AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 31 de agosto de 2020

Ponte Maceira. Ames. A Coruña

lunes, 31 de agosto de 2020

Tribunal de Cuentas Europeo (TCE)

lunes, 31 de agosto de 2020

Tribunal de Cuentas Europeo (TCE)

Visión general

europa.eu

Función: Comprobar que los fondos de la UE se perciben y se utilizan correctamente; contribuir a mejorar la gestión financiera de la UE

Presidente: Klaus-Heiner Lehne

Miembros: 1 por cada país de la UE

Año de creación: 1977

Sede: Luxemburgo

Sitio web: Tribunal de Cuentas Europeo

En su calidad de auditor externo independiente de la UE, el Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) vela por los intereses de los contribuyentes europeos. Aunque el TCE no tiene capacidad jurídica, contribuye a mejorar la gestión del presupuesto de la UE por parte de la Comisión Europea e informa sobre las finanzas de la Unión.

¿Qué hace el TCE?
Audita los ingresos y los gastos de la UE para verificar que la percepción, uso, rentabilidad y contabilidad de los fondos son los correctos.
Supervisa a cualquier persona u organización que maneje fondos de la UE, en particular mediante controles puntuales en las instituciones de la UE (especialmente en la Comisión), los Estados miembros y los países que reciben ayuda de la UE.
Elabora conclusiones y recomendaciones dirigidas a la Comisión Europea y los Gobiernos nacionales en sus informes de auditoría.
Informa de sus sospechas de fraude, corrupción u otras actividades ilegales a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).
Elabora un informe anual para el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE, que el Parlamento examina antes de aprobar la gestión del presupuesto de la UE por parte de la Comisión.
Facilita dictámenes periciales a los responsables políticos de la UE sobre cómo mejorar la gestión financiera y la rendición de cuentas a los ciudadanos.
Además, publica dictámenes sobre la legislación preparatoria que incidirá en la gestión financiera de la UE, así como documentos de posición, estudios y publicaciones específicas sobre cuestiones relacionadas con las finanzas públicas de la UE.

Para poder ser eficaz, el Tribunal debe ser independiente de las instituciones y organismos que audita. Por eso, goza de plena libertad para decidir:

qué somete a auditoría
cómo lo hace
dónde y cuándo presenta sus conclusiones.
La labor de fiscalización del Tribunal se centra esencialmente en la Comisión Europea, puesto que es la responsable principal de la ejecución del presupuesto de la UE. Sin embargo, también colabora estrechamente con las autoridades nacionales, ya que la Comisión gestiona junto con ellas la mayor parte de los fondos de la UE (cerca del 80%).

Composición
Los miembros del Tribunal son nombrados por el Consejo, previa consulta al Parlamento Europeo, para un mandato renovable de 6 años. Eligen a uno de los miembros como presidente por un periodo de 3 años (también renovable).

¿Cómo funciona el TCE?
El TCE lleva a cabo tres tipos de auditorías:

auditorías financieras (en las que comprueba si las cuentas reflejan fielmente la situación financiera, los resultados y los flujos de tesorería de un determinado ejercicio)
auditorías de conformidad (en las que comprueba si las transacciones financieras se ajustan a la normativa)
auditorías de resultados (en las que comprueba si la financiación de la UE ha alcanzado sus objetivos con el menor número de recursos posible y de la manera más económica).
El Tribunal de Cuentas se divide en grupos de auditoría denominadas «salas», cuya tarea es elaborar informes y dictámenes que pasan a ser oficiales cuando los aprueban los miembros del Tribunal.

El TCE y tú
El Tribunal de Cuentas ofrece periodos de prácticas.

Además, cada dos años convoca un premio de investigación sobre auditoría del sector público al que puedes concursar.

Las exportaciones alcanzaron los 124.100 millones de euros en el primer semestre de 2020

lunes, 31 de agosto de 2020

Informe de comercio exterior, enero-junio de 2020

Las exportaciones alcanzaron los 124.100 millones de euros en el primer semestre de 2020

Viernes 21 de agosto de 2020

15/10/2019. lamoncloa.gob.es

Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

Las exportaciones españolas de mercancías alcanzaron en el mes de junio los 22.640 millones de euros (M€), lo que significa una reducción del 9,2% respecto al mismo mes de 2019, según los datos de comercio declarado de Aduanas.

En el periodo comprendido entre enero y junio, las exportaciones alcanzaron los 124.101 M€, lo que significa una disminución del 15,8% respecto al mismo periodo de 2019. Las importaciones bajaron un 18,8%, hasta los 131.675 M€.

El déficit comercial del primer semestre alcanzó los 7.573 M€, un 48,5% menos que el registrado en 2019, y la tasa de cobertura (cociente entre exportaciones e importaciones) se situó en el 94,2% (90,9% en enero-junio de 2019, datos provisionales).

Para la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, «el descenso de los flujos comerciales en el primer semestre de 2020 está motivado por la incidencia de la pandemia a nivel mundial y afecta menos a las exportaciones que a las importaciones, lo que permite reducir el déficit comercial, poniendo de manifiesto que las empresas españolas están en buenas condiciones para aprovechar la recuperación del comercio internacional a medida que vaya produciéndose».

Datos de enero a junio

Las exportaciones españolas decrecen en línea con otras economías europeas (-13,1% en la zona euro, -12,5% en la UE-27). Ase redujeron las exportaciones de países como Francia (-21,5%), Reino Unido (-15,6%), Italia (-15,3%) y Alemania (-13,4%). Fuera de Europa, también se redujeron las exportaciones de Estados Unidos (-16,5%), Japón (-15,4%) y China (-6,2%).

El sector que ha aumentado las exportaciones fue el de alimentación, bebidas y tabaco. Las principales contribuciones negativas provinieron de los sectores del automóvil, bienes de equipo, productos energéticos y manufacturas de consumo.

Las exportaciones a la UE (60,4% del total) se redujeron un 14,6%. Las exportaciones a la zona euro (52,7% del total) se redujeron un 14,5%. Las exportaciones al resto de la UE (7,6% del total), se redujeron un 15,7%.

Las exportaciones a terceros destinos (39,6% del total) se redujeron un 17,5% (Oceanía, -30,8%; América Latina, -26,9%; África, -23,7%; Oriente Medio, -14,4%; América del Norte, -11,2%; Asia, excluido Oriente Medio, -9,7%).

La única Comunidad Autónoma que incrementó sus exportaciones fue Extremadura (+9,3%). Los mayores descensos se dieron en Canarias (-30,2%), Principado de Asturias (-25,5%) y País Vasco (-22,9%).

Datos de junio

Las exportaciones españolas de mercancías se redujeron un 9,2% sobre el mismo mes de 2019, hasta los 22.640 M€. Las importaciones decrecieron un 20,1% en términos interanuales, hasta los 21.158 M€.

Como resultado, se registró un superávit de 1.481,7 M€, frente al déficit de 1.532,7 M€ en el mismo mes de 2019. La tasa de cobertura se situó en el 107,0%, 12,8 puntos porcentuales más que en junio de 2019. En cambio, con la serie desestacionalizada y corregida del efecto calendario, las exportaciones cayeron un 14,6% interanual y las importaciones decrecieron un 25,3%.

La caída de las exportaciones es mayor que la registrada en la zona euro (-8,8%) y en la Unión Europea (-7,7%).

Los sectores que han aumentado las exportaciones fueron los de alimentación, bebidas y tabaco, manufacturas de consumo y bienes de consumo duradero. Los sectores que contribuyeron negativamente fueron bienes de equipo, productos energéticos, semimanufacturas no químicas y sector del automóvil.

Las exportaciones a la UE representaron el 62,7% del total (59,6% en junio de 2019) y disminuyeron un 4,5%. Las dirigidas a la zona euro descendieron un 3,4% y las destinadas al resto de la UE cayeron un 12,1%. De los principales socios, destacan los incrementos de ventas a Francia (+7,5%) y Alemania (+1,3%).

Las exportaciones a países terceros (no-UE) supusieron un 37,3% del total y disminuyeron un 16,2% interanual, y las ventas a Reino Unido descendieron un 20,1%.

La Plataforma Estatal por la Escuela Pública apuesta por un retorno seguro a las aulas

lunes, 31 de agosto de 2020

La Plataforma Estatal por la Escuela Pública apuesta por un retorno seguro a las aulas

Insta al Ministerio de Educación y Formación Profesional y a las comunidades autónomas a reducir las ratios, a contratar 150.000 docentes, a crear planes de contingencia ante posibles contagios y a contar con un plan de inversión suficiente para garantizar la igualdad y la equidad.

28/08/2020.

CCOO

Las organizaciones participantes de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública (entre ellas CCOO) queremos expresar nuestra preocupación ante el escenario de la vuelta a las aulas de coste cercano a cero que se prevé en la mayor parte de las comunidades autónomas y territorios del Estado.

Entendemos que garantizar una presencialidad segura de toda la comunidad educativa y en todos los niveles de la enseñanza es esencial en la vuelta a las aulas, y que esta garantía requiere indudablemente de una inversión nítida y suficiente tanto en la contratación de docentes, personal laboral y de administración y servicios, como de la reducción de ratios en las aulas y la infraestructura escolar. En este sentido, entendemos que cumplir con los protocolos establecidos por Sanidad, como el distanciamiento social, no se puede alcanzar sin una reducción significativa de las ratios.

También entendemos que el derecho a una educación integral solo puede ser presencial para que sea plenamente inclusiva. La Plataforma Estatal por la Escuela Pública apuesta por esta educación presencial y la disminución sustantiva de ratios como mejor mecanismo para garantizar políticas de equidad e igualdad de oportunidades. Ello requiere, sin duda, de inversión, y por ello instamos a las administraciones competentes a destinar al menos el 10% de los fondos europeos anunciados a educación pública y al alumnado en situación de desventaja social o mayor vulnerabilidad.

Queremos felicitar a la comunidad educativa, que además de haber demostrado el ejercicio de sus funciones con eficacia en duras condiciones como las que estamos viviendo, ha sido y está siendo capaz de asumir la responsabilidad y exigir a las diferentes administraciones mediante movilizaciones y actos de protesta los recursos necesarios para una vuelta a las aulas presencial y segura de nuestros alumnos y alumnas, y del personal educativo.

Finalmente, instamos tanto al Ministerio como a las CC. AA. a ejercer sus funciones para asegurar la vuelta a las aulas presencial y segura. Y para ello, impulsar el necesario diálogo con la comunidad educativa y la Plataforma Estatal por la Escuela Pública que permita, entre otras cosas, la reducción de las ratios a no más de 15 alumnos/as por aula en las enseñanzas obligatorias y la reducción sustancial en el resto de enseñanzas, la contratación de, estimamos, en torno a 150.000 profesores y profesoras más para atender las nuevas aulas creadas, un plan de inversión y contingencia que permita hacer de nuestros centros educativos entornos seguros, la creación de protocolos claros de actuación para los centros en caso de existencia de contagios, y medidas claras que apuesten por el apoyo al alumnado más vulnerable y sus familias, garantizando así la igualdad y la equidad.

La aplicación del «Pago Verde» ha propiciado importantes avances en términos de biodiversidad y mejora del suelo

lunes, 31 de agosto de 2020

Desde su implantación en España hace cinco años

La aplicación del «Pago Verde» ha propiciado importantes avances en términos de biodiversidad y mejora del suelo

Miércoles 19 de agosto de 2020

lamoncloa.gob.es

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha publicado en su página web el informe sobre el pago para prácticas beneficiosas para el clima y el medio ambiente (Pago Verde o «greening»), de la campaña 2019.

Según se desprende de este documento, la aplicación en España del pago verde ha propiciado, desde su implantación hace cinco años, una destacada evolución hacia una mayor diversificación de los cultivos, lo que ha favorecido importantes avances en términos de biodiversidad y mejora del suelo.

De esta forma, las explotaciones que en 2014 tenían uno, dos o tres tipos de cultivo representaban el 63% del total, cifra que se ha ido reduciendo progresivamente hasta 2019, en la que representan solo el 38%. Por su parte, el número de explotaciones que tenían cuatro o más tipos de cultivo se ha ido incrementando desde el 37% que había en 2014 al 62% en 2019.

Asimismo se observa que, en términos absolutos, la superficie de interés ecológico (SIE) en España se mantiene con pequeñas variaciones a lo largo de las últimas cinco campañas. En este sentido, destaca especialmente la utilización del barbecho y de los cultivos fijadores de nitrógeno para cumplir con el porcentaje de SIE exigido en las explotaciones que tienen más de 15 hectáreas de tierra arable.

En lo que se refiere al respeto de la práctica de mantenimiento de pastos permanentes, se ha comprobado que el ratio anual, al igual que en campañas anteriores, de los pastos permanentes declarados con respecto de la superficie total agrícola declarada continúa sin disminuir más de un 5% a nivel nacional, que es lo que establece la legislación comunitaria. De hecho, se mantiene una ligera tendencia al alza en este ratio constatada en campañas anteriores.

Los pastos permanentes son de gran importancia como sumideros de carbono, con el consiguiente beneficio en la lucha contra el cambio climático. En este sentido, destacan las 6.825.416 ha de pastos permanentes ubicados en zona de la Red Natura 2000, de los que 2.609.530 ha están catalogados como «pastos medioambientalmente sensibles».

La vigilancia y control eficaz de las exigencias de no conversión de estos pastos medioambientalmente sensibles a otros usos ni su labranza resulta esencial para el mantenimiento de estas superficies. Esta labor constituye una práctica más a respetar para que los titulares de estos pastos puedan beneficiarse del pago del «greening».

Pago verde

En la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) de 2015 se estableció el objetivo de mejorar el comportamiento medioambiental de la agricultura comunitaria, a través de hacer obligatorias determinadas prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente. Así, se avanzó más allá de la «Condicionalidad» (conjunto de obligaciones que agricultores y ganaderos Deben cumplir para poder cobrar las ayudas de la PAC), a través del denominado «pago verde», obligatorio para los pagos directos a partir de la campaña 2015.

El pago verde tiene carácter anual y se concede por cada hectárea admisible vinculada a un derecho de pago básico, siempre que se respeten las siguientes prácticas medioambientales, en función de la estructura de la explotación:
•Diversificación de cultivos
•Contar con un 5% de superficie de interés ecológico (SIE) en la explotación
•Mantenimiento de los pastos permanentes existentes