AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 7 de abril de 2021

Dulce Chacón. Madrid

miércoles, 7 de abril de 2021

La Seguridad Social registra 19.029.433 afiliados en términos desestacionalizados en marzo

miércoles, 7 de abril de 2021

Balance mensual de afiliación

La Seguridad Social registra 19.029.433 afiliados en términos desestacionalizados en marzo

Martes 6 de abril de 2021

Descontando el efecto del calendario, Industria ha sumado trabajadores todos los meses desde junio de 2020 y Construcción, en todos excepto uno. El número de ocupados medios, sin este ajuste, se situó en 18.920.902, lo que supone 70.790 más que en febrero.

El número de afiliados a la Seguridad Social, en términos desestacionalizados, ha sido de 19.029.433 personas en marzo, 45.438 trabajadores menos que el mes anterior, de los cuales 20.000 se redujeron en la rama de Agricultura, Ganadería y Pesca. Se han recuperado 668.023 afiliados desde mayo de 2020, el punto más bajo tras el impacto de la pandemia en el mercado laboral.

Serie histórica de afiliación media por actividad económica y relación laboral con ajuste estacional

Por actividades económicas, la ocupación con ajuste estacional se ha incrementado en marzo en Construcción (5.964), como todos los meses desde que empezó la pandemia, salvo enero. También crece en Industria (879), cuyo número de afiliados ha aumentado en todos los meses desde junio de 2020. Por el contrario, Servicios resta 34.006 ocupados y Agricultura, Ganadería y Pesca, 20.040.

El número de no asalariados en términos desestacionalizados aumentó en 1.662 trabajadores, mientras que los asalariados disminuyeron en 46.449.

Variación intermensual

En marzo, la Seguridad Social registró 18.920.902 afiliados de media, sin el ajuste estacional. Esta cifra supone 70.790 cotizantes más con respecto a la media de febrero (0,38%). De ellos, 10.098.955 fueron hombres y 8.821.947 mujeres.

Por sectores de actividad, ganaron afiliados medios Servicios (69.209), Construcción (18.314) e Industria (3.833). Agricultura, Ganadería y Pesca restó 20.565 respecto a febrero.

En concreto en el Régimen General, la afiliación mensual media sumó en marzo 53.831 trabajadores (0,35%) y se situó en 15.581.654 ocupados. El Sistema Especial Agrario restó 23.494 afiliados, y el del Hogar, creció en 1.061.

Por sectores, este mes han contabilizado más ocupados, entre otros, Hostelería, con un 3,29% y 31.421 afiliados más; Actividades Artísticas y de Entretenimiento, que sumó 4.231 trabajadores (1,88%); y Construcción (1,84%), con 15.767 más.

Los sectores que más perdieron fueron Actividades Financieras y de Seguros, que registró 2.067 trabajadores menos (un 0,65% menos) y Actividades Administrativas y Auxiliares (-0,43%), con 5.495 trabajadores menos.

El Régimen de Autónomos, por su parte, alcanzó los 3.277.500 afiliados medios, 15.245 más que el mes anterior (un 0,47% más). El Régimen del Mar contabilizó 60.673 ocupados, 1.726 más (2,93%) y el del Carbón se situó en 1.075 afiliados medios, 12 menos que en febrero.

Por su parte, sumaron afiliados medios todas comunidades autónomas, encabezadas por Islas Baleares (1,52%), Cantabria (0,89%) y la Región de Murcia (0,84%).

Las comparaciones respecto al año pasado no son muy representativas debido al fuerte impacto de la pandemia de COVID en el mercado laboral en la mitad de mes de marzo de 2020.

El paro se reduce en 59.149 personas, el tercer mejor dato en un mes de marzo en la serie histórica

miércoles, 7 de abril de 2021

Tras el impacto de la tercera ola de la pandemia

El paro se reduce en 59.149 personas, el tercer mejor dato en un mes de marzo en la serie histórica

Martes 6 de abril de 2021 La Moncloa

Trabajadora con un ordenador portátil

El número de personas desempleadas inscritas en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en el mes de marzo se reduce en 59.149 (-1,48%) respecto al mes de febrero. Este descenso supone la tercera mayor bajada de la serie histórica y el mejor dato para un mes de marzo desde 2015.

Se produce una vez superado el impacto de la tercera ola de la pandemia, que ha permitido suavizar restricciones que inciden en la actividad económica.

El total de personas desempleadas inscritas deja atrás el umbral de los cuatro millones y supone, en concreto, 3.949.640 personas.

En términos desestacionalizados, el paro registrado baja en 31.277 personas.

Aumenta la contratación indefinida

El número de contratos registrados durante el mes de marzo ha sido de 1.404.107.

El total de contratos de carácter indefinido que se han firmado asciende a 207.191, un 14,76% del total que sitúa este mes como el mejor marzo de la serie histórica en registro de este tipo de contratos gracias al impulso de la labor realizada por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

En cuanto a la duración de su jornada, en 128.791 a tiempo completo y 78.400 a tiempo parcial.

El resto de los contratos, hasta completar el total de 1.404.107, son 6.047 de carácter formativo y 1.124.041 otro tipo de contratos temporales. En este último apartado, los de Obra o Servicio

Determinado (de jornada a tiempo completo) suponen el 27,90% del total de todos los contratos, seguido de Eventuales por Circunstancia de la Producción (de jornada a tiempo completo) con el 25,48%. Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial suponen el 26,68%.

Paro por sectores económicos

Por sectores económicos, el paro registrado desciende en Servicios en 53.686 personas (-1,89%); en Construcción baja en 7.685 personas (-2,46%) y en Industria se reduce en 3.675 (-1,16%).

El paro se incrementa en Agricultura, que suma 2.368 personas (1,24%) y en el colectivo Sin Empleo Anterior que apunta 3.529 personas más (1,00%).

Paro por sexo y edad

El descenso del paro se traslada más al desempleo masculino que se sitúa en 1.671.541 al bajar en 32.469 hombres (-1,91%). El desempleo entre las mujeres se sitúa en 2.278.099, al caer en 26.680 mujeres (-1,16%) respecto al mes de febrero.

El desempleo de los jóvenes menores de 25 años desciende en marzo en 8.610 personas (-2,35%) respecto al mes anterior. El paro también se reduce entre el colectivo de 25 y más años que registra 50.539 personas menos (-1,39%).

Comportamiento por comunidades autónomas

El paro registrado en marzo respecto al mes de febrero baja en 16 comunidades autónomas con Andalucía (-16.925), Comunidad Valenciana (-8.897), Cataluña (-6.390) y la Comunidad de Madrid (-5.471) a la cabeza.

El desempleo sube, únicamente, en el País Vasco en 993 personas.

Prestaciones en el mes de febrero

Un total de 2.359.191 personas beneficiarias percibían una prestación al finalizar el mes de febrero. El importe total de estas prestaciones ascendió a 2.735 millones de euros.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, durante el mes de febrero ha sido de 1.186,1€, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 259,7€ (28,0%).

Durante el mes de febrero se abonaron prestaciones correspondientes a ERTE por un importe de 751,7 millones de euros.

Cómo pueden ayudar los bancos europeos a la recuperación

miércoles, 7 de abril de 2021

Cómo pueden ayudar los bancos europeos a la recuperación

Fondo Monetario Internacional

Por Mai Chi Dao, Andreas Jobst, Aiko Mineshima y Srobona Mitra

La solidez de la recuperación tras la COVID-19 dependerá de que los bancos tengan capital suficiente para dar crédito. Aunque al comenzar la pandemia la mayor parte de los bancos europeos contaban con niveles altos de capital, se encuentran muy expuestos a sectores económicos duramente afectados por la pandemia.

Un nuevo estudio del FMI analiza el impacto de la pandemia sobre el capital de los bancos europeos a través de su efecto sobre la rentabilidad, la calidad de los activos y las exposiciones al riesgo. Este enfoque se diferencia de otros estudios recientes —del Banco Central Europeo y de la Autoridad Bancaria Europea— porque incorpora las políticas de apoyo a los bancos y los prestatarios. También incorpora estimaciones granulares de las dificultades del sector empresarial y examina un número mayor de países y bancos europeos.

El análisis concluye que, aunque la pandemia disminuya de manera significativa el capital de los bancos, sus reservas son lo suficientemente importantes como para resistir el probable impacto de la crisis. Además, con las políticas adecuadas, los bancos podrán ayudar a la recuperación con nuevos préstamos.

Tomando como base las proyecciones de enero de 2021 del FMI, la zona del euro se comportará en general con resiliencia ante la profunda recesión de 2020, a lo que seguirá una recuperación parcial en 2021. Se proyecta que el coeficiente de capital agregado disminuya del 14,7% al 13,1% de aquí a finales de 2021 si se mantienen las políticas de apoyo. Más aún, ningún banco incumplirá el requisito de capital prudencial mínimo del 4,5%, incluso sin políticas de apoyo.

Aun así, merece destacar al menos tres consideraciones importantes.

En primer lugar, las políticas eficaces tienen importancia.

Las políticas de apoyo son sumamente importantes para reducir el grado y la variabilidad de la erosión del capital de los bancos. Debilitan de forma sustancial el vínculo entre el shock macroeconómico y el capital de los bancos, y disminuyen la posibilidad de que los bancos reduzcan la concesión de préstamos para conservar capital. Además de la reducción de los requisitos normativos de capital, estas políticas incluyen un amplio abanico de medidas de apoyo a los prestatarios, como son las moratorias de la deuda, las garantías de crédito y los procedimientos de insolvencia aplazados. También incluyen donaciones, medidas de alivio tributario y subsidios salariales para las empresas.

Fuera de la zona del euro, los bancos de las economías emergentes de Europa sufrirían una erosión mayor del capital de 2,4 puntos porcentuales. En muchos de estos países, los presupuestos públicos más ajustados se traducen en un nivel de apoyo menor.

En segundo lugar, los umbrales de capital basados en el mercado son las referencias más pertinentes.

Para muchos grandes bancos, el capital híbrido —que contiene elementos de deuda y de capital— sería una fuente importante de fondos en un momento en el que el costo del capital es elevado. Pero los inversionistas en capital híbrido suelen confiar en pagos de intereses.

Si las políticas no son eficaces, varios bancos podrían tener dificultades para cumplir sus umbrales de capital conocidos como «importes máximos distribuibles» (IMD), que son más altos que sus requisitos normativos mínimos. Esto daría lugar a restricciones en la distribución de dividendos y los pagos de intereses al capital híbrido, lo que posiblemente espantaría a los inversionistas. Los bancos grandes, que mantienen aproximadamente un 25% del capital en esos instrumentos, podrían verse sometidos a presiones de financiamiento.

En tercer lugar, la velocidad de la recuperación es fundamental.

Una recuperación dilatada podría resultar en pérdidas crediticias mucho mayores y en provisiones más altas para deudas incobrables. Si el crecimiento del PIB en 2020–21 se sitúa 1,2 puntos porcentuales por debajo del pronóstico de referencia, la erosión del capital de los bancos podría ser más pronunciada. Más del 5% de todos los bancos correría el riesgo de incumplir sus umbrales IMD, incluso con las políticas establecidas. Además, este porcentaje podría duplicarse si las políticas no funcionan como se proyecta (véase el gráfico anterior).

Políticas para mantener la salud de los bancos

Estos resultados sugieren una estrategia que se centra en los ámbitos siguientes:

Continuar con las políticas de apoyo por la pandemia hasta que la recuperación esté firmemente consolidada. El desmantelamiento prematuro del apoyo a los prestatarios podría crear «efectos acantilado» y amenazaría con asfixiar la oferta de crédito justo cuando más se necesita. Cuando la recuperación adquiera impulso, deben endurecerse los criterios de admisibilidad y focalizarse mejor. También podría considerarse cierto apoyo directo en forma de capital para las empresas viables.

Especificar las orientaciones de supervisión sobre la disponibilidad y la duración de la reducción de los requisitos de capital. Los supervisores deben especificar el calendario para las reservas de capital de los bancos. Debe permitirse que los bancos reconstruyan las reservas de capital de forma gradual para conservar la capacidad de préstamo. Deben mantenerse las restricciones al reparto de dividendos y la recompra de valores hasta que la recuperación esté bien en marcha.

Especificar las orientaciones de supervisión sobre la disponibilidad y la duración de la reducción de los requisitos de capital. Los supervisores deben especificar el calendario para las reservas de capital de los bancos. Debe permitirse que los bancos reconstruyan las reservas de capital de forma gradual para conservar la capacidad de préstamo. Deben mantenerse las restricciones al reparto de dividendos y la recompra de valores hasta que la recuperación esté bien en marcha.

Apoyar el saneamiento de los balances mediante el fortalecimiento de la gestión de la morosidad de la cartera de préstamos y el marco de resolución de los bancos. A medida que finalicen las medidas de política, el retraso en el reconocimiento de pérdidas desencadenará una ola de incumplimientos de créditos. Las autoridades de la UE deberían utilizar la actual prueba de tensión de todo el sistema, programada para julio de 2021, para analizar la necesidad de recapitalizaciones precautorias. Deben fortalecerse los mecanismos de insolvencia, para lo que deben abordarse los obstáculos administrativos y establecer procedimientos acelerados de reestructuración de la deuda.

Abordar la cuestión de la baja rentabilidad estructural de los bancos. Los bancos necesitarán varios años para reconstruir su capital de forma interna mediante beneficios no distribuidos a menos que mejore su rentabilidad. Por tanto, los bancos deben mejorar sus ingresos no procedentes de intereses y simplificar sus operaciones para mejorar sus estructuras de costos, inclusive mediante un mayor uso de tecnologías digitales. Además, la consolidación podría mejorar la eficiencia de los bancos, al tiempo que facilitaría una mejor asignación del capital y la liquidez dentro de los grupos bancarios.

Estado de situación del COVID

miércoles, 7 de abril de 2021

Estado de situación del COVID

Lunes 5 de abril de 2021

Cartela COVID-19-Información actualizada 05 de abril de 2021

Actualización nº 346. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 05.04.2021 (datos consolidados a las 14:00 horas del 05.04.2021).

El presente informe se ha realizado con los datos individualizados notificados por las comunidades autónomas a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (al sistema SiViEs).

Se incluyen los casos notificados confirmados con una prueba diagnóstica positiva de infección activa (PDIA) tal como se establece en la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19 y además los casos notificados antes del 11 de mayo que requirieron hospitalización, ingreso en UCI o fallecieron con diagnóstico clínico de COVID-19, de acuerdo a las definiciones de caso vigentes en cada momento. Cualquier futura actualización que realicen las comunidades autónomas quedarán reflejadas en los informes diarios.

En España hasta el momento se han notificado un total de 3.311.325 casos confirmados de COVID-19 y 75.783 fallecidos.

Los datos se pueden consultar en el documento PDF adjunto.

CSIF reclama un incremento de un 20 por ciento en las plazas de Formación Sanitaria Especializada

miércoles, 7 de abril de 2021

CSIF reclama un incremento de un 20 por ciento en las plazas de Formación Sanitaria Especializada

  • Solicitamos a Sanidad que garantice la calidad formativa de las unidades docentes

18 de Marzo de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, reclama un incremento de un 20 por ciento en las plazas de Formación Sanitaria Especializada, en el marco del Plan Anual de las Auditorías de las Unidades Docentes, anunciado por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

Tras el anuncio en enero de 2021 de la reactivación del citado Plan por parte de la Dirección General de Ordenación Profesional y las comunidades autónomas, y la apertura en febrero de 2021 del plazo para solicitar la acreditación, entendemos que debería producirse un aumento de plazas de Formación y de personas tutoras.

La puesta en marcha de este plan es fundamental para poder garantizar el control de la calidad del sistema de formación, que a su vez conlleve las mejoras necesarias en las condiciones laborales y formativas del personal que se encuentra realizando la Formación Sanitaria Especializada en nuestro país.

El Plan de Auditorías Docentes, cuya iniciativa debe partir del Ministerio de Sanidad, apoya los procesos de acreditación de Centros y Unidades Docentes para la formación de postgrado, así como de Centros y Unidades de Referencia del Sistema Nacional de Salud.

La acreditación de las Unidades Docentes constituye un instrumento necesario para garantizar la calidad de la formación en todo el sistema sanitario a través de la existencia de unas estructuras formativas uniformes, en consonancia con la evolución de los conocimientos científicos y tecnológicos y a las necesidades de nuestra sociedad.

La acreditación se realiza por la Agencia de Calidad y es liderada por la Dirección General de Cohesión del Sistema Nacional de Salud en colaboración con las comunidades autónomas.

La Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, responsable de la evaluación de la calidad de los centros y unidades docentes vinculados con la formación de postgrado en ciencias de la salud, debe actualizar los manuales de auditorías para poder adaptarlos a los nuevos programas de las especialidades y los correspondientes requisitos técnicos de las Unidades Docentes.

La Orden SND/1158/2020, de 2 de diciembre aprueba la oferta de plazas y la convocatoria de pruebas selectivas 2020 para el acceso en el año 2021 a plazas de Formación Sanitaria Especializada para las titulaciones universitarias de grado/licenciatura/diplomatura de Medicina, Farmacia, Enfermería y ámbito de la Psicología, la Química, la Biología y la Física.

Por todo ello, desde CSIF solicitamos a la Dirección General de Ordenación Profesional:

Garantizar el cumplimiento del Plan de Calidad y la acreditación actualizada (mediante la comprobación del cumplimiento de requisitos establecidos) de las Unidades Docentes.

Homogenización en la formación continuada recibida y las rotaciones realizadas por el personal en FSE en todas las Unidades Docentes de cada especialidad, de todo el territorio nacional, y respetando en todos los casos el plan de formación, de forma que el cronograma formativo sea similar y se garantice la igual adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes.

Promoción de la investigación en el periodo de residencia, la excelencia discente y la participación en congresos científicos.

Garantizar la disposición de los equipamientos necesarios para el desarrollo de las actividades formativas en los centros sanitarios.

Gestión de formación: garantizar un mínimo de horas para formación continuada y su cómputo como jornada ordinaria.

Garantizar que no se sobrepase el número de guardias establecido por el personal residente ni que se vean obligados a cubrir la de otros/as compañeros/as, a no ser que se realice de forma voluntaria y sin perjuicio para su formación.

Mayor participación de personal residente en las Comisiones de Docencia y Comisiones Asesoras de las Unidades Docentes para la mejora del control del cumplimiento de los objetivos que conforman sus programas de formación.

Mejorar el sistema de recogida de información obtenida del personal residente, estableciendo otras herramientas además de la encuesta de satisfacción anual para valorar su opinión y poder evidenciar posibles deficiencias en su formación.

Garantizar que el Plan Evaluativo Global de las Unidades Docentes se adapten a lo establecido por las Comisiones Nacionales de Especialidades.

Promover la acreditación de personas tutoras, su participación en acciones formativas relacionadas con los programas formativos de cada especialidad y establecer un adecuado control de horas y calidad de tutorización.

Fomentar el seguimiento y la evaluación continua de las Unidades Docentes de forma ininterrumpida.