AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



Baja el paro en marzo, pero con 5 millones en el horizonte por el fin de los ERTE

Baja el paro en marzo, pero con 5 millones en el horizonte por el fin de los ERTE

6 abril, 2021 USO

Semana Santa trae en marzo la primera bajada del paro en seis meses, pero el fin de los ERTE amenaza con dejar el desempleo al borde de los 5 millones

Una Semana Santa intermareal, entre ola y ola de covid, ha permitido en marzo la salida del paro de 59.149 personas, casi todas en Servicios, a pesar de las restricciones a la movilidad interregional y las medidas vigentes en la hostelería.

El paro mensual baja por primera vez desde septiembre y deja atrás la cifra psicológica de los 4 millones, “pero es una dato engañoso. A poco más de un mes de que finalice el estado de alarma y la última prórroga de los ERTE excepcionales, 743.000 trabajadores están regulados de forma temporal. Muchas empresas ya están haciendo ERE a pesar de ese marco especial de los ERTE, que sigue siendo un muro de contención. Tememos que, si se abre esa compuerta de golpe, nos encontremos con un escenario de casi 5 millones de parados a 1 de junio”, advierte Joaquín Pérez, secretario general de USO.

En cuanto a datos interanuales, marzo de 2020 fue el primer mes parcialmente afectado por la pandemia, aunque el paro se disparó en abril y, salvo el mínimo respiro del verano, no ha dejado de crecer. “Aunque este marzo haya bajado ligeramente el desempleo por coincidir con las contrataciones de Semana Santa, la tendencia de lo que llevamos de 2021 es altamente preocupante: todos los meses registran cifras de parados por encima de abril y mayo del año pasado, lo que indica que el desempleo del coronavirus se está cronificando y no se están dinamizando nuevos sectores económicos”, continúa Pérez.

Los contratos indefinidos duplican su ratio, 14,76% del total, la mitad por conversiones fruto de la campaña contra el fraude en la contratación temporal

El dato positivo de marzo lo deja el ratio de las contrataciones indefinidas: el 14,76% del total, aunque más de la mitad han sido conversiones. “Esto es, en gran parte, fruto de la campaña especial de Inspección de Trabajo, que afloró decenas de miles de contratos temporales fraudulentos. En ese sentido, seguimos defendiendo que el contrato inicial sea indefinido, salvo causa que justifique la temporalidad, y no al revés, como es práctica habitual. Pero estas cifras también demuestran que hay actividades que están encontrando su nicho en el nuevo marco productivo y son esos proyectos los que hay que potenciar: acelerar la reconversión postergada”, apremia el secretario general de USO.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados