AIRE

Asociación Independiente de Registradores
                                 


Ultimas entradas




Archivos



NextGenerationEU: dinero europeo para combatir la crisis

NextGenerationEU: dinero europeo para combatir la crisis

Los efectos de la COVID-19 son palpables a todos los niveles. NextGeneration EU es la respuesta de 750.000 millones de euros de la Unión Europea para paliar el impacto de esta crisis sin precedentes, y fomentar una recuperación basada en las transiciones verde y digital. Aquí te explicamos en qué consiste NextGenerationEU.

10/03/2021 Comisión Europea

El coronavirus ha marcado el devenir de todos los países europeos; algunos han sufrido mayor impacto que otros. Los efectos de esta crisis se han dejado sentir en todo el planeta.

¿Qué es Next Generation EU?

NextGeneration EU es un complemento al presupuesto ordinario de la UE, que se ha creado con el fin de reparar los daños tanto económicos como sociales inmediatos, causados por la COVID-19.

Su objetivo es contrarrestar con inversiones y reformas el impacto que la pandemia ha tenido en las economías de los países de la UE, y hacer que, tanto la economía como el empleo, sean más sostenibles y resilientes y que estén sólidamente preparados para escenarios futuros.

Cada siete años, la Unión Europea se dota con un marco presupuestario que cubre dicho periodo. En el último, que tiene validez entre 2021-2027, el importe total sin precedentes asciende a 1,074 billones de euros.

Con NextGenerationEU, se añaden 750.000 millones de euros adicionales. Esto significa, que el presupuesto total de la UE se aproximará a casi el doble de lo inicialmente previsto, llegando a los más de 1,8 billones de euros.

next-generation-eu-2020.jpg

Nunca antes en la historia de la UE tuvimos un presupuesto tan voluminoso. Y es razonable puesto que Europa tiene que estar a la altura de las circunstancias no solo de la crisis sanitaria, sino de la económica y social.

De esta manera, cuando llegue la era post-COVID, Europa se asegura de tener los recursos para que la economía europea sea más ecológica, más digital, más resiliente y con una gran capacidad de adaptación a los retos futuros.

Te explicamos qué partes componen este NextGenerationEU:

1.- Apoyar a los países para salir reforzados de la crisis: El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia es uno de los pilares fundamentales de Next Generation EU. ¿Por qué? porque ofrece dinero a fondo perdido (subvenciones) y préstamos por un valor de 672.000 millones de euros a los países de la UE. La idea es que la inversión pública no se vea afectada y que los países salgan más reforzados y resilientes de la crisis. Para conseguir este objetivo, los países de la UE están redactando sus Planes de Recuperación y Resiliencia que deben acordar con la Comisión Europea. España va a ser el país que más fondos reciba en subvenciones: más de 69.000 millones de euros.

2.- Continuar con la recuperación para la cohesión y los territorios de Europa. REACT-UE, con un presupuesto de 47.500 millones de euros, ofrece financiación de emergencia para paliar los efectos que a corto plazo ha tenido la crisis de la COVID-19 y apoyar sectores que son esenciales en la recuperación. Los países pueden decidir cómo deben canalizar mejor sus inversiones en campos tan importantes como la creación de empleo, el apoyo a los sistemas de salud o fomentar una recuperación ecológica, digital y resiliente. La ventaja de REACT-UE es que no hace falta cofinanciación por parte de los países y que estos fondos pueden utilizarse para paliar los efectos desde el inicio de la pandemia. En este apartado, España va a recibir casi 11.000 millones de euros en 2021.

Dentro de este apartado, se ha previsto complementar con más dinero a los siguientes fondos del presupuesto ordinario de la UE:

El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER): Para fortalecer la cohesión socioeconómica y evitar desequilibrios entre las regiones de la Unión. Este fondo pone especial atención en apoyar la inversión en las pymes, la digitalización, la innovación y la investigación.
El Fondo Social Europeo (FSE): Apoyará a millones de europeos en la mejora de sus competencias y así facilitarles la reintegración en el mercado de trabajo. También apoya a empresas para crear más empleo y de calidad.
El Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD): Con el fin de respaldar la obtención de alimentos, la asistencia básica y el abastecimiento de ropa y jabón a las personas más desfavorecidas por parte de los países de la UE. Se trata de una serie de medidas estrechamente relacionadas con la inclusión social.

3.- Apoyar a aquellos territorios que más sufren la transición hacia otros modelos económicos. El Fondo de Transición Justa (FTJ), con un presupuesto de 17.500 millones (7.000 del presupuesto global de la UE y 10.500 de NextGenerationEU), pretende apoyar a aquellos territorios y personas donde la transición hacia una economía baja en carbono va a tener un mayor impacto. Un claro ejemplo de este fondo, serán las ayudas para que las personas desarrollen nuevas capacidades que les permitan integrarse mejor en el mercado laboral.

4.- Impulsar el Desarrollo Rural: Con un presupuesto de 7.500 millones de euros, se pretende apoyar el desarrollo rural a través de 3 objetivos:

Mejorar la agricultura
Conseguir una gestión sostenible de los recursos naturales
Permitir un desarrollo territorial igualitario.
Con estos tres puntos, se quiere promover el crecimiento de las zonas rurales y así aumentar también en empleo y nivel de vida de estas áreas, al tiempo que se ataja la despoblación.

5.- Continuar la inversión a través del fondo InvestEU: NextGenerationEU complementa el fondo de la UE para promover la inversión con 5.600 millones de euros. Así, se garantiza la continuidad de la inversión en cuatro áreas importantes en el caso de efectos negativos a causa de la crisis como son:

Infraestructura sostenible.
Investigación.
Innovación y digitalización.
Inversión social.
Además, el fondo InvestEU aporta valor a otras cuestiones como son la movilización de la inversión pública y privada y asesoramiento técnico a proyectos que necesitan financiación.

6.- Ofrecer una respuesta rápida y coordinada ante catástrofes naturales con rescEU: Con un presupuesto de 1.900 millones de euros, este plan es un salvoconducto para los europeos.

La Comisión Europea coordina los medios que aportan los países en caso de catástrofe natural (incendios, inundaciones, tormentas repentinas, terremotos o epidemias) para que se actúe lo antes posible y de forma coordinada y, por tanto, más eficaz. En el marco de rescEU, durante la crisis de la COVID-19, se creó la primera reserva de equipamientos médicos como ventiladores o mascarillas y están a disposición de aquellos países que lo soliciten.

© European Union, 2019 | Christian Jepsen

7.- Conseguir un futuro mejor con Horizonte Europa: Next Generation EU apoya con 5.000 millones de euros adicionales el programa de investigación de la UE. Con este complemento, Horizonte Europa se convierte en el programa de Investigación y Desarrollo de la UE con mayor presupuesto de su historia.

Sacar adelante un futuro sostenible, justo y próspero para las personas y el mundo mediante la investigación y además aportar soluciones para así mantener el modo de vida y valores europeos:

Luchar contra el cambio climático.
Alcanzar los objetivos de Desarrollo Sostenible.
Impulsar la competitividad y crecimiento de la Unión Europea.
Ya te hemos contado en qué consiste Next Generation EU pero ahora queremos profundizar más en hablar del El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, que cómo hemos dicho es el más importante.

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia
El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia ofrecerá apoyo financiero a través de préstamos y subvenciones para ayudar a los países de la UE a salir más fuertes y resistentes de la crisis actual, enfocando a la doble transición de la economía europea: verde y digital.

Aparte de la recuperación de nuestras economías. el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia tiene como objetivos:

Fomentar la inversión en las reformas verdes: Por eso anima a los países de la UE a que en sus planes de recuperación destinen, como mínimo, el 37 % a temas relacionados con el clima, siempre en consonancia con lo marcado en el Pacto Verde Europeo.
Impulsar la inversión en las reformas digitales: Por eso se anima a los países a que en sus planes de recuperación dediquen, como mínimo, un 20 % a la transformación digital.
España es junto con Italia unos de los países que más fondos recibirán de este mecanismo.

¿Cómo funciona en la práctica el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia?
Los Países de la Unión deben presentar hasta el 30 de abril sus Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia en los que se establezca el programa de inversiones y reformas para los años 2021-2026, y que deben aprobar las Instituciones Europeas.

La Comisión evaluará si las inversiones y reformas previstas en los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia representan una respuesta equilibrada a la situación económica y social del país, y si contribuyen a la doble transición ecológica y digital.
Tras su aprobación por parte del Consejo (a propuesta de la Comisión Europea), el país recibirá una prefinanciación de un 13 % del total del Plan. Lo siguientes desembolsos se harán dos veces al año, en función del cumplimiento de los objetivos e hitos que el país se ha fijado en su Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia.
La Comisión Europea seguirá trabajando junto con los países de la UE para seguir los progresos y avances en el marco del Plan.

Los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia deben incluir un paquete coherente de reformas y proyectos, que se articulen entorno a los siguientes objetivos:

1.- En transformación ecológica y digital: para el desarrollo de infraestructuras, tecnologías y procesos digitales para hacer de Europa un continente muy competitivo a nivel mundial y a aumentar su resiliencia y su capacidad de innovación.

2.- Incentivar cada vez más la digitalización en los servicios y las pymes: Siempre prestando la atención en la interoperabilidad, la eficiencia energética y protección de los datos personales.

3.- Promover la biodiversidad, eficiencia energética, renovación de edificios y economía circular, y así poder fomentar el crecimiento sostenible, mediante creación de empleo y mantener la seguridad energética.

4.- Respaldar la cohesión social y territorial: para garantizar una salud pública y la resiliencia económica, social e institucional, con miras aumentar la capacidad de respuesta y la preparación ante las crisis.

5.- Desarrollar políticas para las próximas generaciones y proteger la infancia y la juventud mediante políticas educativas sólidas.

6.- Responder a las recomendaciones específicas del Semestre Europeo, nuestro sistema de coordinación europea de políticas económicas y sociales.

ekxg8_xxuaedlnn

Los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia deben incluir los hitos y objetivos que midan el progreso en la implementación de las reformas e inversiones. Si el país no cumpliera satisfactoriamente los objetivos definidos en el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia, la Comisión puede optar por no transferir parte o el total de la contribución financiera prevista.

Por último, la Comisión debe comunicar al mismo tiempo al Parlamento Europeo y al Consejo la información proporcionada por los países sobre los planes de recuperación y resiliencia, así como sobre las propuestas de decisiones de ejecución del Consejo.

El Consejo en base a las conclusiones preliminares de la Comisión Europea aprobará las solicitudes de pago.

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia entró en vigor el 19 de febrero de 2021.

Grupo de Trabajo de Recuperación y Resiliencia
El Grupo de Trabajo de Recuperación y Resiliencia (RECOVER) se creó el 16 de agosto de 2020 en la Secretaría General de la Comisión Europea. RECOVER es responsable de dirigir la aplicación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y de coordinar el Semestre Europeo. RECOVER está bajo las órdenes de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.


  Imprimir Imprimir

Los comentarios están cerrados