AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



La OCDE reclama el mantenimiento de las medidas de protección a las personas en España

La OCDE reclama el mantenimiento de las medidas de protección a las personas en España

UGT

28 Mayo 2021

La pandemia y el endeudamiento y envejecimiento de la población son los grandes retos para nuestra economía, según el organismo

• El organismo coincide con UGT en la necesidad de preservar la sostenibilidad del sistema de pensiones y en mejorar las políticas activas de empleo disminuyendo las bonificaciones a las empresas.

• El sindicato no comparte la prevalencia del convenio de empresa en materia de negociación colectiva que propugna la OCDE, ya que, como reconoce, no ha servido para reducir la pobreza laboral y ha ampliado la variabilidad salarial.

• Recomienda impulsar una reforma del sistema tributario español para hacerlo más justo y eficiente.

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores valora que la OCDE reconoce la necesidad de mantener las medidas de apoyo a la economía mientras sea preciso, con el fin de proteger al mayor número de personas y no dejar a nadie atrás.

En este sentido, en su informe económico sobre España, publicado ayer, reconoce el efecto positivo de los ERTE, recomendando un mayor esfuerzo en las medias de apoyo a las empresas, y señala el impacto a medio plazo que estos programas han tendido sobre la ratio de endeudamiento. Para encarar este asunto, la OCDE hace especial hincapié los ingresos públicos, por la vía de la tributación indirecta y la verde, dentro de una recomendación general a mejorar la eficiencia del sistema impositivo.

En este sentido, el organismo sitúa el impacto de la pandemia, a corto plazo, y el endeudamiento y el envejecimiento de la población, a medio y largo plazo, son los grandes retos de la economía española en los próximos años. Además, señala el impulso positivo que tendrá en España la aplicación del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, haciendo el llamamiento, transversal a todas las valoraciones del entorno económico que se publican, por diferentes organismos, a que se aproveche la oportunidad que esto supone.

Medidas expansivas en materia laboral y de pensiones

Para UGT, la crisis de la COVID ha hecho necesarias medidas de apoyo a una escala inédita en las últimas décadas. Esto ha llevado el endeudamiento a niveles muy altos, como en el contexto general de los países de la OCDE. En este contexto, el sindicato considera imprescindible que no se apele a una vuelta rápida a la austeridad instrumentada mediante un programa de recortes, como si se hizo en la Gran Recesión.

Recortes que el sindicato no va a consentir en materia de pensiones, donde se prevé un aumento previsto del gasto, que se situaría en el 15% del PIB en 2050, así como la menor relación entre mayores de 65 años y población en edad de trabajar prevista para ese plazo. No obstante, en este sentido, las recomendaciones se alinean en gran parte con las acciones puestas en marcha o anunciadas ya por el Gobierno.

Ni tampoco los consentirá en materia laboral, donde es más necesaria que nunca la derogación de la reforma laboral para crear empleo decente y con derechos, y para mejorar en la aplicación de las políticas activas de empleo, como señala la OCDE, con un presupuesto marcadamente sesgado hacia el pago de bonificaciones. Para el organismo, éstas deben circunscribirse a casos más específicos, como señala UGT, aunque se deba reforzar la capacidad del SEPE para llevarlas a cabo.

Algo en lo que el sindicato disiente es el mantenimiento de la prevalencia del convenio de empresa como recomienda la OCDE, cuando reconoce, a la vez, que a día de hoy estos solo equivalen al 6% del total de convenios y que nunca han sido una necesidad explícita en el tejido productivo español. Además, señala que ha servido para “ampliar la variabilidad salarial”, “reducir las horas de trabajo” y “no disminuir significativamente la pobreza laboral”. Estos elementos de diagnóstico han sido expuestos por las organizaciones sindicales españolas: la prevalencia de contratos a nivel empresa ha servido, sobre todo, para que en determinadas regiones y actividades se hayan formado instancias de negociación con el único propósito de rebajar las condiciones de previos acuerdos, es decir, especialmente para deteriorar las condiciones de los trabajadores.

Por otro lado, en 2018 la OCDE en sus perspectivas económicas apuntaba en un capitulo diversas evidencias de que la descentralización de la negociación colectiva no había tenido los efectos positivos esperados en términos de productividad y creación de empleo, y que, en cambio, expandía la vulnerabilidad, tanto salarial como en términos de empleo, ya fuera del total de trabajadores como de los colectivos tradicionalmente más afectados como son mujeres y jóvenes. UGT ni comparte ni estima que ni siquiera se justifique bien esta posición en el informe.

En material salarial, recomienda la creación de una comisión que estudie las actualizaciones del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), a pesar de que, desde los años 80, la OCDE, en línea con otros organismos internacionales, señalan que la presencia de salarios mínimo y sus aumentos incrementa la tasa de desempleo. Incluso tan recientemente como en el año 2019, el Banco de España anunciaba la pérdida de entre 120.000 y 150.000 empleos, y el aumento de la desigualdad, si el salario mínimo en España aumentaba.

Sin embargo, UGT considera que ya se ha evidenciado que no solo esto no se produce, sino que incluso subidas significativas tienen efectos muy reducidos en el desempleo y muy apreciables, cuando se miden, en el colectivo que las recibe, expandiendo los niveles de empleo y de la economía. De esta forma, se convierte en un elemento clave para acotar la desigualdad por abajo y para permitir el acceso a unos estándares de bienestar. UGT, como el resto de las organizaciones sindicales europeas, considera que un salario mínimo que permita unas condiciones de vida dignas y que mantenga su nivel adquisitivo es un elemento esencial de cohesión social.

Un sistema tributario eficiente y justo

En relación al sistema impositivo, UGT considera oportuno el análisis que se hace sobre el desigual reparto en los tipos reducidos de IVA y en el mayor aprovechamiento que hacen de él las rentas más altas. Sin embargo, considera que faltan aspectos muy importantes del debate impositivo. Primero, resaltar la menor capacidad recaudatoria del sistema tributario español; segundo, la desigualdad en el tipo efectivo que soportan las empresas pequeñas comparadas con las grandes.

Y tercero, el sindicato señala que no hay ninguna mención en el informe sobre las recientes conclusiones del documento publicado por la OCDE acerca de la importancia de los impuestos sobre las herencias y patrimonio, que señalaba a España como uno de los países dónde menos importancia tenían en el sistema impositivo. En este sentido, UGT ha mantenido la necesidad de que el sistema tributario español gane en capacidad y redistribución, y se impulse un sistema fiscal eficiente y justo.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados