AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 14 de octubre de 2020

Vista del embalse de Leurtza

miércoles, 14 de octubre de 2020

El Gobierno acuerda con Canarias y Baleares el protocolo para los corredores turísticos

miércoles, 14 de octubre de 2020

Protocolos para reactivar el turismo

El Gobierno acuerda con Canarias y Baleares el protocolo para los corredores turísticos

Viernes 9 de octubre de 2020

La Moncloa

Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

El Gobierno ha acordado hoy con los ejecutivos autonómicos de Canarias y Baleares un protocolo para establecer corredores turísticos con países europeos que permitan la movilidad de viajeros con el fin de reactivar el turismo en los dos archipiélagos sin poner en riesgo la salud pública.

«Los protocolos son un instrumento útil para alcanzar acuerdos con nuestros socios europeos que permitan recuperar la movilidad y reactivar los flujos turísticos en condiciones de seguridad», ha anunciado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, al término de la videoconferencia que ha mantenido con los presidentes de Canarias y Baleares, Ángel Víctor Torres y Francina Armengol, respectivamente. En la reunión también han participado los secretarios de Estado de Turismo, Fernando Valdés; Sanidad, Silvia Cazón; y España Global, Manuel Muñiz.

La Ministra ha agradecido a todos los participantes el intenso trabajo realizado por los equipos de los tres ministerios implicados y de ambos gobiernos autonómicos en el grupo de trabajo constituido para la elaboración de estos protocolos. «Estos protocolos son los primeros y esperamos poder extenderlos a otros destinos turísticos peninsulares», ha confirmado Maroto.

El protocolo acordado establece que todo viajero que llegue a Canarias o Baleares procedente de un territorio con una Incidencia Acumulada (IA) de 50 o menos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días no deberá someterse a ningún test a su llegada a cualquier aeropuerto internacional de los archipiélagos. Aquellos que procedan de territorios con una IA mayor a 50 tendrán que presentar un test negativo de diagnóstico de infección activa realizado 48 horas antes del vuelo, como máximo.

Antes de abandonar las islas, todos los viajeros deberán hacerse un test de diagnóstico de infección activa 48 horas antes del vuelo. Estas pruebas se efectuarán en dependencias asignadas por las autoridades sanitarias competentes, sin coste para el turista. En caso de dar positivo, no podrá volar y tendrá que guardar cuarentena en el mismo destino.

Los gobiernos de Canarias y Baleares también se harán cargo de la cobertura necesaria en caso de cuarentena de los turistas positivos, habilitando una serie de alojamientos previstos a tal efecto. También cubrirían la asistencia sanitaria u hospitalización en caso necesario. El grupo de trabajo que ha diseñado el protocolo del corredor turístico ha validado que los dos archipiélagos disponen de las capacidades necesarias para atender a los posibles turistas positivos.

Radar Covid en varios idiomas

De forma complementaria, se desarrollarán campañas especiales de promoción de la aplicación Radar Covid entre la población turística, cuya traducción a los idiomas mayoritarios de los visitantes habituales de los archipiélagos ya está en marcha.

Estos corredores turísticos son complementarios a las recomendaciones que está previsto apruebe el Consejo de Ministros la Unión Europea la próxima semana que persiguen armonizar los criterios epidemiológicos y las reglas para restringir los viajes entre los países de la UE.

Cómo cumplir los ambiciosos objetivos de mitigación del cambio climático de la Unión Europea

miércoles, 14 de octubre de 2020

Cómo cumplir los ambiciosos objetivos de mitigación del cambio climático de la Unión Europea

FMI

La semana pasada, la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presentó una ambiciosa propuesta. De aquí a 2030, el objetivo de la Unión Europea será reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en por lo menos un 55% por debajo de los niveles de 1990. Y este es solo un objetivo intermedio. El objetivo último es que la UE alcance la neutralidad climática de aquí a 2050, como se señala en el Pacto Verde Europeo.

Si bien estos objetivos son en sí ambiciosos, también son realistas y alcanzables. La mitigación del cambio climático no es un lujo, sino una necesidad si queremos evitar una crisis climática. Para limitar el calentamiento global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales —un nivel considerado como relativamente seguro por los expertos climáticos—, el mundo entero tendría que alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050, y la UE va a la cabeza.

El camino por recorrer

Implementar esta importante reducción de las emisiones no será fácil. Requerirá un gran cambio en la estructura de la economía europea para que recurra más a energías renovables y alcance una mayor eficiencia energética.

Dos nuevos trabajos del FMI sugieren que un paquete de políticas diseñadas minuciosamente permitiría a la UE alcanzar los objetivos de emisión y, al mismo tiempo, mantener un crecimiento dinámico. Si se llevan a cabo con una secuencia adecuada, estas políticas también podrían respaldar la recuperación económica tras la recesión derivada de la COVID-19.

Una estrategia de crecimiento respetuosa con el clima

La movilización de recursos públicos sin precedentes que se llevó a cabo para combatir la crisis, tanto a nivel de los países como de la UE, deberá utilizarse para construir una economía que sea sostenible y más resiliente.

Dar prioridad a las inversiones en tecnologías verdes y digitales conduciría a un crecimiento generador de empleo en la UE a corto plazo. A medida que se afiance la recuperación, el aumento progresivo de los precios del carbono proporcionaría ingresos muy necesarios y, al mismo tiempo, aumentaría los incentivos para invertir en tecnologías limpias y en eficiencia energética.

La estrategia debe incluir los siguientes elementos.

Un aumento gradual del precio del carbono. Un precio del carbono que abarque todas las emisiones y aumente progresivamente con el tiempo es el mecanismo más eficiente para que los hogares y las empresas ajusten su comportamiento y reduzcan sus emisiones de manera eficaz en función de los costos. La fijación de precios del carbono proporciona incentivos tanto para reducir el consumo de energía como para cambiar a fuentes de energía más limpias.

El Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la UE ha conseguido controlar las emisiones con éxito. Pero su cobertura, que actualmente se limita al sector eléctrico y a las grandes industrias, debería ampliarse a todos los sectores. La previsibilidad de las señales de precios puede fortalecerse con el establecimiento de un precio mínimo de los permisos de emisión que aumente de forma progresiva. Actualmente, los bajos precios de las materias primas también ofrecen una buena oportunidad para eliminar gradualmente las exenciones fiscales y los subsidios a los combustibles fósiles.

Utilizar los ingresos de la fijación de precios del carbono para respaldar el crecimiento sostenible. Estos ingresos pueden utilizarse para reducir (o evitar el aumento) impuestos sobre el trabajo y otros impuestos que provocan distorsiones, estimular las inversiones productivas verdes y dar apoyo a quienes se vean afectados por la transición verde. Nuestro estudio muestra que con un uso eficiente de los recursos, los costos económicos de las políticas climáticas son muy bajos incluso a corto plazo. A largo plazo, los beneficios económicos y para la salud, en términos de una menor contaminación, una mejor calidad del aire y los daños medioambientales que se evitan, superan ampliamente los costos a corto plazo. En pocas palabras, el costo de la inacción es mucho mayor que el costo de la acción.

Apoyar inversiones verdes y políticas focalizadas que no sean de precios. La fijación de precios del carbono por sí misma no es suficiente para descarbonizar con rapidez algunos sectores, como el transporte o los edificios. Es fundamental aplicar políticas complementarias que aborden obstáculos específicos, entre otros, las restricciones de financiamiento, los mercados incompletos y la disponibilidad de bienes públicos. Por ejemplo, los gobiernos pueden dirigir el gasto de capital hacia infraestructuras de red, incluidas redes de suministro eléctrico y estaciones de carga para vehículos eléctricos, que apoyen la electrificación y una producción más limpia de energía. También podrían respaldar el fomento de innovaciones en tecnologías emergentes, tales como la producción de hidrógeno y nuevos métodos de captura y almacenamiento de carbono. Podrían aliviarse las restricciones de financiamiento de personas y empresas, por ejemplo, mediante un financiamiento de bajo costo para la renovación de edificios en forma energéticamente eficiente. Otras políticas que no sean de precios, como son las tasas ambientales (una escala progresiva de derechos y descuentos sobre productos vinculados a sus tasas de emisión), las normas y las regulaciones, también tienen un importante papel que desempeñar en ámbitos concretos.

Velar por una transición justa. Debe darse apoyo a los hogares y los trabajadores más perjudicados por el abandono de las actividades con altas emisiones de carbono. Para que la transformación verde tenga éxito, debe ser justa y equitativa. Este apoyo puede incluir transferencias directas a hogares de bajo ingreso y, para los trabajadores, capacitación y asistencia en la colocación laboral. A medida que la UE amplíe la cobertura de precios del carbono a más sectores, los Estados miembros de bajo ingreso más afectados por el aumento de precios de las emisiones también necesitarán apoyo.

Evitar la «fuga de carbono» mediante la cooperación a escala mundial. La UE representa solo el 10% de las emisiones mundiales y no puede frenar el calentamiento global por sí sola. El acuerdo sobre un precio mínimo del carbono entre los principales países emisores sería la mejor manera de reducir las emisiones mundiales y evitar la «fuga de carbono» (el desplazamiento de la producción con altas emisiones de carbono a países con menores precios del carbono). A falta de dicho acuerdo, podría evitarse la fuga con la aplicación de los mismos precios del carbono a los mismos productos con independencia de dónde se produzcan.

Los esfuerzos de recuperación de la crisis actual ofrecen la oportunidad para acelerar la transición hacia una economía más verde, sostenible y más justa. La UE está aprovechando esta oportunidad y estamos convencidos de que puede lograr sus objetivos y demostrar al mundo los beneficios de cambiar a un modelo económico con bajas emisiones de carbono.

La AIReF plantea reforzar la supervisión y la evaluación para garantizar la eficiencia y sostenibilidad de las políticas públicas

miércoles, 14 de octubre de 2020

La AIReF plantea reforzar la supervisión y la evaluación para garantizar la eficiencia y sostenibilidad de las políticas públicas

25 septiembre 2020

AIreF

•La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, se propone consolidar la institución y reforzarla como un instrumento útil para la sociedad en su conjunto
•El Plan fija cuatro ejes estratégicos: la supervisión de todas las AAPP, la sostenibilidad, la evaluación como función permanente y la reforzar la independencia, transparencia y rendición de cuentas
•El Plan se ha elaborado en un contexto de elevada incertidumbre por la COVID19, pero contempla compromisos firmes, que se someterán a revisión continua para adaptarlos al nuevo entorno si así se requiere.
•El Plan Estratégico se irá desplegando de manera acompasada con la realidad a través de los planes anuales y con un esquema de seguimiento y transparencia que permitirá un control constante

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha publicado hoy en su página web el Plan Estratégico 2020-2026, en el que la presidenta de la institución, Cristina Herrero, establece su hoja de ruta para los próximos seis años. En el Plan, la AIReF plantea reforzar las labores de supervisión y evaluación para garantizar la eficiencia y sostenibilidad de las políticas públicas.

El objetivo global que se ha fijado Cristina Herrero para su mandato es consolidar la institución y reforzarla como un instrumento útil para la sociedad en su conjunto. Una institución útil para las Administraciones Públicas, como punto de encuentro imparcial para compartir análisis y establecer un diálogo constructivo; útil para el debate fiscal, con análisis positivos y espíritu crítico; útil para las Cortes, poniendo a su disposición elementos objetivos que contribuyan a la creación de consensos; y útil para la sociedad, acercando el debate fiscal a los ciudadanos.

El Plan Estratégico 2020-2026 plantea ejes y líneas de actuación ambiciosos, pero viables. Se irá desplegando de manera acompasada con la realidad a través de los planes anuales y con un esquema de seguimiento y transparencia que permitirá un control constante. El Plan se ha elaborado en un contexto de elevada incertidumbre derivado de la crisis de la COVID19, pero ello no ha impedido la fijación de compromisos firmes para los próximos años, que se someterán a revisión continua para adaptarlos al nuevo entorno si así se requiere.

Cuatro Ejes Estratégicos

Las actuaciones de la AIReF en estos próximos seis años girarán en torno a cuatro Ejes Estratégicos: la Supervisión de todas las AAPP, la Sostenibilidad a medio plazo, la Evaluación como función permanente de la AIReF y la consolidación de los principios de Independencia, Transparencia y Rendición de cuentas.

En primer lugar, la AIReF se propone seguir potenciando su labor supervisora a todas las Administraciones Públicas. Para ello, seguirá realizando un estrecho seguimiento de la situación económica y presupuestaria, a través del desarrollo de herramientas de previsión y prestando una atención especial a las medidas de política económica. Además, la AIReF analizará el cumplimiento del marco fiscal nacional y europeo y potenciará su sistema de alerta temprana de riesgos.

En segundo lugar, la AIReF continuará velando por la sostenibilidad de las finanzas públicas con una visión a largo plazo, a través de la elaboración de previsiones macroeconómicas, demográficas y presupuestarias; el seguimiento y el análisis de la sostenibilidad de las AAPP, en particular del sistema de Seguridad Social; y el seguimiento y el análisis de pasivos contingentes y otras medidas de política económica y fiscal con posible impacto en la sostenibilidad de las finanzas públicas a medio y largo plazo. Además, la AIReF contribuirá a la definición de una estrategia fiscal sostenible con el análisis de sendas de llegada al nivel de deuda pública sostenible y la elaboración de estudios empíricos sobre el impacto de las distintas medidas fiscales.

En el tercer eje del Plan, la AIReF se propone hacer de la evaluación de las políticas públicas una actividad central y permanente de la institución, para lo que será necesario acometer cambios normativos. De esta forma, la AIReF podría contar con la estructura y recursos adecuados y evaluar no solo a petición de las administraciones, sino también a iniciativa propia. Además, impulsará un sistema de seguimiento de las evaluaciones y mecanismos de colaboración con las AAPP para la implementación de las propuestas formuladas. Asimismo, fomentará la cultura de evaluación dentro del proceso presupuestario, con la promoción de estrategias de implantación de la evaluación en el ciclo presupuestario, la difusión de conocimiento sobre metodologías de evaluación de políticas públicas y la colaboración e intercambio de conocimiento con las instituciones y organismos con funciones de evaluación.

En el último eje del Plan Estratégico, la AIReF plantea reforzar los principios que sustentan su actividad: la independencia, la transparencia y la rendición de cuentas. Para reforzar la independencia, el principal activo de la institución, se potenciará la autonomía funcional. Para impulsar la transparencia, la institución publicará en su página web los documentos y recomendaciones realizadas y pondrá a disposición sus herramientas de análisis. Además, generará una mayor previsibilidad en sus actuaciones y publicaciones. Finalmente, para reforzar la rendición de cuentas, la presidenta mostrará su disponibilidad para comparecer ante las Cortes Generales más allá de lo previsto en la normativa, articulará mecanismos de evaluación externa a iniciativa propia y realizará autoevaluaciones de sus previsiones macroeconómicas y fiscales.

La Fundación CEOE y la Fundación General CSIC impulsan el acercamiento ciencia-empresa para fomentar la I+D+I

miércoles, 14 de octubre de 2020

La Fundación CEOE y la Fundación General CSIC impulsan el acercamiento ciencia-empresa para fomentar la I+D+I

CEOE

Convenio Fundación CEOE-FGCSIC 24-09-2020

La Fundación CEOE y la Fundación General CSIC han firmado un convenio con la finalidad de potenciar actuaciones de colaboración público-privada que fomenten la I+D+i aplicada al impulso social y empresarial de nuestro país. La firma ha corrido a cargo de Fátima Báñez, presidenta de la Fundación CEOE, y Álvaro Giménez Cañete, director general de la Fundación General CSIC, y en el mismo estuvo también presente Rosina López-Alonso, vicepresidenta de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC.

El acuerdo contempla además el trabajo conjunto de ambos organismos para fomentar la transferencia de conocimiento y tecnología entre los centros y grupos de investigación del CSIC y las empresas asociadas a CEOE, así como la retención y la atracción del talento joven investigador, o la formación en emprendimiento, con el objetivo de mejorar la empleabilidad, la capacidad y la competitividad del sistema productivo español.

Otra de las metas del convenio firmado es canalizar iniciativas filantrópicas y de responsabilidad social corporativa (RSC) de empresas y organizaciones empresariales, orientadas hacia la ciencia, a través del apoyo a proyectos o programas de investigación para dar respuesta a los retos del sector productivo y de la sociedad, como los contemplados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En opinión de Álvaro Giménez Cañete: “Este convenio nace de una reflexión profunda entre ambas fundaciones, con el espíritu de generar puentes de acercamiento entre la ciencia y la empresa, y con el objetivo de desarrollar actuaciones de colaboración público-privada para fomentar la investigación como motor de impulso, competitividad y desarrollo social para nuestro país”.

Por su parte, Fátima Báñez ha afirmado que «este acuerdo nos va a permitir casar la creciente apuesta por la RSE de las empresas españolas con el imprescindible impulso de la I+D+i, y hacerlo de la mano de un actor de reconocido prestigio en este ámbito como es la FGCSIC».

Sobre la Fundación General CSIC

La Fundación General CSIC es una entidad constituida por iniciativa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y un conjunto de organizaciones privadas, que tiene entre sus objetivos contribuir a incrementar el valor económico y social de las investigaciones de este organismo con el fin de conseguir mayor efectividad y penetración en la sociedad de los resultados de su actividad, así como trasladar a la sociedad la importancia de la investigación científica para la economía y el progreso, y servir de vehículo a las iniciativas privadas para contribuir al desarrollo de investigación pública o público-privada.

Sobre la Fundación CEOE

La Fundación CEOE es la Fundación de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, que agrupa a más de 4.500 organizaciones empresariales de base. Tiene como áreas principales de actuación el bienestar social, el acceso a la cultura y la formación para la empleabilidad. En ellas se centra la mayor parte de sus actividades, planes, proyectos y programas, en línea con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Naciones Unidas.