AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 15 de junio de 2020

Vista desde el Cabo Mayor. Santander

lunes, 15 de junio de 2020

Fortalecer las instituciones económicas para que la recuperación sea resiliente

lunes, 15 de junio de 2020

Fortalecer las instituciones económicas para que la recuperación sea resiliente

blog-dialogoafondo.imf.org

Por Antoinette Sayeh

Los tiempos excepcionales exigen medidas excepcionales. En respuesta a la COVID 19, el FMI ha movilizado, con una velocidad y en una magnitud sin precedentes, asistencia financiera para ayudar a los países a proteger vidas y medios de vida. Sin embargo, lograr que la economía se estabilice y la recuperación sea sostenible exigirá algo más que asistencia financiera. Para que la recuperación sea sostenible, las autoridades económicas tendrán que fortalecer las instituciones económicas que posibilitan políticas inclusivas y resilientes.

Integrar el fortalecimiento de las capacidades con el apoyo financiero

Actualmente, los gobiernos se enfrentan a decisiones difíciles en materia de políticas, pero muchos de ellos carecen de bases sólidas de conocimientos económicos y técnicos para diseñar e implementar las políticas necesarias. Observemos, por ejemplo, el impacto de la COVID-19 sobre los presupuestos nacionales, que incluye grandes presiones de gasto, la pérdida de ingresos fiscales y un mayor nivel de deuda. Esto hace que sea aún más difícil avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial para los países más frágiles y vulnerables.

Por esta razón, el FMI ha proporcionado un apoyo inmediato y en tiempo real, en forma de fortalecimiento de las capacidades y asesoramiento de política económica, a más de 160 países para que hagan frente a problemas urgentes, por ejemplo en materia de gestión de tesorería, supervisión financiera, ciberseguridad y gobernanza económica. El apoyo financiero del FMI está siempre vinculado a conversaciones directas y regulares con las autoridades económicas a fin de fortalecer la capacidad para abordar estos problemas. Hasta la fecha, más del 90% de los países que han solicitado financiamiento de emergencia relacionado con la pandemia han recibido también apoyo para el fortalecimiento de las capacidades en forma de asesoramiento técnico activo, herramientas prácticas y capacitación orientada a la formulación de políticas.

Fortalecer las finanzas públicas y la gestión de la deuda

La continuidad de las operaciones y la protección del flujo de ingresos son fundamentales para que los gobiernos movilicen con rapidez sus recursos internos y puedan mantenerlos. Además, a medida que los países aumentan su gasto de emergencia, también quieren tener marcos institucionales sólidos y una buena gobernanza, para que el dinero llegue rápidamente a quienes más lo necesitan, en especial cuando se trata de gastos sanitarios y sistemas de protección social. El FMI ha trabajado con administraciones tributarias y oficinas presupuestarias de muchos países para ayudarlos a restablecer las operaciones y fortalecer el apoyo a las empresas y a las personas, sin comprometer las salvaguardias ni la rendición de cuentas.

Un reto incluso mayor para las autoridades económicas es la gestión de la deuda, debido al deterioro de las finanzas públicas y al aumento de los costos de financiamiento. El FMI ha proporcionado un alivio inmediato del servicio de la deuda a 27 de sus países más pobres y, junto con el Banco Mundial, ha liderado la petición para que los principales acreedores bilaterales suspendan los pagos del servicio de la deuda para los países más pobres. Administradores de deuda de todo el mundo tratan de resolver cuestiones estratégicas, de registro y de gestión en el contexto de la COVID-19, y trabajan con expertos técnicos del FMI para revisar y actualizar sus sistemas y estrategias de gestión de la deuda. Un elemento importante de este proceso son los datos, ya que proporcionan información fundamental para analizar la crisis y las consiguientes necesidades de financiamiento. Para poder gestionar bien la deuda, las estadísticas son fundamentales. También, se han elaborado breves videos de microaprendizaje para el canal de YouTube del Instituto del FMI que abordan cuestiones relacionadas con los datos de la deuda del sector público.

Los gobiernos empiezan a moverse hacia la reapertura con prudencia, y contar con instituciones económicas más sólidas les permitirá analizar mejor los retos generados por la pandemia y reanudar los esfuerzos mediante políticas que promuevan oportunidades para toda su población, como la lucha contra la desigualdad, la adopción de medidas frente al cambio climático y el aprovechamiento de las tecnologías digitales.

Mantener una colaboración estrecha

La adaptación a nuevas formas de trabajar es territorio desconocido para todos. El FMI es consciente de ello y está poniendo en marcha plataformas virtuales que faciliten el intercambio de conocimientos, entre otras, un observatorio de políticas que recopila las medidas adoptadas por 196 economías para contrarrestar el impacto de la COVID-19. Sobre la base de las décadas de trabajo conjunto con los países, hemos elaborado 45 notas de series especiales que ofrecen a los países una orientación práctica sobre los elementos básicos de los desafíos comunes de política económica relacionados con la crisis. Hemos ampliado los cursos en línea gratuitos para aumentar el acceso global a los conocimientos especializados del FMI en temas como la política fiscal, la inclusión financiera y la gestión macroeconómica. El FMI también está haciendo uso de su red mundial de centros regionales de capacitación para responder con rapidez a las necesidades de emergencia de los países y asegurar una coordinación más estrecha con otras entidades que apoyan su desarrollo.

Por mis funciones anteriores como responsable de la formulación de políticas, conozco de primera mano el importante papel que pueden desempeñar las instituciones económicas en el diseño de políticas que tengan un impacto en la gente. La ardua tarea de fortalecer la base de conocimientos económicos no es glamorosa, pero es la que puede tener un mayor impacto a largo plazo en el bienestar económico y social de las personas. A medida que el mundo emerge del Gran Confinamiento, las autoridades económicas y los socios que apoyan el desarrollo de los países deben tener como principal prioridad la reconstrucción de instituciones más sólidas y resilientes.

España se suma a la iniciativa Energía Limpia para las Islas de la Unión Europea

lunes, 15 de junio de 2020

España se suma a la iniciativa Energía Limpia para las Islas de la Unión Europea

Miércoles 10 de junio de 2020

España se sumará a la iniciativa Energía Limpia para las Islas de la Unión Europea (UE) que prevé aprobar la Presidencia croata de la UE antes de fin de mes, con el objetivo de fomentar la cooperación y apoyar la transición energética en los territorios insulares. En el caso de España, en Baleares y Canarias.

lamoncloa.gob.es

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ultima los trámites para que España se adhiera al memorando de entendimiento (MoU, en sus siglas en inglés) que prepara la Presidencia del Consejo de la UE y que llevará el nombre de la ciudad de Split. La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha compartido con los presidentes de Canarias e Illes Balears esta iniciativa.

El objetivo del memorando es promover el despliegue de energías renovables en los sistemas energéticos insulares para apoyar a las islas en el proceso de descarbonización, y promover su papel en el marco del Pacto Verde Europeo y del objetivo de neutralidad climática para 2050.

El MoU emplea con punto de partida la Declaración Política de La Vatella (Malta), firmada en 2017 por 14 Estados miembro -entre ellos, España- que reconocía el potencial de las islas para contribuir a un modelo de desarrollo bajo en carbono. La propia Comisión Europea ha suscrito este acuerdo y se ha comprometido a la búsqueda de financiación y a presidir sus grupos de trabajo.

La principal meta del MoU es establecer un marco de cooperación a largo plazo para avanzar en la transición energética en las islas, respetando sus particularidades y competencias locales. A través del mismo, se buscará apoyar a los sistemas insulares en sus respectivos procesos de descarbonización y mejorar su papel dentro del Pacto Verde.

El Acuerdo de París reconoce que las islas son particularmente vulnerables al cambio climático. Al mismo tiempo, cuentan con el potencial de situarse en la vanguardia de la implementación de energías limpias mediante la adopción de nuevas tecnologías y la aplicación de soluciones innovadoras.

En la actualidad, unos 15 millones de ciudadanos viven en las 2.400 islas de Europa.

Aumenta el nivel medio de movilidad nacional a medida que avanza la desescalada

lunes, 15 de junio de 2020

Coronavirus COVID-19 – Últimos datos del estudio de movilidad a través de Big Data del MITMA

Aumenta el nivel medio de movilidad nacional a medida que avanza la desescalada

Martes 9 de junio de 2020 lamoncloa.gob.es

Los últimos datos del estudio de movilidad a través de Big Data, en el que trabaja el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), constatan el aumento de movilidad que se está produciendo al avanzar el proceso de desescalada.

Así, en la última semana, a nivel nacional, se ha alcanzado un nivel medio de movilidad del 70% de un día laborable normal, frente al 46% que se registró en la primera semana del estado de alarma.

Símbolos de búsquedaEste aumento de movilidad se asocia claramente a los cambios de fase producidos y, en concreto, a los desplazamientos dentro de cada provincia. De ahí que, si se comparan los niveles de esta última semana con la anterior, se acredita que en aquellas provincias que la semana pasada avanzaron de la Fase 1 a la Fase 2 su nivel medio de movilidad intraprovincial respecto a un día normal creció del 76% al 83%.

Sin embargo, en las que permanecieron en la misma Fase (1 o 2) su movilidad aumentó, pero solo muy ligeramente (65% al 68%, las que se mantuvieron en Fase 1, y 81% al 82%, las que lo hicieron en la Fase 2)

El aumento de movilidad se produce principalmente por los desplazamientos dentro de las provincias, de forma coherente con la restricción existente de los movimientos interprovinciales. Estos, por el contrario, apenas han aumentado, pues sólo varían en días laborables de un 52% a un 53%.

Además, si se comparan los desplazamientos de día laborable y fin de semana, se observa que los movimientos entre provincias son muy inferiores en los fines de semana, lo que refleja que en su mayoría estos movimientos se producen por motivos laborales.

Cercanías

En cuanto a los servicios de Cercanías, el nivel medio de demanda sobre un día normal en la última semana laboral (1 al 5 de junio) ha estado en un 30%, mientras que la semana anterior sólo alcanzó el 25%.

En este sentido, el número medio diario total de viajeros de Cercanías estimado esta semana ha sido de unos 435.000 viajeros al día, mientras que la semana anterior fue de 379.000, lo que supone un incremento entre ambas semanas de un 14,6%.

Por otro lado, este último lunes se ha incrementado la demanda en hora punta en todos los núcleos de Cercanías, salvo en San Sebastián:
•En Madrid, se ha situado en un 42%, lo que supone un incremento de 4 puntos porcentuales por encima del lunes pasado, que estuvo en un 38%.
•En Barcelona, ha estado en un 33,5%, 9 puntos porcentuales más que el lunes anterior, donde se registró un 24,2%, si bien hay que tener en cuenta que el pasado 1 de junio fue festivo en esta ciudad.
•En el resto de núcleos, los niveles de demanda se sitúan entre un mínimo del 19,5% en Málaga y un máximo del 52% en San Sebastián.

Alta Velocidad y Larga Distancia Ferroviaria

En lo que se refiere a los servicios comerciales de Renfe (Alta Velocidad y Larga Distancia), el número medio de viajeros por día en la última semana laboral ha sido de 8.112, frente a 6.583 la semana anterior.

Esto supone que los niveles de demanda están en el orden del 8,1% respecto a la habitual en estas fechas, en que se moverían por encima de los 100.000 viajeros en un día.

Transporte de viajeros por carretera en autobús

En cuanto a los servicios de transporte de viajeros por carretera en autobús interurbano, en los días laborables de la última semana, el nivel medio de demanda ha sido del 10,6% respecto a días equivalentes del año pasado. Así, el número total de viajeros en estos días se incrementó un 18,3%.

Tráfico de vehículos ligeros

carreteraEn relación al tráfico de ligeros en la red principal, los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) indican que, comparando los días laborables de la última semana con los de la anterior, se observa un incremento medio de un 6,5%.

La última semana se ha estado moviendo en tráficos del 59% respecto a un día de referencia, mientras que la semana pasada estuvo en torno al 56%.

En relación a los accesos a grandes centros urbanos, los datos de tráfico de la DGT indican que, durante los días laborables de la última semana, los tráficos estuvieron cercanos al 72% respecto a un día de referencia, mientras que la semana anterior lo hicieron en torno al 69%.

Tráfico de pesados

En relación al tráfico de vehículos pesados, los datos de la DGT recogen tráficos en la última semana cercanos al 87% en los días laborables respecto a un día de referencia, valor similar al de la semana anterior.

Otros modos: aéreo y puertos

En el transporte aéreo, el número medio de operaciones diarias en los días laborables de la semana pasada ha sido de 410, que, frente a los 400 de la semana pasada, supone un incremento del 2,1%.

En cuanto al tráfico de pasajeros en los puertos de interés del Estado, los últimos datos disponibles indican que en los días laborables hubo en torno a un 7% de demanda, en comparación con el año pasado, valor similar al de la semana anterior.

La necesaria desconexión digital para los docentes

lunes, 15 de junio de 2020

La necesaria desconexión digital para los docentes

8 junio, 2020

uso.es

Tras tres meses de excepción, es necesario regular la desconexión digital y otros aspectos del teletrabajo para seguir con la actividad docente

El teletrabajo llegó a los centros educativos sin ninguna transición hace tres meses, cuando se decretó el estado de alarma en todo el país, y asumida la excepción del momento, toca regularlo y establecer una necesaria desconexión digital para un modo de trabajar que ha llegado para quedarse.

Unos días antes, algunos territorios ya habían cerrado por completo escuelas, institutos y cualquier centro de formación presencial para evitar contagios por covid-19. De un día para otro, los docentes tuvieron que adaptarse a una nueva situación profesional: el teletrabajo. Este cambio no solo ha alterado la forma de impartir las clases, sino que también ha multiplicado la cantidad de horas que los docentes están dedicando a esta manera de trabajar.

La enseñanza a distancia sin transición requiere todo tipo de trabajo extra

Los libros, cuadernos, bolígrafos, lapiceros y pizarras digitales o convencionales han dado paso a tablets, móviles, ordenadores, cámaras de vídeo y conexiones más o menos estables para poder realizar sus clases. Pero no solo eso: enviar y responder correos electrónicos; contestar llamadas telefónicas y whatsapps; grabar vídeos o sesiones en streaming; hacer tutorías individuales o grupales a través de videollamadas… Es decir, el trabajo y la vida de los docentes ha dado un giro de 180 grados. La actual situación ha multiplicado la atención a las familias y al alumnado sin horario de ningún tipo. Ahora, están disponibles las 24 horas del día, siete días a la semana.

La Federación de Enseñanza de USO no ha hecho más que reconocer la actitud y disposición del profesorado en este tiempo excepcional. Los docentes han sabido estar a la altura de las difíciles circunstancias que han tenido que vadear para continuar con su trabajo educativo y con la atención personalizada a sus alumnos. Pero lo excepcional no puede ser lo normal, tampoco en el terreno laboral. Y los docentes, tras meses de confinamiento y de entrega absoluta a su trabajo, necesitan, como todos los trabajadores, tiempo para su descanso, ocio y vida personal.

El teletrabajo conlleva un alto exceso de jornada laboral diaria del personal docente

La situación actual y los cambios que se vienen dando en los centros en los últimos años están provocando una gran preocupación entre los docentes debido a la gran cantidad de horas que, como nos han confirmado nuestros afiliados y delegados, pasan diariamente delante de las pantallas. Si sumamos el tiempo de teletrabajo a la actividad presencial, la jornada laboral es muy superior a la que debería realizar. Y esta situación se ha agravado durante la pandemia por la falta de formación en estas materias, la inexperiencia en la actividad online y la escasez de recursos. Tenemos que pensar que muchos docentes no tenían ni tienen los medios técnicos necesarios para afrontar estos retos. Además, el hecho de estar disponibles en todo momento puede provocar problemas de salud, agotamiento, ansiedad y estrés.

Estamos viendo también cómo pasados los días de confinamiento y, tras iniciarse la desescalada, el fomento del teletrabajo sigue siendo una prioridad legislativa, pues el trabajo a distancia se ha convertido en una herramienta fundamental para la protección de la salud y la contención de la pandemia.

Por la generalizada aceptación del teletrabajo, ha llegado el momento de negociar y establecer las bases para aplicar este sistema de trabajo de manera adecuada, buscando regulaciones que consideren las implicaciones que esta modalidad pueden tener en materia de salud laboral y desconexión digital.

Potenciar los aspectos positivos del teletrabajo con más recursos y una correcta implantación

Para USO, el teletrabajo es una herramienta útil y positiva que necesita de más recursos y adaptaciones para que su implantación en la enseñanza sea la apropiada. Este sistema de trabajo tiene grandes posibilidades, pero, a su vez, muchos peligros laborales y de salud laboral. Su regulación debe hacerse a través de la negociación colectiva, protegiendo como prioridad los derechos de los trabajadores.

En este momento, además, resulta imprescindible una regulación que proteja a los trabajadores más expuestos ante la nueva crisis económica que se avecina provocada por el COVID-19. Por ejemplo, Alemania ya ha anunciado que está elaborando una ley de teletrabajo como un derecho de los trabajadores, ley que está previsto se apruebe a finales del 2020. Esperamos que España no se quede atrás.

La Federación de Enseñanza de USO reivindica que se regularice la conexión digital del profesorado para que se respeten sus horas de descanso. FEUSO llevará a la negociación colectiva la desconexión digital como una necesaria reivindicación que ga­rantice la justa limitación de la jornada laboral y la salud laboral de los trabajadores.

La Ley de Protección de Datos garantiza el derecho a la desconexión digital

La nueva Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos, que entró en vigor en diciembre de 2018, ampara al trabajador que no quiera responder mensajes fuera de su jornada. Recoge incluso que, si su superior le exigiera responder, podría denunciarlo y ganar judicialmente con relativa facilidad, pues se trataría de una sanción grave.

El artículo 88.1 de dicha Ley lo deja bien claro: “Los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar”.

Además, el punto 3 del mismo artículo dice: “El empleador, previa audiencia de los representantes de los trabajadores, elaborará una política interna dirigida a trabajadores, incluidos los que ocupen puestos directivos, en la que definirán las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión y las acciones de formación y de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas que evite el riesgo de fatiga informática”.