AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 12 de agosto de 2020

In Memoriam José Luis Yebra

miércoles, 12 de agosto de 2020

España ante la crisis

miércoles, 12 de agosto de 2020

11 agosto 2020

Artículo de opinión

ceoe.es

España ante la crisis

La presente crisis está siendo de una adversidad desconocida, con el agravante de que la incertidumbre acerca del desarrollo de tratamientos adecuados o vacunas para la enfermedad dificulta vislumbrar sus consecuencias a futuro en la economía y la sociedad. En España, la situación es especialmente difícil por nuestra especialización productiva en los sectores de proximidad y movilidad que son los más afectados, por la mayor presencia de pymes con un tamaño medio pequeño, que son empresas más vulnerables ante la crisis y por la mayor duración e intensidad de las restricciones a la actividad y movilidad que se está produciendo en nuestro país.

A diferencia de la crisis anterior, las instituciones europeas han reaccionado con prontitud y acierto, y se han planteado respuestas comunes por parte de la UE, que trasciende la aplicada individualmente por cada Estado miembro. Una respuesta que se ha reflejado en una serie de medidas que han ido ganando en intensidad y ambición conforme íbamos conociendo la gravedad de la crisis y que en un principio tuvo su cara más visible en la disposición del BCE a asumir una responsabilidad total para cubrir las necesidades de financiación de Gobiernos y empresas, pero cuyo mejor colofón ha sido el Plan Europeo de Recuperación.

Desde las primeras semanas de la crisis, CEOE abogó por reivindicar la puesta en marcha de un plan de recuperación de la UE claro, ambicioso y coordinado que contribuyera a mejorar la confianza y la capacidad de inversión. Se reclamó un estímulo fiscal europeo capaz de movilizar recursos para apoyar a los Estados, al tiempo que deberían desplegarse instrumentos nuevos, de acuerdo con la naturaleza extraordinaria de la crisis. Con este propósito, y previa búsqueda de alianzas y consensos, logramos que Business Europe, confederación europea de asociaciones patronales en la que participamos, planteara a la Comisión Europea la necesidad de esta iniciativa para las empresas europeas.

La aprobación del reforzamiento del Marco financiero Plurianual 2021-2027 y en especial del Plan Europeo de Recuperación es una gran noticia de la que tenemos que alegrarnos todos los españoles y de la que CEOE está orgulloso de su participación y que por ello que ha de ponerse especialmente en valor. La cuantía de los fondos que de forma global superan los 1,8 billones para los próximos años, constituye la mayor respuesta económica dada hasta ahora en Europa. Como consecuencia, la política monetaria ya no es el único instrumento común para dar respuesta a la crisis y este fondo de recuperación, a priori coyuntural, se puede convertir en el embrión de una nueva herramienta de política económica comunitaria de carácter presupuestario.

Por primera vez, la Comisión Europea acudirá a los mercados para obtener financiación por valor de 750.000 millones, la cuantía del programa total del Plan de Recuperación. Esto, sin duda, evitará que se asuman las consecuencias de la crisis y que tendría serias repercusiones en los Estados más endeudados, aumentando su vulnerabilidad ante episodios de crisis internacionales. Por último, cabe señalar la rapidez con la que se ha conseguido el acuerdo, teniendo en cuenta la divergencia de posicionamientos iniciales.

A España le corresponden alrededor de 140.000 millones de euros en total, de los cuales 72.700 millones serán en forma de ayudas y el resto a través de préstamos. Este plan es una oportunidad para acelerar la transformación estructural de nuestro tejido productivo y modernizar Europa, puesto que se quiere priorizar, entre otros, los proyectos relacionados con la transición energética y digital, la formación y la innovación. Como resultado, nuestra economía podrá incrementar nuestro potencial de crecimiento a largo plazo, por la vía de contar con empresas más competitivas y resilientes ante la crisis.

CEOE quiere formar parte activa de esta oportunidad histórica, mediante la puesta en marcha de la Oficina Técnica de Apoyo para Proyectos Europeos. El objetivo de esta oficina no es otro que dar un apoyo técnico a las empresas para aprovechar de la manera más eficaz los recursos procedentes del Plan Europeo de Recuperación que han designado para España. Ya avanzo que una de nuestras peticiones es que los proyectos que sean susceptibles de colaboración o cofinanciación público-privada deben potenciarse tanto para movilizar un mayor volumen de inversiones, como para lograr que estas inversiones respondan a necesidades reales de futuro.

En el marco del Acuerdo de la UE sobre el Fondo de Recuperación Europeo, cobra vital importancia el diseño y la aprobación de los Presupuestos Generales para 2021, tras los doblemente prorrogados en vigor, muy alejados de las necesidades actuales. Unos nuevos presupuestos pueden ser necesarios para facilitar que los recursos europeos previstos puedan llegar y emplearse adecuadamente. Para poder disponer de estos fondos sin limitaciones todo hace indicar que vamos a tener que cumplir una cierta condicionalidad implícita. En este contexto, la política económica puede contribuir a mejorar la confianza empresarial, si se reorienta a crear un clima más favorable a la empresa comprometiéndose a evitar cualquier tipo de subida impositiva y manteniendo en el tiempo las reformas que han funcionado bien.

Ante una crisis como la presente, no puede haber otra prioridad distinta, por muy legítimas que sean, que la de acelerar la normalización económica. Ante ello, los próximos presupuestos deberán ser mejores, con un alto grado de credibilidad y eficientes, cuanto mayor consenso recaben y aquí el marco del diálogo social puede allanar el camino de los acuerdos políticos, alcanzando encuentros. Es verdad que el Plan Europeo de Recuperación es una oportunidad única que pone en valor nuestra pertenencia a la UE y constituye un avance crucial en el proceso de integración europea. Europa ha dado una clara muestra de solidaridad, pero el turno de España es ahora el de nuestra responsabilidad colectiva.

El Defensor urge a interior a solucionar las demoras de la cita previa en comisarías para pedir asilo y realizar trámites de extranjería

miércoles, 12 de agosto de 2020

El Defensor urge a interior a solucionar las demoras de la cita previa en comisarías para pedir asilo y realizar trámites de extranjería

11/08/2020

defensordelpueblo.es

El Defensor del Pueblo (e.f.), Francisco Fernández Marugán, ha enviado una recomendación al Ministerio del Interior para que, con carácter urgente, facilite a los ciudadanos extranjeros el acceso al sistema de cita previa para solicitar protección internacional y realizar diversos trámites de extranjería en dependencias policiales.

La Institución recibe quejas constantes sobre los problemas para obtener una cita previa y acceder al procedimiento de protección internacional y para realizar entrevistas de asilo en condiciones adecuadas.

Además, las dificultades para obtener cita previa se han extendido a una multitud de trámites que deben realizar los ciudadanos extranjeros en dependencias policiales de todo el territorio nacional, más allá del ámbito de la protección internacional.

En opinión del Defensor del Pueblo, las medidas materiales y de recursos humanos adoptadas hasta ahora para paliar esta situación siguen siendo insuficientes para dar respuesta a una demanda creciente de solicitudes de asilo y de trámites relacionados con el régimen general de extranjería que también se realizan en dependencias policiales, tales como la expedición de tarjetas de identidad de extranjeros, autorizaciones de regreso, cartas de invitación, etc.

Esta situación se ha visto agravada por las medidas adoptadas por la crisis sanitaria del COVID-19, debido a que la declaración del estado de alarma supuso la imposibilidad de atención presencial y la acumulación de carga de trabajo.

Las quejas por las demoras excesivas para conseguir una cita previa no constituyen una novedad para la Institución, que lleva tiempo advirtiendo sobre los problemas y dificultades a los que se enfrentan los ciudadanos extranjeros por este motivo y que ha formulado varias resoluciones al respecto.

Así, en diciembre de 2018 el Defensor dirigió a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras un recordatorio de deberes legales para que se entregara un resguardo válido acreditativo de la cita asignada, al tener constancia de que numerosos ciudadanos pasaban días y noches a la intemperie para conseguir una cita para poder pedir protección internacional, que después se otorgaba sin resguardo acreditativo y para un año más tarde.

Tras ser rechazada esta resolución, el Defensor decidió elevarla al Ministerio del Interior, a la vez que trasladaba a dicho departamento su preocupación por otra serie de carencias relacionadas con el procedimiento.

La aplicación móvil de alerta de contagios Radar COVID supera su fase de pruebas cumpliendo todos los objetivos marcados

miércoles, 12 de agosto de 2020

La aplicación móvil de alerta de contagios Radar COVID supera su fase de pruebas cumpliendo todos los objetivos marcados

Lunes 3 de agosto de 2020

lamoncloa.gob.es

La herramienta ha superado el objetivo de descargas y arroja resultados satisfactorios en todas las variables analizadas, además de haber recibido altas calificaciones de los usuarios.

RadarCOVID, la aplicación de alerta de contagios para teléfonos móviles, ha superado su fase de pruebas de forma satisfactoria y ya está a disposición de las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas.

Así lo ha explicado la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, en una rueda de prensa en la que ha compartido los resultados obtenidos durante el piloto. Junto a ella han intervenido también Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pablo Hernández, director general de Modernización y Calidad de los Servicios del Gobierno de Canarias, Santiago Graña, subdirector general de Impulso de la Digitalización de la Administración, y Pablo Rodríguez, asesor técnico del proyecto.

Éxito de adopción, compromiso, retención y funcionamiento

La prueba piloto fue aprobada en Consejo de Ministros el pasado día 23 de junio, arrancó el pasado 29 de junio y se ha desarrollado hasta este pasado 31 de julio, tiempo durante el que se han simulado cuatro oleadas de rebrotes ficticios de COVID-19. Durante su desarrollo, y a pesar de que sólo funcionaba en la isla de La Gomera, más de 60.000 personas descargaron la app en toda España.

El primer objetivo del piloto consistía en evaluar precisamente la adopción de la herramienta, es decir, el número de personas que la descargarían, y se fijó un objetivo de 3.000 participantes para La Gomera, meta que ha sido superada según los datos obtenidos durante la prueba.

Un segundo objetivo consistía en medir la retención, en referencia al número de usuarios que mantuvieron la app activa después de haberla descargado. Los resultados, también satisfactorios, apuntan a un 83% promedio de retención alcanzada.

Además, se analizaba el compromiso de los usuarios en la comunicación de positivos ficticios, lográndose un 61% de comunicaciones activas, de las que el 78% se produjeron en las 24 horas siguientes a haber recibido el código de contagio simulado.

Otro de los objetivos trazados en el piloto fue medir el funcionamiento de la app en el traceo de contactos, consiguiendo una media de 6,4 contactos estrechos de riesgo detectados por positivo simulado confirmado. Esa cifra supone casi doblar la eficiencia actual de los traceadores manuales, que en Canarias detectan una media de 3,5 contactos.

Opiniones favorables de los usuarios

A través de entrevistas y cuestionarios se han recabado, además, las opiniones de los usuarios respecto a su experiencia de uso. Todos los encuestados afirman que seguirán usando la app cuando esté activa a nivel nacional, y casi todos (el 82%) la valoran como una herramienta útil en la prevención de contagios por COVID-19. La valoración general de la herramienta ha alcanzado en estos cuestionarios una puntuación de 8,2 sobre 10 puntos posibles.

Por categorías, las valoraciones más altas han correspondido a la disposición de los usuarios a recomendar la app a su entorno (9,2 sobre 10), la facilidad de uso (8,6), la comprensión de las instrucciones (8,7) y la sensación de privacidad y anonimato (8,6).

Próximos pasos y plazos

Una vez recibido el visto bueno de las autoridades sanitarias, el siguiente paso ha sido la puesta a disposición de las comunidades autónomas de esta aplicación, tal y como hizo el pasado viernes el presidente del Gobierno en la XXI Conferencia de Presidentes. Las comunidades autónomas que lo deseen podrán conectar la herramienta con sus sistemas de gestión de avisos sanitarios.

Dada la actual situación, de aparición de algunos focos de contagios localizados en regiones una vez recuperada la movilidad, una primera versión funcional de la herramienta podría estar disponible para una puesta en marcha específica a mediados de agosto.

El despliegue en el resto del territorio nacional, en caso de que así lo decidieran las autoridades autonómicas en el ejercicio de sus competencias, llegaría a mediados de septiembre.

Funcionamiento de la app

RadarCOVID sigue los estándares técnicos más garantistas con la privacidad de los usuarios en cumplimiento de todas las recomendaciones elaboradas por la Comisión Europea en este sentido. De esta forma, ningún usuario puede ser identificado o localizado porque no hay dato alguno registrado y porque todo el proceso se desarrolla en su teléfono sin salir hacia ningún servidor. Tanto el uso de la app como la comunicación de un posible contagio serán siempre voluntarios.

La aplicación utiliza la conexión Bluetooth del terminal, a través de la cual los móviles emiten y observan identificadores anónimos de otros teléfonos que cambian periódicamente. Cuando dos terminales han estado próximos durante 15 minutos o más a dos metros o menos de distancia ambos guardan el identificador anónimo emitido por el otro.

Si algún usuario fuera diagnosticado positivo de COVID-19 tras realizarse un test PCR, decidiría si dar su consentimiento para que, a través del sistema de salud, se pueda enviar una notificación anónima. De esta forma, los móviles que hubieran estado en contacto con el paciente recibirían un aviso sobre el riesgo de posible contagio y se facilitarían instrucciones sobre cómo proceder. Al no solicitarse datos de ningún tipo, es imposible identificar o localizar de forma alguna a ningún usuario.

Actualmente, la Comisión Europea está desarrollando el marco legal y técnico que haga posible la interoperabilidad entre aplicaciones basadas en el modelo descentralizado, como es el caso de RadarCOVID, para que puedan seguir funcionando más allá de las fronteras de cada Estado. El Gobierno español ha defendido desde el primer momento un modelo interoperable para ampliar el alcance de este tipo de herramientas.

CEOE pide mantener las medidas ya adoptadas e intensificar el apoyo al mercado laboral ante la intensidad de la crisis

miércoles, 12 de agosto de 2020

Valoración EPA segundo trimestre

CEOE pide mantener las medidas ya adoptadas e intensificar el apoyo al mercado laboral ante la intensidad de la crisis

ceoe.es

Los resultados de la EPA del segundo trimestre muestran un mercado laboral que acusa de forma intensa los efectos negativos de la crisis del Covid-19. En una situación histórica de caída de la actividad, el empleo inevitablemente se ha deteriorado. La diferencia respecto al pasado es que la economía española es capaz de crear más empleo en las épocas expansivas y aguanta mejor la ocupación en periodos de recesión como consecuencia de las posibilidades de adaptación existentes en el actual marco laboral en materia de flexibilidad interna.

No obstante, la intensidad de la crisis está siendo de tal magnitud, que no solo han de mantenerse en el tiempo las medidas ya adoptadas, sino que parece fundamental intensificar las medidas de apoyo al mercado laboral que aporten adaptabilidad, seguridad jurídica y confianza a las empresas y a los inversores, instrumentadas a través del diálogo social, en una situación tan excepcional como la que estamos viviendo en estos momentos.

El número de ocupados ha disminuido en 1.074.000 personas en el segundo trimestre, lo que supone una caída sin precedentes, derivada de las restricciones de movilidad y la paralización parcial o total de muchas actividades económicas durante el periodo de confinamiento.

Las cifras de ocupados incluyen también los trabajadores afectados por ERTEs. Según la EPA, el número de ocupados que no ha trabajado en la semana de referencia debido a paro parcial por razones técnicas o económicas o expediente de regulación de empleo creció en 2.832.800 personas en el segundo trimestre. Esto refleja la significativa incidencia sobre el nivel de empleo a corto plazo de las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada de carácter temporal adoptadas por las empresas.

La paralización de la actividad económica se aprecia significativamente en la evolución del número de horas por semana efectivamente trabajadas, afectada por las suspensiones de contratos y reducciones de jornada, que desciende un -22,59% respecto al primer trimestre. De hecho, el número de ocupados que efectivamente ha trabajado en el segundo trimestre disminuye hasta los 13,9 millones de personas, el 35,14% de la población de 16 y más años.

La caída del empleo en el segundo trimestre ha afectado especialmente al sector privado, que pierde 1.052.000 puestos de trabajo. El empleo indefinido cae en 361.400 personas, mientras que los asalariados con contrato temporal descienden en 671.900 personas. La ocupación disminuye en todos los sectores, destacando la caída en 816.900 personas en los servicios. En tasa interanual, el empleo desciende un -6,05%, por lo que el número total de ocupados se sitúa en 18.607.200 personas.

La notable caída del empleo no se ha trasladado a las cifras de paro, ya que el número de parados solo aumenta en 55.000 personas con respecto al primer trimestre y la tasa de paro se sitúa en el 15,33% (14,41% anterior). Estos datos no reflejan todavía la gravedad actual del mercado laboral puesto que, como apunta el INE, no todas las personas que han perdido su empleo han pasado a clasificarse como parados, sino que una parte considerable ha pasado a la inactividad.

De hecho, resulta bastante extraordinario el singular aumento de la población inactiva en 1.062.800 personas y el descenso de la población activa en 1.019.000 personas. Este incremento de la inactividad va a ser transitorio en su mayor parte, ya que este contexto extraordinario de restricciones a la movilidad y paralización de la actividad ha afectado al cumplimiento de los requisitos de búsqueda de empleo o disponibilidad para trabajar que establece la EPA para ser considerado parado.