AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



El Presidente de CEOE apuesta por la colaboración público-privada, la digitalización y el diálogo social.

20 Octubre 2020

CEOE

En la inauguración del XVII Foro de Diálogo Italia-España

El Presidente de CEOE apuesta por la colaboración público-privada, la digitalización y el diálogo social.

Clausuraron el acto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte. En el marco del Foro, representantes de CEOE y de CONFINDUSTRIA mantuvieron una reunión para estrechar la cooperación bilateral de cara a la recuperación económica.

Foro de Diálogo España-Italia

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, apostó por la colaboración público-privada, la digitalización, la seguridad jurídica, el diálogo social o la formación de cara a la recuperación económica, durante el XVII Foro de Diálogo Italia-España que se celebró hoy en Roma y que estuvo organizado por CEOE y la Fundación AREL. Junto a ellos, intervinieron los copresidentes de dicho Foro, Enrico Letta por parte italiana y Josep Duran i Lleida por parte española. Clausuraron el acto, en el que intervinieron altos cargos institucionales y numerosos representantes del mundo económico y empresarial de ambos países, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte. En el marco del evento, representantes de CEOE y de CONFINDUSTRIA mantuvieron una reunión para estrechar la cooperación bilateral, especialmente en el seno de la Unión Europea.

Contexto internacional

En la sesión de apertura intervino el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, quien se centró en hablar de la respuesta europea a la crisis y la dimensión geopolítica en la que nos encontramos. En este sentido, informó de la caída del PIB prevista a nivel mundial en torno al 5%, y que estará repartida de forma muy desigual, ya que, en Europa se prevén caídas de entre el 10% y el 15%. En su opinión, tanto el Banco Central como los Estados miembros actuaron con rapidez frente a la crisis, acudiendo de forma mancomunada a los mercados financieros y haciendo transferencias a los países a fondo perdido. Lo importante, añadió, es gastar bien el dinero que, de cara a la recuperación, irá principalmente destinado a la digitalización y al cambio climático. Borrell habló de las 3 B: “Building Back Better”, para destacar la necesidad de reconstruir un futuro mejor, sin reproducir el pasado.

El nuevo contexto geopolítico, aseguró el representante de la UE, viene marcado por dos grandes escenarios: el desarrollo de África y de sus sistemas políticos, y la rivalidad entre China y Estados Unidos. El gigante asiático jugará un papel fundamental en esta nueva realidad. El futuro de Europa, indicó, dependerá, en gran parte, de lo que haga con sus poderes blandos (digitalización, comercio…). “Estamos ante un mundo más desigual, más libre, más digital, en el que se cuestionan los sistemas democráticos y el multilateralismo es poco efectivo”, sentenció. Además, insistió, “ahora todos debemos ser Keynesianos”, aumentando el gasto público para estimular la demanda agregada y así aumentar la producción, la inversión y el empleo. El problema, subrayó, es que la gente tiene miedo y tiende al ahorro, lo que disminuye el consumo y, en consecuencia, el empleo. En este nuevo contexto, recalcó, habrá que construir respuestas sobre la marcha y no todos los países están preparados para dar las mismas respuestas. Regiones como América Latina se enfrentan a una década de crecimiento perdido, aseveró. Por otro lado, Europa es muy dependiente de China, reiteró, por lo que debe fomentar la transformación digital para no perder el liderazgo tecnológico. El futuro de África también marcará el contexto internacional, dependiendo de si adopta sistemas más democráticos o más totalitarios, informó. Por todo ello, ante esta “tormenta perfecta”, Europa debe mostrarse más firme que nunca en sus principios y valores, nivelando el campo de juego con China, apostando por el diálogo y la sostenibilidad. “Debemos redefinir nuestro propio camino al modo de Sinatra, es decir, in my way”, concluyó.

Inauguración

En la sesión de inauguración, participaron el presidente de CEOE, Antonio Garamendi; los copresidentes de dicho Foro, Enrico Letta por parte italiana y Josep Duran i Lleida por parte española; y los embajadores de Italia en España, Riccardo Guariglia y de nuestro país en Italia, Alfonso Dastis.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, hizo un decálogo de recomendaciones de cara a la recuperación económica. En este sentido, apostó por tener una visión de medio y largo plazo para llevar a cabo las inversiones necesarias para hacer de España un país más competitivo, resiliente y sostenible. La transición energética es fundamental para alcanzar esta sostenibilidad, puntualizó. La confianza a través de la seguridad jurídica es fundamental, así como el consenso y diálogo social para llegar a acuerdos que nos ayuden a salir de la crisis. Es imprescindible un marco regulatorio más flexible y adaptado a los cambios de la economía española, subrayó; y, en este contexto, la colaboración público-privada para mejorar la eficiencia y la calidad en la prestación de servicios públicos, tanto en el ámbito de la educación y la sanidad, como en el de las Infraestructuras, es crucial.

Asimismo, consideró prioritario conservar el tejido productivo a través de medidas que están funcionando, como los ERTEs o las líneas de avales públicos; y se debe potenciar la reindustrialización para generar un empleo de calidad y mejor remunerado. El objetivo debe ser, recalcó, alcanzar un peso del 20% sobre el PIB. La innovación y la digitalización del tejido productivo, sobre todo de las pequeñas y medianas empresas y de la Administración pública son indispensables; así como la estabilidad presupuestaria. Hay que disponer del gasto público necesario en el corto plazo para salir de la crisis, y volver a una senda de estabilidad fiscal a medio y largo plazo. “Es importante gastar bien”, insistió. Por último, Garamendi incidió en la igualdad de oportunidades y el crecimiento inclusivo a través de la formación y la educación. “La prioridad son las personas y el empleo, ésta es la mejor fórmula de inclusión social”, sentenció. En esta línea, aseguró que no debemos dejar a nadie atrás en la recuperación y en las transformaciones energéticas y digitales.

Los copresidentes del Foro, Enrico Letta y Josep Duran i Lleida, insistieron en fomentar el diálogo entre los Estados miembro y las instituciones para encarar la recuperación económica. “No podemos afrontar los problemas solos, Italia y España deben unirse para hacer frente a las dificultades, que no son sólo nacionales, sino también europeas”, subrayó Letta. Por su parte, Duran i Lleida, destacó que no es momento de competir entre nosotros, sino de cooperar los países unidos, y potenciar la cooperación público-privada. Toda crisis lleva consigo una oportunidad, prosiguió, pero hay que saber aprovecharla; “la integración europea es la respuesta a nuestros problemas”.

Los embajadores de Italia en España, Riccardo Guariglia y de nuestro país en Italia, Alfonso Dastis, abogaron por que la competitividad entre países se transforme en cooperación, “cuando España e Italia trabajan juntos, no sólo es mejor para ambos, sino también para Europa”, señalaron. Asimismo, informaron de que la población de los dos países representa casi un cuarto de la europea, y sus economías cerca del 22% de la del conjunto de Europa. Por tanto, “la unión hace la fuerza, y este foro es un win-win para todos”, resaltaron.

Proyecto común

El ministro italiano de Exteriores, Luigi Di Maio, destacó que nuestras relaciones son estratégicas para el futuro de Europa, y que juntos estamos construyendo el futuro del proyecto europeo, por eso es crucial reforzar la sintonía y cooperación entre nuestros países. Se centró, además, en la importancia de la Next Generation EU; del cambio climático; de la estabilidad económica; de la integración europea; y de propuestas concretas para reformas institucionales. Debemos colaborar España e Italia unidos por nuestro interés común, y en aras de renovar la Unión Europea, para hacer frente no sólo a ésta, sino también a futuras crisis, insistió.

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, a su vez, apostó por reforzar el multilateralismo a partir de la autonomía estratégica, reduciendo la interdependencia de Europa. Señaló también cuatro áreas prioritarias para esta Región, que son la salud, la movilidad, las cadenas globales de valor y las nuevas tecnologías. En este sentido, aseguró que necesitamos una Organización Mundial de la Salud más fuerte, con mayor capacidad de reacción y mejor financiada; acortar las cadenas de valor, que sean más cercanas, pero en base a un sistema de comercio abierto con una reglamentación adecuada; apostar por la tecnología, fijando estándares concretos, con una fiscalidad más justa y mejor gobernanza digital; e impulsar la sostenibilidad en todas sus vertientes. “Este foro es una ocasión perfecta para impulsar nuestras relaciones económicas, comerciales y de inversión; y lograr que ese cuarto de la población europea unida transforme la vanguardia de Europa en la era post-Covid”, sentenció.

Reunión CEOE y CONFINDUSTRIA

En el marco del foro, el vicepresidente de CEOE, Íñigo Fernández de Mesa, mantuvo una reunión con los máximos representantes de CONFINDUSTRIA, para impulsar y fomentar nuestras relaciones bilaterales; así como en el seno de BusinessEurope (patronal europea), en aras de abordar más en profundidad intereses comunes, entre ellos la política industrial europea. Durante la reunión, en la que también participó el director general de CEOE Internacional, Narciso Casado, se apostó por el diálogo entre países, la cooperación permanente entre instituciones, y por defender el multilateralismo, con el objetivo de construir una Europa más cohesionada y resiliente.

Foro de Diálogo Italia-España

Desde 1999, el Foro de Diálogo España-Italia reúne periódicamente a personalidades relevantes de la política, del empresariado y de la sociedad civil española e italiana, con el objetivo de guiar y fortalecer la colaboración entre ambos países.

En esta edición, intervinieron, además de los ya mencionados anteriormente, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Transición Ecológica, Teresa Ribera; el ministro italiano del Ambiente, Sergio Costa; el comisario europeo de Asuntos Exteriores y Monetarios, Paolo Gentiloni; el vicepresidente de CEOE, Josep Sánchez Llibre; y representantes de importantes instituciones europeas y CEOs de empresas de ambos países. En el transcurso de la jornada, todos ellos debatieron acerca de los grandes temas del Next Generation EU; de la innovación y la digitalización, como los principales motores de la renovación europea; y abordaron el Green New Deal, para hacer frente al desafío de la sostenibilidad en Europa.

La clausura del Foro, que tendrá lugar esta tarde, correrá a cargo del presidente del Gobierno Pedro Sánchez y del presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados