AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 18 de septiembre de 2014

Río Miño. Barra de Miño. Ourense.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Río Miño. Orense

La CNMC valora el informe CORA sobre contratación de telecomunicaciones por la AGE

jueves, 18 de septiembre de 2014

     01 Septiembre 2014
     La CNMC ha publicado un informe sobre los pliegos para la contratación centralizada de servicios de telecomunicaciones en la Administración General del Estado (AGE). 
     networkworld.es
     El informe de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) valora el procedimiento como más abierto, transparente y competitivo que los existentes. Recomienda reconsiderar la duración del contrato, no realizar ofertas integradoras y potenciar la adjudicación con criterios objetivos como el precio.
     La cifra de gastos en TIC en la AGE ascendió en el año 2012 a 1.453 millones de euros, de los cuales la partida para telecomunicaciones supuso aproximadamente un 26%, según el Informe REINA 2013 elaborado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Con estas cifras de partida, la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) propone, entre otras medidas, consolidar las comunicaciones y redes de la AGE por tratarse de infraestructuras y servicios comunes que pueden ofrecerse con más garantías y mayor eficiencia de un modo centralizado.
     Debido a la complejidad de unificar todas las redes y contratos existentes, se ha optado por implantar desde un principio el cambio de modelo a una red corporativa única y común, pero abordando todo el ámbito subjetivo en dos fases. La primera de ellas es la que se propone en el contrato y cuyos pliegos suscitan el presente informe y en ella participarán, en mayor o menor grado, todos los Ministerios a excepción del Ministerio de Defensa. La segunda fase tendrá un alcance global y está previsto licitarla antes de la finalización del contrato de la primera fase.
     La CNMC comparte las iniciativas dirigidas a lograr una mayor eficiencia en la utilización de los servicios públicos y efectúa una valoración general positiva del procedimiento en la medida en que es más abierto, transparente y competitivo que los existentes previamente. No obstante, tras el examen detallado del borrador de los pliegos sobre la contratación centralizada de servicios de telecomunicaciones en la AGE, se efectúan una serie de recomendaciones para que el diseño de los pliegos se adecúe a la libre competencia de forma que la AGE se beneficie de una prestación más eficiente de estos servicios y se salvaguarde el interés general.
     En concreto, se propone ajustar el rediseño de los lotes proponiendo un mayor número de ellos, con el objetivo de asegurar la presencia del mayor número posible de oferentes al procedimiento. Asimismo se aconseja reconsiderar el plazo de cuatro años de duración del contrato, más la posibilidad de prórroga por dos años. El recurso a un plazo tan largo supone el cierre efectivo del mercado a la libre competencia durante un periodo considerable y en un sector de rápida innovación, con lo que el plazo debe justificarse exclusivamente sobre parámetros objetivos como, podría ser en algún caso, la necesidad de amortización de inversiones imprescindibles para la realización del contrato.
     También se propone no aceptar ofertas integradoras que agrupen la prestación de servicios en distintos lotes. Ello se debe a que, en el marco de esta contratación pública centralizada, dichas ofertas integradoras pueden enmascarar la existencia de subsidios cruzados que sufraguen las pérdidas en ciertos segmentos con los beneficios en otros, con un impacto negativo en la libre competencia y en los resultados del concurso. La posibilidad de ofertas integradoras favorece únicamente a los grandes operadores con un peso significativo, reduciendo los incentivos del resto de los operadores a concurrir y, en consecuencia, la tensión competitiva en los diversos lotes de la licitación y el resultado previsible para la AGE.
     Se recomienda asimismo la reponderación de los criterios para la adjudicación del contrato, potenciando los criterios objetivos y evaluables mediante fórmulas, en especial y particularmente el precio. Debe evitarse que criterios subjetivos o no tan relevantes para el objeto del contrato tengan un peso significativo que acabe constituyendo una barrera de acceso a la licitación.

 

Se cae por cuarta vez el sistema informático de la DGT que gestiona el cobro de multas

jueves, 18 de septiembre de 2014

     A partir del día 22 todas las gestiones, en internet
     17/09/2014 elconfidencial.com
     Nervios en la Dirección General de Tráfico. El sistema informático de la DGT se ha caído por segundo día consecutivo impidiendo el cobro de tasas y multas en toda España, y provocando enfados en los ciudadanos que debían finalizar sus gestiones. El nuevo programa –llamado INDI– se puso en marcha hace pocos meses después de cuatro años trabajando en el proyecto, y sirve para que los funcionarios puedan cobrar a los ciudadanos con tarjetas de débito las tasas de diversos trámites, como duplicados de permisos, licencias de conducir o multas.
     La de hoy es la cuarta vez que se cae el programa desarrollado por Indra y que puso en marcha el anterior director Pere Navarro, según explican a este diario desde C-SIF (principal sindicato de funcionarios). La DGT insiste en que las caídas sólo se han sucedido ayer y hoy durante algunas horas y justifican los fallos «al estar implementando todavía el sistema, que debe integrar todas las jefaturas provinciales”.
     Pero el verdadero pánico llegará el próximo día 22 de septiembre, momento en el que el sistema debe estar a pleno rendimiento porque prácticamente todos los trámites tendrán que pasar por él. A partir de esta fecha ya no se podrán efectuar pagos en metálico, a no ser que se acuda al banco para realizar el ingreso y, de todas formas, el ciudadano deberá ir a la Jefatura de Tráfico correspondiente para convertir ese pago en tasa, siempre a través de este sistema. También se podrán realizar pagos a través de tarjetas en las instalaciones de la DGT. Pero, sobre todo, el gran avance consiste precisamente en la posibilidad de hacer todas las gestiones por internet sin necesidad de desplazarse.
     Eso, en teoría. Porque de momento el sistema “no hace más que fallar. Cuando no es una cosa, es la otra”, explica a este diario Magdalena Buenaga, delegada de la Jefatura Provincial de Madrid y portavoz de CSIF (principal sindicato de funcionarios). Según Buenaga, los programas “son completamente insufribles”, y consiste en un “experimento con el público” que, de momento, “ha hecho de todo menos funcionar bien”. Lo peor es que no parece haber una solución a corto plazo: “Nadie es capaz de decirnos nada. Si es un fallo del sistema, de la red… No saben lo que es pero a partir del 22 de septiembre esto tiene que funcionar perfectamente”. Desde la DGT afirman que los errores son “normales porque se está integrando todo en un mismo sistema”, y aseguran “que están siendo subsanados”.
     Buenaga, sin embargo, culpa a los directivos de la Dirección General de Tráfico: “Lo que no puede ser es que se les llene la boca diciendo que se va a informatizar el sistema de pagos y que va a ser un servicio mucho más eficiente, y que luego el sistema no funcione”.
     Porque además los que salen peor parados son siempre los ciudadanos y los funcionarios. Los primeros porque no consiguen resolver su gestión. Y los segundos porque tienen que lidiar con el mal humor, la tensión y las amenazas de los primeros. Aunque la Dirección General de Tráfico asegura que no se han producido incidentes graves, el C-SIF ha explicado a este diario que “se ha dado el caso aquí en Madrid de que una persona perdió los nervios al no poder acabar la gestión y tiró un ordenador al suelo. Ha habido días en los que algún señor ‘se ha llegado a calentar’ y nos ha llamado putas a las empleadas”.