- AIRE - https://www.aireg.es -

Los depósitos ya llegan al 8%

El Confidencial. Cotizalia
Los mercados monetarios están completamente cerrados. Lo padecen los bancos y cajas del sistema financiero español y lo saben en la sede del Banco de España. Un contexto excepcional que ha obligado a las entidades a recurrir al ahorro de los particulares para poder financiarse. Para cubrir esta necesidad se han lanzado a la captación de depósitos altamente remunerados, llamados a suplir esa necesidad de liquidez a corto plazo.

Las penúltimas ofertas llegaron ayer mismo, aunque seguirán apareciendo nuevas y más agresivas en los próximos días. Bankinter, por ejemplo, lanzó ayer un depósito remunerado al 8% TAE durante dos meses, siendo la primera entidad que utiliza esta cifra para emprender la captación de fondos. También ayer, Caja Navarra lanzó al mercado un nuevo depósito con una rentabilidad del 7% para un plazo de seis meses para el 80% de la aportación.

El producto de la entidad Navarra, que garantiza el 100% de la inversión, cuyo importe mínimo debe ser de 3.000 euros, tiene referenciado el 20% restante a la evolución del índice Eurostoxx50. Una oferta más sofisticada que la presentada también ayer por Caja España con su Depósito Descanso, una imposición a plazo con un 6% de rentabilidad el primer año, mientras los dos siguientes el interés estará referenciado al Euribor a tres meses.

Las firmas valencianas no se quedan atrás

También ha lanzado oferta al mercado la alicantina CAM, que ha empezado a comercializar un nuevo depósito que ofrece una rentabilidad del 7,50% a doce meses. Este producto está dirigido preferentemente a los titulares de planes de ahorro de la entidad, con lo que se pretende retener y fidelizar a los clientes de la caja. Este producto carece de comisiones, permite flexibilidad en las aportaciones y ofrece la disponibilidad de un seguro para la familia.

Su vecina valenciana Bancaja no se ha quedado atrás. En su caso, el depósito es algo más sofisticado y aunque ofrece una rentabilidad del 7% asegurado para el 50% de la cantidad invertida, mientras el otro 50% está referenciado a la evolución del índice DJ Eurostoxx Sustainability que recoge a nivel europeo a las empresas más comprometidas con los criterios de sostenibilidad, según explicaba la propia entidad, a la que Moody´s acaba de rebajar su calificación.

La situación actual del mercado, sin liquidez ni confianza, está obligando a las entidades a salir a la caza del dinero de los particulares. En principio, esta herramienta no es la preferida por el Banco de España, que teme una carrera loca en la captación del pasivo con el gancho de altas remuneraciones. Desde el pasado invierno, el gobernador Fernández Ordóñez ha preferido que cajas y bancos acudan el mercado monetario, aunque implique un coste mayor.