AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 



Ultimas entradas




Archivos


Archivo del 27 de septiembre de 2021

Calle de San Bernardo. Madrid

lunes, 27 de septiembre de 2021

El reto demográfico europeo del siglo XXI, la sostenibilidad de las pensiones y el caso de España

lunes, 27 de septiembre de 2021

El reto demográfico europeo del siglo XXI, la sostenibilidad de las pensiones y el caso de España

Foment alerta sobre la necesidad de aumentar la población activa a partir del diseño, desarrollo e implementación de políticas públicas que favorezcan la natalidad, así como explorar sistemas de inmigración que atraigan aquellos perfiles que más pueden aportar al progreso económico del país

20 de septiembre de 2021

◾Según la Comisión Europea la mediana de edad pasará de los 43,7 a los 48,8 años en 5 años. En España, la población mayor de 65 años será del 32,0% del total en 2070, frente al 19,5% en 2019.

◾Las estimaciones relativas al Estado Español prevén un comportamiento similar a la trayectoria media de la UE, pero un tanto más volátil, y su principal vector de afectación es la variación de la tasa de dependencia, que aumentará del 34% en 2019 hasta el 59% en 2070.

◾Las previsiones sobre el gasto medio en pensiones en España irá en aumento hasta alcanzar el 13,0% en 2050; seguido de una fuerte reducción en los posteriores 20 años con la desaparición de la generación del “baby boom”, quedándose en un 10,3% sobre el PIB.

◾Los períodos cotización pueden aumentar por el aumento de la edad legal de jubilación -que se prevé que pase de los 65 a los 67 años en 2070-, la abolición de los planes de jubilación anticipada o el endurecimiento de los criterios de elegibilidad para determinadas prestaciones.

◾Para aliviar la presión sobre el sistema público de pensiones se hace muy urgente, más allá de las necesarias reformas del mismo, la necesidad de promocionar sistemas de pensiones mixtos y privados, que permitan a los futuros pensionistas disfrutar de unas pensiones más justas y elevadas, contribuyendo incluso al aumento de su esperanza de vida. De ahí que en España deba mejorarse mucho el sistema de incentivos fiscales al ahorro a largo plazo.

◾Resulta necesario el aumento de la población activa, para ello tan solo existen dos vías: el aumento de la natalidad y de la inmigración.

◾Tanto la tasa de fecundidad europea (1,52 hijos por mujer) como española (1,27 hijos por mujer) están muy alejadas de la tasa natural de sustitución (2,1 hijos por mujer); deberían darse mayores facilidades para la emancipación de los jóvenes, el aumento de su capacidad y estabilidad financiera.

◾Se debe explorar otros sistemas de inmigración e incluir mejoras en el actual. Existen varios modelos ya existentes, como el sistema de inmigración por puntos, propio de muchos países desarrollados como Australia, Canadá o Nueva Zelanda, que permite atraer aquellos perfiles que más pueden aportar al progreso económico de estos países, de un modo eficaz y eficiente.

La población de la Unión Europea se reducirá un 5,2% de aquí al año 2070, pasando de 447 millones de habitantes en 2019 a 424 millones en 2070. Además, durante este período, la población de los Estados Miembros envejecerá dramáticamente dadas las dinámicas de fecundidad, esperanza de vida y migración, y la mediana de edad aumentará en 5 años. Esta es la conclusión a la que ha llegado la Comisión Europea, en la nueva edición de su informe trianual sobre el envejecimiento de la población de la UE, The 2021 Ageing Report.

Resulta evidente que estos significativos cambios demográficos tendrán un fuerte impacto económico en sectores muy ligados a ámbitos sociales, como son las pensiones, la sanidad, la atención a las personas y la educación.

Tomando como base este informe, el departamento de Economía de Foment del Treball ha elaborado un estudio centrado en el ámbito de los sistemas de pensiones, dada su urgencia a corto plazo: El reto demográfico europeo del s.XXI: pensiones y el caso de España. En él se trasladan las explicaciones, reflexiones, elementos y proyecciones más significativas en relación a los cambios demográficos que ocurrirán a lo largo del próximo medio siglo en la Unión Europea, poniendo por último un especial foco en España.

Principales conclusiones del informe

Las previsiones de la comisión europea sobre el gasto medio en pensiones en los Estados Miembros reflejan un aumento inicial hasta alcanzar el 12,8% del PIB, seguidos de una posterior reducción, hasta el 11,7% en 2070. Cabe recordar, sin embargo, que el comportamiento a lo largo del horizonte proyectado es heterogéneo entre los Estados Miembros.

Las estimaciones relativas al Estado Español prevén un comportamiento similar a la trayectoria media de la UE, pero un tanto más volátil, y su principal vector de afectación es la variación de la tasa de dependencia. Partiendo de que el punto de partida de España es ya más elevado que la media europea debido al aumento de la tasa de dependencia en la última década (2008-2018), el gasto medio en pensiones en España irá en aumento hasta alcanzar el 13,0% en 2050; seguido de una fuerte reducción en los posteriores 20 años con la desaparición de la generación del “baby boom”, quedándose en un 10,3% sobre el PIB.

Para aliviar la presión sobre el sistema público de pensiones, más allá de las necesarias reformas del mismo, se hace muy urgente la necesidad de promocionar sistemas de pensiones mixtos y privados, que por un lado aligeren la carga sobre las arcas públicas, y por el otro permitan a los futuros pensionistas disfrutar de unas pensiones más justas y elevadas, manteniendo unos mayores estándares de vida y el abandono por parte de muchos de una jubilación precaria, contribuyendo incluso al aumento de su esperanza de vida. De ahí que en España deba mejorarse mucho el sistema de incentivos fiscales al ahorro a largo plazo.

Por otro lado, de cara a soportar este primer período resulta necesario el aumento de la población activa. Para ello tan solo existen dos vías: el aumento de la natalidad y de la inmigración.

Tanto la tasa de fecundidad europea (1,52 hijos por mujer) como española (1,27 hijos por mujer) están muy alejadas de la tasa natural de sustitución (2,1 hijos por mujer), lo que generación tras generación no hará más que agravar el problema actual. Se estima que dichas tasas de fecundidad aumenten de aquí a 2070 (1,65 y 1,49 hijos por mujer, respectivamente), pero este aumento se muestra del todo insuficiente para alcanzar el nivel necesario, la tasa de sustitución. Por tanto, debe procederse al diseño, desarrollo e implementación de políticas públicas que favorezcan la natalidad y aumenten lo máximo posible dicha tasa de fecundidad. A modo de ejemplo, deberían darse mayores facilidades para la emancipación de los jóvenes, el aumento de su capacidad y estabilidad financiera a fin de que puedan empezar a formar una familia a edades más tempranas. En 2019, la edad media a la que las mujeres españolas tienen su primer hijo se encontraba en los 31,1 años, empatada con Luxemburgo y solo superada por Italia (31,3 años).

Por último, queda la vía de inmigración. Esta vía, si bien puede resultar la más rápida para atajar a corto plazo el problema del aumento de la tasa de dependencia y de la presión que supone el sistema público de pensiones sobre las arcas públicas, debe hacerse de forma eficiente, buscando los perfiles relevantes para la economía española y con políticas de atracción de talento (incluyendo de tipo fiscal).

Las proyecciones actuales indican que la migración neta no compensará este déficit de nacimientos, pues se prevé que se reduzca del 0,9% de la población al 0,4% ya para 2030, y permanezca así hasta 2070, reduciendo aún más las cifras absolutas. Sin embargo, según la Comisión Europea, una buena gestión de la inmigración puede repercutir muy significativamente sobre el gasto público en pensiones, y muy especialmente en un país como España.

Es por ello que se debe explorar otros sistemas de inmigración e incluir mejoras en el actual. Existen varios modelos ya existentes, como el sistema de inmigración por puntos, propio de muchos países desarrollados como Australia, Canadá o Nueva Zelanda, que permite atraer aquellos perfiles que más pueden aportar al progreso económico de estos países, así como ayudar a cubrir las necesidades de mano de obra que el sistema actual no es capaz de proveer de un modo eficaz y eficiente.

El Parlamento Europeo vota acabar con los falsos autónomos de las plataformas

lunes, 27 de septiembre de 2021

El Parlamento Europeo vota acabar con los falsos autónomos de las plataformas

17 Septiembre 2021

La ley Rider, fruto del Diálogo social y el ingente trabajo de UGT, ha sido fundamental en el documento de la CES, en el Informe presentado en el Parlamento Europeo y será vital en la próxima Directiva Europea, pero hay que ir más allá y regular las condiciones de los trabajadores y las trabajadoras de todas las plataformas

El Parlamento Europeo (PE) también quiere acabar con los fraudes de las plataformas digitales y ha votado propuestas para evitar que los trabajadores y trabajadoras de estas plataformas sean tratados como autónomos, cuando no es así. Propuestas recogidas en el informe de la eurodiputada francesa Sylvie Brunet, con el apoyo de la Comisión de Empleo y Asuntos sociales del propio Parlamento Europeo, y que ha sido aprobado el pasado 15 de septiembre con 524 votos a favor y 39 en contra.

Las propuestas se hacen eco de las formuladas por la Confederación Europea de Sindicatos (CES). Así, establecen:

• «Una presunción refutable de relación laboral para las empresas de plataforma»;
• «La inversión de la carga de la prueba»
• Y aclaran que no puede considerarse el establecimiento de un nuevo llamado tercer estatus de la UE: entre trabajador y autónomo.

Además, los trabajadores de las plataformas deben tener derecho a organizarse colectivamente y ser representados por los sindicatos.

Tanto la CES como la resolución del Parlamento Europeo han tenido como referencia la Ley Rider aprobada en España, que ha supuesto un primer paso en el derecho a la información de los sindicatos para garantizar que los algoritmos, que organizan el trabajo, no vulneren derechos fundamentales y para el reconocimiento definitivo de la relación laboral de los repartidores de plataformas digitales.

Además, UGT ha participado activamente en la elaboración del texto que la CES presentó al Parlamento Europeo y ha trasladado a diferentes grupos parlamentarios su experiencia frente a las plataformas digitales.

En este sentido, confía en que la Directiva que surja del PE sea más ambiciosa que la actual ley. Se trata de acabar con el fraude de los falsos autónomos, que supone la explotación laboral de los trabajadores y trabajadoras de estas plataformas, un perjuicio para otras empresas que sí cumplen las normas y un desfalco en el pago de impuestos y de cotizaciones a la Seguridad Social, lo que repercute en toda la ciudadanía.

El propio Secretario Confederal de la CES, Ludovic Voet, ha declarado: que «Durante demasiado tiempo las empresas de plataformas han obtenido enormes beneficios eludiendo sus obligaciones más básicas a expensas de los trabajadores, también a costa de los empleadores que cumplen y de los servicios públicos” y ha expresado su satisfacción porque el PE haya puesto fin al escándalo de los falsos autónomos apoyando las demandas de la CES. Ha instado, además, a que la Comisión Europea no ceda a la “presión de las plataformas y sus grupos para seguir eludiendo sus obligaciones o reescribir la ley a su favor.»

Foment y Fepime promueven Apambu, la primera plataforma para difundir la sostenibilidad de les pymes

lunes, 27 de septiembre de 2021

Foment y Fepime promueven Apambu, la primera plataforma para difundir la sostenibilidad de les pymes

5 millones de empresas en España podrán acceder a la plataforma de manera gratuita

21 de septiembre de 2021

◾La StartUp Apambu crea y lanza al mercado la primera plataforma para facilitar que las pymes pongan en valor y avancen en la sostenibilidad.
◾Todas las pymes que quieran empezar a utilizar la plataforma gratuita podrán registrarse en www.apambu.com y acceder de manera inmediata.

Foment del Treball i Fepime promociona entre sus asociados la nueva plataforma tecnológica que lanza al mercado la startup Apambu que permitirá a las pymes dar a conocer y poner en valor todas las acciones vinculadas a la sostenibilidad que desarrollan las empresas y, con frecuencia, ignorando el valor que esta actividad tiene para su mercado. Se trata de una plataforma 100% gratuita, que facilita y simplifica la difusión de la sostenibilidad. Todas las empresas, por el simple hecho de existir, generan valor social. Sin embargo, no todas tienen capacidad para demostrarlo y esto genera desigualdad”, apunta Elena López, CEO de Apambu.

Esta nueva plataforma permitirá a las pymes medir y ser conscientes de su impacto en la sociedad y el medio ambiente, a través de más de 100 indicadores ESG. Así mismo, podrán descargar informes y aprender de sostenibilidad en un potente centro de recursos que acumula desde hace 15 años.

Con la puesta en marcha de esta plataforma, Apambu busca eliminar las barreras de acceso que pueden tener las empresas para avanzar en sostenibilidad y acelerar su transformación hacia modelos de negocio más sostenibles. Adaptarse a las nuevas exigencias del mercado les permitirá ser más competitivas, atraer talento y nuevos clientes, acceder a financiación en mejores condiciones e insertarse en las cadenas de valor de empresas más grandes.

La sostenibilidad debe ser posible para un mayor número de empresas. No puede haber una sociedad y un planeta sostenible si el 98% del tejido empresarial, conformado por las pequeñas empresas, tiene obstáculos para serlo y demostrarlo. “…las herramientas que existen en el mercado tienen como objetivo las grandes empresas que son las que tienen recursos. Las pymes, que necesitan más ayuda y apoyo, están solas en este proceso. Es necesario ayudarlas”, puntualiza Elena López.

Las medidas adoptadas por Apambu cobran especial relevancia en el contexto actual en el que las organizaciones a nivel internacional alertan sobre la importancia de acelerar la sostenibilidad en las empresas para cumplir con las metas trazadas en los principales acuerdos internacionales. De acuerdo con Naciones Unidas sólo se podrán cumplir con 23 de las 169 metas de la agenda 2030, y para el IPC para cumplir con el acuerdo de París se necesitan reducir en un 45% las emisiones de CO2 y solo se ha reducido un 0,5%.

Todas las empresas que quieran empezar a utilizar la plataforma gratuita de Apambu podrán registrarse en www.apambu.com y acceder de manera inmediata. Gracias a esta plataforma se estima que un millón de empresas pueden ser y demostrar su sostenibilidad en 2030, a través de una solución holística. Apambu nace de 15 años de experiencia como consultores y consultoras de sostenibilidad y de un equipo que ve en la tecnología la posibilidad de acelerar transformaciones en las empresas.

La Policía Nacional destapa un fraude a la Seguridad Social de más de cuatro millones de euros

lunes, 27 de septiembre de 2021

Han sido detenidas seis personas en Cádiz y una en Madrid


La Policía Nacional destapa un fraude a la Seguridad Social de más de cuatro millones de euros

Utilizaban a personas con escasos conocimientos en la gestión de este tipo de empresas, o familiares desvinculados de los negocios, con el fin de dificultar la identidad del verdadero responsable del pago

21/09/21

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal que había defraudado 4.298.601 euros a la Tesorería General de la Seguridad Social desde 2011. Han sido detenidas seis personas en la provincia de Cádiz y una en Madrid. Las investigaciones se iniciaron tras una denuncia por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social, donde se indicaba la posible comisión de un delito cometido por los responsables de una sociedad limitada. Tras las primeras pesquisas, se pudo constatar que el fraude se había realizado a través de un grupo de empresas formado por ocho sociedades, las cuales habían estado a nombre de diferentes testaferros con el fin de ocultar la identidad del verdadero responsable.

A pesar de la deuda, contrataron a más de 10.000 trabajadores
Este entramado empresarial llevaba a cabo diferentes actuaciones con el objetivo de no abonar las grandes deudas generadas con la Seguridad Social. Utilizaban a personas con escasos conocimientos en la gestión de este tipo de empresas, o familiares desvinculados de los negocios, con el fin de dificultar la identidad del verdadero responsable del pago.

Este impago sistemático de cotizaciones desde el pasado año 2008 hasta el 2020 por parte de cuatro sociedades chocaba de forma alarmante con el aumento de las plantillas de las mismas, ya que a pesar de acumular una deuda superior a los cuatro millones de euros, contrataron a más de 10.000 trabajadores aparentando una fuerte actividad empresarial. Tras corroborar la información y analizar los datos, los agentes pudieron demostrar los fuertes ingresos y elevados beneficios que tenían estas empresas, chocando con la nula voluntad de sufragar la deuda.

Los mismos contaban con una sociedad patrimonial que había comprado inmuebles por valor superior a 2.500.000 euros para, posteriormente, vender parte de esos inmuebles por un precio aproximado al millón de euros. Estos hechos fueron realizados mientras se generaba la deuda, ocultando este patrimonio con la intención de no abonarla.

Además, se han detectado actos fraudulentos con el objetivo de ocultar información en las liquidaciones efectuadas por las sociedades investigadas, tales como no dar de alta a trabajadores, exigir más horas de trabajo que las estipuladas en los contratos, no facilitar vacaciones o no pagar los salarios.

La igualdad salarial en España, una asignatura pendiente

lunes, 27 de septiembre de 2021

La igualdad salarial en España, una asignatura pendiente

8 septiembre, 2021

USO

La igualdad salarial sigue siendo una asignatura pendiente en España. La situación de la mujer en el mercado laboral y la pandemia no han contribuido a acabar con la brecha salarial

Este 18 de septiembre se celebra, por segundo año consecutivo, el Día Internacional de la Igualdad Salarial. Este día, en el que se pretende reivindicar la igualdad de oportunidades económicas para hombres y mujeres, fue declarado como tal por la ONU en 2020, después de que la pandemia supusiera un crecimiento de la brecha de género e importantes retrocesos en materia de igualdad retributiva.

Las mujeres cobran de media, a nivel mundial, un 20% menos que los hombres. La desigualdad salarial entre hombres y mujeres varía según regiones y países, y puede explicarse a través de una serie de factores como:
•los roles de género,
•la infrarrepresentación de las mujeres en el mercado de trabajo,
•la desigual distribución de hombres y mujeres por sectores productivos (segregación horizontal), o
•la pertenencia de las mujeres a categorías profesionales inferiores (segregación vertical).

Además, son muchas las mujeres que trabajan en la economía informal (alrededor del 60%, calcula la ONU) o las que trabajan a tiempo parcial, por problemas de conciliación o por falta de oportunidades laborales.

Según un informe del Foro Económico Mundial, deberán pasar 267 años para conseguir una igualdad salarial plena. En el índice que elabora el Foro todos los años sobre la brecha de género, España baja de puesto, precisamente por retrocesos en este aspecto.

Hacia el objetivo 5: la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer

La violencia que se ejerce contra las mujeres en el mundo no es exclusivamente física, también es económica. La brecha salarial es un indicador que demuestra la existencia de esta violencia, traducida en menos oportunidades y derechos para las mujeres.

En los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS), concretamente a través del objetivo 5, se denuncian las dificultades a las que todavía hoy se enfrentan las mujeres. Entre estas, la falta de independencia económica y de oportunidades. La meta 8.5 hace referencia al logro del pleno empleo y el trabajo decente para hombres y mujeres por igual, incluidos jóvenes y personas con discapacidad, así como a la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor o igualdad salarial.

Además de la discriminación económica por ser mujer, se añaden otros factores de discriminación como la raza, ser refugiada o migrante, tener alguna discapacidad o el simple hecho de tener hijos. También un bajo nivel de estudios: según Eurostat, el nivel educativo es clave en la determinación de la brecha laboral. Si bien en todos los niveles de educación se vislumbró la brecha de género en el empleo en favor de los hombres (más hombres empleados que mujeres), esta era mayor en las mujeres con bajos estudios. Concretamente, la brecha de género en los niveles educativos altos es de 6,4 puntos porcentuales, mientras que en los bajos es del 22,5.

Algunas de las medidas para reducir la brecha salarial, que la Organización Internacional del Trabajo ha enumerado recientemente son:
•legislación en materia de igualdad de remuneración,
•auditorias y mecanismos de transparencia salarial en las empresas,
•certificación de empresas que aplican la igualdad salarial,
•calculadoras online que permiten calcular qué parte de la brecha se debe a la discriminación,
•negociación colectiva inclusiva con cláusulas sobre la igualdad salarial.

Reducir la brecha salarial es posible: a través de la colaboración de empresas, países y trabajadores. Sin una cooperación adecuada a nivel global no podemos solucionar un problema que es, precisamente, global. La Coalición Internacional Para la Igualdad Salarial (EPIC por sus siglas en inglés), se ha creado precisamente para fomentarla.

La desigualdad salarial en España

Según un informe publicado por el Foro Económico Mundial, la segunda mayor brecha de género es el de participación y oportunidades económicas. Hasta ahora, solo se ha cerrado el 58,3% de la brecha salarial.

La brecha económica es la más impactante y, según este estudio, nos llevará 267 años de trabajo que las mujeres cuenten con las mismas oportunidades e ingresos que los hombres, por un mismo tipo de trabajo y nivel formativo.

España ha perdido puestos en el ranking anual sobre la brecha de género. Actualmente se sitúa en el puesto 14 entre los 156 países analizados. Si bien en dicho informe se reconocen algunos logros como la mejora en el empoderamiento político o el acceso al sistema educativo, también se llama la atención sobre la desigualdad de remuneración existente. En nuestro país se debe, principalmente, a los altos índices de parcialidad de las mujeres.

Concretamente, el ingreso estimado que perciben las mujeres en España por su trabajo representa el 65,1% del que ganan los hombres. En cuanto a tipo de contratos, ellas, en un 40,5%, cuentan con un trabajo a tiempo parcial frente al 21% de los hombres.

En el subíndice de participación económica y oportunidades del “The Global Gender Gap Index 2021”, nos encontramos en el puesto 71. Esto indica que aún tenemos mucho trabajo por delante para cerrar la brecha económica de género.

Pero además del estudio mencionado, otros corroboran el deterioro que ha sufrido España en materia de igualdad salarial. La Organización Mundial del Trabajo (OIT), en su Informe mundial sobre salarios 2020-21, apunta una caída de la retribución de las mujeres del 14,9% en la segunda mitad de 2020, mientras que la de los hombres fue del 11,3%. Por su parte, el Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE) considera que, a este ritmo, a la UE aún le faltan 60 años para conseguir la plena igualdad de género.

El covid-19, clave de los retrocesos

La pandemia no ha contribuido a que se cierren las brechas de género, ni a la disminución de la brecha salarial. Por el contrario, las ha agravado.

Las desigualdades existentes previamente, como la distribución de las mujeres en los sectores productivos y puestos peor valorados, han propiciado un retroceso económico y laboral para las mujeres. Los roles tradicionales –basados en estereotipos de género- junto a los problemas de conciliación han sido una de las claves de este hecho.

Las mujeres, además, se encuentran sobrerrepresentadas laboralmente en los sectores que peor lo han pasado: comercio o restauración. Este es otro de los factores que explican la bajada de ingresos que han sufrido las mujeres en general, lo que se ha sumado a los factores estructurales, como los altos índices de parcialidad entre las mujeres en España.

La pandemia ha puesto sobre la mesa el reto de la conciliación, pero también ha impulsado la digitalización y la automatización. El acelerón de la transformación digital puede llegar a ser perjudicial para la sociedad si las mujeres no salen beneficiadas de esta. Por eso, la perspectiva de género debe estar en el centro de todas las políticas, ya sean de empleo o relacionadas con la innovación.

USO pone de manifiesto la necesidad de realizar más estudios sobre los múltiples factores que motivan la brecha salarial existente en el mundo, Europa y, concretamente, en España. Además, de implementar las herramientas necesarias para reducir la brecha salarial desde las instituciones, empresas y sindicatos.

Celebramos, por otra parte, que nuestro país tenga buenos resultados en materia de liderazgo político de las mujeres, pues solo incorporando su visión directamente, en todas las instancias de poder (judicial, legislativo, ejecutivo, consejos de administración, sindicatos, ejecutivas, etc.) podremos llevar a cabo un cambio significativo y verdadero.