AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



El trabajo del Parlamento Europeo para garantizar un salario mínimo digno en la Unión Europea

El trabajo del PE para garantizar un salario mínimo digno en la UE

23-08-2021

El Parlamento Europeo trabaja en una propuesta cuyo objetivo es garantizar un salario mínimo europeo que permita condiciones de vida decentes en la UE.

En 2018, siete de cada diez europeos que cobran el salario mínimo afirmaron que les resultaba difícil llegar a fin de mes.

La crisis de Covid-19 ha puesto en relieve la necesidad de garantizar salarios mínimos dignos en toda la UE. Muchos de los trabajadores en primera línea de la pandemia, como los cuidadores, trabajores sanitarios, personal de limpieza o cuidadores de niños, cobran solo el sueldo mínimo. Además, en la mayoría de los países, más del 60% de los trabajadores que perciben menos del 90% de ese indicador son mujeres.

Descubra más sobre cómo la UE mejora los derechos y condiciones de los trabajadores.

La necesidad de un salario mínimo justo

El salario mínimo es la cuantía mínima de remuneración que un empleador está obligado a pagar a sus asalariados por el trabajo. En la mayoría de los Estados miembros, a menudo el sueldo no cubre todos los costos de vida. En 2018, siete de cada diez europeos que cobran el salario mínimo afirmaron que les resultaba difícil llegar a fin de mes.

Cerca del 10% de los trabajadores europeos están en riesgo de pobreza

Salarios mínimos en la UE
En 2020, las diferencias salariales entre los países de la UE fueron notorias y oscilaron entre 312 euros en Bulgaria y 2 142 euros mensuales en Luxemburgo. La disparidad se debe, entre otros factores, a las diferencias en el nivel de vida de los Estados miembros.

Descubra más estadísticas sobre los salarios mínimos en la UE.

Existen dos formas de salarios mínimos en los países de la UE:

Salario mínimo legal. Están regulados a través de estatutos o leyes oficiales. La mayoría de Estados miembros cuentan con estas normas.
Salario mínimo colectivo. Los sueldosse determinan a través de convenios colectivos entre los sindicatos y los empleadores y en ocasiones incluyen los salarios mínimos. En la actualidad existen en seis países de la UE: Austria, Dinamarca, Chipre, Finlandia, Italia y Suecia.

¿Qué hace el Parlamento para conseguir salarios mínimos justos en la UE?

El Parlamento, el Consejo y la Comisión proclamaron de manera conjunta el Pilar Europeo de Derechos Sociales en noviembre de 2017, que reflejaba el compromiso de la Unión para que se establecieran salarios mínimos justos.

En octubre de 2021, el Parlamento aprobó una resolución en la que demandaba a la Comisión proponer un instrumento legal para los suelos mínimos justos en la UE.

En un informe aprobado en diciembre de 2020, el PE subrayó que la directiva sobre salarios mínimos justos debaría contribuir a eliminar la pobreza de los trabajadores y promover los convenios colectivos.

Los trabajadores tienen derecho a salarios justos que proporcionen un nivel de vida digno


Principio 6 del pilar europeo de derechos sociales

La Comisión publicó en 2020 una propuesta de la directiva para mejorar las condiciones de los salarios mínimos en la UE. Tiene en cuenta las competencias nacionales y la libertad contractual de los agentes sociales y no fija el nivel de los salarios mínimos.

Su objetivo es proteger a los trabajadores en la UE y, en particular, ayudar a cerrar la brecha salarial de género, reforzar los incentivos para trabajar y estándares mínimos en el mercado único.

La directiva pretende promover la negociación colectiva sobre la fijación de salarios en todos los países de la UE y garantizar las condiciones mínimas establecer los salarios mínimos legales en aquellos países en los que existen, teniendo en cuenta las condiciones socioeconómicas, así como las diferencias regionales y sectoriales.

Al proponer un marco que establezca las normas mínimas y no fijar un salario mínimo comunitario, la Comisión quiere respetar la autonomía de los Estados miembros y los interlocutores sociales.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados