venderá en la feria) de Sareb. Para la ocasión, Bankia ha hecho una selección de pisos que podrían interesar a los visitantes, con precios que irán desde 68.000 euros.
     A su vez, CX Inmobiliaria, la inmobiliaria de Catalunya Banc, venderá 2.900 pisos del ‘banco malo’. La firma ha desarrollado una plataforma de gestión de activos que ha gestionado ya la venta de 254 inmuebles de Sareb. La entidad catalana se encuentra en fase de <B< diversos con>de inversión interesados en su adquisición.
     Además de Bankia y Catalunya Bank, otros agentes autorizados venderán viviendas de Sareb en el Salón
     El interés de las entidades financieras en comercializar las viviendas de Sareb es alto, pues las comisiones que manejan son jugosas, ya que, aunque no se han hecho públicas, podrían llegar al 6%.
     Las viviendas de Sareb disponibles en el SIMA estarán diseminadas, además, por otros stands de la feria, pues varias comercializadoras homologadas por Sareb -consultoras inmobiliarias- están habilitadas para vender sus pisos en su nombre.
     Es el caso de Básico Homes, que en el salón comercializará viviendas de Bankia, NovaGaliciaBanco y Ceiss. «Hemos hecho una selección de viviendas, sobre todo de costa, que creemos que pueden tener salida en el salón», explica Luis Martel, director general comercial de la firma. Otra de las consultoras que ofrecerán el ‘stock’ de Sareb es Magnum Partners, que comercializará el catálogo de las entidades ‘cedentes’ (Bankia, Catalunya Caixa y Ceiss).
     En el caso de que un comprador se interese por una de esas viviendas, la consultora se pone en contacto con el Agente de Propiedad Inmobiliaria (API) que custodia el inmueble y, si la venta se cierra, la comisión se repartiría entre los agentes implicados.

 

La sentencia que anula el Plan Rabasa cuestiona la viabilidad del nuevo PGOU

miércoles, 5 de junio de 2013

     La paralización del macroproyecto rompe las expectativas de crecimiento del Plan General en trámite que investiga la Justicia
     Sylvia Escribano 01.06.2013 El artículo en información.com Alicante
     La anulación del Plan Rabasa con las sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia rompe las expectativas de crecimiento reflejadas en el futuro Plan General por el peso que tienen en ellas las más de 13.000 viviendas previstas en el proyecto de Enrique Ortiz. Así lo afirman diferentes expertos consultados, quienes consideran que la anulación del polémico plan urbanístico da la puntilla al PGOU en trámite, que también investiga la Justicia por su presunto amaño, y exigen su retirada inmediata para rehacerlo.
     Hasta el momento, el Ayuntamiento de Alicante mantiene su intención de seguir adelante con la tramitación del Plan General, pero deberá modificarlo si las sentencias que anulan Rabasa se hacen firmes. De ser así, deberá introducir sus propios criterios sobre cómo desarrollar esos terrenos, tal y como explicaron fuentes especializadas. Entre otras cuestiones, tendría que fijar la cifra de viviendas, las zonas comerciales y dotacionales del sector para adaptarlas a las necesidades de la ciudad. Por el momento, sobre las sentencias cabe recurso ante el Tribunal Supremo, si bien el Ayuntamiento ya ha descartado apelar y desde la empresa adjudicataria del plan así como desde la Generalitat siguen estudiando si lo harán.
     «Borrón y cuenta nueva»
     En cuanto a la situación en la que queda el futuro del planeamiento de la ciudad, el catedrático de Urbanística de la Universidad de Alicante, José Ramón Navarro Vera, indica que, con anterioridad, «ya era necesario hacer borrón y cuenta nueva» con el Plan General «por sus debilidades y carencias». Navarro Vera explica que los argumentos del Ayuntamiento de Alicante para mantener la tramitación del documento se han agotado, pues considera que la anulación del Plan Rabasa «invalida el modelo de desarrollo» planteado por el equipo de gobierno en el documento. «Es un torpedo a la línea de flotación del fututo Plan General», afirma.
     El documento del PGOU contempla que la población crezca en 208.599 personas hasta 2030 con la contrucción de 57.760 viviendas, entre las que se encuentran las de Rabasa (alrededor de un 20% de las previstas). Quitar ese peso de viviendas supone dejar cojas las previsiones del plan y un modelo de crecimiento que también cuestionan desde otros colectivos como el Colegio de Arquitectos.
     El presidente de esta entidad, Antonio Maciá, recuerda que el PGOU comenzó a tramitarse hace más de una década, en pleno «boom inmobiliario», en el que las condiciones eran diferentes. Para este experto, ese desfase es ya un motivo para repensar la base del futuro urbanístico de la ciudad y considera que la anulación del Plan Rabasa «lo acaba de rematar». Al respecto, incidió en que «es un Plan General que está muy tocado, está tan dañado que es difícil de salvar y esto es lo que lo remata». Maciá añade que «Rabasa es una intervención con un peso muy fuerte en materia de viviendas e infraestructuras» dentro del futuro Plan General, aunque «ponía énfasis en lo que no se debe hacer en la planificación de una ciudad, que es hacerla a trozos sin la coherencia necesaria».
     Por parte desde la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas -que está a la espera de que el TSJ le comunique la resolución del recurso que presentó contra Rabasa- su presidente, José María Perea, sostiene que «ahora todavía tiene menos sentido continuar con un Plan General que está bajo sospecha». El documento está siendo investigado por su presunto amaño y están imputados, entre otros, la alcaldesa, Sonia Castedo, el exalcalde, Luis Díaz Alperi, el empresario Enrique Ortiz y el redactor del PGOU, Jesús Quesada. Según Perea, «el Plan General ya había perdido el sentido, pero la anulación del Plan Rabasa es el golpe de gracia porque se elimina una parte muy importante del mismo».
     Mientras, si el Ayuntamiento de Alicante mantiene, como parece ser, su intención de seguir tramitando el Plan General, tendrá que rellenar los huecos que deje la anulación del Plan Rabasa, que se encuentra incluido en la revisión. Sería el momento para introducir sus criterios y poder reajustar, por ejemplo, la cifra de viviendas.
     El PSOE pedirá una reunión con la empresa del mueble
     El PSOE anunció ayer que solicitará una reunión con los responsables de Ikea para buscar una solución tras las sentencias del Tribunal Superior de Justicia que anulan el Plan Rabasa. Al respecto, el secretario general de los socialistas, Gabriel Echávarri, aseguró que «ante la incapacidad de la alcaldesa, Sonia Castedo, debemos encontrar una solución para la implantación de la multinacional que beneficie a la ciudad, no al mismo de siempre». Por su parte, el portavoz de UPyD, Fernando Llopis, reiteró ayer la necesidad de buscar una nueva ubicación para Ikea y consideró que Rabasa «es un plan muerto». Desde Compromís, Luis Falcó consideró que la anulación de Rabasa «es un triunfo en términos medioambientales».