AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



El crecimiento del empleo en el segundo trimestre es consecuencia de la evolución positiva de la crisis sanitaria y de la economía

El crecimiento del empleo en el segundo trimestre es consecuencia de la evolución positiva de la crisis sanitaria y de la economía

Foment considera que se deberá estar expectante ante los posibles efectos en el empleo derivados de la quinta ola de la pandemia

29 de julio de 2021

◾Para reactivar la economía los esfuerzos deben centrarse en la vacunación y las medidas preventivas sanitarias de la ciudadanía, así como en las ayudas y medidas normativas que aporten oxígeno a los sectores y empresas que han sido golpeados por la pandemia.

Foment del Treball Nacional valora positivamente los datos correspondientes al 2º Trimestre de la EPA, con descensos significativos del paro y crecimientos relevantes de la ocupación, en sintonía con los datos habituales en un 2º Trimestre, obviando el ejercicio anterior.

Respecto a la comparativa a partir del periodo precrisis, último trimestre de 2019, la pérdida de empleo se ha concentrado en el sector público, en el empleo asalariado y, en mayor proporción en los asalariados temporales y en el empleo a tiempo parcial.

Los datos positivos de crecimiento del empleo en el 2º Trimestre son consecuencia de la evolución positiva de la crisis sanitaria y de la economía. Sin embargo, se deberá estar expectante ante los posibles efectos en el empleo derivados de la quinta ola de la pandemia. Para reactivar la economía deben centrarse los esfuerzos en la vacunación y las medidas preventivas sanitarias de la ciudadanía, así como en las ayudas y medidas normativas que aporten oxígeno a los sectores y empresas que han sido golpeados por la pandemia.

En Cataluña, el número de parados según la Encuesta de la Población Activa del 2º trimestre de 2021 sitúa la tasa de paro en Cataluña en un 12,28% (0,62 puntos menos que el trimestre anterior, que fue del 12,90%), situando el número total de parados en 478.500 personas. El número de ocupados aumenta en 43.300 personas (1,28%), respecto el último trimestre del año. Interanualmente, la ocupación se ha incrementado en 189.600 personas (5,88%).

En Cataluña, los datos expuestos por la Encuesta de Población Activa, suponen un descenso del número de parados en 21.200 personas respecto del trimestre anterior (-4,24%), y en relación con el mismo trimestre del año 2020, ha habido un incremento en 5.600 parados (1,19% de variación interanual).

La población activa en Cataluña aumenta en 22.100 personas (0,57%) en relación al trimestre anterior, situándose en 3.895.700, y en relación al mismo trimestre del año anterior, la población activa se ha incrementado en 195.200 personas (5,28%).

Igualmente, la tendencia del número de parados desde el año 2007 fue de crecimiento continuo, pasando de los 250.700 en el 1º trimestre de 2007 a los 949.000 de nivel máximo en el 1º trimestre de 2013. Sin embargo, el primer trimestre del año 2014 supuso una interrupción de esta evolución, toda vez que disminuyó el número de parados, a nivel interanual, en 108.800 personas en el primer trimestre, en el segundo trimestre disminuyó en 138.600 personas, en el tercer trimestre el descenso fue de 149.300 personas, y el último trimestre el descenso fue de 83.000 personas. Como consecuencia de la pandemia esta tendencia ha variado, y este trimestre el incremento a nivel interanual ha sido de 5.600 personas.

A nivel estatal, el número de desempleados se sitúa 3.543.800 personas, habiéndose reducido la tasa de paro 0,72 puntos situándose en un 15,26% en este trimestre, disminuyendo el número de parados en 110.100 personas este trimestre y aumentando en 175.900 personas (5,22%) respecto el mismo trimestre del año anterior. Por otro lado, el número de ocupados se incrementa en 464.900 personas este trimestre respecto al trimestre anterior (2,42%) y se sitúa en 19.671.700. Respecto el mismo trimestre del año anterior el número de ocupados se ha incrementado en 1.064.400 personas (5,72%).

La ocupación aumenta este trimestre en 42.100 personas en el sector público y 422.700 en el privado. En los 12 últimos meses el empleo se ha incrementado en 213.600 personas en el sector público y en 850.800 en el privado.

La ocupación aumenta este trimestre en todos los sectores. En el sector servicios hay 365.700 ocupados más, en la construcción 63.100, en la industria 23.000 y en la agricultura 13.100. Las subidas anuales son de 838.100 ocupados más en servicios, 155.800 más en la construcción, 47.700 en agricultura y 22.900 en industria.

Respecto a la tasa de desempleo, la evolución ha sido muy similar, tanto en los periodos de incremento del desempleo como en los de disminución del mismo, si bien, la tasa de desempleo en Cataluña se muestra siempre por debajo que la del conjunto de España, como se visualiza en el siguiente gráfico:

A nivel estatal, los datos expuestos por la Encuesta de Población Activa, suponen un descenso del número de parados de 110.100 personas respecto del trimestre anterior (-3,01%), y en relación con el mismo trimestre del año 2020, hay 175.900 parados más (5,22% de variación interanual). El número de inactivos se ha reducido en 349.100 respecto al trimestre anterior.

Nota: Efectos del COVID-19 en la EPA de este trimestre

La consideración de los trabajadores afectados por ERTE en la EPA es acorde con las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de la Oficina Estadística de la Unión Europea (EUROSTAT).

En concreto, según las especificaciones de Eurostat para el caso de los ERTE en 2020, los suspendidos de empleo se clasifican como ocupados cuando existe una garantía de reincorporación al puesto de trabajo, una vez finalizado el periodo de suspensión.

Una serie de Reales Decretos publicados durante la pandemia establecen dicha garantía.

Por su parte, los trabajadores afectados por un ERTE con reducción de jornada son ocupados, reflejándose dicha reducción en las horas de trabajo realizadas. En 2021 se han mantenido estos criterios en relación con los ERTE para facilitar la continuidad de las series de 2020.

En la situación provocada por la pandemia, en la que se ha producido el cese de muchas actividades y el confinamiento de la población durante algunos periodos, muchos trabajadores que han perdido su empleo no han podido utilizar ningún método de búsqueda por estar cerradas las empresas que podrían contratarles o imposibilitados de ejercer su actividad como autónomos, o bien no han podido incorporarse a un hipotético trabajo que les fuera ofrecido por tener que permanecer en casa cuidando de las personas dependientes de la familia (niños, ancianos, personas con discapacidad, etc.).

El incumplimiento de alguna de estas dos condiciones de la definición de paro –búsqueda de empleo y disponibilidad para trabajar– determina que la persona no se clasifique como parada en la EPA, sino como inactiva, lo que contribuyó al incremento de la categoría de inactivos en el segundo trimestre y a la posterior evolución contraria en el tercero y en el cuarto, una vez que se fue generalizando la desescalada.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados