AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



CSIF: ¿Por qué el Sistema Nacional de Salud no realiza test rápidos para detectar el estado inmunitario de sus profesionales?

CSIF: ¿Por qué el Sistema Nacional de Salud no realiza test rápidos para detectar el estado inmunitario de sus profesionales?

  • Pese a que la OMS y los expertos recomiendan test masivos a la población, no se han extendido entre profesionales de la salud
  • Los nuevos hospitales de Madrid discriminan al personal con acceso a los test: sólo se hace la prueba a los trabajadores dependientes de empresas privadas pero no al personal sanitario

15 de Abril de 2020 csif.es

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, considera inexplicable que a estas alturas de la pandemia de coronavirus no se generalicen los test a todos los profesionales de la sanidad y que se estén dando casos, como en algunos hospitales con gestión privada de la Comunidad de Madrid en los que, dependiendo de su relación contractual, les realizan la prueba o no.

Por ello, CSIF pregunta por qué motivo el Sistema Nacional de Salud no detecta y clasifica correctamente a los profesionales contagiados en fase activa de la enfermedad, o se detecta su estado inmunitario mediante test rápidos. Todo ello después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya recomendado test masivos a la población. En España, estas pruebas no se han generalizado ni siquiera entre los profesionales sanitarios.

En este sentido, desde CSIF tampoco acabamos de comprender por qué en la Comunidad de Madrid se están haciendo test rápidos a todo el personal no sanitario (administrativos y celadores/tigas) perteneciente a las concesionarias de los nuevos hospitales inaugurados en 2008 y, sin embargo, al personal sanitario de estos mismos centros que depende del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), no.

Es el caso, por ejemplo, de la empresa Acciona, que da servicio al Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid), el cual lleva realizando a su personal (administrativos, servicio de limpieza, tigas, etc) este tipo de test, tanto de control como de seguimiento, a sus profesionales. Otros hospitales de esta comunidad autónoma con la concesión total a empresas privadas, pero que atienden a la población en general, caso de la Fundación Jiménez Díaz, Hospital de Torrejón o Valdemoro, están realizando test rápidos a todo el personal.

Por otro lado, en la Comunidad Valenciana, CSIF ha presentado una denuncia por prevaricación contra la Conselleria de Sanitat por no proteger a sus trabajadores en la crisis sanitaria. La unión autonómica del sindicato le acusa de inactividad porque CSIF ya preguntó, por escrito y con registro de entrada del pasado 31 de enero, por los protocolos adoptados y no obtuvo respuesta

En Castilla-La Mancha, el Gobierno regional señala que se han realizado hasta el momento 2.250 test a sanitarios, sin embargo la opacidad en los datos sigue siendo la norma, ya que se desconoce el número de profesionales contagiados por gerencias. El personal que se ha incorporado sin haber realizado un test (antes de cambio de protocolo) solicita prueba PCR y, dependiendo de las gerencias, tarda más o menos. Del personal sociosanitario, por ejemplo en Guadalajara los test se realizan por «interés médico” y la necesidad de realización de la prueba la dictamina la gerencia. Es decir, frente a la demanda de los sanitarios de test masivos, la contestación es que las pruebas se harán bajo supervisión médica pero nunca de manera universal.

En la Comunidad de Madrid, la presión sobre las urgencias y las UCIS continúa disminuyendo pero existe una preocupación entre los profesionales que se contagiaron en su día, a los que el departamento de Salud Laboral de cada hospital manda a trabajar en cuanto dan negativo en el test, sin atender a las secuelas que en muchos casos deja esta enfermedad. Expertos en salud laboral recomiendan prolongar la incapacidad temporal (IT) durante 15 días más, tras la PCR negativa, para una total recuperación.

Por ello, CSIF ha enviado una carta al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) en la que pide que se considere también como contingencia profesional el periodo de recuperación posterior a la baja por positivo en coronavirus, ya que en muchos casos aún se mantienen los síntomas del COVID-19, sumados al agotamiento y debilidad por haber padecido la enfermedad.

En La Rioja, el personal de hospital y atención primaria asume la carga de trabajo con total normalidad y con una menor presión en las UCI. Los EPIs llegan con regularidad salvo para los celadores, colectivo que está preocupado porque no cuenta con los suficientes medios de protección. Ello ha provocado numerosos contagios, entre ellos el de una celadora que permanece en estado grave en la unidad de medicina intensiva (UMI). En cuanto a las residencias de personas mayores, una vez que se ha comenzado a realizar test tanto a personal como a residentes, las cifras de contagiados está aumentando. A día de hoy, más de la mitad de fallecidos proceden de estas residencias.

En Cataluña pasa algo similar al resto de comunidades autónomas: los test aún no se los realizan salvo que se presenten síntomas claros. En cuanto al estado de las urgencias y las UCI, ya no hay saturación y respecto al material de protección, no se han registrado quejas, aunque muchos sanitarios aseguran que “van justos”.

Por su parte, en Extremadura no se registra tampoco saturación en las UCI. Como dato significativo de la evolución de la pandemia en esta comunidad autónoma, de los 334 fallecidos en por coronavirus, el 85% (un total de 287 personas) vivían en residencias de mayores. Y de todas las víctimas mortales de residencias de mayores, el 42% pertenecían al área de salud de Cáceres, la más afectada.

Asimismo, en Andalucía la presión asistencial por COVID-19 continúa bajando. Como ejemplo, en uno de los grandes centros hospitalarios andaluces, el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabaja este miércoles en la desinfección de un ala de una planta de las que se han utilizado para pacientes con coronavirus y que va a ser recuperada para retomar consultas de otras especialidades en las próximas semanas. En cambio, los test rápidos siguen sin llegar a los profesionales.

Finalmente, Castilla y León continúa con la misma tónica que en los dos últimos días: se ha aliviado la presión en las UCIs y en lo relativo a ingresos hospitalarios. En cuanto a los pruebas de detección del COVID-19, se están haciendo los test rápidos que han llegado a los sanitarios, pero se han dejado de hacer en alguna provincia porque no son fiables. Muchos dan negativos, y luego son positivos con el PCR. Así, por ejemplo, la Dirección Médica de Atención Primaria de Palencia aconseja no hacerlos, con lo que se vuelve a la situación inicial, de no hacer test a los sanitarios. Ello, unido a que se corre el riesgo de que un sanitario que ha dado negativo con el test rápido siga trabajando y contagiando.

Otro problema que se registra en esta comunidad es el de las residencias de mayores, en las que se están empezando a hacer test a todos los residentes y están saliendo unos datos de positivos muy altos, en algún caso cercano al 100%.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados