AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



Cinco datos básicos sobre tecnofinanzas

Cinco datos básicos sobre tecnofinanzas

blog-dialogoafondo.imf.org

Por Tobias Adrian y Ceyla Pazarbasioglu

Ya sea a través de la inteligencia artificial o el uso de aplicaciones móviles, la tecnología nos ayuda a ampliar nuestro acceso a productos y servicios financieros seguros y eficientes.

Como las tecnofinanzas ofrecen la posibilidad impulsar el crecimiento económico y ampliar la inclusión financiera en todos los países, el FMI y el Banco Mundial encuestaron a bancos centrales, ministerios de Hacienda y otros organismos de 189 países sobre una gama de temas, obteniéndose 96 respuestas. En un nuevo estudio se analizan los resultados de la encuesta, los de otras investigaciones regionales, y se identifican ámbitos para la cooperación internacional —como las funciones que han de cumplir el FMI y el Banco Mundial— en los que los gobiernos, los organismos internacionales y los órganos han de intensificar su labor.

Las tendencias a las que apunta la encuesta son interesantes y sorprendentes: en todos los países, la primera preocupación es la ciberseguridad.

Uno. Los riesgos de ciberseguridad y de protección de datos y sus efectos de contagio no reconocen fronteras entre sectores y países, y las autoridades están desplegando grandes esfuerzos para controlar la situación. Los países son muy conscientes de los ciberriesgos y la mayoría de las jurisdicciones han adoptado normas para proteger los sistemas financieros. La mayor parte de las jurisdicciones —el 79% de las de ingreso más alto, según la encuesta— señalaron que los ciberriesgos que acarrean las tecnofinanzas son un problema para el sector financiero.

Pero los datos de la encuesta parecen indicar que solo un tercio de las jurisdicciones han analizado la interdependencia tecnológica de las redes, los sistemas y los procesos del sector financiero, o han examinado los riesgos de concentración de los principales proveedores de tecnología que poner en peligro la infraestructura financiera. Aunque una proporción importante —83% de los países de alto ingreso— señala que supervisan en cierto grado los ciberriesgos provenientes de proveedores de servicios, solo la mitad de las jurisdicciones de ingreso más bajo impone requisitos mínimos.

Dos. Asia es la región que lleva la delantera en muchos ámbitos de tecnofinanzas. En China, la escala masiva de los mercados y la regulación “leve” en los primeros años fomentaron el desarrollo de las tecnofinanzas, lo que le permitió al país convertirse en líder mundial. En India, la adopción a gran escala de sistemas de pago de telefonía móvil y el aumento de las transferencias de dinero impulsaron el volumen de pagos realizados por teléfonos móviles.

Pese a ello, en Asia el uso de tecnología financiera se caracteriza por grandes discrepancias entre ricos y pobres, hombres y mujeres y zonas urbanas y rurales.

Tres. África subsahariana es líder mundial en innovación, adopción y uso de dinero móvil. La región es primera en el mundo en cuentas monetarias móviles per cápita (registradas y activas), servicios de dinero móvil y transacciones monetarias por móvil. Las transacciones realizadas con dinero móvil representan cerca del 10% del PIB, frente a solo 7% del PIB en Asia y menos del 2% del PIB en otras regiones. En África, la adopción y el uso de tecnología para la prestación de servicios financieros está alterando las operaciones de los proveedores de servicios financieros y la forma en que ofrecen productos y servicios a sus clientes.

Cuatro. La adopción de las tecnofinanzas no está unificada en Europa Dada la amplia difusión de servicios de Internet y telefonía móvil, las tecnofinanzas ofrece grandes posibilidades para ampliar el acceso en Europa a servicios de pago y otros servicios financieros y acrecentar su uso en la región. La modernización de los marcos de políticas de datos de la UE ha ayudado a aclarar los derechos y obligaciones de la economía de datos, tarea que muchos países deben abordar. Sin embargo, se observan importantes diferencias regionales en la adopción de servicios financieros digitales, el predominio de pagos en efectivo, la propiedad de las cuentas, y el ahorro y el crédito. Asimismo, existe una brecha considerable, por ejemplo, entre el Reino Unido y el resto de Europa, ya que ese país ha avanzado considerablemente más que la región tanto en innovación como en inversión en tecnofinanzas.

Cinco. Las monedas digitales respaldadas por bancos centrales podrían volverse realidad. La encuesta pone de manifiesto la amplia gama de opiniones de los países acerca de la adopción de monedas digitales por parte de los bancos centrales. Un 20% de los encuestados señalaron que estaban analizando la posibilidad de emitir divisas digitales. Aun así, se trata de proyectos en ciernes: solo se señalaron cuatro casos experimentales. Los principales motivos citados a favor de la emisión de moneda digital son reducir costos, hacer más eficaz la ejecución de la política monetaria, competir contra las criptomonedas, garantizar un mínimo de competencia en el mercado de pagos y ofrecer al público un instrumento de pago sin riesgos.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados