AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 15 de enero de 2021

Basílica de Santa María. Alicante

viernes, 15 de enero de 2021

Brexit: ¿cómo me afectan las nuevas relaciones entre la UE y Reino Unido?

viernes, 15 de enero de 2021

Brexit: ¿cómo me afectan las nuevas relaciones entre la UE y Reino Unido?

Asuntos de la Unión Ayer

Parlamento Europeo

La Unión Europea y Reino Unido acordaron su futura relación comercial a finales de 2020. Descubra cómo afectará a los ciudadanos.

Reino Unido abandonó la Unión Europea el 31 de enero de 2020. A partir de entonces comenzó un período de transición, que se extendió hasta el 31 de diciembre del mismo año, por el cual Reino Unido continuó aplicando las normas comunitarias, y participando en el mercado único y en la unión aduanera para negociar las futuras relaciones. El acuerdo sobre las próximas relaciones entre la UE y Reino Unido se alcanzó en diciembre de 2020 tras intensas negociaciones. Aunque se aplicará de manera provisional, todavía tiene que ser aprobado por el Parlamento Europeo para que pueda entrar en vigor. Los eurodiputados están examinando el texto en las comisiones pertinentes y deberán votarlo en sesión plenaria.

El acuerdo de retirada alcanzado a finales de 2019 ya contemblaba diferentes cuestiones, como la protección de los derechos de los ciudadanos europeos en Reino Unido y de los británicos que viven en la UE, los compromisos financieros asumidos por Reino Unido como Estado miembro, así como las cuestiones fronterizas, especialmente en Irlanda.

Vivir y trabajar en Reino Unido o en la UE

Los ciudadanos europeos en Reino Unido o los británicos en un país de la UE que ya vivían allí antes de enero de 2021 pueden seguir viviendo y trabajando donde ahora están registrados y cuentan con permisos de asentamiento por parte de las autoridades nacionales de los Estados miembros o de Reino Unido.

Los derechos para trabajar y vivir de los británicos que no residieran en la UE hasta el momento, con excepción de Irlanda pues cuenta con un acuerdo paralelo con Reino Unido, no serán automáticos. Los ciudadanos británicos que quieran vivir y trabajar en algún país de la UE deberán cumplir los requisitos del sistema migratorio de donde quieran establecerse y pueden encontrar restricciones. Además, sus profesiones ya no serán homologadas de forma automática como antes.

Para estancias de más de 90 días en la UE, los británicos deberán cumplir con los requisitos de entrada y salida que se aplican a los ciudadanos de terceros países. Esta medida también incluye a los británicos con una segunda residencia en la Unión.

Los ciudadanos de la UE que quieran entrar en Reino Unido para trabajar, estudiar o residir durante más de 6 meses tienen que cumplicar con las condiciones migratorias establecidas por el gobierno británico, que incluyen la solicitud del visado.

Viajes

Los británicos no tienen que pedir visado para viajar a la UE por un máximo de 90 días en periodos de 180 días.

Sin embargo, los nacionales del Reino Unido ya no pueden hacer uso de los controles de pasaportes de vía rápida y las vías aduaneras de la UE. Además, deben tener un billete de regreso y poder demostrar que tienen fondos suficientes para su estancia. También deben contar con al menos seis meses de vigencia en su pasaporte.

Las visitas y viajes turísticos en Reino Unido no se verán afectadas a corto plazo -seis meses como máximo- y no requerirán de un visado. Los ciudadanos comunitarios pueden entrar en el país con un pasaporte con una validez superior a seis meses.

Asistencia sanitaria

Los europeos en Reino Unido de forma temporal siguen teniendo derecho a las prestaciones sanitarias por una urgencia al contar con la Tarjeta Sanitaria Europea. Para estancias superiores a los seís meses se debe abonar un sobrecargo sanitario.

Los pensionistas siguen beneficiándose de la asistencia sanitaria en el lugar donde viven. El país que paga su pensión reembolsará al país de residencia.

Erasmus

Reino Unido, a excepción de Irlande del Norte, ha decidido dejar de participar en el popular programa de intercambios Erasmus+ y creará el suyo propio. Por tanto, los estudiantes de la UE ya no tienen los mismos derechos.

Comercio de bienes y servicios

El acuerdo prevé que el intercambio de bienes entre Reino Unido y la Unión Europea no está sujeto a tarifas (aranceles) ni a cuotas (volumen máximo de cada producto). Sin embargo, existen nuevos procedimientos para el paso de mercancías hacia y desde Reino Unido, que incluyen los controles fronterizos sobre el respeto de las reglas del mercado interior (normas sanitarias, de seguridad, sociales y ambientales, por ejemplo) o la regulación aplicable del Reino Unido. Esto conlleva más trámites burocráticos y costes adicionales. Por ejemplo, todas las importaciones en la UE están sujetas a formalidades aduaneras y deben cumplir con todas las normas de la UE. Por tanto, hay mayores trámites aduaneros y controles de las mercancías. Esto no se aplica a las mercancías que se trasladan entre Irlanda del Norte y la UE.

Los servicios pierden todos los derechos de comercio libre internacional que tenían hasta ahora. Las empresas británicas ya no se benefician del pasaporte, que permiten el acceso automático a todo el mercado único de la UE. Para seguir operando en la UE, necesitan establecerse aquí.

Abierto el plazo de recepción de propuestas para extender la banda ancha de muy alta velocidad y 5G en zonas rurales

viernes, 15 de enero de 2021

Abierto el plazo de recepción de propuestas para extender la banda ancha de muy alta velocidad y 5G en zonas rurales

Miércoles 13 de enero de 2021

España digital 2025

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha publicado una solicitud de manifestaciones de interés (call for interest) para recibir propuestas que, mediante un modelo de colaboración público-privada, permitan extender la banda ancha de muy alta velocidad y adelantar la cobertura 5G en zonas rurales y áreas de baja densidad poblacional.

Con el fin de impulsar la cohesión territorial y la transformación digital, los proyectos que se propongan deben permitir cumplir los objetivos incluidos en el Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales y en la Estrategia de Impulso de la Tecnología 5G, publicados el pasado 1 de diciembre de 2020, en el marco del Plan de Reconstrucción, Transformación y Resiliencia de la economía española.

En el caso del Plan para la Conectividad, las metas son alcanzar el 100% de la población con cobertura de 100 Mbps en 2025 y, como hito previo, el 100% de cobertura de banda ancha de 30 Mbps en 2023.

En el caso del despliegue de las redes 5G, el objetivo es que en el año 2025 el 75% de la población tenga cobertura de 5G mediante sus bandas prioritarias (694-790 MHz, 3.400-3.800 MHz y 24.25-27.5 GHz). Pero, además, y dado el enorme potencial transformador de la tecnología, el propósito es adelantar el despliegue de redes 5G en zonas rurales y de población dispersa, áreas en las que los operadores tardarían en llegar con los modelos de despliegue convencionales. De esta manera, esas zonas podrán obtener los beneficios transformadores de las redes y servicios 5G desde un primer momento.

Las propuestas deben señalar qué instrumentos se considerarían los más adecuados para alcanzar los fines mencionados, en qué condiciones y, en su caso, el interés de los agentes en participar en dichos instrumentos. El llamamiento está abierto a todo tipo de agentes privados y públicos, como operadores de infraestructuras, operadores mayoristas, operadores minoristas, tanto de forma individual como asociados para el proyecto.

Los proyectos contarán con apoyo de la financiación pública, por lo que las propuestas deberán cumplir con el marco normativo de ayudas de Estado de la Unión Europea y su aplicación en el ámbito del despliegue de redes de banda ancha. De igual modo, se solicita que se adecuen a los Instrumentos de colaboración público-privada descritos en el Real Decreto-ley 36/2020, de 30 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La solicitud de manifestaciones de interés permanecerá abierta hasta el día 15 de febrero y puede consultarse aquí.

España Digital 2025

El Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales, y la Estrategia de Impulso de la Tecnología 5G son prioridades de la agenda España Digital 2025, presentada el pasado 23 de julio de 2020, así como del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española, cuyas líneas generales se presentaron el 7 de octubre de 2020.

El Plan para la Conectividad está dotado con 583 millones de euros en el año 2021 y tiene previsto invertir 2.320 millones hasta 2025. La Estrategia de Impulso de la Tecnología 5G cuenta con 300 millones en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 y una inversión pública de 2.000 millones de euros hasta 2025.

El plazo para los pagos de impuestos con domiciliación se amplía hasta el lunes 18 para los afectados por las condiciones climatológicas

viernes, 15 de enero de 2021

Facilitación de obligaciones tributarias

El plazo para los pagos de impuestos con domiciliación se amplía hasta el lunes 18 para los afectados por las condiciones climatológicas

Jueves 14 de enero de 2021

AEAT

El final de plazo para la presentación de las autoliquidaciones con ingreso por domiciliación, inicialmente previsto para el próximo día 15, se ampliará excepcionalmente hasta las 15,00 horas del lunes 18 para aquellos contribuyentes que se estén viendo afectados por las condiciones climatológicas de estos días en diversas áreas del territorio nacional.

Así queda recogido en una orden ministerial que se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado a los efectos de ofrecer una mayor flexibilidad en la operativa tributaria y minimizar las dificultades de presentación que la borrasca atmosférica esté acarreando a los contribuyentes. Entre los beneficiarios se encuentran pymes y grandes empresas.

En concreto, y en línea con las solicitudes que han planteado los profesionales tributarios, la orden establece que los plazos de presentación de las declaraciones y autoliquidaciones tributarias cuyos plazos generales de presentación telemática con domiciliación del pago sean hasta el 15 de enero próximo, se amplían excepcionalmente hasta las 15,00 horas del lunes 18 de enero para los supuestos en que el contribuyente que efectúe la presentación se haya visto afectado por los efectos de la borrasca.

No experimenta cambios el plazo general para las presentaciones sin domiciliación, que mantiene como límite el 20 de enero, de manera que esa será también la fecha del adeudo en cuenta del importe domiciliado. Se mantienen, igualmente, las fechas previstas para las declaraciones con final del plazo el 30 de enero (25 de enero, si es con domiciliación del pago), en el caso de las trimestrales de IVA.

El hundimiento del empleo apunta el camino a seguir: inyección directa de dinero a las empresas, reducción de costes fiscales y alargamiento de los ERTE

viernes, 15 de enero de 2021

El hundimiento del empleo apunta el camino a seguir: inyección directa de dinero a las empresas, reducción de costes fiscales y alargamiento de los ERTE

Cataluña registra los peores indicadores de la tendencia del empleo en 25 años

5 de enero de 2021

Foment del Treball

◾La creación de empleo que se produce el año 2021 estará muy alejada de recuperar lo que se ha destruido durante el año 2020 hasta alcanzar los niveles anteriores a la crisis.

Foment del Treball valora negativamente los datos del paro correspondientes al mes de diciembre de 2020. En Cataluña se trata del primer aumento del paro después de 10 años consecutivos de disminuciones del paro en el mes de diciembre y el segundo incremento más pronunciado de la serie disponible, desde 1996. el paro se ha incrementado en 12.863 personas en diciembre, lo que supone un 2,7%, liderando el aumento del paro en todo el Estado. En el conjunto de España hay 36.825 nuevos parados.

En términos interanuales el crecimiento del paro registrado ha sido mayor en Cataluña (+ 28,2%, con un total de 497.611 personas paradas) que el global del Estado (+ 22,9%, con un total de 3.888. 137 parados registrados).

Respecto a la contratación, la caída ha sido del 21,9% en Cataluña y del 29,2% en el conjunto del Estado. Las caídas de la contratación tanto en el mes de diciembre como en términos interanuales denotan un escaso dinamismo del mercado de trabajo y una falta de confianza empresarial en el futuro inmediato.

A los negativos datos anteriores hay que añadir los 755.000 trabajadores a nivel estatal que se encuentran afectados por un ERTE y que no computan como parados. Además, debe considerarse que los 2 últimos meses se ha roto la tendencia de reducción de la cifra de los afectados por ERTE, pasando de 599.350 en octubre a 755.613 en diciembre.

Todos estos datos son consecuencia de la crisis derivada del Covidien-19, agravadas por las diversas Resoluciones que prohíben o restringen la actividad económica.

La creación de empleo que se produce el año 2021 estará muy alejada de recuperar lo que se ha destruido durante el año 2020 y alcanzar los niveles anteriores a la crisis.

Para iniciar una recuperación intensa del empleo perdido, pudo reincorporarse a los trabajadores afectados por ERTE y evitar el mayor número posible de despidos y ERE, es primordial y urgente, de una banda que se aporten los recursos económicos necesarios para los sectores afectados por la crisis y por las medidas que restringen su actividad, y, por otro lado, adoptar medidas normativas que impliquen una reducción de los costes fiscales hacia las empresas, así como medidas para que las empresas tengan la capacidad de tomar las decisiones organizativas necesarias para garantizar su viabilidad adaptándose a la nueva realidad.

El Tesoro reduce a 100.000 millones de euros las necesidades de financiación neta para 2021

viernes, 15 de enero de 2021

El Tesoro reduce a 100.000 millones de euros las necesidades de financiación neta para 2021

Viernes 8 de enero de 2021 La Moncloa

Estrategia Financiación 2021

El Tesoro Público ha presentado su estrategia de financiación para 2021, ejercicio en el que la emisión neta prevista será de 100.000 millones de euros, cifra inferior a la de cierre de 2020. La emisión bruta prevista ascenderá a 289.138 millones de euros.

La buena evolución de los ingresos tributarios en los últimos meses de 2020 ha permitido reducir en 10.000 millones la emisión neta prevista para 2021 sobre la cifra estimada en los Presupuestos Generales del Estado.

El programa de financiación para 2021 parte de un escenario prudente y requerirá una mayor flexibilidad en su ejecución, debido a las diversas fuentes de financiación de las que dispondrá el Tesoro. A los habituales instrumentos de financiación se añadirán los fondos provenientes de la Unión Europea para hacer frente a la pandemia, en concreto los préstamos del fondo SURE y los posibles desembolsos del Fondo de Recuperación Next Generation EU.

Cierre ejercicio 2020

El Tesoro Público revisó el pasado mes de mayo su programa anual de emisión de deuda para hacer frente a las necesidades adicionales de financiación derivadas de la respuesta a la COVID-19 en el plano sanitario, económico y social. Así, la rápida respuesta del Tesoro permitió financiar las necesidades adicionales derivadas de la respuesta sanitaria a la pandemia y, en concreto, del fondo COVID para que las comunidades cutónomas pudiesen hacer frente a los mayores gastos en sanidad y educación. También financiar el gasto en prestaciones para trabajadores cubiertos por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo y autónomos y bajas laborales. Y compensar la caída de ingresos tributarios y cotizaciones a la seguridad social derivada de las diferentes bonificaciones y moratorias, así como de la caída de la actividad económica para poder mantener los servicios públicos en un contexto de elevadas necesidades.

Las buenas condiciones de financiación, la mejora en la evolución de los ingresos previstos, las amortizaciones anticipadas de las comunidades autónomas, la estimación prudente realizada en mayo y la eficaz gestión del Tesoro permitieron reducir en 20.000 millones de euros el volumen de financiación finalmente captada. De esta forma, el Tesoro Público completó su programa de financiación en 2020 con una emisión neta de 109.922 millones de euros, frente a los 130.000 millones anunciados.

La emisión bruta ascendió a 277.059 millones de euros, de los cuales 183.468 millones se obtuvieron mediante la emisión de instrumentos a medio y largo plazo y 93.591 millones mediante la emisión de Letras del Tesoro.

Para gestionar de manera eficiente el incremento de las necesidades de financiación, el Tesoro aumentó el tamaño de las subastas y flexibilizó las condiciones para participar en la segunda vuelta. También se recurrió en mayor medida al procedimiento de sindicación bancaria, habiendo emitido un volumen nominal de 51.662 millones de euros a través de cinco emisiones.

Durante todo el año, a pesar del incremento de las necesidades de financiación, se ha mantenido la confianza de los inversores en la economía española, lo que se tradujo en una demanda récord de algunas de las sindicaciones. A esta elevada demanda también ha contribuido el mantenimiento de la calificación crediticia por parte de las agencias de rating, que valoraron positivamente la respuesta a la crisis y la mayor resiliencia de la economía española. También ha permanecido relativamente estable la participación de inversores extranjeros, que se sitúa en el 45%.

Asimismo, continuaron reduciéndose los costes de financiación del Tesoro, que registraron nuevos mínimos históricos. El coste medio de las nuevas emisiones en 2020 se situó en el 0,18%, lo que supone una disminución de 46 puntos básicos sobre la de 2018 y cinco menos que en 2019. El coste medio de la deuda en circulación se ha reducido hasta el 1,86%, 33 puntos básicos menos que el coste de 2019.

Esta reducción ha sido posible porque más de la mitad de la deuda emitida por el Tesoro, el 51,2%, se ha adjudicado a tipos negativos. Durante 2020 se han logrado tipos de interés en mínimos históricos en prácticamente todas las referencias y el Tesoro ha subastado un bono a 10 años a un tipo de interés negativo por primera vez en la historia.

Las mejores condiciones de financiación han permitido que la carga financiera del Estado se haya seguido reduciendo y se haya obtenido un ahorro en el pago de intereses de 2.255 millones de euros respecto a 2019. La carga financiera ha sido de 22.091 millones de euros en términos de contabilidad nacional y ha continuado reduciéndose su peso como porcentaje del PIB, que ha caído desde el 3,5% en 2013 hasta algo menos del 2%.

Estos descensos se han producido en un entorno de incremento de la vida media de la deuda del Estado en circulación, que aumentó ligeramente hasta los 7,75 años, frente a los 7,55 de finales de 2019.

Estrategia Financiación 2021

En 2021, el Tesoro Público seguirá atendiendo las necesidades de financiación derivadas de las crisis de la COVID-19 y de las medidas adoptadas para paliarla.

El Tesoro acelerará las emisiones en la primera mitad del año para avanzar en la consecución del programa y tener una mayor flexibilidad. Asimismo, dado el mayor número de fuentes de financiación, la ejecución del programa de financiación requerirá de una mayor flexibilidad para adaptarse a la evolución de las necesidades. El Tesoro equilibrará esta flexibilidad con el mantenimiento de un alto nivel de transparencia ante el mercado.

Adicionalmente, está previsto el lanzamiento de la primera emisión de un programa de bonos verdes para contribuir a la financiación de la transición hacia la descarbonización de la economía española.

Para esta emisión, el Tesoro seguirá las mejores prácticas del mercado en el diseño del Marco de Bonos Verdes y se apoyará en la experiencia de otros emisores soberanos y en la labor de armonización a nivel europeo. Asimismo, se garantizará la transparencia en la asignación de los fondos y en la comunicación del impacto de las inversiones.

El grueso de la financiación neta se obtendrá mediante la emisión de instrumentos a medio y largo plazo, 90.000 millones de euros, de los cuales 11.325 se cubrirán con el préstamo del fondo SURE, y, en menor medida, a través de Letras. Se hará frente a 94.380 millones de vencimientos a medio y largo plazo. De esta forma, la emisión bruta a medio y largo plazo ascenderá a 184.380 millones de euros. Las amortizaciones de Letras se elevarán a 94.758 millones de euros, de manera que la emisión bruta de Letras ascenderá a 104.758 millones de euros.

Por lo que respecta a las emisiones regulares de valores del Tesoro, está prevista la realización de 48 subastas ordinarias de Letras y de Bonos y Obligaciones del Estado.

En 2021 el Tesoro Público recurrirá nuevamente a las sindicaciones bancarias para la emisión de determinadas referencias de Obligaciones del Estado. Asimismo, podrá emitir Deuda del Estado mediante colocaciones privadas, que se ejecutarán en la medida en que contribuyan a la diversificación de la base inversora.

El Tesoro prevé continuar este año con su programa de Bonos y Obligaciones indexados a la inflación europea. Se trata de un programa que permite diversificar la base de inversores de la deuda española y que favorece la estabilización de la carga financiera de la deuda. En los seis años de vigencia, el programa de Bonos y Obligaciones ligados a la inflación ha acumulado un volumen total de 60.953 millones de euros, lo que supone el 5,37% del total de la Deuda del Estado en circulación y convierte a España en uno de los emisores de referencia en este mercado, junto con Francia, Italia y Alemania.