AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 9 de febrero de 2021

En la M40

martes, 9 de febrero de 2021

Plan Europeo de la lucha contra el Cáncer: Tu lucha, nuestra lucha

martes, 9 de febrero de 2021

Plan Europeo de la lucha contra el Cáncer: Tu lucha, nuestra lucha

Un pilar fundamental para Europa

Comisión Europea

La Comisión Europea presentó el 4 de febrero su Plan Europeo de lucha contra el Cáncer (Europe’s Beating Cancer Plan), un pilar fundamental para la Unión Europea de la presidenta von der Leyen y para la construcción de una Unión de la Salud en Europa más fuerte.

08/02/2021

Solo en 2020, 2,7 millones de personas fueron diagnosticadas con cáncer en Europa. Por este motivo, la creación del Plan Europeo contra el Cáncer es una medida necesaria e importante para todos los europeos.

Uno de los principales objetivos es garantizar a posibles pacientes, supervivientes y familiares la oportunidad de prevenir la aparición de esta enfermedad y de tener una alta calidad de vida gracias a dos factores como:

La incorporación de la digitalización.

Y el aumento de la investigación e innovación.

Diagnóstico, tratamiento, supervivencia y prevención son los cuatro pilares de este compromiso renovado centrado en movilizar todos los recursos posibles, entre los que se encuentran 4 mil millones de euros en acciones de lucha contra el cáncer, para acabar con esta enfermedad.

Este plan contra el cáncer en Europa es también un protocolo de actuación para los sanitarios; una garantía de que los pacientes podrán tener sus consultas y seguimiento de la enfermedad ante posibles colapsos sanitarios, como ha ocurrido con la crisis del coronavirus, donde algunas personas no pudieron tener tratamiento a lo largo del año.

Por tanto, ¿en qué consiste el Plan Europeo contra el Cáncer?

El Plan Europeo contra el Cáncer forma parte del programa Horizonte Europa que es uno de los apartados que componen el NextGenerationEU.

En esta propuesta se presenta acciones e iniciativas que marcarán la trayectoria de la enfermedad ya que se enfocará en reforzar todas las fases del cáncer:

1.- La primera parte será promover su prevención.

En torno al 40% de los casos de cáncer pueden prevenirse, si se tiene un constante cuidado y se evitan los excesos.

Para ello es fundamental reducir al máximo el consumo de sustancias o productos que aumenten las probabilidades de padecer cáncer. Por ejemplo:

Crear una generación libre de tabaquismo y menor consumo de alcohol llegando a conseguir que menos del 5% de la población europea consuma tabaco y menos del 10%, alcohol.

Reducir la contaminación ambiental y la exposición a radiaciones.
Impulsar el conocimiento de los jóvenes sobre cómo desarrollar estilos de vida más saludables.

2.- El siguiente paso, mejorar la calidad y el estilo de vida.
La detección precoz de los casos de cáncer puede ayudar a salvar muchas vidas.

Por eso, es necesario reforzar el personal sanitario de los centros médicos y hospitales para cubrir las necesidades médicas no satisfechas, al igual que promover la calidad de los productos médicos.

Con medidas así se podría evitar que enfermedades como el cáncer pasen a un segundo plano en situaciones extremas como la surgida con la pandemia de la COVID-19.

3.- En tercer lugar, avanzar en los diagnósticos y en los tratamientos.

Dentro de este Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer se propone la instalación de una plataforma de la Unión Europea para permitir a todos los pacientes, en iguales condiciones, el acceso alos mejores medicamentos y tratamientos de calidad, además de una atención temprana. Los profesionales sanitarios, por su parte, deberán poder asistir a un programa de formación y especialización de interespecialidades.

4.- Por último, aumentar la calidad de vida.
Después del tratamiento y superación de la enfermedad, la Comisión Europea pretende mejorar el seguimiento del paciente, adaptándolo a cada persona para evitar posibles brotes de tumores.

Otra de las medidas incluye la posibilidad de tener acceso a una protección social y a los servicios financieros incluidos los seguros.

Forma parte del programa Horizonte Europa

Desde hace tiempo, la Comisión Europea se ha centrado en aumentar el apoyo, la coordinación y el refuerzo de esta situación trabajando codo con codo con la OMS (Organización Mundial de la Salud), con el Centro Común de Investigación y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el cáncer.

El Plan Europeo contra el Cáncer implica a todas las partes: pacientes,familiares, profesionales de la salud, ONGs, políticos, industria y asociaciones. Porque la lucha contra el cáncer nos concierne a todos. Actuemos ahora.

La Comisión de Salud Pública fija en los 55 años la edad límite para administrar la vacuna AstraZeneca en España

martes, 9 de febrero de 2021

Siguiendo la evidencia científica

La Comisión de Salud Pública fija en los 55 años la edad límite para administrar la vacuna AstraZeneca en España

Viernes 5 de febrero de 2021

La Moncloa

Un sanitario extrae una dosis de vacuna con una jeringuilla

Las primeras dosis de la vacuna llegarán este fin de semana a las instalaciones logísticas de la compañía en nuestro país para proceder al reparto entre las diferentes Comunidades Autónomas establecido en el plenario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

La Comisión de Salud Pública, reunida en pleno este viernes y siguiendo la evidencia científica, ha aprobado fijar en los 55 años la edad máxima de las personas que recibirán las dosis de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca y la Universidad de Oxford en España.

Las primeras dosis de la vacuna llegarán este fin de semana a las instalaciones logísticas de la compañía en nuestro país para proceder al reparto establecido en el plenario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

La llegada de las vacunas a España se produce tras su reciente autorización de comercialización para adultos mayores de 18 años por parte Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la aprobación de la Comisión Europea.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es la encargada de la distribución de las vacunas recibidas desde el punto de entrega hasta los puntos designados por las Comunidades y Ciudades Autónomas. Como ha quedado definido también esta semana, con la vacuna de AstraZeneca se empezará a vacunar a los profesionales y trabajadores sanitarios y sociosanitarios en activo no incluidos previamente en los grupos 2 y 3.

Del mismo modo, se ha aprobado que el intervalo recomendado en la administración de AstraZeneca sea de, 10 a 12 semanas, entre la primera y segunda dosis, tal y como adelantó la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras la celebración del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado 3 de febrero.

La Ponencia de Vacunas y la Comisión de Salud Pública han ido definiendo igualmente a lo largo de estos últimos días diferentes detalles del proceso, entre ellos que el siguiente grupo al que se administren las vacunas basadas en ARN mensajero (BioNTech/Pfizer y Moderna) sea el de personas mayores de 80 años.

Con los riesgos financieros bajo control, todas las miradas están puestas en el riesgo de corrección de los mercados

martes, 9 de febrero de 2021

Con los riesgos financieros bajo control, todas las miradas están puestas en el riesgo de corrección de los mercados

Fondo Monetario Internacional. Diálogo a fondo

Por Tobias Adrian y Fabio Natalucci

“¡Ya tenemos vacunas!” En todos los rincones del mundo, esta celebrada noticia ha dado alas a las esperanzas de recuperación económica mundial en 2021. Pero hasta que el acceso a las vacunas sea generalizado, el repunte de los mercados y la recuperación de la economía están sujetos al mantenimiento de las políticas monetarias y fiscales de apoyo.

Hasta la fecha, los riesgos para la estabilidad financiera se han mantenido bajo control, pero no podemos dar por hecho que seguirá siendo así.

Los anuncios sobre la distribución de las vacunas han impulsado todavía más los precios de las acciones, los bonos corporativos y otros activos de riesgo. Los mercados financieros han ignorado el aumento de casos de COVID-19, defendiendo que el mantenimiento de las políticas de apoyo compensará las malas noticias económicas que puedan producirse a corto plazo y permitirá tender un puente al futuro. La persistencia de la aparente desconexión entre la euforia de los mercados financieros y el continuo rezago de la recuperación económica ha despertado el fantasma de una posible corrección de los mercados si los inversionistas se replantean las perspectivas económicas o el alcance y la duración de las políticas de apoyo.

Una fe inquebrantable

Como consecuencia de las políticas de apoyo sin parangón, las condiciones financieras se relajaron considerablemente el año pasado, revirtiendo el fuerte endurecimiento aplicado durante las turbulencias de marzo de 2020 en la mayoría de los países y respaldando así el crecimiento económico.

A pesar del incremento del número de casos de COVID-19, los precios de las acciones de empresas pertenecientes a sectores como las aerolíneas, las cadenas hoteleras y los servicios de consumo han registrado un repunte, coincidiendo con el interés cada vez mayor de los inversionistas por estos sectores, anteriormente maltrechos, en busca de buenas oportunidades. En las economías avanzadas, los diferenciales de crédito —la diferencia entre los rendimientos de los bonos corporativos y los de los valores del Tesoro con plazos de vencimiento similares— han disminuido considerablemente, tanto en el caso de las empresas con calificaciones superiores como en el de las empresas con calificaciones inferiores, situándose cerca o por debajo de los niveles observados antes de la COVID-19. Las tasas de interés han registrado mínimos históricos, provocando una reducción de los costos de financiamiento de las empresas, pero incentivando también la asunción de riesgo por parte de los inversionistas, que buscan mejorar el rendimiento del capital invertido.

Los países de mercados emergentes y las sociedades también se han beneficiado del optimismo en los mercados, y las emisiones de bonos han alcanzado niveles récord en 2020. También en este caso, la diferencia entre los rendimientos de la deuda soberana y corporativa de los mercados emergentes y los de los valores del Tesoro de Estados Unidos ha registrado una fuerte contracción. Asimismo, la inversión extranjera en activos financieros de mercados emergentes (renta variable y bonos) se ha recuperado, ampliando el abanico de opciones para enfrentar las amplias necesidades de refinanciamiento de la deuda en 2021.

La ola de infecciones de COVID-19 y las consiguientes restricciones sobre la salud pública impuestas por los gobiernos a partir de finales de 2020 podrían perjudicar la actividad económica en muchos países. No obstante, parece que los inversionistas son optimistas respecto a las perspectivas de crecimiento para 2021 y confían en que las autoridades económicas aplicarán mecanismos de apoyo a los mercados financieros en el camino hacia la recuperación.

Una realidad bifurcada

Distintos analistas e inversionistas siguen manifestando su preocupación por el aparente desfase entre el valor real de activos de riesgo como las acciones y los bonos corporativos, y su valor de mercado. Por ejemplo, señalan que existe un desajuste entre los precios en los mercados bursátiles (muy elevados) y las valoraciones implícitas en las variables fundamentales de la economía (todavía débiles), sobre todo cuando se tienen en cuenta las importantes incertidumbres económicas.

En cambio, otros participantes en el mercado sostienen que las actuales valoraciones de mercado pueden explicarse tomando en cuenta el entorno de tasas de interés reducidas durante largo tiempo.

La ola de infecciones de COVID-19 y las consiguientes restricciones sobre la salud pública impuestas por los gobiernos a partir de finales de 2020 podrían perjudicar la actividad económica en muchos países. No obstante, parece que los inversionistas son optimistas respecto a las perspectivas de crecimiento para 2021 y confían en que las autoridades económicas aplicarán mecanismos de apoyo a los mercados financieros en el camino hacia la recuperación.

Una realidad bifurcada

Distintos analistas e inversionistas siguen manifestando su preocupación por el aparente desfase entre el valor real de activos de riesgo como las acciones y los bonos corporativos, y su valor de mercado. Por ejemplo, señalan que existe un desajuste entre los precios en los mercados bursátiles (muy elevados) y las valoraciones implícitas en las variables fundamentales de la economía (todavía débiles), sobre todo cuando se tienen en cuenta las importantes incertidumbres económicas.

En cambio, otros participantes en el mercado sostienen que las actuales valoraciones de mercado pueden explicarse tomando en cuenta el entorno de tasas de interés reducidas durante largo tiempo.

Para justificar el repunte de los mercados de valores, se remiten a las expectativas de tasas de interés muy reducidas en un futuro previsible (a pesar del más reciente incremento de las tasas de interés a largo plazo en Estados Unidos) y a revisiones al alza de las previsiones de beneficios corporativos después de que se anunciasen las vacunas. También aluden a la volatilidad de los mercados de valores, todavía relativamente elevada, medida por el VIX sobre el S&P500 —un barómetro de la confianza del mercado— que, si los inversionistas estuviesen eufóricos de verdad, lo normal sería que fuese menor. En relación con los mercados crediticios, se han realizado reflexiones similares sobre las políticas de apoyo.

Las políticas de apoyo siguen siendo cruciales

Las autoridades económicas deben salvaguardar los avances logrados hasta la fecha y aprovechar la distribución de las vacunas para retomar un crecimiento sostenible, manteniendo una política monetaria acomodaticia, asegurando el apoyo a la liquidez de hogares y empresas, y conteniendo los riesgos financieros.

A estas alturas, la reducción o cancelación del apoyo podría poner en peligro la recuperación económica mundial.

Euforia y exceso de confianza: ¿es grave el riesgo de corrección de los mercados?

Aunque, por el momento, no existe más alternativa que mantener las políticas monetarias de apoyo, la preocupación por la excesiva asunción de riesgos y la euforia en los mercados está justificada. Esta situación plantea un difícil dilema a los responsables de las políticas. Por un lado, deben mantener unas condiciones financieras favorables para tender un puente a las vacunas y la recuperación económica, pero, por otro lado, deben proteger también el sistema financiero de las consecuencias no deseadas de sus políticas, sin desviarse de sus mandatos.

Con los inversionistas apostando que se mantendrán las políticas de apoyo, parece que el exceso de confianza se está filtrando en los mercados; esto, unido a la aparente uniformidad de la opinión de los inversionistas, aumenta el riesgo de corrección de los mercados, o «revaloración». Una corrección repentina y pronunciada de los precios de los activos —por ejemplo, como consecuencia de un incremento persistente de las tasas de interés— provocaría un endurecimiento de las condiciones financieras. Esto, unido a las actuales vulnerabilidades financieras, podría tener efectos indirectos sobre la confianza y poner en peligro la estabilidad macrofinanciera.

Por el momento, los riesgos para la estabilidad financiera se han mantenido bajo control, pero es necesario adoptar medidas para abordar las vulnerabilidades que la pandemia ha dejado al descubierto. Entre estas destacan el incremento de la deuda corporativa, las fragilidades en el sector de las instituciones financieras no bancarias, el aumento de la deuda soberana, los problemas de algunas economías en desarrollo para acceder a los mercados y la disminución de la rentabilidad en algunos sistemas bancarios.

Las autoridades económicas deben aprovechar el momento para salvaguardar la estabilidad financiera con medidas macroprudenciales (por ejemplo, mediante un control y una supervisión macroprudencial más estrictos, que incluyan pruebas de tensión selectivas en bancos y herramientas prudenciales para los prestatarios con alto grado de apalancamiento) y el desarrollo de nuevas herramientas según convenga. Por ejemplo, los responsables de la política económica se están planteando reforzar el marco macroprudencial de las instituciones financieras no bancarias para corregir las debilidades que se hicieron patentes durante las turbulencias de marzo.

Abordar las vulnerabilidades a través de estas políticas es esencial para no poner en peligro el crecimiento económico y evitar que la inestabilidad financiera afecte a la economía mundial.

Estado de situación del COVID-19

martes, 9 de febrero de 2021

Coronavirus COVID-19

Estado de situación del COVID-19

Lunes 8 de febrero de 2021

La Moncloa

Actualización nº 307. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 08.02.2021 (datos consolidados a las 14:00 horas del 08.02.2021).

El presente informe se ha realizado con los datos individualizados notificados por las CCAA a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (al sistema SiViEs).

Se incluyen los casos notificados confirmados con una prueba diagnóstica positiva de infección activa (PDIA) tal como se establece en la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19 y además los casos notificados antes del 11 de mayo que requirieron hospitalización, ingreso en UCI o fallecieron con diagnóstico clínico de COVID-19, de acuerdo a las definiciones de caso vigentes en cada momento. Cualquier futura actualización que realicen las CCAA quedarán reflejadas en los informes diarios.

En España hasta el momento se han notificado un total de 2.989.085 casos confirmados de COVID-19 y 62.295 fallecidos.

Los datos se pueden consultar en el documento PDF adjunto.

Protección Civil y Emergencias alerta por fuertes vientos y oleaje en amplias zonas de la Península y Baleares

martes, 9 de febrero de 2021

Protección Civil y Emergencias alerta por fuertes vientos y oleaje en amplias zonas de la Península y Baleares

Dirección General de Protección Civil y Emergencias

Madrid, 08/02/2021

Se esperan vientos costeros fuertes y mala mar tanto en el litoral cantábrico como en el mediterráneo y Baleares, aunque el mayor riesgo corresponde a Almería y Murcia según la previsión actual. El viento en tierra afectará también a extensas zonas del interior peninsular.

Es previsible que las rachas de viento puedan alcanzar los 90 km/h en las áreas más afectadas, mientras que las olas podrían llegar a alcanzar 4 a 5 metros.

Además, se esperan nevadas de hasta 20 cm. en el área pirenaica oscense en cotas superiores a 1.200-1.300 metros.

Recuerde que, con el temporal, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en sus proximidades. No ponga en riesgo su vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

En caso de vientos fuertes, conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública, y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas.

Infórmese de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extreme las precauciones y atienda las recomendaciones de Tráfico. Siga las actualizaciones de los pronósticos y los avisos a través de Protección Civil, Aemet, así como de la DGT.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), alerta por fuertes vientos y oleaje en amplias zonas de la Península y Baleares.

Hay previsión de vientos costeros fuertes y mala mar tanto en el litoral cantábrico como en el mediterráneo y en las Islas Baleares, aunque el mayor riesgo debido a estos fenómenos meteorológicos corresponde a las provincias de Almería y Murcia según la previsión actual. El viento en tierra afectará también a extensas zonas del interior peninsular.

Es previsible que las rachas de viento puedan alcanzar los 90 km/h en las áreas más afectadas, mientras que las olas podrían llegar a alcanzar 4 a 5 metros.

Además, se esperan nevadas de hasta 20 cm. en el área pirenaica oscense a cotas superiores a 1.200-1.300 metros.

Recomendaciones

Ante vientos costeros
◾ Si se encuentra en zonas marítimas, procure alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.
◾ Se recomienda evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje.
◾ En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar.
◾ No ponga en riesgo su vida ante las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

Ante fuertes vientos
◾ Conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.
◾ También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.
◾ Si va conduciendo, extreme las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido. Preste atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Ante la previsión de nieve
◾ Si es imprescindible viajar por carretera, debe ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo.
◾ Infórmese de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extreme las precauciones, revise el vehículo y atienda las recomendaciones de Tráfico.
◾ Revise los neumáticos, anticongelante y frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas.
◾ Es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.
◾ Si está atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.
◾ En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, no intente resolver la situación por sí mismo, trate de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, espere asistencia.