AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 8 de mayo de 2020

La Bolsa negocia 30.607 millones en abril (-37,6%) con 3,4 millones de negociaciones (+18,1%)

viernes, 8 de mayo de 2020

La Bolsa negocia 30.607 millones en abril (-37,6%) con 3,4 millones de negociaciones (+18,1%)

bolsamadrid.es

Balance mensual de los mercados operados por BME

•El volumen negociado en el año asciende a 160.264 millones, un 1,7% más

•La CNMV acordó el 15 de abril prorrogar la prohibición de constituir o incrementar posiciones cortas

•La negociación en Renta Fija registra un crecimiento del 14% respecto a abril de 2019

•En el acumulado del año, el importe negociado en Futuros sobre IBEX 35 y Mini IBEX 35 crece un 20,2% y un 55,9%, respectivamente

La Bolsa española negoció en Renta Variable 30.607,2 millones de euros en abril, un 37,6% menos que el mismo mes del año anterior. El efectivo acumulado en el año se situó en los 160.263,6 millones de euros, un 1,7% más que hace un año. El número de negociaciones en abril fue de 3,4 millones, un 18,1% más que en abril 2019. El número de negociaciones acumuladas en los primeros cuatro meses del año asciende a 18,6 millones, lo que supone un incremento interanual del 49,6%.

En el mes de abril, BME alcanzó una cuota de mercado en la contratación de valores españoles del 77,97%. La horquilla media en abril fue de 10,20 puntos básicos en el primer nivel de precios (un 7% mejor que el siguiente centro de negociación) y de 15,42 puntos básicos con 25.000 euros de profundidad del libro de órdenes (un 20% mejor), según el informe independiente de LiquidMetrix, disponible en este enlace: www.bmerv.es/esp/Miembros/MIFID_II.aspx. Estas cifras incluyen la contratación realizada en los centros de negociación, tanto en el libro de órdenes transparente (LIT), incluyendo las subastas, como la negociación no transparente (dark) realizada fuera del libro.

El día 17 de marzo, la CNMV prohibió la constitución o incremento de posiciones cortas netas en los valores admitidos en el mercado español durante un periodo de un mes tras una primera prohibición el día 13 de marzo. El 15 de abril de 2020 la CNMV acordó prorrogar esta medida hasta el 18 de mayo. También se registró un descenso en el efectivo contratado en bloques durante el mes de abril.

El volumen total contratado en abril en Renta Fija fue de 31.664,7 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14% respecto al mismo mes del año pasado. Las admisiones a negociación, incluyendo emisiones de Deuda Pública y Renta Fija Privada, ascendieron a 56.271,6 millones de euros, con un incremento del 32% respecto a marzo y del 154,4% frente a abril de 2019. El saldo vivo se situó en 1,6 billones de euros, lo que implica un ascenso del 3,1% en lo que va de año.

El mercado de Derivados Financieros de BME mantuvo el crecimiento en la negociación en el acumulado del año, con incrementos del 20,2% y 55,9% en los Futuros sobre IBEX 35 y Mini IBEX 35, respectivamente. El volumen de las Opciones sobre Acciones creció hasta abril un 52,7%.

En abril, la negociación disminuyó respecto al mismo mes del año anterior. En los futuros sobre IBEX 35 bajó un 29%, en Opciones sobre IBEX 35, un 57% y en Opciones sobre Acciones, un 48,8%.

Transportes, Movilidad y Agenda Urbana inicia una campaña para concienciar a los usuarios del transporte público de cara a recuperar la normalidad de forma segura

viernes, 8 de mayo de 2020

Coronavirus COVID-19 – En redes sociales

Transportes, Movilidad y Agenda Urbana inicia una campaña para concienciar a los usuarios del transporte público de cara a recuperar la normalidad de forma segura

Martes 5 de mayo de 2020

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha iniciado una campaña de comunicación en redes sociales con las recomendaciones y medidas obligatorias dirigidas a los usuarios del transporte público.

lamoncloa.gob.es

La campaña, que incluye vídeos y diverso material gráfico, tiene como objetivo concienciar a los usuarios de que, para recuperar la normalidad de manera segura, resulta esencial mantener las medidas de distancia social.

Se trata de que los viajeros interioricen que el cumplimiento de los consejos y preceptos establecidos por las autoridades sanitarias y del transporte queda dentro de su ámbito de responsabilidad y que contarán con la colaboración de las instituciones y de las empresas públicas y privadas de transporte para que esa distancia se cumpla adecuadamente.

Normas para viajar en transporte público

La campaña incide en el cumplimiento de las principales normas de uso de los transportes públicos durante la situación del estado de alarma:

1.No utilice el transporte público si está diagnosticado de COVID-19, o si usted o alguien de su domicilio tiene síntomas compatibles con la enfermedad.

2.Evite los desplazamientos si no son estrictamente necesarios. Utilice siempre que pueda medios telemáticos para realizar su trabajo o sus gestiones.

3.Si tiene que desplazarse hágalo preferentemente a pie, en bicicleta o en cualquier otro modo de transporte individual.

4.Consulte los horarios antes de salir de viaje y programe su desplazamiento con tiempo suficiente. Manténgase informado sobre servicios reducidos, paradas suprimidas y estaciones cerradas.

5.Procure evitar el transporte público si pertenece a un grupo de riesgo.

6.Evite las horas punta siempre que sea posible.

7.Evite pagar en efectivo. Utilice preferiblemente las máquinas de auto venta y el pago con tarjeta bancaria.

8.Mantenga las normas de higiene respiratoria.

9.Lleve mascarilla mientras utilice el transporte público, tanto dentro de los vehículos como en las estaciones, paradas y pasillos.

10.Evite, en lo posible hablar con otros usuarios o por teléfono. No consuma alimentos o bebidas.

11.Procure mantener la distancia social con otros usuarios.

•En las salidas y entradas a las estaciones deje siempre espacio suficiente con otros usuarios, especialmente si se forman colas en el momento de validar su billete.

•Distribúyase en las paradas de autobús, los andenes y en el interior de los trenes/autobuses de manera que se mantenga la distancia social.

•En las escaleras mecánicas, mantenga una sola fila, sin adelantar a los que se encuentran delante y mantenga una separación de al menos dos escalones.

•No utilice los ascensores, salvo en casos imprescindibles.

•Mantenga una distancia prudencial hasta el borde del andén o la calzada a la llegada del tren/autobús, y no se acerque a las puertas antes de la bajada de los usuarios que vienen en el tren/autobús.

•No se crucen al subir y bajar del tren/autobús. No se precipiten al bajar y al subir. El tren/autobús no se irá hasta que hayan bajado y subido todos los viajeros.

  1. Preste atención a la señalización, a los avisos por megafonía y a las indicaciones de los conductores y del personal de seguridad. Le ayudará a prevenir contagios.
  2. Antes de iniciar su desplazamiento y cuando lo finalice, lávese bien las manos con agua y jabón o con un gel hidroalcohólico.
  3. Permanezca en la estación el tiempo mínimo imprescindible.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital lanza un paquete de ayudas y formación para la digitalización de empresas y jóvenes dotado con 70 millones de euros

viernes, 8 de mayo de 2020

05 de mayo de 2020

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital lanza un paquete de ayudas y formación para la digitalización de empresas y jóvenes dotado con 70 millones de euros

mineco.gob.es

El paquete recoge un programa de formación y dos convocatorias de ayudas que serán lanzados en las próximas semanas por Red.es para ayudar a jóvenes y empresas a mitigar el impacto del COVID-19.
El servicio de formación para el empleo juvenil en la economía digital está dotado con más de 20 millones de euros, con el objetivo de fomentar la adquisición y mejora de competencias TIC.
Las ayudas a empresas se dirigen, por un lado, al desarrollo tecnológico basado en inteligencia artificial y otras tecnologías habilitadoras y, por otro, al desarrollo de la oferta tecnológica en economía del dato y contenidos digitales.

5 de mayo de 2020. El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha lanzado un nuevo paquete de ayudas y formación por valor de más de 70 millones de euros, a través de un servicio de formación para el empleo y dos convocatorias de ayudas para acelerar el proceso de digitalización de jóvenes y empresas y atenuar el impacto del COVID-19 en su actividad.

El paquete de medidas aprobado hoy por el Consejo de Ministros se enmarca dentro del programa AceleraPyme, puesto en marcha por Red.es, entidad pública adscrita al Ministerio a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. Este programa persigue acelerar el proceso de digitalización de las pymes, mediante el apoyo financiero, el asesoramiento, la formación y la creación de soluciones tecnológicas.

Formación para el empleo

En primer lugar, el servicio de formación para el empleo juvenil en la economía digital tiene como objetivo el desarrollo de actividades de formación en modalidad presencial y online, para la adquisición y mejora de competencias TIC y la prestación de un servicio de orientación laboral. Dotado con un importe de 20.661.157 euros, está cofinanciado con el Fondo Social Europeo del periodo de programación 2014-2020, en concreto con cargo al Programa Operativo de Empleo Juvenil.

Tanto las acciones formativas, como el servicio de orientación, pretenden fomentar la inserción laboral y están dirigidas a personas jóvenes no ocupadas y no integradas en los sistemas de educación o formación y que cumplen los requisitos establecidos para poder inscribirse en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Cada curso de formación (tanto presencial como online) consta como mínimo de 250 horas lectivas, de las cuales, al menos 220 deberán dedicarse al contenido específico de la temática del curso y un mínimo de 30 a empleabilidad (mejora de las digital skills, competencias profesionales digitales, mejora del CV, realización de presentaciones atractivas, entre otros).

La temática de los cursos girará en torno a la ciberseguridad, el Big Data, la programación web full stack, los sistemas en cloud, marketing digital y programación de videojuegos, diseño 3D y Realidad Virtual.

Convocatorias de ayudas

El Consejo de Ministros también ha dado luz verde a dos convocatorias de ayudas, por un importe total de 50 millones de euros.

La primera convocatoria está destinada al desarrollo tecnológico basado en inteligencia artificial y otras tecnologías habilitadoras digitales, por importe de 35 millones de euros. El objetivo es financiar proyectos de desarrollo experimental realizados por empresas sobre inteligencia artificial como machine learning; deep learning; neural networks, desarrollo de soluciones, aplicaciones o servicios que mejoren la eficiencia de los servicios sanitarios, internet de las cosas, tecnologías de procesamiento masivo de datos e información, computación de alto rendimiento, computación en la nube, procesamiento de lenguaje natural, ciberseguridad; biometría e identidad digital, blockchain, robótica, realidad virtual y aumentada, efectos especiales y simulación, Micro/nanoelectrónica, impresión 3D y fabricación aditiva.

Los proyectos estarán cofinanciados con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del periodo de programación 2014-2020 y los importes de las ayudas estarán comprendidos entre los 150.000 y los 3.000.0000 euros. El porcentaje de la ayuda oscila entre el 25% y el 45% en función del tamaño de la empresa, de acuerdo con la normativa comunitaria en materia de ayudas de estado.

Por último, la segunda convocatoria de ayudas está dotada con 15 millones de euros y tiene como fin el desarrollo de la oferta tecnológica en contenidos digitales. El objetivo es financiar proyectos de empresas basados en el desarrollo tecnológico sobre los siguientes contenidos digitales: puesta a disposición de datos de forma masiva y en formatos reutilizables, tratamiento de datos aplicada a la mejora de la asistencia sanitaria y a las crisis sanitarias, videojuegos, animación digital, música, cine y vídeo, contenidos audiovisuales, publicaciones digitales, publicidad digital, redes sociales y aplicaciones móviles.

Al igual que en la anterior convocatoria, los proyectos estarán cofinanciados con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del periodo de programación 2014-2020. En este caso, el importe de los proyectos estará comprendido entre 150.000 y 2.000.0000 euros y la intensidad de la ayuda oscila entre el 25% y el 45% en función del tamaño de la empresa.

Arco iris sobre el monte Pindo. Ría de Corcubión. A Coruña

viernes, 8 de mayo de 2020

Trabajo y Economía Social y las entidades de crédito acuerdan anticipar las prestaciones por desempleo

viernes, 8 de mayo de 2020

Coronavirus COVID-19

Trabajo y Economía Social y las entidades de crédito acuerdan anticipar las prestaciones por desempleo

Jueves 7 de mayo de 2020

lamoncloa.gob.es

El Ministerio de Trabajo y Economía Social (MTES) y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) han firmado un convenio de colaboración con las asociaciones bancarias AEB, CECA y UNACC por el que las entidades de crédito podrán adelantar el pago de las prestaciones por desempleo a las personas afectadas por la actual crisis sanitaria.

El objetivo último de este convenio es aliviar el impacto negativo que esta situación puede provocar en la renta disponible de los afectados y contribuir así a paliar las consecuencias de la crisis del COVID-19 sobre los colectivos más vulnerables.

El convenio firmado fija el procedimiento que deberán seguir las entidades que se adhieran voluntariamente a la iniciativa. Tendrá una duración inicial de tres meses prorrogable por el mismo período.

Con esta iniciativa, las personas cuya prestación por desempleo haya sido reconocida por el SEPE no tendrán que esperar hasta el día 10 del mes siguiente para cobrar la prestación, como se venía haciendo hasta el momento, con una actualización diaria.

El funcionamiento es como sigue: el SEPE reconoce la prestación por desempleo, se lo comunica a la entidad financiera, y a partir de este momento, ésta ofrece el anticipo directamente a los beneficiarios para que dispongan del dinero con antelación y puedan así hacer frente a sus gastos.

Los potenciales beneficiarios de los anticipos considerados en el presente convenio son las personas a las que el SEPE reconozca una prestación o subsidio por desempleo desde el 1 de mayo, con efectos económicos retroactivos al inicio de esta crisis sanitaria.

El acuerdo establece que el tipo de interés aplicable a la operación será del 0%. Además, no existirá ningún tipo de comisión por realizar esta operación, ni se exigirá ninguna garantía para su cobro.

Publicado el «Informe sobre la situación de COVID-19 en personal sanitario en España» elaborado por el Instituto de Salud Carlos III

viernes, 8 de mayo de 2020

Publicado el «Informe sobre la situación de COVID-19 en personal sanitario en España» elaborado por el Instituto de Salud Carlos III

Miércoles 6 de mayo de 2020

lamoncloa.gob.es

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), ha publicado el «Informe sobre la situación de COVID-19 en personal sanitario en España», en el que se analizan los 30.660 casos de COVID-19 notificados a la RENAVE hasta el 4 de mayo.

En este estudio se evalúan características demográficas, clínicas y epidemiológicas, así como las particularidades de los casos según nivel de gravedad (hospitalizados y no hospitalizados, UCIs y defunciones).

El «Informe sobre la situación de COVID-19 en personal sanitario en España», refleja unos resultados, entre los que destacan los siguientes:
1.El 76% de los profesionales sanitarios con COVID-19 son mujeres, con una edad media de 46 años (47 en hombres frente a 46 en mujeres).
2.Los síntomas más frecuentes que han desarrollado estos trabajadores son tos, fiebre, escalofríos y dolor de garganta. Uno de cada tres pacientes ha presentado clínica digestiva (diarrea o vómitos), siendo más frecuente en mujeres que en hombres, al igual que la disnea y el dolor de garganta. La fiebre, en cambio, se ha repetido más entre los hombres.
3.Un 10,9% de los sanitarios con COVID-19 ha sido hospitalizado, un 16,5% ha desarrollado neumonía, un 1,2% ha requerido ingreso en UCI y un 0,1% ha fallecido. Los hombres presentan, frente a las mujeres, una mayor prevalencia de neumonía, enfermedades de base y un mayor porcentaje de hospitalización, admisión en UCI y ventilación mecánica.
4.El 65% de estos profesionales presenta como antecedente epidemiológico de riesgo el contacto con personas con infección respiratoria y el 70%, el contacto estrecho con casos de COVID-19 probable o confirmado.
5.Los trabajadores sanitarios con neumonía tienen una edad significativamente superior que los que no han padecido esta infección (52 vs 45 años, respectivamente). El porcentaje de hombres, de personas con enfermedad de base (especialmente enfermedad cardiovascular), así como el porcentaje de hospitalización, ventilación mecánica, admisión en UCI y defunción es significativamente mayor entre los pacientes que presentan neumonía.
6.Entre los ingresados en UCI, frente a los hospitalizados que no la han requerido, existe una mayor proporción de hombres y una mayor prevalencia de enfermedades de base, neumonía y presentación de síndrome de distrés respiratorio del adulto.
7.Según la información disponible hasta el momento, la letalidad de los casos de COVID-19 en personal sanitario notificado a la RENAVE es de 0,1% (35 casos). Estos resultados deben interpretarse con precaución, puesto que se han considerado como no fallecidos los casos sin información en esta variable, y deben ser confirmados en posteriores análisis.
8.En una escala de gravedad de casos no hospitalizados, hospitalizados, admitidos en UCI y fallecidos, el informe observa que la edad aumenta con el nivel de gravedad. A medida que aumenta la gravedad, existe un mayor porcentaje de hombres y de pacientes con enfermedad de base. La prevalencia de enfermedad de base es del 30% en los casos no hospitalizados, 50% en los casos hospitalizados, 66% en los casos ingresados en UCI y 82% en los fallecidos. En definitiva, los hombres, los pacientes de mayor edad y con enfermedades de base y factores de riesgo están más representados a medida que aumenta la gravedad.

Los hogares españoles muestran su preferencia por el consumo de productos frescos

viernes, 8 de mayo de 2020

Coronavirus COVID-19

Los hogares españoles muestran su preferencia por el consumo de productos frescos

Martes 5 de mayo de 2020

lamoncloa.gob.es

Verduras y hortalizas

En la sexta semana de confinamiento se constata un incremento del 24,3 % interanual, con subidas por encima de la media en carnes frescas, frutas y hortalizas y legumbres. Las compras por Internet siguen la senda de crecimiento observada desde la semana 13.

El Análisis de consumo en el hogar, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, correspondiente a la semana 17 de 2020 (del 20 al 26 de abril) constata un incremento del consumo interanual del 24,3 %, con crecimientos en todos los categorías, aunque no en la misma magnitud que en las semanas anteriores.

De igual forma, se registra un ligero descenso del 2,8 % en el volumen de compra de alimentos con respecto a la semana inmediatamente anterior. A la vista de estos datos, se puede establecer que los hogares españoles han estabilizado sus compras y están gestionando el almacenado de productos adquiridos durante las primeras semanas de confinamiento por la crisis de la COVID-19.

En esta sexta semana tras la declaración del estado de alarma, destaca el crecimiento interanual por encima de la media del consumo de carnes frescas, como cerdo (+43,1 %), ovino (+35,6 %) y pollo (+30,6 %); frutas y hortalizas frescas (+27,3 % y 32,1 %, respectivamente); y legumbres (+31,8 %). También se han producido un mayor consumo en las categorías de arroz y pasta, pero de manera más moderada (+14,3 % y +4 %, respectivamente).

De igual forma, es reseñable el crecimiento de pescados congelados (+25,8 %) y de pescado fresco (+21,4 %) que, por segunda semana consecutiva, obtiene incrementos de consumo superiores al 20 % desde el comienzo de la crisis.

Otros productos como pan, aceite y el grupo de bollería/galletas/cereales mantienen crecimientos por debajo de la media del total de alimentación.

Debido a la permanencia en el hogar, continúa un mayor consumo de productos que habitualmente se consumen en bares y restaurantes, como bebidas espirituosas, cervezas, bebidas refrescantes o vinos, aunque su consumo actual no compensa el volumen que se deja de adquirir fuera de casa.

Respecto a las ventas de la misma semana del año anterior, las tiendas más próximas a los hogares, como son las tiendas tradicionales (+35,4 % frente a la misma semana del año anterior) y supermercados (+26,6 %), siguen siendo los lugares preferidos por los españoles para realizar sus compras. Les siguen las tiendas de descuento (+10,8%) y los hipermercados (+8,5%).

Las compras por Internet siguen la senda de crecimiento observada desde la semana 13, con incrementos superiores incluso a la semana inmediatamente anterior. Mientras, el canal dinámico reduce el volumen vendido esta semana con respecto a la anterior.

Por zonas geográficas, y frente a la misma semana de 2019, esta semana destacan Baleares (+65,8 %) y Comunidad Valenciana (+41,2 %), con los crecimientos más elevados desde el comienzo de la crisis sanitaria para estas dos comunidades autónomas.

Entre las comunidades con crecimiento por debajo de la media nacional se sitúan Castilla y León, con tan solo un incremento del 1,2 %, seguido de Cantabria con el 9,7 %.

Metodología del Panel de Consumo Alimentario (consumo en hogares)

El panel de consumo alimentario en hogares (panel de compras), estudio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación incluido en el Plan Estadístico Nacional tiene por objeto conocer la demanda directa de alimentos en los hogares españoles (consumo en hogares), mediante la recogida y el análisis de forma sistemática de la información de lo que compran los españoles para su consumo en el hogar, cuánto les cuesta y cuándo y dónde lo compran, investigando las diferencias de los hábitos de compra de los hogares según su diferente situación geográfica y los diversos factores que caracterizan a las familias españolas. Para ello se aplica la siguiente metodología:

Todos los hogares de la península, Baleares y Canarias, sin incluir Ceuta y Melilla (18.716.109 en 2020 y 18.582.890 en 2019).

Cuando se habla de hogar, se entiende como tal a la persona o conjunto de personas que ocupan en común una vivienda familiar o parte de ella, que consumen alimentos y otros bienes con cargo a un mismo presupuesto.

En algunas categorías de alimentos y bebidas hay que tener en cuenta el peso que tradicionalmente tienen en el canal de hostelería y restauración que es mayor que en el canal del consumo en hogares. Hay que advertir que aunque haya incrementos de compra en los hogares más pronunciados frente al mismo periodo del año anterior, estos incremento no suponen una recuperación del consumo total (hogares+fuera del hogar).

Muestra: 12.500 hogares que registran diariamente sus compras con un lector óptico. La elección de esta muestra es al azar con un método de dos etapas. En la primera se seleccionan los puntos de sondeo en función del tamaño de las poblaciones para cada una de las regiones. En la segunda, se selecciona los colaboradores en cada uno de los puntos elegidos.

El sistema de recogida de información es a través de lector de código de barras.

Los criterios de segmentación de los hogares sobre los que es posible realizar el análisis de comportamiento de compra en el seguimiento semanal son las zonas geográficas y comunidades autónomas.

Para cada compra realizada, el hogar informa del establecimiento en el que ha adquirido el producto lo que permite conocer la importancia de los distintos tipos de establecimientos en la distribución final. Los establecimientos considerados son los siguientes:

•Hipermercado

•Supermercado / Autoservicio

•Tienda descuento

•T. Tradicional: pescaderías, carnicerías / charcuterías, lecherías, herboristerías, tiendas de congelados, mercados y plazas, panaderías, bares / bodegas, farmacias, verdulerías / fruterías, tiendas de alimentación / comestibles y ultramarinos

•Otros canales: economatos / cooperativas, venta a domicilio, mercadillos, autoconsumo, compras directas al productor, resto (incluye comercio electrónico).

Criterio sobre la aplicación de las medidas de suspensión y reducción de jornada durante la fase de desconfinamiento del estado de alarma.

viernes, 8 de mayo de 2020

Dirección General de Trabajo

En la página de la ceoe

Criterio sobre la aplicación de las medidas de suspensión y reducción de jornada durante la fase de desconfinamiento del estado de alarma.

Teniendo en cuenta la adopción del acuerdo en Consejos de Ministros de fecha 28 de abril de 2020 del Plan para la desescalada de las medidas extraordinarias adoptadas para hacer frente a la pandemia de COVID-19., interesa a este Centro Directivo aclarar cómo se debe proceder por parte de personas trabajadoras y empresas en relación con las medidas laborales de emergencia previstas en el Real Decreto-ley 8/2020, particularmente en relación con las denominadas “medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos”.

1. La evolución de la crisis sanitaria derivada del COVID 19 ha precipitado la adopción de un conjunto de medidas de todo orden, entre ellas, con especial calado e intensidad, medidas de carácter laboral.

En el caso de España, la expansión de la enfermedad obligó inicialmente a la adopción de medidas por parte de las autoridades sanitarias y, posteriormente, llevó a la aprobación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se estableció el estado de alarma, con importantes medidas restrictivas de la movilidad y la actividad económica, y que, por el momento, ha sido prorrogado en tres ocasiones, hasta el 9 de mayo de 2020. Estas medidas de contención implicaron la implementación de medidas preventivas específicas en la prestación laboral para reducir el número de personas expuestas y el tiempo de exposición con cese parcial o total de determinadas actividades.

A esta situación de emergencia respondió el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, en cuyo Capítulo II se establecían un conjunto de medidas de flexibilización que permitían agilizar los mecanismos previstos legalmente para que las empresas y las personas trabajadoras pudieran suspender o reducir su actividad, garantizando el acceso a las prestaciones económicas necesarias.

Estas medidas respondían al doble objetivo de:

a) Establecer los mecanismos necesarios para que los procedimientos para la suspensión o reducción de la jornada que resultan aplicables conforme a la legislación vigente tuviesen la agilidad necesaria para garantizar que las consecuencias socioeconómicas de la situación de emergencia sanitaria tuvieren el menor impacto posible en el empleo.

b) Proteger a las personas trabajadoras, tanto su salud y seguridad, conteniendo la progresión de la enfermedad mediante el confinamiento y otras medidas de contención, como garantizando el acceso a ingresos sustitutivos para todas aquellas que se vieran afectadas por los expedientes temporales de regulación de empleo.

2. Tras este periodo excepcional se impone la necesidad de reactivar de manera progresiva la economía, mediante la dinamización de aquellos sectores cuya actividad continúa limitada por el estado de alarma.

Se trata por tanto de implementar una respuesta adecuada para que las empresas adopten los ajustes dinámicos necesarios que les permitan, desde diferentes puntos de partida y grados de afectación, transitar hasta un escenario de “nueva normalidad”.

3. La definición concreta de las causas objetivas que integran la fuerza mayor por COVID-19, establecida en el artículo 22.1 del Real Decreto-ley 8/2020, responde así a una causa externa y perentoria cuyos efectos y ámbitos concretos son decididos en cada momento por las autoridades competentes por razones de salud pública, lo que tiene como consecuencia que las distintas medidas puedan ser aplicadas con una intensidad y graduación paulatina y diferenciada.

Esta definición singular y ajustada a un escenario de crisis, para el que no existen precedentes, no sólo permite, sino que hace aconsejable, que las suspensiones o reducciones que se hubiesen adoptado con arreglo a un mayor rigor en la exigencia del confinamiento vayan siendo dejadas de aplicar y modificadas en su alcance de acuerdo con la propia evaluación de la situación de emergencia sanitaria, las previsiones de desescalada y los factores a los que responde. En este sentido contamos como precedente de lo anterior la interrupción de actividades no esenciales decretada por el Gobierno del 30 de marzo al 9 de abril, y en el que muchas empresas se vieron abocadas a solicitar expedientes de regulación de empleo por causa de fuerza mayor temporal para garantizar la extensión del confinamiento y la restricción de movimientos.

De este modo, las empresas que estuviesen aplicando las medidas de suspensión o reducción de jornada pueden renunciar a las mismas, de manera total o parcial, respecto de parte o la totalidad de la plantilla, y de forma progresiva según vayan desapareciendo las razones vinculadas a la fuerza mayor. Igualmente será posible alterar la medida suspensiva inicialmente planteada y facilitar el tránsito hacia las reducciones de jornada, que suponen un menor impacto económico sobre la persona trabajadora y permitirán atender a la paulatinamente creciente oferta y demanda de productos y servicios de las empresas.

El esquema que se sigue del propio régimen jurídico establecido en el Real Decreto-ley 8/2020, de las causas y de las medidas extraordinarias de flexibilidad incluidas en el mismo, permite responder plenamente y con el carácter dinámico preciso a las necesidades por las cuales fueron aplicadas inicialmente, dejando de hacerlo por razón de su desafectación o desvinculación sobre la actividad y la plantilla de la empresa, sin imponer nuevas y gravosas condiciones de procedimiento.

De esta manera las empresas pueden recuperar la totalidad o parte de su actividad si es que por las razones comentadas las personas trabajadoras vuelven a desempeñar sus tareas con carácter completo o parcial.

Las exigencias documentales y de procedimiento deben ser las imprescindibles. En este sentido, bastará con comunicar a la autoridad laboral la renuncia a la medida autorizada o comunicada, ante una recuperación integra la actividad, y a trasladar a la entidad gestora de las prestaciones la situación de afección y desafección de cada una de las personas trabajadoras, de modo que el expediente de regulación temporal de empleo sirva para garantizar un tránsito no traumático hacia una normalidad futura en la que las medidas coyunturales hayan dejado de ser necesarias.

4. En resumen, toda la normativa laboral adoptada por causa del COVID-19, cuyo pilar o eje fundamental está constituido por medidas de ajuste interno de las empresas, tiene como objetivo, por un lado mantener el empleo y proteger a las personas trabajadoras, evitando la destrucción de puestos de trabajo; por otro, flexibilizar y agilizar los mecanismos que son imprescindibles para lograrlo, evitando cargas innecesarias y estableciendo como prioridad la recuperación de la actividad laboral y la reincorporación de las personas trabajadoras a sus puestos de trabajo. Todo ello acompasado con las medidas preventivas necesarias y las decisiones que en materia sanitaria fuesen acordadas en cada momento por las autoridades competentes.

LA DIRECTORA GENERAL

Verónica Martínez Barbero