AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



El paro se ceba en los más vulnerables

El paro se ceba en los más vulnerables

UGT

28 Enero 2021

UGT reclama al Gobierno que retome la agenda de reformas pendiente y suba el SMI

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que hemos conocido hoy muestran, por un lado, el aumento del desempleo en 527.900 personas en 2020 (un 16,5% más que en 2019), hasta un total de 3.719.800 personas sin empleo, fruto del impacto de la crisis del coronavirus y de las restricciones implementadas por la pandemia, situando la tasa de paro en el 16,13%, más de dos puntos superior a la de 2019.

En este último trimestre, cabe destacar el aumento de la ocupación en 167.400 personas (+0,87%), su segundo mayor crecimiento desde 2005 pese a la segunda y tercera ola de la pandemia, aunque en el conjunto del año, el número de asalariados disminuye en 604.600, con una caída del empleo indefinido en 207.500 personas.

Éste es el resultado del impacto de la segunda ola de la pandemia y de las restricciones implementadas por el coronavirus, por un lado, y, por otro, refleja el freno que ha supuesto la campaña navideña y la prórraga de los ERTEs para que ese desempleo no haya ido a más. El resultado de ambas en el trimestre es favorable, con un pequeño aumento de la ocupación y una ligerísima reducción del desempleo.

En concreto, cabe destacar el incremento de la ocupación y de horas trabajadas durante el último trimestre del año, junto con la proliferación de contratos temporales para la campaña navideña, frente a los indefinidos, pero por otro lado hay que lamentar que ha aumentado el paro entre los colectivos más vulnerables, como son las mujeres y los mayores de 55 años, y se mantienen muy elevadas las tasas de paro entre los más jóvenes; ha empeorado la situación de las personas en paro de larga duración, que con la crisis se han visto imposibilitadas de volver a incorporarse al mercado de trabajo; y sigue existiendo un número extenso de personas que no tiene un empleo y ha desistido ya de buscar un trabajo por la situación que vivimos desde hace un año, algo realmente desmoralizante y preocupante. El número de hogares con todos sus miembros en paro se dispara un 18% en 2020 hasta situarse 1.197.000..

El número de personas desempleadas en el conjunto del 2020 es abrumador, pero gracias a los ERTE y otras medidas de protección social se ha conseguido evitar que esas cifras sean aún más dramáticas. A diferencia de la crisis de 2009, estos mecanismos han logrado evitar que la caída de la actividad se traduzca inmediatamente en destrucción de empleo. Por eso, la extensión de las medidas de ajuste temporal acordadas en la prórroga de aplicación de los ERTE hasta el 31 de mayo y el resto de medidas del escudo social, siguen siendo esenciales para proteger los empleos y el tejido productivo de nuestro país.

Para UGT, es el momento de aplicar medidas que recuperen los derechos laborales perdidos, avanzando en la agenda política pendiente. El aumento del SMI y la derogación de la reforma laboral deberán ser objeto de atención cuanto antes. Sin estas decisiones aún por adoptar, las inversiones proyectadas en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, no llegarán a quienes más las necesitan.

La EPA, en datos

La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al cierre de este atípico 2020, publicada hoy por el INE, muestra un descenso de los desempleados de 3.100 personas (un -0,08%) en el trimestre, hasta un total de 3.719.800, mientras el aumento anual se situó en un 16,54% (527.900 personas desempleadas más). La tasa de paro llega al 16,13%, 0,13 puntos por debajo del trimestre anterior y 2,35 más elevada que en el último trimestre de 2019.

En términos de empleo:
•El número de ocupados se sitúa en 19.344.300 personas, 167.400 menos que en el trimestre previo (-0,87%) y 622.600 inferior que un año atrás (-3,12%) (cifra que no incluye a los afectados por ERTEs).

•Junto con la ocupación, el número de horas trabajadas ascendió un 10,06% en el trimestre. Por su parte, el número de ocupados que no ha trabajado en el último trimestre se reduce a 1.889.100, lo que supone 1.703.700 menos que en el trimestre anterior, lo que muestra el menor número de personas en ERTE durante este periodo.

•El empleo temporal se salva por la campaña navideña (107.200 asalariados temporales más en el trimestre, un 2,75%), mientras el número de asalariados con contrato indefinido muestra una cifra de incremento trimestral más moderada (0,22%, con 26.300 asalariados indefinidos adicionales). La tasa de temporalidad, por ello, se alza al 24,6%, 4 décimas más que en el tercer trimestre.

Sobre el desempleo, cabe destacar:
•El empeoramiento de la situación de las mujeres en el mercado laboral, con una tasa de paro que alcanza el 18,33%, frente al 14,17% de los hombres.

•La tasa de paro entre los menores de 25 años se alza al 40,13% y entre los mayores de 55 años al 12,5%.

•UGT muestra su preocupación por los datos relativos al paro de larga duración, que muestran un notable empeoramiento: 41 de cada 100 personas desempleadas lleva más de un año buscando empleo y 24 más de dos. Una situación que se puede agravar con la presente crisis, considerando que los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentan este trimestre en 24.300, hasta un total de 1.197.000.

•A las anteriores cifras es necesario añadir a quienes se han quedado sin empleo, pero no se encuentran inscritos en el desempleo, y que no han podido cumplir con el requisito de búsqueda activa de empleo (por las restricciones o cierres), o bien no están disponibles para incorporarse a un empleo por razones de cuidado de personas dependientes, quedando fuera del concepto de desempleo, e incluidas en el de inactividad, y mostrando así un desempleo oculto. Las cifras evidencian la dimensión de esta situación: 680.300 personas se encuentran en estas circunstancias en el cuarto trimestre.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados