AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 22 de julio de 2021

Pilar Llop Cuenca. Ministra de Justicia

jueves, 22 de julio de 2021

Pilar Llop Cuenca

Ministra de Justicia

Trayectoria profesional

CARGOS ACTUALES

• Senadora designada por la Asamblea de Madrid.

• Diputada de la Asamblea de Madrid.

• Ministra de Justicia.

ACTIVIDADES ANTERIORES

• Jueza de instrucción desde 2001.

• Magistrada desde 2004, en 2009 accedió a un juzgado especializado en violencia sobre la mujer.

• Ha compatibilizado su carrera como magistrada con la de consultora internacional en países de Europa y de América Latina, y ha trabajado para la Comisión Europea en la Dirección General de Cooperación Internacional (AIDCO) en Bruselas, encargada de asuntos de justicia, derechos humanos y ONG (2006-2007) así como en diversos proyectos internacionales en países en situación de preadhesión a la Unión Europea. De julio de 2009 a diciembre de 2010 trabajó en Bulgaria como Asesora Residente en el Proyecto Twinning de reforzamiento del sistema judicial búlgaro.

• Desde 2011 hasta 2015 fue letrada del Gabinete Técnico del Consejo General del Poder Judicial, con responsabilidades como la jefatura de la Sección Observatorio Violencia Doméstica y de Género, Secretaria de la Comisión Igualdad, Secretaria Foro Justicia y Discapacidad. Su último destino judicial antes de incorporarse a la política fue el juzgado de violencia sobre la mujer número 5 de Madrid.

• Diputada de la Asamblea de Madrid en 2015. Portavoz de la Comisión de Justicia y de la Comisión de Estatuto de Autonomía, Reglamento y Estatuto del diputado.

• Delegada del Gobierno para la Violencia de Género en 2018.

• Diputada de la Asamblea de Madrid y senadora autonómica desde 2019.

• Presidenta del Senado desde diciembre de 2019 hasta principios de julio de 2021.

El Secretario de Estado para la Unión Europea pide colaboración a las empresas para la correcta aplicación de los fondos europeos de recuperación

jueves, 22 de julio de 2021

El Secretario de Estado para la Unión Europea pide colaboración a las empresas para la correcta aplicación de los fondos europeos de recuperación

Comisión de Asuntos Europeos de Cámara de España

20 de Julio 2021

Juan González-Barba ha destacado tres prioridades en la agenda europea: superar definitivamente la pandemia, ejecutar los planes de recuperación con éxito y trabajar en la presidencia rotatoria de España de la UE en el segundo semestre de 2023

El Secretario de Estado para la Unión Europea ha explicado a los miembros de la Comisión de Asuntos Europeos de la Cámara de España que será fundamental comunicar bien las decisiones para contar con el apoyo de la ciudadanía

El Secretario de Estado para la Unión Europea pide colaboración a las empresas para la correcta aplicación de los fondos europeos de recuperación

Madrid, 19/07/2021.- “La labor del sector empresarial es fundamental para la correcta aplicación de los fondos europeos de reconstrucción tras la pandemia”. Así se ha pronunciado el Secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba, durante su participación en la reunión de la Comisión de Asuntos Europeos de la Cámara de España en la que, además, ha asegurado que habrá que reforzar la comunicación de las decisiones que se vayan adoptando para contar con el apoyo de los ciudadanos en la construcción de un modelo económico “más verde, más digital y que deberá ser más inclusivo”.

González-Barba ha detallado ante los miembros de la Comisión los principales retos a los que hacen frente en estos momentos la Unión Europea y España:

Superar la pandemia, “no debemos bajar la guardia”, ha dicho, añadiendo que la vacunación es la mejor herramienta y que debemos seguir cooperando a nivel europeo e internacional para erradicar el virus y retomar la normalidad.
Ejecutar los planes de recuperación con éxito, recordando que España es uno de los Estados miembro que más fondos Next Generation UE recibirán. La reconstrucción “permitirá compatibilizar la agenda verde, la transformación digital y la inclusividad, un aspecto esencial para la UE y para la modernización de la economía española”.
La presidencia rotatoria de España de la Unión Europea en el segundo semestre de 2023, en la que ya se está trabajando. “La presidencia de España será la última completa antes de las Elecciones Europeas de 2024, con lo que significará una oportunidad para impulsar cuestiones legislativas que queden pendientes”.
Un nuevo modelo económico

Juan González-Barba ha recordado que la sostenibilidad y la transformación digital serán las bases sobre las que se reconstruya la economía europea tras la pandemia. “En el caso del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español, casi el 40 % de los fondos se destinan a la economía verde y alrededor de un tercio a la digitalización”.

La Europa post Brexit

El Secretario de Estado ha hecho hincapié en la importancia para España del acuerdo que la Unión Europea negocia con el Reino Unido y que regulará las futuras relaciones entre ambos. España está especialmente atenta al estatus futuro de Gibraltar. “El acuerdo podría convertir a la comarca del Campo de Gibraltar en un polo de desarrollo no solo para Andalucía sino para toda España y el sur de Europa”.

Desde el punto de vista bilateral, además, el Secretario de Estado ha asegurado que “queremos la mejor relación posible y eso, a su vez, puede generar nuevas oportunidades”.

Relación con terceros países

González-Barba se ha referido, por último, a las relaciones con Estados Unidos. El Secretario de Estado para la UE ha señalado como positiva la vuelta de EE.UU. al Acuerdo de París sobre cambio climático y el acuerdo sobre la tasa mínima en el impuesto de sociedades a las multinacionales.

La nueva etapa de relaciones con Estados Unidos ha permitido ya avanzar en enfrentamientos como el de Boeing y Airbus, “que ya está teniendo un impacto positivo para empresas españolas”.

Comisión de Asuntos Europeos

La Comisión de Asuntos Europeos de la Cámara de España está presidida por John Rutherford, director de Asuntos Públicos de BBVA. Cuenta con la participación de empresas miembros del Pleno de la Cámara de España y vocales colaboradores y desarrolla, junto al resto de Comisiones de la Cámara de España, la función consultiva a través de la reflexión estratégica a largo plazo, erigiéndose en institución de referencia para todos los sectores productivos de la economía española

La AIReF y el Banco de España prorrogan su acuerdo de colaboración para intercambiar información del sector público

jueves, 22 de julio de 2021

La AIReF y el Banco de España prorrogan su acuerdo de colaboración para intercambiar información del sector público

09 julio 2021

Ambas instituciones han suscrito la prórroga del convenio, iniciado en julio de 2017 y que incluye, además del intercambio de información, planes de formación continua del personal y otros proyectos de investigación conjunta


La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y el Banco de España han prorrogado -por otros dos años- su convenio de colaboración en materia de intercambios regulares de información, formación continua de personal y otros proyectos conjuntos de investigación, suscrito el 4 de julio de 2017 y que ya fue ampliado por otros dos años en julio de 2019. La resolución ha sido publicada este miércoles 7 de julio en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Con el objetivo de que la AIReF pueda utilizar la información sobre financiación de entidades del sector público español, el Banco de España le suministra trimestralmente por medios telemáticos la deuda elaborada de las administraciones públicas y de las empresas públicas no clasificadas en ese sector. El reporte incluye el detalle de la deuda de cada comunidad autónoma, los principales ayuntamientos y las agrupaciones de corporaciones locales. Además, el Banco de España proporciona cada trimestre las cuentas financieras de cada subsector de las administraciones públicas.

El intercambio de información avalado por el convenio se produce porque la AIReF, en el desarrollo normal de sus funciones, precisa de información regular sobre financiación de entidades del sector público español, y se realiza bajo los principios de cooperación y colaboración establecidos en la Ley 40/2015, de régimen jurídico del sector público. En todo caso, se respeta la obligación de secreto del Banco de España prevista en la Ley 10/2014, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito.

Formación e investigación

Por otro lado, en virtud de las previsiones del convenio diversos empleados del Banco de España están realizando estancias temporales, en comisión de servicio, en la AIReF, lo que constituye una experiencia muy enriquecedora y positiva para ambas instituciones. De la misma forma, la AIReF y el Banco de España estudian promover proyectos conjuntos de investigación en las áreas de interés común, con el alcance, definición y división del trabajo que se acuerde de forma específica para cada proyecto.

El convenio no implica ningún tipo de contraprestación económica; cada una de las instituciones asume los respectivos costes de las acciones a acometer.

La resiliencia de los balances privados en Europa durante la pandemia de COVID-19

jueves, 22 de julio de 2021

La resiliencia de los balances privados en Europa durante la pandemia de COVID-19

Por Estelle Xue Liu, Karim Foda, y Sebastian Weber

Fondo Monetario Internacional

Una de las sorpresas alentadoras de la recesión del año pasado es lo poco que quedaron dañados en promedio los balances de los hogares y las empresas en Europa.

Otras recesiones profundas se vieron seguidas de una debilidad dilatada que dejó a los hogares y a las empresas con un nivel sustancialmente más elevado de deuda y menor de ingreso y capital. Por el momento, eso no ha ocurrido en la crisis de la COVID-19, en gran medida gracias a la extraordinaria política de respuesta desplegada por los gobiernos y los bancos centrales.

Sin embargo, a medida que la recuperación eche raíz, las autoridades tendrán que seguir respaldando a los segmentos de la economía más vapuleados y mantenerse atentas a los indicios de daños económicos no observados hasta el momento. No todos los balances privados fueron resilientes en igual medida.

En un nuevo estudio del personal técnico del FMI, observamos la resiliencia de los balances del sector privado. Por ejemplo, usando un sencillo índice de la vulnerabilidad de los balances, que combina indicadores del apalancamiento (o endeudamiento) y la liquidez, podemos ver que a pesar del colapso del PIB de los países de la Unión Europea y del Reino Unido en 2020, los balances de las empresas y los hogares europeos se mantuvieron en promedio poco afectados.

Antes de la pandemia, estos indicadores solían moverse en paralelo: un PIB decreciente generalmente estaba acompañado de una agudización de las tensiones en los balances de las empresas y los hogares. Por el contrario, aun en los peores momentos de la crisis del año pasado, el índice del sector empresarial de Europa retrocedió apenas marginalmente, y para fines del año había mejorado. Aunque estas observaciones a nivel de sector ocultan una amplia variedad de resultados a nivel de industria o empresa, sobre todo entre las más golpeadas por la pandemia, ponen de relieve la resiliencia del sector empresarial en su conjunto.

Los balances de los hogares europeos también mejoraron en términos agregados en 2020, a pesar del aumento del desempleo y el acortamiento de las horas de trabajo. La gente pasó más tiempo en casa y gastó menos, en tanto que las medidas de política apuntalaron sus ingresos.

El respaldo a las empresas y los hogares también reforzó la estabilidad financiera debido a los papeles críticos que desempeñan como inversionistas, prestatarios y depositantes. Su resiliencia impidió el deterioro de los activos de los bancos y otras instituciones financieras europeas.

¿En quién recae el costo, y cuándo?

Pero si los balances de las empresas y los hogares no absorbieron el grueso de las pérdidas provocadas por la crisis de la COVID-19 en Europa, ¿en quién recayó? En síntesis, el “sector público”.

Más allá de los instrumentos de política tradicionales como los planes de seguro por desempleo, los amplios programas de políticas de emergencia, como los subsidios salariales, las donaciones, las postergaciones de la deuda impositiva y los préstamos con garantía, apuntalaron los ingresos del sector privado y su solidez financiera. Ahora bien, al mismo tiempo incrementaron la deuda pública en 2020 (neta de depósitos públicos) en más de 5% del PIB en la mitad de los países y más de 12% del PIB en otros siete.

Los bancos centrales y los bancos privados han comprado gran parte de esta nueva deuda pública. Los programas de compra de activos de los bancos centrales en particular contribuyeron a mantener costos estables y bajos para la deuda pública. Las bajas tasas de interés también actuaron como soporte de las valoraciones de la renta variable en un momento en que la actividad económica estaba deprimida. Junto con el alivio regulatorio financiero, tal como las moratorias de reembolso de préstamos y el alivio de los capitales bancarios, estas políticas ayudaron a preservar la deuda variable y estimularon la liquidez del sector privado, evitando que los balances de las empresas y los hogares se vieran dañados.

El camino por delante

Para sentar los cimientos de una buena recuperación en Europa, es indispensable impedir que la crisis de la COVID-19 deje muy maltrechos los balances privados. La extraordinaria política de respuesta desplegada hasta la fecha fue lo que correspondía hacer frente a un shock exógeno sin precedentes.

Pero como la pandemia no toca a su fin, es necesario preservar ese progreso en la próxima fase de la recuperación. Los riesgos para la actividad económica persisten —por ejemplo, para los balances del sector privado si no se logra controlar del todo la pandemia— y eso justifica mantener por el momento las políticas de apoyo.

De ahora en más, será necesario un delicado equilibrio. A medida que avance la vacunación y que la recuperación económica cobre brío, el respaldo de emergencia amplio deberá ceder el lugar a políticas de intervención cada vez más enfocadas en los grupos de hogares y las empresas más afectados.

Según estudios recientes, hay focos de vulnerabilidad aguda en ciertas industrias y grupos de hogares, aun si el panorama general de ambos sectores se perfila prometedor. Por ende, continúa siendo esencial abordar las necesidades de solvencia de empresas viables dedicadas a la hospitalidad y otros servicios que requieren un intenso contacto, así como brindar más asistencia a los trabajadores por cuenta propia y los hogares vulnerables. Pero los balances públicos no son ilimitados y el debate sobre las políticas tendrá que orientarse hacia la trayectoria correcta para reducir la deuda del sector público cuando corresponda.

Una vez que la pandemia esté controlada y la recuperación decididamente en marcha, se disipará la incertidumbre y será posible replegar las medidas de apoyo de emergencia. Este proceso puede plantear sus propias dificultades, ya que algunos daños económicos saldrán a relucir recién entonces. La tarea de manejarlos requerirá gradualismo y cautela.

La dificultad para encontrar profesionales cualificados, uno de los principales frenos al crecimiento de empresas de Telecomunicaciones y Contenidos Audiovisuales

jueves, 22 de julio de 2021

La dificultad para encontrar profesionales cualificados, uno de los principales frenos al crecimiento de empresas de Telecomunicaciones y Contenidos Audiovisuales


Impacto económico y situación empresarial

16 de Julio 2021

Cámara de Comercio

En el año 2018, el 3,3% y el 1,1% del Valor Añadido Bruto (VAB) de la economía española estuvo relacionado directa o indirectamente con los servicios de telecomunicaciones y con la industria audiovisual, respectivamente
Por cada 100 puestos de trabajo generados en el sector de telecomunicaciones, se crearon 532 puestos de trabajo adicionales en otras industrias. En el sector audiovisual, por cada 100 empleos generados, se crearon 186 en otras áreas
La productividad en ambos superaba a la media española, siendo especialmente relevante la del sector de telecomunicaciones: 126.694 euros de VAB por ocupado, frente a los 56.385 euros de media nacional en 2018
Los perfiles técnicos intermedios fueron difíciles de encontrar para las empresas de ambos sectores, pero especialmente entre las pertenecientes a la industria audiovisual
La dificultad para encontrar profesionales cualificados, uno de los principales frenos al crecimiento de empresas de Telecomunicaciones y Contenidos Audiovisuales

Madrid, 16/07/2021. – Las dificultades para encontrar profesionales cualificados constituye uno de los principales obstáculos para el crecimiento de las empresas pertenecientes al sector de las telecomunicaciones y la industria audiovisual. Así se pone de manifiesto en un estudio realizado por la Cámara de Comercio de España y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, en el que se analiza la situación de los sectores de telecomunicaciones y de contenidos audiovisuales.

El estudio incluye una radiografía pormenorizada del impacto económico de ambas ramas en el conjunto de la economía, en términos de producción, empleo y productividad, así como una encuesta que refleja los retos a los que se enfrentan las empresas que operan en ellos.

En los dos últimos años el 69,5% de las compañías del sector telecomunicaciones que han contratado profesionales, encontraron problemas para incorporar todo tipo de perfiles, especialmente los relacionados con ingenieros (el 59% de estas empresas), gestores de sistemas (20%), profesionales de marketing (13,3%), entre otros. En este ámbito es muy relevante el porcentaje de empresas que manifestó dificultades para encontrar, técnicos intermedios relacionados con la Formación Profesional, un 44,3% de las compañías que contrató personal dentro del sector, señaló esta opción.

El sector audiovisual atraviesa obstáculos similares, pero en menor medida. Un 38,4% de las empresas del sector que ha realizado contrataciones en los 2 últimos años, ha señalado dificultades para encontrar profesionales cualificados. Entre los perfiles más difíciles de cubrir, destacan los relacionados con la producción (32,6% de estas empresas), la programación (23,3%) o la creación/agregación de contenidos (22,1%). No obstante, destaca especialmente la dificultad para encontrar perfiles relacionados con la formación técnica que aporta la Formación Profesional, como operarios y técnicos. Un 53,5% de las empresas que contrató personal en los últimos dos años señaló este tipo de perfiles.

En lo que respecta a su evolución en un futuro inmediato, las compañías de ambos sectores comparten optimismo. Anticipan un incremento de la facturación (45% de las empresas de telecomunicaciones y 40% de las del sector audiovisual), y 9 de cada diez prevé incrementar o mantener el empleo. Ello a pesar de que consideran que la “incertidumbre o imposibilidad de prever la evolución de la situación en el corto plazo” es, en ambos casos, el principal reto externo al que se enfrentan.

Impacto en la economía

Aunque comparten retos, dificultades y expectativas, y tienen en común una misma realidad moldeada por la globalización, la tecnología, los cambios de hábitos del consumidor y el talento, estos sectores se diferencian por su peso en la economía española. El 3,3% del Valor Añadido Bruto (VAB) generado por la economía en 2018 estuvo relacionado directa o indirectamente con los servicios de telecomunicaciones, mientras que el 1,1% de esta cifra dependía directa e indirectamente de la industria audiovisual.

Además, en ese año, el 2,3% del empleo generado por la economía española dependió de forma directa o indirecta de los servicios de telecomunicaciones, 474.891 puestos de trabajo. Con respecto a la industria audiovisual, ese mismo año la cifra ascendía al 1% del empleo generado por el total de nuestra economía.

Todo ello pone de manifiesto la importancia que ambos sectores tienen tanto en el presente como de cara al futuro, especialmente por su efecto multiplicador de la actividad y del empleo.

Concretamente, en el caso del sector de telecomunicaciones, en 2018, por cada 100 euros de producción generados por sus servicios, se obtuvieron 121 euros adicionales en el resto de ramas de actividad de la economía, y por cada 100 puestos de trabajo creados, se generaron 532 empleos adicionales en otras actividades. Y aunque en menor medida, el sector audiovisual también presenta un efecto multiplicador significativo: por cada 100 puestos de trabajo generados durante ese año en el sector, se crearon 186 empleos adicionales en otras ramas; y por cada 100 euros de producción derivados de la industria de contenidos, se generaron 102 euros adicionales en el resto de ramas de actividad económica.

En términos de productividad, ambos sectores superan la media de la economía española, siendo especialmente reseñable el caso de las telecomunicaciones, rama que viene duplicando esa media desde el año 2015 (en 2018 por ejemplo, el sector alcanzó 126.694 euros de VAB por ocupado, frente a los 56.385 euros de media nacional). El sector audiovisual por su parte, también por encima de la nacional, tuvo una productividad de 63.505 euros por ocupado en 2018.

En cuanto al nivel de internacionalización, en 2017 las exportaciones del sector de telecomunicaciones representaron el 0,44% del total de la economía española, y las importaciones el 0,56% del total. Porcentajes similares presenta el sector audiovisual. Ese mismo año exportó el 0,47% del total de las ventas al exterior de la economía española, e importó el 0,57% del total. En ambos casos, sus exportaciones se dirigen principalmente en países de la UE.

Estas cifras ponen de manifiesto el amplio margen de mejora que aún tienen las empresas de ambos sectores en materia de internacionalización. De acuerdo con los datos de la encuesta realizada a las compañías, solo el 27,1% de las empresas del sector de telecomunicaciones tiene negocio exterior, ya sea exportación de servicios o actividad productiva en terceros países. Sin embargo, hay que destacar cómo, a pesar del reducido peso de las exportaciones del sector audiovisual en el total de la economía, un 40,2% de las empresas del sector tiene negocio exterior, aunque para el 46% de ellas, la cifra de negocio resultante representa menos del 10% de la facturación total.

Adicionalmente, en el caso audiovisual, se consultó a las empresas por el interés que podrían tener algunas medidas para atraer producción audiovisual internacional a España. De las medidas propuestas, la que despertó más interés fue el establecimiento o incremento de las deducciones fiscales, siendo seleccionada por el 50,4% de las empresas. En segundo lugar, la promoción de España como lugar para desarrollar producciones, fue considerada relevante por el 44,7% de las compañías. El 44,0% de las empresas es favorable a simplificar los trámites administrativos necesarios y el 42,9% aboga por establecer o incrementar las subvenciones directas.