AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 18 de junio de 2013

En tiempos de tribulación, no hacer mudanza

martes, 18 de junio de 2013

San Ignacio de Loyola

Error de los notarios: la infanta Cristina nunca vendió propiedades por 1,43 millones en 2005 y 2006

martes, 18 de junio de 2013

     El Gobierno confirma de manera extraoficial que la venta de varias fincas en Ciudad Real, Alicante y Barcelona que Hacienda atribuyó a la hija del Rey tenía como origen un error de los notarios y registradores al anotar el número de DNI.
     Nacional | 17-06-2013 La noticia en vozpopuli.com
     ¿Sabía que los miembros de la familia real tienen un DNI compuesto por tan solo dos dígitos? Esta peculiaridad podría haber sido el origen de la noticia de que la infanta Cristina vendió propiedades inmobiliarias por 1,4 millones en 2005 y 2006, una noticia que se dio a conocer el pasado viernes y que fue negada rotundamente por un portavoz de la Casa Real.
     Castro está empeñado en investigar la venta de las fincas que Hacienda atribuía a la hija mediana del Rey
     Según informa el diario El País, Hacienda hizo saber primero de manera informal al magistrado que se trata de un error en el informe remitido al juzgado, según fuentes del Gobierno. Dicho error procedería de la información suministrada por los notarios, que ha sido reproducida en la documentación sobre las ventas atribuidas a la infanta en el informe en poder del juez. El fallo sería en cierto modo similar al de la hilarante historia de la multa a la infanta Elena por conducir un tractor sin seguro, provocada también por un error al poner el DNI. Fuentes gubernamentales consideran que el fallo se produjo al rellenar incorrectamente la casilla del documento de identidad, de sólo dos números, en la comunicación de las operaciones en los formularios de registradores y notarios.
     Fuentes de este organismo han aclarado el origen de esos datos después de que la infanta negara la venta de propiedades inmobiliarias en varias provincias por un valor total de 1,43 millones de euros que le atribuye la Agencia Tributaria en un informe entregado al juez Castro. La Agencia Tributaria ha explicado que recibió un oficio del juez requiriendo información de las cuentas de la infanta, así como de sus bienes muebles e inmuebles, fondos de inversión, activos financieros y depósitos de los que fuera titular desde el año 2002.

     Explica que el pasado 14 de junio remitió al juzgado la información que figuraba en sus bases de datos recalcando que había sido facilitada «por terceros en cumplimiento de los deberes de suministro que les impone la normativa tributaria».
     La instrucción del ‘caso Nóos’, llevada a cabo por el juez José Castro, está teniendo en la posición de la infanta Cristina uno de sus puntos más polémicos. Mientras que el juez cordobés tomó en su momento la decisión de pedir la imputación de la hija del Rey, la Fiscalía se ha mostrado en contra de la misma, aduciendo que no hay indicios objetivos de culpabilidad en la actuación de la hija del monarca.
     Providencia a los registradores
     El juez instructor del ‘caso Nóos’, José Castro, había decidido investigar la venta de las trece fincas poco después de sustanciarse la compra por 5,8 millones de euros de su domicilio en el barrio de Pedralbes de la Barcelona. Un extremo que la hija del rey Don Juan Carlos ha negado a través de un portavoz autorizado.
     Y es que, mediante una providencia de cuatro páginas dictada este lunes, el magistrado ha reclamado a los registradores de la propiedad de Alicante, Almagro (Ciudad Real), Arenys de Mar (Barcelona) y Pilar de la Horadada (Alicante) las hojas registrales correspondientes a cada uno de los inmuebles, lo que le permitirá averiguar el historial jurídico de las distintas fincas y los cambios que se han producido en su propiedad desde su creación.

 

El juez y la fiscalía estudiarán la supuesta venta de fincas por parte de la infanta Cristina

martes, 18 de junio de 2013

     Según el informe remitido por la Agencia Tributaria al juez del ‘caso Nóos’, la hija del rey habría vendido fincas y terrenos por valor de 1,43 millones de euros.
     Esta venta se habría producido poco después de comprar su casa en el barrio de Pedralbes de Barcelona.
    La infanta se apresuró el pasado viernes en negar estos hechos.
     «Una vez la Fiscalía Anticorrupción valore el informe me lo transmitirá y podremos opinar», ha dicho el fiscal general del Estado, Torres-Dulce.
    Hacienda aclara que sus datos sobre las fincas de la infanta son de terceros.
    Los técnicos de Hacienda Gestha afirman que puede ser «un error».
    La noticia en 20minutos.es / Agencias /
     El lío está servido. La Agencia Tributaria atribuye a la infanta Cristina la venta de 13 fincas y terrenos por 1,43 millones de euros. Ella, en un comunicado oficial, lo niega. Hacienda no quiere en un principio hacer comentarios, amparándose en la ley, aunque más tarde aclara que sus datos «son de terceros». Algunos compradores han dicho que debe de haber un error, ya que ellos no compraron nada a la infanta, según informó el diario El País. Y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha explicado este lunes que Anticorrupción estudiará todo este embrollo, reflejado en un informe oficial incorporado al ‘caso Nóos’.
     En este momento lo único que tenemos es que analizar ese informe y extraer la consecuencias «Voy a esperar primero a que la Fiscalía Anticorrupción, a través de los fiscales que están actuando en este proceso, examine el informe de la Agencia Tributaria, y una vez que ellos lo valoren me lo transmitirán y podremos opinar», ha contestado Torres-Dulce a los periodistas al ser preguntado por este asunto.
     Un informe de la Agencia Tributaria entregado al juez Castro indica que la infanta Cristina vendió entre 2005 y 2006 fincas y tierras que poseía en la provincia de Alicante, Ciudad Real y Barcelona por un valor total de 1.435.603 euros, poco después de concretarse la compra por 5,8 millones de euros de su domicilio en el barrio de Pedralbes de la ciudad condal.
     La Agencia Tributaria se escuda en que no puede hablar sobre este asunto porque el artículo 95 de la Ley General Tributaria lo prohíbe, ya que son datos fiscales reservados. Sin embargo, poco después ha asegurado que remitió al juez José Castro los datos que obran en su poder y que son suministrados «por terceros» sin que fueran objeto de «valoración jurídico-tributaria». «Por lo tanto, no cabe extraer directamente de los propios datos efectos ni consecuencias directas en materia jurídico tributaria», afirman las fuentes. Explican así que la Agencia hizo un mero traslado de datos, entre los que se encuentran los aportados por notarios y registradores de la propiedad.
     El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, afirmó por su parte este lunes que desconoce este informe, pero cree que habrá que ofrecer explicaciones «en la medida en que se hubiera producido algún tipo de error». «No conozco el fundamento de ese informe ni en relación con la infanta ni en relación con ningún contribuyente», sentenció. PSOE e IU ya han pedido su comparecencia en el Congreso para explicar este asunto.
     Petición del juez
     El juez José Castro, además, ha pedido este mismo lunes a cuatro registros de la propiedad que le faciliten los datos de las fincas. Mediante una providencia de cuatro páginas, el magistrado ha reclamado a los registradores de la propiedad de Alicante, Almagro (Ciudad Real), Arenys de Mar (Barcelona) y Pilar de la Horadada (Alicante) las hojas registrales correspondientes a cada uno de los inmuebles, lo que le permitirá averiguar el historial jurídico de las distintas fincas y los cambios que se han producido en su propiedad desde su creación.
     De este modo, Castro podrá comprobar si fue la infanta quien vendió estos inmuebles en los dos años siguientes de adquirir su vivienda de Pedralbes junto a Iñaki Urdangarin, e intentará constatar si efectivamente la infanta figuraba como propietaria de las mismas y fue responsable y beneficiaria de su venta.
     Por otro lado, el juez Castro ha dado traslado este lunes a las partes de nueva documentación aportada en su defensa por la representación de Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, entre la que se incluyen correos electrónicos enviados por el duque de Palma, según han informado fuentes jurídicas.
     ¿Un simple error?
     Lo que sí está claro es que el juez pidió a la Agencia Tributaria la información sobre la infanta. La Agencia, por su parte, consulta la información en el Catastro, que depende de ella. Y pasa las conclusiones de su informe al juez, como ha puntualizado el propio organismo. «Lo más seguro es que haya habido algún error en el catastro. Es muy común si solamente un número figura equivocado», explica a 20Minutos un registrador. «Lo suyo es que el juez, una vez remitida la información de Hacienda, hiciera una segunda comprobación certificada con registradores y notarios».
     «Todo puede ser un error, comprensible sobre un informe sobre un ciudadano desconocido con pocos ingresos, pero con la infanta… Otros informes sobre la infanta han estado muy medidos y repasados. No entendemos qué ha podido pasar», señala un portavoz de los técnicos de Hacienda Gestha. Ahora todo está en manos de Anticorrupción y del juez Castro, que verificarán esos datos. La casa real lo tiene claro: niega las ventas por valor de 1,43 millones de euros que le atribuye la Agencia Tributaria y ha subrayado que debe de tratarse de una equivocación.

 

 

 

El juez investiga si las ventas de fincas que se atribuyen a la Infanta son un error

martes, 18 de junio de 2013

     El magistrado ordena comprobar si las supuestas ventas figuran en los registros de la propiedad
     Andreu Manresa Palma de Mallorca 17 junio 2013 – La noticia en elpais.com 
     El juez José Castro, que instruye el caso Nóos, ha ordenado comprobar si las supuestas ventas de inmuebles que la infanta Cristina niega constan en los registros de la propiedad. En un auto, el magistrado ha pedido examinar directamente los datos del informe que presentó Hacienda sobre los bienes y cuentas de la hija del Rey. Y ello, pese a que Hacienda ha hecho saber de manera informal al magistrado que se trata de un error en el informe remitido al juzgado, según fuentes del Gobierno. Dicho error procedería de la información suministrada por los notarios, que según Hacienda no fue objeto de «valoración jurídico-tributaria» y que luego ha acabado reproducida en la documentación sobre las ventas atribuidas a la Infanta que se recogió en el informe en poder del juez. Fuentes gubernamentales consideran que el fallo se produjo al rellenar incorrectamente la casilla del DNI (el de doña Cristina, como el del resto de la Familia Real, es de solo dos dígitos) en la comunicación de las operaciones en los formularios de registradores y notarios.
     El Ministerio de Hacienda, no obstante, ni confirma ni desmiente de manera oficial que se trate de un error o no pero sí ha rechazado «de forma tajante la insinuación de que los datos hubieran sido alterados intencionadamente para restar credibilidad a la investigación y que se tratara de una intoxicación premeditada»

     Este informe señala que la Infanta había vendido fincas y tierras que poseía en las provincias de Alicante, Ciudad Real y Barcelona, poco después de sustanciarse la compra por 5,8 millones de euros de su domicilio en el barrio de Pedralbes de la Ciudad Condal. El dossier enviado al juez Castro refleja que doña Cristina enajenó 13 pisos, casas y tierras por un valor de 1,43 millones de euros. El mismo informe señala que, de la información aportada por notarios y registradores, no se deduce la existencia de transmisiones en el periodo 2002 a 2004 y tampoco desde 2007 a 2012.
     La Infanta ha negado, a través de un portavoz, que hubiera hecho tales transacciones: “Esa información es falsa y carece de toda base”. Así lo aseguran también los supuestos compradores, que han explicado que las fincas y pisos ya les pertenecían y no han sido adquiridas a la Infanta. También el Ministerio de Hacienda ha eludido aclarar este asunto, alegando que lo prohíbe la Ley General Tributaria. Este lunes el ministro Cristóbal Montoro se ha desentendido también del informe tributario. «La elaboración de esos informes corresponde a la Inspección de la Agencia Tributaria y se envían al juez, yo no conozco el contenido de los informes que se hacen sobre los contribuyentes», ha defendido.