AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 10 de agosto de 2015

La competitividad-precio de la economía española mejora en el segundo trimestre

lunes, 10 de agosto de 2015

     07 de agosto de 2015 mineco.gob.es
     La competitividad-precio de la economía española mejora en el segundo trimestre
     Aumenta frente a todas las zonas analizadas: UE-28, OCDE y BRICS
     En el segundo trimestre de 2015, la economía española registró una ganancia de competitividad exterior frente a la UE, tomando como referencia los Índices de Precios al Consumo, ocasionada tanto por la depreciación del euro frente a las monedas de estos países como por el mayor retroceso de los precios españoles respecto a la media de los precios del resto de países de la UE.

     La importante depreciación interanual del euro en el segundo trimestre del año, siguiendo la tendencia del primer trimestre, fue la principal impulsora de la ganancia de competitividad de España frente a la OCDE. No obstante también se ganó competitividad vía precios frente a esta zona, al contraerse los precios de consumo españoles en mayor medida que la media de los precios del resto de países de la OCDE.

     Si consideramos los ITC calculados con los Índices de Valor Unitario de Exportación(1), en el primer trimestre del año se registró una ganancia de competitividad frente a la UE(2), frente a la zona euro y frente a los países de la UE con los que no compartimos moneda, como consecuencia fundamentalmente de la mayor caída de los precios de exportación españoles frente a la menor disminución en media de los precios de exportación de nuestros socios comunitarios. 

     Respecto a los países de la OCDE también ganamos competitividad, en este caso únicamente vía tipo de cambio, ya que los precios de las exportaciones de los países de la OCDE experimentaron fuertes caídas, por la caída de los precios de los productos energéticos y de las materias primas.

 
     ITC calculado con IPCs: segundo trimestre de 2015

     Frente a la Unión Europea
     El ITC calculado frente a los países de la Unión Europea (UE-28) disminuyó un 1,5%(3) interanual en el segundo trimestre de 2015, acumulando siete trimestres consecutivos de ganancias de competitividad frente a esta zona. Esta mejora de la competitividad-precio fue consecuencia tanto del descenso del índice de tipo de cambio en un 1,1% como de la caída del índice de precios relativos de consumo en un 0,4%.

     Frente a los países con los que compartimos moneda (UEM-19), el ITC retrocedió un 0,7% en el segundo trimestre de 2015 respecto al mismo trimestre del año anterior. Esta mejora de la competitividad se debió al mayor descenso experimentado por los precios de consumo españoles frente a la menor disminución en media de los precios de los países de la zona euro.

     El ITC calculado frente a los países de la Unión Europea que no pertenecen a la zona euro (UE-28 no UEM-19) cayó un 3,9% en este periodo. La causa de esta ganancia de competitividad fue el retroceso del índice de tipo de cambio en un 4,5%, ya que el índice de precios relativos aumentó ligeramente(0,6%).

     Frente a la OCDE
     En el segundo trimestre de 2015, España ganó competitividad frente a los países de la OCDE, tanto frente a todo el conjunto como frente a los que no pertenecen ni a la zona euro ni a la UE. Se acumulan así cuatro trimestres consecutivos en los que se gana competitividad frente a estas zonas desde finales de 2012.

     Respecto al conjunto de los países de la OCDE, el ITC disminuyó un 6,7% interanual en el segundo trimestre del año. Esta ganancia de competitividad es el resultado del retroceso del índice de tipo de cambio un 6,0%, aumentado por el descenso del 0,8% del índice de precios relativos.

     El ITC frente a los países de la OCDE que no pertenecen a la zona euro se redujo considerablemente en este periodo, un 10,8%, como consecuencia de la depreciación del euro, que se vio reflejada en una importante caída del índice de tipo de cambio en un 10,1%. Por su parte el índice de precios relativos se redujo un 0,8%.

     En cuanto al ITC calculado frente a la OCDE no UE-28, sufrió una importante caída en el segundo trimestre de 2015 (-12,6%). Al igual que en  los otros dos casos, esta relevante ganancia de competitividad fue motivada por el importante retroceso del índice de tipo de cambio (-11,5%), incrementada por el descenso del índice de precios relativos (-1,2%).

     Frente a los países BRICS
     En el segundo trimestre de 2015, el ITC frente a los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) mostró una importante reducción del 15,4% interanual, la primera vez desde 2012 en que se gana competitividad frente a esta zona durante cuatro trimestres consecutivos. Al igual que en el resto de zonas la ganancia de competitividad fue consecuencia tanto de la disminución del índice de precios relativos, un 4,7%, como de la caída del índice de tipo de cambio (IPX), un 11,3% (caída que contrasta con los importantes aumentos del IPX en 2013 y parte de 2014).

     La inflación media de los países BRICS supera la inflación española desde el primer trimestre del año 2006, pero la fuerte apreciación del euro frente a las monedas de estos países en trimestres anteriores dificultaba ganar competitividad respecto a esta zona.

     ITC calculado con IVUs: primer trimestre de 2015

     Frente a la Unión Europea
     El ITC calculado frente a la Unión Europea(4) (UE-28) disminuyó en tasa interanual un 2,1% en el primer trimestre de 2015. Esta ganancia de competitividad se produjo por la caída simultánea del índice de precios relativos de exportación, en un 1,3% (la tasa interanual de los precios de exportación españoles es inferior a la tasa interanual media de los precios de exportación del resto de países de la UE-28), y del índice de tipo de cambio, en un 0,8%. Es el noveno trimestre consecutivo en el que se gana competitividad frente a esta zona según el ITC calculado con IVUS.

     Frente a los países que constituyen la eurozona (UEM-19) el ITC retrocedió un 1,1% en los tres primeros meses de 2015. Se ganó competitividad al disminuir el índice de precios relativos de exportación en la misma cuantía. Es también el noveno trimestre consecutivo en el que esto sucede.

     Respecto a los países de la Unión Europea que no pertenecen a la zona euro (UE-28 no UEM-19), el ITC también se redujo, un 5,1%, en el primer trimestre del año. Esta ganancia de competitividad se alcanzó al disminuir el índice de tipo de cambio un 3,2%, a la vez que el índice de precios relativos de exportación colaboraba con una ganancia de competitividad del 2,0%. Es el cuarto trimestre consecutivo en el que se gana competitividad.

     En definitiva, España comienza el año ganando competitividad (tomando como referencia los Índices de Valor Unitario) frente a la Unión Europea, a la zona euro y a los países de la Unión Europea que no pertenecen a la zona euro, debido tanto a la mayor caída experimentada por los precios de exportación españoles frente a la menor disminución en media de los precios de exportación como, en el caso de los países no pertenecientes a la UEM, por la ganancia de competitividad vía tipo de cambio.

     Frente a la OCDE
     El ITC calculado frente a los países de la OCDE cayó un 4,0% interanual en el primer trimestre de 2015. Se ganó competitividad frente a esta zona principalmente por la tasa interanual negativa del 5,8% que registró el índice de tipo de cambio, ya que el índice de precios relativos aumentó un 1,9%. Es el segundo trimestre consecutivo en el que se gana competitividad frente a la OCDE según los ITC medidos con IVUs.

     Frente a los países que no pertenecen a la zona euro (OCDE no UEM-19), el ITC mostró un retroceso del 5,9% en el primer trimestre de 2015. El índice de tipo de cambio disminuyó un 9,7% mientras que el índice de precios relativos aumentó un 4,2%.

     Por último, el ITC frente a la OCDE no UE-28 cayó un 6,1%. Se observó el mismo comportamiento que en el resto de zonas de la OCDE, una fuerte ganancia de competitividad vía tipo de cambio (caída del IPX en un 11,4%) que compensa la considerable pérdida de competitividad vía precios (aumento del IPR en un 6,0%).

     En definitiva, España comienza el año ganando competitividad medida con los IVUs frente a todas las zonas de la OCDE respecto al primer trimestre de 2014, gracias a la fuerte depreciación interanual del euro frente a las monedas de estos países, que compensa el aumento relativo de los precios de exportación españoles.

(1) La publicación de datos de IVUs de exportaciones presenta un mayor retraso que la de los IPCs. Por esta razón, se proporciona información de los ITCs calculados con IVUs correspondientes al primer trimestre de 2015.
(2) A partir de 2015, los datos de IVUs de la UE-28 se obtienen de Eurostat.
(3) Un descenso del índice implica una ganancia de competitividad exterior de la economía española frente al grupo de países respecto del cual se construye el índice y viceversa.
(4) Desde enero de 2015, los datos de IVUS de los países de la UE se obtienen de Eurostat.

 

La precariedad vuelve a ser la locomotora de la creación de empleo en España

lunes, 10 de agosto de 2015

     La precariedad vuelve a ser la locomotora de la creación de empleo en España

     4 agosto 2015 uso.es
     Según los datos de desempleo publicados en el día de hoy, el desempleo registrado se ha reducido en 74.028 personas y la afiliación a la Seguridad Social aumenta en 58.792 personas. Estos datos, respecto a julio de 2014, muestran una mejoría en la tasa de desempleo, mientras que en los que respecta a la afiliación a la Seguridad Social, los datos son ligeramente peores, 58.792 ocupados, frente a los 62.108 de 2014.

     Desde USO celebramos la creación de empleo, pero reiteramos de nuevo, que pese al triunfalismo del Gobierno, cada vez más en aumento con la cercanía de las elecciones generales, estos datos responden a una realidad estacional y se fundamentan en el empleo precario.

     Temporalidad, precariedad y desigualdad
      Los contratos indefinidos registrados, solo un suponen un 6,9%, del total de indefinidos, un 60% son a tiempo completo y un 40% a tiempo parcial. Estos datos ponen de manifiesto que la precariedad laboral está ligada a la temporalidad y que tan solo un 4% de los contratos registrados podrían considerarse estables, por el contrario, el 35% de los contratos firmados son temporales y a tiempo parcial, reafirmando la tendencia de creación de empleo inestable y precario.

     “Tras este análisis, desde USO entendemos que no se puede hablar de recuperación económica ante una creación de empleo que lo que genera es más desigualdad y pobreza, y que está basada en la estacionalidad” ha destacado Sara García de las Heras, Secretaria Confederal de Acción Sindical e Igualdad de la Unión Sindical Obrera. No en vano, ha sido en Servicios donde se ha producido el mayor aumento de creación de empleo, siendo los sectores que más puestos de trabajo han generado, hostelería (51.849), actividades sanitarias y servicios sociales (44.954) y comercio (42.802). Reafirmando lo anterior, no es casualidad que las provincias donde más se reduce el desempleo sean Cádiz, Madrid y Málaga, lugares muy vinculados al turismo.

     Un mes más, se confirma la tendencia de una menor reducción del desempleo femenino, “dato muy preocupante debido a que constata que las consecuencias de la crisis en esta fase se está cebando en las mujeres, que sufren mayor desempleo y contrataciones más precarias, tal y como certificó el Comité de la CEDAW de Naciones Unidas el pasado 8 de julio” según Sara García.

     Desde USO queremos resaltar que de los datos de julio se desprende que el desempleo de los menores de 25 años se reduce solo en 8.989 personas, una reducción prácticamente simbólica fruto de las erradas medidas en materia de desempleo juvenil, unos de los principales problemas de España en estos momentos.

     La cobertura de desempleo sigue descendiendo
     Continúa la preocupante caída de la tasa de cobertura, en julio de 2015 tres puntos menos respecto a julio de 2014, situándose el porcentaje de parados que tienen acceso a una prestación o subsidio en un 55,72%. “Este descenso continuado de la protección social, dato invisible para el gobierno, es una fuente de desigualdad y exclusión social a medio y largo plazo, para la que no se están tomando medidas” denuncia Sara García.

     Desde USO continuamos denunciando el aumento de la pobreza y la desigualdad tanto de los trabajadores como del propio Estado, debido a este modelo de creación de empleo basado en la inestabilidad y la precariedad. Estos contratos, no solo imposibilitan que muchas familias lleguen a fin de mes y que siga aumentando la brecha de la pobreza en todo el Estado, sino que además, hace que cada vez se ingrese menos a la Seguridad Social, lo que lleva consigo una destrucción del estado de bienestar. En el primer semestre de 2015, Seguridad Social ha ingresado un 42,1% menos que en el mismo periodo de 2014, a pesar del aumento de la contratación.