AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 5 de septiembre de 2014

El BCE baja los tipos de interés al 0,05% por el riesgo de deflación

viernes, 5 de septiembre de 2014

     Hasta ahora estaban situados en el 0,15%
     En octubre se lanzará un plan de compra de activos, aunque no se han dado más detalles
     Las Bolsas europeas aplauden la decisión con subidas del 1% y la prima de riesgo baja
     Revisa a la baja las previsiones de crecimiento en la eurozona
     Presiona a la banca para que fluya el crédito entre familias y empresas
     Rosalía Sánchez Berlín 04/09/2014 elmundo.es
     Mario Draghi ha dado un puñetazo en la mesa de los mercados, que consideraban que el Banco Central Europeo había agotado sus posibilidades de impulsar el crecimiento en la zona euro. En primer lugar, el presidente del BCE, ha situado los tipos de interés ante otro nuevo mínimo histórico, al bajarlos del 0,15% al 0,05%.
     El objetivo declarado de esta medida es «mantener en el medio y largo plazo el nivel de inflación en torno al 2%», ante el bajo nivel de precios. El pasado mes de agosto, cayeron al 0,3%, su nivel más bajo en casi cinco años y 0,1% por debajo del mes anterior, lejos del 0,7% pronosticado por el banco para este año.
     La tendencia vuelve a disparar los temores de una deflación en la zona euro, lo que podría causar estragos en el pago de deuda y hacer que los consumidores pospusieran compras a la espera de precios más bajos.
     En este sentido, el BCE ha actualizado sus proyecciones macroeconómicas para el conjunto de la eurozona, que contemplan un menor crecimiento en la región en 2014 y 2015 de lo anticipado en junio, así como una inflación más débil este año de lo esperado anteriormente.
     En concreto, el BCE espera que la economía de la eurozona crezca este año un 0,9%, una décima menos de lo previsto en junio, mientras que en 2015 y 2016 el PIB de la región se expandirá a un ritmo del 1,6% y el 1,9%, respectivamente, frente al 1,7% y el 1,8% previsto con anterioridad.
     En el caso de los precios, las proyecciones del BCE han sido revisadas a la baja para el ejercicio 2014, cuando se espera que los precios registren un alza del 0,6%, una décima menos que en junio, mientras que ha mantenido las previsiones para 2015 y 2016 de subidas del 1,1% y el 1,4%, respectivamente.
     Presión a la banca
     La medida también responde a la intención de presionar a los bancos para que de una vez comiencen a hacer fluir el crédito a empresas y familias.
     En este mismo sentido, el BCE ha establecido una nueva facilidad de depósito del 0,20%, frente al 0,10% anterior, con lo que presiona todavía más a las entidades financieras para que libere el dinero que mantiene depositado en la institución. Hablamos de la nada despreciable cantidad de 23.950 millones de euros y de un exceso de reservas superior a los 100.000 millones.
     Programa de compra de activos
     Pero además, y mucho más revolucionario, Draghi ha anunciado un programa de compra masiva de activos titulizados y bonos garantizados en los mercados que comenzará a llevar a cabo en octubre y cuyos detalles serán explicados tras la reunión del Consejo del mes que viene. La agencia Reuters ha filtrado que se trata de un programa de 500.000 millones de euros, lo que supondría una gran realización del programa Draghi, resumido en su ya célebre «what ever it talkes», tanto como haga falta.
     Durante la rueda de prensa, el presidente del BCE ha repasado su discurso de la semana pasada en Jackson Hole, Wayoming, y ha sugerido que «todavía hay margen en la zona euro para políticas fiscales más favorables al crecimiento».
     Cuando dijo esto en EEUU, los alemanes apenas podían creer lo que estaban escuchando y el ministro germano de Finanzas declaró acto seguido en una entrevista que a Draghi se le estaba «malinterpretando». Pues bien, el italiano se ha esforzado por dejar claro su discurso a favor de las reformas que sigue defendiendo Alemania, pero también a favor de «debatir a fondo sobre la flexibilidad», aconsejando una revisión de los estándares fiscales en la zona euro y mencionando el programa de inversiones de Juncker por valor de 300 billones euros.
     Draghi, en cierta forma, se ha sincerado, reconociendo que «para el BCE es muy difícil atenerse a su mandato basándose solamente en medidas de política monetaria. Necesitamos crecimiento y empleo» para que esas medidas sean efectivas, ha dicho, situándose en esta ocasión mucho más cerca de Francois Hollande que de Angela Merkel y dando a entender que, ahora sí, el BCE ha hecho todo lo que podía.
     Las Bolsas europeas aplauden la baja de tipos con subidas del 1% y la prima de riesgo baja.
     Sorpresa en los mercados. El BCE ha anunciado una nueva bajada de tipos de interés y se sitúan en el 0,05% frente al 0,15% anterior, ante la situación de riesgo que representa para la economía la baja inflación.
     El pasado mes de agosto, los precios cayeron al 0,3%, su nivel más bajo en casi cinco años y 0,1% por debajo del mes anterior. La inflación quedó así lejos del objetivo fijado por el BCE para garantizar la estabilidad de precios (menos pero cerca del dos por ciento) y por debajo del 0,7% pronosticado por el banco para este año.
     La tendencia vuelve a disparar los temores de una deflación en la zona euro, lo que podría causar estragos en el pago de deuda y hacer que los consumidores pospusieran compras a la espera de precios más bajos.
     En este sentido, el BCE ha actualizado sus proyecciones macroeconómicas para el conjunto de la eurozona, que contemplan un menor crecimiento en la región en 2014 y 2015 de lo anticipado en junio, así como una inflación más débil este año de lo esperado anteriormente.
     En concreto, el BCE espera que la economía de la eurozona crezca este año un 0,9%, una décima menos de lo previsto en junio, mientras que en 2015 y 2016 el PIB de la región se expandirá a un ritmo del 1,6% y el 1,9%, respectivamente, frente al 1,7% y el 1,8% previsto con anterioridad.
     En el caso de los precios, las proyecciones del BCE han sido revisadas a la baja para el ejercicio 2014, cuando se espera que los precios registren un alza del 0,6%, una décima menos que en junio, mientras que ha mantenido las previsiones para 2015 y 2016 de subidas del 1,1% y el 1,4%, respectivamente.
     Programa de compra de activos
     En la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo también se acordado lanzar un programa de compra de activos financieros para inyectar liquidez al sistema e impulsar la economía. El plan entrará en vigor en octubre, pero hasta entonces no se conocerán los detalles del mismo.
Reuters, citando fuentes próximas a las conversaciones, apuntaba a un importe de hasta 500.000 millones de euros con una duración de tres años.
     El pasado 22 de agosto, el presidente del instituto emisor de la eurozona, Mario Draghi, aseguró en el simposio celebrado en Jackson Hole que los preparativos para lanzar un programa de compra de ABS «avanzaban con rapidez» y expresó su confianza en que sirviera para relajar las condiciones de crédito aún más.
     Las Bolsas europeas aplauden la decisión con subidas del 1% y la prima de riesgo baja.

Los impuestos sobre sucesiones discriminan a los extranjeros en España

viernes, 5 de septiembre de 2014

     3 de septiembre de 2014
     Sentencia del tribunal europeo sobre las herencias
     Redacción Cambio16 cambio16.es
     El Tribunal de la Unión Europea ha dictaminado este miércoles que la normativa española en el caso de herencias es contraria a la europea, al reducir el valor de las herencias y favorecer a los residentes frente a los que emigran del país o han decidido mudarse a España
     La sentencia del Tribunal de la Unión Europea afirma que España discrimina a los extranjeros al no aplicarles los beneficios fiscales de las comunidades autónomas, que son las que gestionan los impuestos de sucesiones y donaciones, con bonificaciones de hasta el 99% en el Impuesto de Sucesiones, salvo en el País Vasco y Navarra.
     Sin embargo, la normativa aplicada a los extranjeros es la nacional, con tipos de hasta un 34% que puede aumentar en casos como los de patrimonio preexistentes. Además, todas las comunidades autónomas –excepto Ceuta y Melilla– han ejercido esta competencia cedida por la Administración.
     De este modo, para una misma herencia en una familia, un hijo puede acabar con mucha menos herencia que otro, por el simple hecho de residir en el país o no.
     Dos toques de atención previos
     Hace ya cuatro años que la Comisión Europea pidió por primera vez que España modificara su legislación de herencias. Un año más tarde, repitió la solicitud sin resultados. Este organismo acudió entonces a la vía legal, con un recurso por incumplimiento al Tribunal europeo.
     El Tribunal –formado por cinco magistrados– detecta que no se permite la libre circulación de capitales. Por ejemplo, en caso de que el heredero, fallecido o donante no resida en España o en caso de que los bienes y propiedades estén fuera de territorio nacional, no se aplicarán las reducciones fiscales de las comunidades autónomas, que son menores que las estatales.
     El resultado de que se acuda a la legislación hereditaria nacional, y no a la de las comunidades, es que la cantidad heredada final se reduce sin justificación ya que, según la sentencia, “no existe ninguna diferencia entre la situación objetiva de un residente y la de un no residente” al ser “sujetos pasivos” al margen de donde vivan. Y rechaza la réplica española de lucha contra la evasión fiscal.
     Compensar a los afectados
     Esta primera sentencia del caso pone a España en la situación de tener que devolver lo que ha recaudado de más a los herederos no residentes o de las propiedades donadas fuera del territorio nacional.
     El representante legal de España rechazó la demanda de la Comisión ante el Tribunal de Luxemburgo, ya que defendió que los nacionales tributan de continuo sobre los inmuebles que heredan, y los no nacionales sólo en aquellos adquiridos en el país.

 

Ocho mil inmigrantes logran la nacionalidad en un año tras agilizar el Gobierno su trámite

viernes, 5 de septiembre de 2014

     La autorización de pasaportes españoles en Málaga se disparó un 171 por ciento en 2013 tras la decisión de Justicia de traspasar la tarea a los registradores de la propiedad
     Álvaro Sánchez 31.08.2014 laopiniondemalaga.es
     La concesión de la nacionalidad a extranjeros batió récords el año pasado en Andalucía. A pesar de que la población extranjera desciende paulatinamente en España desde el inicio de la crisis, no todo se debe al retorno al país de origen. Más de 26.000 inmigrantes residentes consiguieron en 2013 la ciudadanía española, el pico más elevado desde que existen registros. De este número, Málaga despunta respecto a las demás provincias, con más de 8.000
     Tras años de demora en los procedimientos de tramitación de los expedientes, el Gobierno ha logrado desatascar miles de documentos acumulados en las dependencias ministeriales. Esta situación de interinidad en el país mantenía limitado el acceso de los extranjeros con residencia legal a servicios como la educación o la sanidad y sin derecho a voto.
     Así, el Ministerio de Justicia decidió adoptar medidas a raíz de la saturación que sufría la Dirección General de los Registros y del Notariado –que contabilizaban cerca de 13.000 nuevas solicitudes de nacionalidad mensualmente– y puso en marcha el Plan Intensivo de Nacionalidad en junio de 2012. La decisión de delegar esta tarea al Colegio de Registradores –que antes realizaban funcionarios del Estado– ha provocado un incremento de un 157 por ciento en el número de nacionalizados el pasado año a nivel regional y un 171 por ciento en la provincia.
     En los últimos tres años se intensificó la llegada de inmigrantes a la región andaluza y se dispararon las peticiones de nacionalidad, lo que provocó un atasco en la tramitación de las solicitudes. El plazo medio de espera a la resolución aumentó de entre 12 y 16 meses a superar los dos años. En 2010 las concesiones de ciudadanía se duplicaron con respecto a 2009 hasta los 12.344 y se mantuvieron en torno a los 10.000 los dos años siguientes. Esta cifra se disparó hasta los 26.710 en 2013. Málaga, con 8.675, es la provincia con más permisos, seguida por Sevilla (5.030) y Almería(4.516).
     En cuanto a las nacionalidades de los extranjeros afincados en la comunidad autónoma, el grupo más numeroso con nuevo DNI español de los residentes en Andalucía es el de los marroquíes. El pasado año fueron 7.013 nacidos en este país del norte de África los que lograron la nacionalidad. También obtuvieron el pasaporte 3.273 colombianos y 3.228 inmigrantes procedentes de Bolivia.
     Según los datos publicados por el Gobierno español, la mayoría de los más de 26.000 extranjeros llevaban años residiendo en la región y esperando la nacionalidad. Así, el 55 por ciento tramitó su petición amparándose en que tenía ya los dos años de residencia (14.765), porcentaje que desciende hasta el 49 en la provincia malagueña.
     En cuanto a los que llevaban diez años en el país, el número baja hasta los 4.510, similar a los que consiguieron los niños nacidos en España de parejas inmigrantes. Otra vía posible, que genera muchas dudas por su posible amaño, es a través del matrimonio, que desciende hasta los 2.955 inmigrantes.
     El traspaso de este procedimiento a los registradores de la propiedad ha hecho más rápido el proceso gracias a la digitalización de los millones de papeles que se amontonaban en los sótanos de la Dirección General de los Registros.
     Antes de este plan de choque, los expedientes llegaban a los encargados de los registros civiles, que controlaban asuntos como los medios de vida, el grado de integración en el país o el conocimiento de la lengua española. Más tarde eran remitidos a la dirección general, donde se acumulaban, culpa de la falta de funcionarios suficientes para atender tal avalancha de solicitudes
     Esta agilización de documentos que llevaban años esperando ha provocado, sin embargo, un aumento del número de denegaciones, que los registradores excusan en un incremento también de las solicitudes recibidas, por lo que el porcentaje se mantiene.
     El principal motivo esgrimido por los nuevos encargados para denegar las demandas de nacionalidad es la falta de justificación de una buena conducta.