AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



El Plan de Recuperación debe generar empleos de calidad y con derechos

El Plan de Recuperación debe generar empleos de calidad y con derechos

UGT

05 Mayo 2021

Los datos de paro correspondientes al mes de abril, publicados hoy por el Servicio Público de Empleo, muestran un nuevo descenso de las personas desempleadas, concretamente de 39.012 personas. Este descenso se debe a la Semana Santa, a la mejoría en las cifras de contagios y al avance de la vacunación, que han permitido que aumente la confianza en las perspectivas económicas y que se reactive parcialmente la actividad y la demanda.

Así, el último día de abril 3.910.628 personas se encontraban en desempleo, lo que implica un descenso del 0,99% respecto a marzo. Sin embargo, este volumen es un 2,07% superior al del año anterior en este mismo mes.

Para UGT, pese a las mejoras en el empleo durante los últimos dos meses, la recuperación es muy dependiente todavía de las oleadas de contagios y del ritmo de vacunación. Por lo tanto, la mejor alternativa para garantizar una mejora palpable en el empleo y en la economía es continuar aumentando el ritmo de vacunación como se lleva haciendo en las últimas fechas. Mientras tanto, hay que asegurar la máxima protección sanitaria incluyendo las medidas de restricción necesarias para evitar una nueva oleada de contagios, por lo perjudicial que sería para la recuperación que se repitieran los cierres de algunas actividades.

En este sentido, el sindicato considera fundamental seguir manteniendo la protección al empleo, que ha comprobado tener unos resultados sumamente positivos, vía ERTE y otras prestaciones adicionales, así como reforzar al tejido productivo, puesto que ambos factores serán las claves para que la recuperación sea lo antes posible. De forma paralela, será necesario impulsar las políticas activas de empleo a través de los Servicios Públicos de Empleo.

Además, para UGT es imprescindible que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se traslade a la realidad y haga un buen uso de los fondos de reconstrucción europeos para que la economía española se torne en una economía y sociedad más digitalizadas, productivas y respetuosas con el medio ambiente. Y esto implica un cambio de modelo productivo que genere empleos de calidad.

Y esto pasa también por la derogación de la reforma laboral de 2012, que solo ha generado despidos, pobreza y desigualdad entre la población de nuestro país, una reforma de pensiones que haga justicia a las personas trabajadoras que han terminado su ciclo laboral y aumentar el SMI, entre otras medidas. En definitiva, que el Gobierno cumpla todos los compromisos adoptados con las personas.

Datos de interés

Los datos de paro del mes de abril reflejan que la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 134.396 personas, mientras que este dato desestacionalizado muestra 9.808 personas menos. Sin embargo, en términos anuales la variación se traduce en un aumento de 596.631 personas afiliadas respecto a abril del año pasado, un 3,23% más. El motivo de que la afiliación respecto al año anterior sea tan abultada está en la comparación que se establece con el primer mes de la pandemia, abril de 2020, que tuvo un fuerte impacto en la afiliación. Por otro lado, a finales de abril de 2021 había en ERTE 638.283 personas seguían protegidas por este instrumento, 36.621 menos que a fin de marzo.

El número de beneficiarios de prestaciones en el mes de marzo era de 2.228.589 personas, lo que supone un aumento del 5,6% respecto a marzo de 2020. La causa de este aumento en la protección se encuentra fundamentalmente en los ERTE.

Por otro lado, la contratación en el mes de abril ha disminuido un 3,37% mensual y ha aumentado un 101,57% anual, debido al efecto de comparación con el mes de abril de 2020, que fue el primer mes completo de confinamiento y hubo un mínimo de contratos.

El porcentaje de contratos indefinidos sobre el total de contratos que se registraron en abril se situó en un 12,09%. Ahora bien, dentro del número de contratos indefinidos que se firmaron, el 62,55% ha sido a tiempo completo, mientras que el 26,85% lo fue a tiempo parcial. Visto con perspectiva esto significa que sólo 8 de cada 100 contratos son indefinidos a tiempo completo. No obstante, los contratos bajo la modalidad de obra y servicio y eventuales por circunstancias de producción abarcaron el 79,10% del total de la contratación.

En abril, respecto al mes anterior, ha descendido en 24.038 el número de hombres registrados como desempleados (un 1,44% menos), mientras el paro femenino lo ha hecho en un porcentaje menor, siendo menor también en términos absolutos (14.974 desempleadas menos, un 0,66% menos). Esta desigualdad es aún más notable en términos anuales si tenemos en cuenta que el desempleo masculino ha disminuido un 1,90% (31.900 parados menos) mientras que el femenino aumentó un 5,17% (111.325 desempleadas más). El 57,9% de las personas en desempleo son mujeres.

En abril estaban registrados 355.884 jóvenes (un 9,1% del total de desempleados). El desempleo entre los menores de 25 años ha descendido un 0,67% mensual (1.909 parados jóvenes menos en este mes), y en términos anuales asciende un 11,62% (37.062 jóvenes).

Por lo que respecta a los trabajadores extranjeros, ha habido un descenso similar en términos relativos. En este caso el número de personas en desempleo disminuye en el mes un 0,84% (siendo también menor el descenso entre las mujeres en términos relativos y absolutos), lo que deja un total de 579.254 personas extranjeras desempleadas (un 14,81% del total de desempleados). En la variación anual se observa también un incremento del 16,48%, 81.965 trabajadores extranjeros desempleados más.

Por sectores, en abril el paro registrado desciende en todas las actividades productivas; en la industria (5.127 desempleados menos, un 1,64% menos), en la agricultura (2.622 menos; un -1,35%), en la construcción (3.947 menos; un -1,30%) y en los servicios (32.192 menos, un -1,16%). Sin embargo, en el colectivo sin empleo anterior se observa un aumento del desempleo (4.876 personas adicionales, un 1,37% más). En el año se incrementa el paro en la agricultura y en el sector servicios, 17,07% y 1,05% respectivamente. En la industria disminuye un 5,88% y en la construcción lo hace un 12,75%. Cabe destacar que desde abril de 2020 se ha producido un aumento de desempleados del 31,40% en el colectivo sin empleo anterior.

La afiliación a la Seguridad Social se incrementa en el mes: 134.396 afiliados adicionales en abril respecto a marzo, un 0,71% más, aumentando hasta los 19.055.298 afiliados (de media en el mes). No obstante, esta variación mensual desestacionalizada muestra 9.808 afiliados menos.

El número total de contratos registrados en abril disminuye un 3,37% respecto al mes anterior, con un total de 1.356.845 contratos firmados. Los contratos indefinidos descienden un 20,81% al compararse con el dato atípico que se produjo en el mes de marzo, mientras los temporales disminuyen en un 0,35%. Si lo comparamos con los registrados en abril de 2020, primer mes completo de confinamiento y record de mínimo de contratos, el volumen del total de contratos aumenta un 101,57%, los temporales lo hacen un 94,23% y los indefinidos en un 177,90%. Este mes la proporción de indefinidos sobre el total de contratos se sitúa en el 12,09%.

En el mes crece únicamente el volumen de los contratos temporales a tiempo parcial (un 1,32%), frente al resto que disminuyen: los indefinidos a jornada completa descienden un 20,31%; mientras tanto los indefinidos a tiempo parcial lo hacen concretamente en un 23,29% y los temporales a jornada completa lo hacen en un más moderado 1,10%.

La modalidad de indefinidos a tiempo completo ocupa sólo un 7,56% sobre el total de contratos registrados en el mes. Mientras, el peso de los contratos a tiempo parcial sobre el total de contratos se mantiene en el 31,22%.

En el mes de marzo, el número de beneficiarios de prestaciones descendía a 2.228.589, un 5,6% más que en el mismo mes de referencia de 2020. Con este nivel de protección entre las personas empleadas amparadas por un ERTE, la tasa de cobertura del sistema de protección se sitúa en el 60,46%, un 3,2% menos que en 2020.

La Seguridad Social señala que a 30 de abril de 2021 había 638.283 afiliados protegidos por los ERTE, 36.621 menos que a finales de marzo.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados