AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



La subida de los costes laborales es equívoca, consecuencia del efecto de la pandemia y los ERTE

La subida de los costes laborales es equívoca, consecuencia del efecto de la pandemia y los ERTE

El índice de coste laboral armonizado (ICLA) del cuarto trimestre de 2020 arroja una subida del coste laboral por hora trabajada en términos desestacionalizados del 1,4% trimestral y del 3,5% interanual. Para CCOO esta subida es equívoca, ya que el aumento del desempleo y los ERTE se han concentrado en ocupaciones con salarios medios inferiores, lo que automáticamente ha elevado el coste salarial medio total y por hora de aquellas personas que mantienen su empleo y figuran en la estadística, aunque sus salarios no hayan variado o incluso hayan podido bajar.

10/03/2021.

CCOO

El índice de coste laboral armonizado (ICLA) del cuarto trimestre de 2020 arroja una subida del coste laboral por hora trabajada en términos desestacionalizados del 1,4% trimestral y del 3,5% interanual. La subida del coste salarial por hora es claramente inferior (0,7% trimestral, 2,8% interanual) y son los otros costes laborales por hora (3,6% trimestral, 5,7% interanual) los que impulsan la subida del ICLA. En estos otros costes laborales se incluyen, entre otros factores, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social.

Durante 2020 la pandemia ha provocado un aumento del paro y de la población asalariada afectada por ERTE, lo que ha impactado en la evolución del ICLA en los diferentes trimestres. Desde el inicio de la pandemia las empresas acogidas a los ERTE dejaron de asumir en gran medida el pago de los salarios y de las cotizaciones de los trabajadores afectados que pasaron a abonarse con cargo a la Seguridad Social. Según avanzaba el año 2020 y la pandemia se ha recuperado progresivamente la aportación empresarial por las cotizaciones sociales obligatorias de los trabajadores/as incluidos en ERTE.

El aumento del coste laboral por hora se explica principalmente por el repunte de los costes laborales (no salariales) derivado del hecho de que las empresas van asumiendo de nuevo progresivamente una parte de las cotizaciones sociales de los trabajadores que siguen en ERTE aunque siguen sin modificarse sus horas efectivas de trabajo.

El aumento del coste salarial por hora durante 2020 refleja el efecto composición sobre el empleo de la crisis, la pandemia y los ERTE, no desde un punto de vista sectorial que se mantiene constante en el ICLA pero sí por la variación de las ocupaciones desempeñadas dentro de cada sector. El aumento del desempleo y los ERTE se han concentrado en ocupaciones con salarios medios inferiores, lo que automáticamente ha elevado el coste salarial medio total y por hora de aquellas personas que mantienen su empleo y figuran en la estadística, aunque sus salarios no hayan variado, o incluso hayan podido bajar en algunos casos.

El ICLA es un indicador que se obtiene a partir de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral que también elabora el INE. El ICLA intenta minimizar la incidencia del efecto composición del empleo en la variación salarial y para ello mantiene constante el peso de los sectores de actividad en la composición del empleo, pero no la de las diferentes ocupaciones que desempeñan. El paro y los ERTE han impactado de forma desigual sobre las distintas ocupaciones laborales.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados