- AIRE - https://www.aireg.es -

El Ejecutivo destinará más de 456 millones de euros para impulsar el crecimiento, la internacionalización y el ahorro energético de las pequeñas y medianas empresas.

El Ejecutivo destinará más de 456 millones de euros para impulsar el crecimiento, la internacionalización y el ahorro energético de las pequeñas y medianas empresas.
​El Consejo de Ministros ha aprobado el Marco Estratégico en Política Pyme 2030 Pequeña y Mediana Empresa, un sector que engloba al 99% del tejido empresarial y representa casi el 62% del Valor Añadido Bruto -cifra superior a la media europea-, y el 66,5% del empleo empresarial total.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha explicado que el objetivo de esta medida es «mejorar la capacidad competitiva de las pequeñas y medianas empresas» para que afronten con éxito retos como la digitalización, la sostenibilidad y la internacionalización, y contribuir a su crecimiento.
Maroto ha señalado que «España es un país de PYMES» porque nueve de cada diez empresas lo son, y, además, la mitad de ellas son micropymes. La mayoría (73,82%) se concentra en el sector servicios y en tres comunidades autónomas (Cataluña, Madrid y Andalucía), lo que les resta competitividad. Esta situación, según ha expuesto la ministra, supone un desafío para el crecimiento económico porque las empresas tan pequeñas y tan atomizadas tienen más dificultades para atraer talento, acceder a financiación, invertir en innovación y exportar.
Propuestas de actuación

Pool Moncloa/JM Cuadrado
El marco aprobado propone siete palancas -emprendimiento, gestión empresarial y talento; marco regulatorio; financiación; innovación y digitalización; sostenibilidad e internacionalización- y contempla 50 líneas de actuación.
La ministra ha resaltado que es necesario crear un entorno favorable para que se creen empresas, así como profesionalizar a los gestores empresariales para atraer y retener el talento. Además, hay que crear un marco regulatorio que elimine las trabas para el crecimiento y la consolidación de las empresas.
En cuanto a la financiación, Maroto ha avanzado que el marco propone seguir avanzando en instrumentos alternativos al crédito bancario y en dotarnos de mejores mecanismos para reducir la morosidad: implantar un régimen sancionador o un sistema arbitral de morosidad y promover códigos de buenas prácticas.
Reyes Maroto ha afirmado que la innovación y la digitalización tienen que acompañar a las pymes, así como la sostenibilidad, necesaria para seguir creciendo y generando empleo. «Es necesario avanzar en la transición hacia una economía baja en carbono. También aprovechar los elementos que nos da la economía circular e incorporar algunos elementos que tienen que ver con el cálculo de la huella de carbono y elaborar planes para la reducción de emisiones», ha dicho.
Respecto a la internacionalización, la ministra ha manifestado que supone creación de riqueza y empleo, por lo que hay que poner a disposición de las empresas los instrumentos financieros adecuados a sus necesidades.
El Consejo Estatal de la PYME será el órgano de seguimiento de este marco.
Acompañamiento financiero a las pymes
El Ejecutivo ha aprobado un total de 456,1 millones de euros para impulsar el crecimiento, la internacionalización y el ahorro energético de las pymes.
La ministra ha anticipado que la Empresa Nacional de Innovación gestionará tres líneas de préstamos participativos: Línea Pymes, Línea de Empresas de Base Tecnológica y Líneas Jóvenes Emprendedores, que suman 98,5 millones de euros. Se estima que impulsarán proyectos innovadores con una inversión inducida de 220 millones de euros y un impacto de 1.600 empleos directos.
Además, el Gobierno también ha creado la línea FIEM-Pyme, dotada con 50 millones de euros y orientada a proyectos de internacionalización de menos de tres millones de euros. Y también ha destinado 307,6 millones de euros para mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo de energía final en pequeñas y medianas empresas y grandes empresas del sector industrial.
Reyes Maroto ha concretado que las ayudas se destinarán a la tecnología en equipos y procesos industriales y a la implantación de sistemas de gestión energética que «nos van a permitir avanzar en el gran desafío de combatir el cambio climático y preservar nuestro medio natural alineándolos de nuevo con la Agenda 2030».